Vistas a la página totales

miércoles, 25 de abril de 2018

15 de Abril de 2018 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 15 de Abril de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:
www.apparitionstv.com



(Marcos): “Sí… sí… sí lo haré. ¡Que bueno que te hayan gustado Señora! Saber que te ha gustado a ti Señora es todo lo que yo deseo. Es todo lo que yo quiero. Sí, haré más, muchas, muchas más. ¡Como Usted quiera, sí!”

MARÍA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ


“Queridos hijos, hoy, invito a todos nuevamente a mirar para Mi Hijita Bernadette. Imiten la Obediencia de Mi Hija Bernadette a Mí y al Señor, esa Obediencia que abrió las puertas de tantas Gracias en Lourdes para tantas almas, para que tantos pecadores pudieran salvarse.

Así como Mi Obediencia abrió la puerta de la Salvación para la humanidad, la Obediencia de Mi Hijita Bernadette abrió la puerta de muchas Gracias de Salvación, de Conversión, de cura y restauración para muchos, para tantos de Mis hijos.

Si ustedes, Mis hijos, imitaren a Mi Hijita Bernadette dándome el ‘Sí’, el ‘Sí’ verdadero de sus corazones como Ella dio; verdaderamente, ustedes también abrirán las puertas, puertas de Gracias, puertas de Conversión, puertas de Gracias de restauración de tantas vidas para tantos de Mis hijos.
La Obediencia santificó a Santa Bernadette. La Obediencia de Bernadette santificó a tantos pecadores que fueron a Lourdes, se convirtieron allí, y allí encontraron la senda de la Salvación.
La virtud de la Obediencia también santificará a ustedes y a muchas otras almas que el Señor colocará en el camino de ustedes, y a través del ejemplo de Obediencia y de Amor de ustedes a Dios y a Mí, esas almas también serán salvas.

Imiten la Obediencia de Mi Hijita Bernadette que nunca Me dijo ‘No’ y a todo lo que Yo le pedía siempre respondía ‘Sí’ y después, verdaderamente, vivía aquel ‘Sí’, haciendo todo aquello que Yo le mandaba.
Ni todo aquel que Me dice: ‘Madre, Madre’ va entrar en el Cielo. Pero, aquel que hace Mi Voluntad, que hace la Voluntad del Señor de verdad.

Por eso hijos, imiten la Obediencia de Mi Hijita Bernadette, que tornará a ustedes en otros Bernadettes, que darán al mundo,  verdaderamente, un ejemplo luminoso de santidad y de amor. Pues, la Obediencia es el fruto del Amor. Sí, la Obediencia es hija del Amor, y donde hay Amor hay Obediencia. Donde no hay Obediencia no hay Amor ni Caridad. Por eso, Mis hijos, imiten a Mi Hijita Bernadette. Obedezcan todos los Mensajes que Yo les he dado.

Aquellos que son llamados a la vida religiosa obedezcan a su superior, porque obedeciéndolo en lo que dice respecto al cumplimiento de la regla, de los deberes de estado de cada día, estarán obedeciendo a Mí misma y al Señor.

Y cada uno obedezca en el trabajo a su patrón; los alumnos obedezcan a sus profesores; los hijos obedezcan a los padres con respecto a los buenos consejos y a los buenos ejemplos.

Y que todos, todos vivan la suprema Obediencia a Dios y a Mí. Que los tornará semejantes a Mí misma y atraerá para ustedes los Ojos Benevolentes del Altísimo.

Cuando ustedes desobedecen la Voluntad de Dios, son semejantes a Lucifer, que sin embargo tuviese todas las mayores luces, no hacía la Voluntad de Dios. Esa alma merece que Dios la abandone por completo. Por eso, les pido Mis hijos: Abran sus corazones. Vivan la santa Obediencia, de forma que ustedes sean semejantes a Mí, y no a Mi enemigo. Y así, a través de ustedes, el Plan de Amor del Señor pueda realizarse.

