Vistas a la página totales

Setena (1 al 7 de cada mes)

SETENA


¿Qué es la Setena?

La oración de la Setena, fue solicitada por la Santísima Virgen al Vidente brasileño Marcos Tadeu Teixeira y consiste en rezar los siete Rosarios entregados por Ella, comenzando los días primeros de cada mes y finalizando los días 7, además cada día se deberá meditar algunos de los mensajes entregados en Jacareí, por Nuestra Señora.
Los Siete Rosarios son los siguientes y se rezan uno por día en el orden que aquí se presentan (el número corresponde al día del mes que deberán ser rezados).

1) Rosario de la Eucaristía,
2) Rosario de la Paz,
3) Rosario de los Consagrados a Ella,
4) Rosario de los Sagrados Corazones Unidos,
5) Rosario del Inmaculado Corazón
6) Rosario por la Iglesia,
7) Rosario del Triunfo.


Promesas de Nuestro Señor Jesús


1-En la excesiva Misericordia de Nuestros Sagrados Corazones, prometemos a todos los que hicieren la Setena mensualmente que tendrán la Gracia de liberar con sus oraciones 1.000 almas del Purgatorio, cada día.
2-Esas 1.000 almas serán escogidas por Mi Madre, entre las que más tiempo quedaría en el Purgatorio y entre las más olvidadas por las cuales nadie reza.
3- En el último día de la Setena liberarán 7.000 almas de una vez.
4- En el último día de la Setena, nosotros pasaremos por las casas, donde fueron hechas las Setenas, y las marcaremos con la Sangre de Nuestras Lágrimas Santísimas, esas casas y sus moradores no serán heridos por los castigos, y serán socorridos por Nosotros en todas sus aflicciones.
5- Colocaremos un Ángel en cada una de esas casas para guardarlas.
6-En el último día de la Setena daremos a las personas que la hicieron una bendición que no daremos a los que no la hicieron.

También la Santísima Virgen ha pedido que se recen los días sábados estos siete rosarios (todos juntos), insume una hora. Pero la Setena son los siete primeros días del mes, los sábados es otra devoción, independiente de la Setena, pero práctica muy recomendable.


Primer Día de la SETENA


ROSARIO DE LA EUCARISTÍA

Misterios

1º- Nuestro Señor alimenta a una multitud de 5 mil personas.
2º-Nuestro Señor promete la Eucaristía diciendo: " Yo soy el pan bajado del cielo".
3º-Nuestro Señor sacia  a una multitud de 4 mil personas.
4º-Nuestro Señor instituye la Santísima Eucaristía en la Última Cena.
5º-Misterio de la Esperanza: Contemplamos la promesa del Triunfo del Reino Eucarístico de Jesús unido al Triunfo del Inmaculado Corazón de María.

En las tres primeras cuentas: Mi Dios, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por todos aquellos que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.

En las cuentas grandes: Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, yo les adoro profundamente. Les ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, presente en todos los Sagrarios de la tierra, en reparación por los ultrajes, blasfemias, sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido. Les pido por los méritos infinitos de Su Santísimo Corazón y por la intercesión del Inmaculado Corazón de María, la conversión de todos los pobres pecadores. Mi Dios, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por todos aquellos que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.

En las cuentas pequeñas: Gracias y Alabanzas sean dadas por medio de María en todo momento, al Santísimo y Divinísimo Sacramento.

Al final de cada misterio: Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos, Amén. Oh María, Madre de la Eucaristía, haz que yo ame a tu Hijo Jesús, presente en el Sagrario, sin cesar, noche y día. Bendito y Alabado sea por siempre el Santísimo Sacramento.

En las tres últimas cuentas: Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Oración final: Oh Jesús, sabemos que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Nosotros deseamos consolarte por los sacrilegios y pecados con que eres ofendido en este Sacramento Admirable. Nos unimos a los coros de los Ángeles para adorarte. Nos unimos a los coros de los Santos para adorarte. Nos unimos con toda la Iglesia para adorarte. Te ofrecemos esta oración  en reparación por los pecados, sacrilegios y blasfemias con  que eres ofendido. Alabado seas por siempre. Amén.




Segundo Día de la SETENA

HORA DE LA PAZ

                                        Tercer Día de la SETENA
ROSARIO DE LOS CONSAGRADOS A LA VIRGEN

En el inicio:
Padre Nuestro, Ave María, Credo.

En las cuentas grandes: 
"Corazones Santísimos de Jesús y de María, a ustedes me consagro, así como a toda  mi familia!”
En las cuentas pequeñas: "Madre, sálvanos por nuestra consagración a tu Corazón Inmaculado!”

En las tres últimas cuentas:
 "¡Padre, gracias por habernos escogido desde toda la eternidad!”

En el final: 
"Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida y dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues Señora y Abogada Nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos Misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre.
¡On Clementísima, Oh Piadosa, Oh Dulce Siempre Virgen María!
Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos que alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén"


Cuarto Día de la SETENA


ROSARIO DE LOS SAGRADOS CORAZONES UNIDOS

En el  inicio:

(En honor a la Santísima Trinidad)
1 Padre Nuestro
3 Ave Marías
Credo.

En las cuentas grandes: 
"Padre Nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu... Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros, que clamamos a ti.”

En las cuentas pequeñas: 
"Jesús y María, nosotros nos consagramos a Sus Corazones Unidos como hijos suyos.”

En las tres últimas cuentas:
 "Jesús y María, venzan esta guerra y traigan la Paz para toda la Tierra."


En el final: 
"Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida y dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues Señora y Abogada Nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos Misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre.
¡On Clementísima, Oh Piadosa, Oh Dulce Siempre Virgen María!

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos que alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén"

Quinto Día de la SETENA


ROSARIO DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

OFRECIMIENTO
DIVINO Jesús, te ofrecemos este Rosario que vamos a rezar, meditando en los Misterios de nuestra Redención. Ofrecemos también en desagravio de los pecados cometidos contra el Santísimo Corazón de Jesús, y el Inmaculado Corazón de María, por la Paz del mundo, por la conversión de los pecadores y de nuestra familia. Ofrecemos particularmente, suplicando a la Divina Misericordia por nosotros, en los tiempos de purificación. Concédenos, por intercesión de la Virgen María, Madre de DIOS y Madre Nuestra, las Virtudes que nos son necesarias para rezarlo bien, y la Gracia de ganar las Indulgencias de esta Santa Devoción.

En el  inicio: 
"¡Santo, Santo, Santo! ¡Santo Corazón de María! Danos tu Paz y tu Alegría!”

En las cuentas grandes:
"¡Oh Santísima Trinidad! ¡Nosotros te glorificamos por el Inmaculado Corazón de María!”

En las cuentas pequeñas: 
"¡Oh Puro e Inmaculado Corazón de María! Se nuestra fuerza y nuestra vida!”

En el final:
"Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida y dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues Señora y Abogada Nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos Misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre.
¡On Clementísima, Oh Piadosa, Oh Dulce Siempre Virgen María! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos que alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén”


Sexto Día de la SETENA




ROSARIO POR LA IGLESIA


En el inicio:
"Padre Nuestro, Ave María, Credo.”

En las cuentas grandes:
"¡Oh Espíritu Santo, por amor a tu amada esposa María, une a tu Iglesia y dale tu Vida!”

1° Misterio: En las cuentas pequeñas: "Oh María, Madre de la Iglesia, ruega por el Papa y por toda la Iglesia"
2° Misterio: En las cuentas pequeñas: "Oh María, Madre de la Iglesia, ruega por los Obispos y por toda la Iglesia"
3° Misterio: En las cuentas pequeñas: "Oh María, Madre de la Iglesia, ruega por los Sacerdotes y por toda la Iglesia."
4° Misterio: En las cuentas pequeñas: "Oh María, Madre de la Iglesia, ruega por los Religiosos y por toda la Iglesia."
5° Misterio: En las cuentas pequeñas: "Oh María, Madre de la Iglesia, ruega por los Fieles y por toda la Iglesia.”
En el final: 
"Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida y dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues Señora y Abogada Nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos Misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre.
¡On Clementísima, Oh Piadosa, Oh Dulce Siempre Virgen María!

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos que alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén"

Mensaje de Nuestra Señora Reina y Mensajera de la Paz con respecto a este Rosario:

“”Este Rosario disipará la oscuridad de sus corazones, eliminará la incertidumbre de la Fe que muchos tienen…
Este Rosario será la “fuerza” de Mis hijos en los “momentos difíciles” que vendrán.
Este Rosario unirá a la Iglesia, mostrará cual es la “verdadera” para todos aquellos que andan confusos…
Este Rosario disipará las herejías y el mismo será el motivo de la caída del propio “anticristo”….
Con este Rosario, Mi Maternidad brillará con la “fuerza de mil soles” dentro de la Iglesia y, entonces, todos reconocerán dónde está Jesús, porque todos reconocerán dónde Yo “verdaderamente” estaré...
Con este Rosario Yo guiaré a la Iglesia hasta el TRIUNFO…
Este Rosario llevará a Mis hijos a permanecer en la Fe”

Séptimo Día de la SETENA


ROSARIO DEL TRIUNFO

“Este es el último Rosario que les enseño, para completar las “siete rosas” que traigo a Mis Pies, los “Siete Rosarios” profetizados en estas Apariciones. Deben llamarlo “Rosario del Triunfo”