Sean Mis nuevas Bernadettes: de Obediencia y de Amor, llevando Mis Mensajes a todos Mis hijos y transmitiéndoles sin miedo como ella lo hacía. Y si alguna vez la Obediencia a Mí cueste a ustedes sufrimiento, persecusión, incomprensión, como costó a Mi Hijita Bernadette, digan ‘Sí’ como Ella dio y sean fuertes. Pues la virtud de la Obediencia fuerte, les llevará a adquirir muchos méritos que les tornarán dignos del Reino de los Cielos.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Mis Planes deben avanzar, y por eso deseo Mis hijos, que en el próximo mes, ustedes concentren la dilvulgación de Mis Mensajes para el Estado de Minas Gerais, aquí en el Brasil. Que necesita mucho de Mí, necesita mucho conocer los Mensajes de la Madre del Cielo. Cuantos hijos Míos, allá, vagan por el camino del pecado, sin conocer la verdad. Lleven a ellos la Verdad. Lleven la Luz, y entonces muchas almas serán salvas.

¡Sean Luz! Ya estoy cansada de esas almas que son lámparas debajo de la cama, lámparas debajo de la mesa que no iluminan nada, que no iluminan el mundo. Esas almas tímidas, que no aceptan la Voluntad del Señor ni la Mía. Que nunca se ponen luego a caminar y a hacer las cosas. Que nunca se deciden y que están siempre paralizadas, en una asidia, en una pereza, en un parálisis mortal.

¡Sacudan eso luego! Porque Mi Hijo está volviendo, y a aquellos que Él encuentre como lámparas debajo de la cama, como lámparas debajo de la mesa, escondidas sin iluminar la Tierra. A esas lámparas Él dará orden a los Ángeles que los lancen en el fuego que jamás se apagará, y allí, verdaderamente llorarán por toda la eternidad.

No quiero que eso les suceda hijitos. Por eso, sean lámparas que iluminan al mundo. Una lámpara que no ilumina, no sirve para nada. Por eso, iluminen, con la oración de ustedes, con el sacrificio, con la penitencia, con la obediencia, con el esfuerzo de ustedes. ¡Iluminen al mundo! Quien salva un alma, salva su propia alma.

Aquí, donde Mi Corazón Inmaculado realiza las grandes obras de Gracia y de Salvación para todos Mis hijos, voy a emanar Mi Mística Luz, que verdaderamente ofuscará a Satanás.
Sí, una gran luz brillará en el Cielo seguida de la señal del Hijo del Hombre. Entonces, todos verán la Verdad, caerán por tierra. Y aquellos que durante todo este tiempo se burlaron de Mí y de Mis Mensajes, van a arrancar los cabellos de la cabeza, maldecirán su vida sin Dios. Pero, para muchos ya será tarde.

¡Conviértanse sin demora! Un alma que conoce la Voluntad de Dios, que es llamada a la santidad, escogida con un Amor de predilección por Dios, y desprecia ese Amor: se burla de Dios. Y un día ese mismo Dios de quien se burlaba, va condenar a esa alma al fuego eterno. No sean por lo tanto, del número de esas almas infelices Mis hijos. Digan ‘Sí’ como Mi Hija Bernadette, a la Santa Voluntad del Señor y ustedes serán dignos de la Corona de la Vida Eterna.

Recen la Coronilla de Mi Hijita Bernadette por lo menos una vez por semana. Den 5 Coronillas Meditadas de Mi Hijita Bernadette para 5 personas que no conocen. Y también, den el nuevo disco de Mis Mensajes en vídeo, hechas por Mi hijo Marcos juntamente con Mis Postulantes, para todos Mis hijos que no conocen Mis Mensajes.

Al ver las maravillas que hago aquí, al ver los Mensajes de Amor que Yo doy aquí, muchos corazones serán tocados por Mi Llama de Amor.  Satanás entonces, perderá todo su poder sobre esas almas, y ellas finalmente serán libres para amar a Dios y para subir cada vez, cada día más, más alto en el Cielo del Amor, de la perfección que agrada a Dios.

Deseo que ustedes también den 10 de cada Coronilla de la Misericordia nuevas que Mi hijo Marcos hizo para todos Mis hijos. Den esas Coronillas nuevas Mis hijos, para que todos conozcan Mis Mensajes de Marienfried, de Heede y de todas Mis Apariciones.

Yo tengo espadas clavadas profundamente en Mi Corazón, porque esas Apariciones no son conocidas. Tengo heridas profundas que hasta hoy no fueron cerradas en Mi Corazón, porque esas Apariciones no son dadas a conocer al mundo. Denlas junto con la Coronilla de la Misericordia, para que así Mis hijos Me conozcan, cambien de vida y puedan entrar lo cuanto antes en el Refugio Seguro de Mi Corazón Inmaculado. Yo amo a todos, y a todos Yo bendigo con gran Amor ahora.
Especialmente a ti, Mi amadísimo hijo Marcos, Mi gran Apóstol de Lourdes y hermano verdadero y sincero de Mi Hijita Bernadette.

Tú, que a lo largo de toda tu vida, siempre hablaste de Ella, siempre te esforzaste y trabajaste para hacer con que todos la conociesen, la amasen, la imitasen, y por medio de ella también Me conociesen y Me amasen.

Tú, siempre encendiste en los corazones de todos Mis hijos la Llama del Verdedero Amor por Mi Hijita Bernadette. Ella, que siempre conduce a Mí y Yo conduzco siempre a Mis hijos al Padre. Sí, a ti Mi verdedero Apóstol de Lourdes, bendigo generosamente ahora.

Mañana en el día de Ella, tú que hiciste la Corona de Ella (Coronilla), tú que hiciste las Películas de Mi Aparición a Ella e hiciste con que tantos de Mis hijos viviesen Mi Mensaje de Lourdes, aumentasen su fe y su amor para Conmigo. Recibirás grandes Gracias especiales de Mi Corazón que serán extensivos a tu Padre espiritual Carlos Tadeo, consorte tuyo, y verdaderamente una sola alma y un solo corazón contigo.

Ya sé que tú Me pedirás por él, por eso, de antemano, ya te digo: Mañana él recibirá todas las Gracias de Mi Corazón y del Señor por medio de las manos de Mi Hijita Bernadette. Y también mañana, tú podrás escoger 4 personas sobre quien tú quieres que también caigan las Gracias de los méritos de las Películas de Mi Aparición en Lourdes, de la Coronilla de Mi Hijita Bernadette que tú hiciste, y también de todos los Rosarios Meditados que traen Mis Mensajes.

Yo te bendigo con Amor y también a ti, Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo. Confía siempre más en Mi Amor; Mamá está cada día más cerca de ti.

Yo bendigo a todos aquí, de: LOURDES… de TURZOVKA… y de JACAREÍ”.

(La Santísima Virgen accedió en tocar los cuadros y rosarios para los peregrinos y fieles e inmediatamente dijo:)

“Queridos hijos, conforme ya dije, adonde quiera que uno de estos Cuadros, Rosarios estén, lleguen, allá Yo estaré viva, llevando las grandes Gracias de Mi Hijo a todos y derramando sobre todos.

¡Gracias Mis queridos hijos postulantes! Gracias por haber quedado hasta las 4 de la mañana con Mi hijito Marcos, terminando los discos de Mis Mensajes.

Ustedes quitaron muchas espinas de Mi Corazón. Ustedes quitaron muchas espadas de Dolor de Mi Corazón y purificaron a muchas almas.
Continúen así, trabajando mucho por Mí, siguiendo el ejemplo de Mi hijo Marcos. Todo buen hijo imita al padre, todo buen discípulo se esfuerza para ser semejante a su maestro, y todo alumno se esfuerza para un día ser como su profesor.

Pues bien, esfuércense para ser dedicados y trabajadores como Mi hijito Marcos, dedicados en Mi servicio. Para que entonces, por medio de las obras, de los trabajos de ustedes, puedan salvarse muchas almas, puedan ser purificadas muchas y muchas almas.

Y cuanto a ti, Mi hijito Marcos, quitaste más de un millón de espinas de Mi Corazón con los discos de los Mensajes y las Coronillas de la Misericordia, que tú hiciste esta semana.

¡Gracias Mi hijo! Hijo con el cual siempre puedo contar y Ángel de Amor de Mi Inmaculado Corazón. Mi Hijo Jesús y Yo te bendecimos ahora y también a todos. Y nuevamente a todos damos Nuestra Paz”.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario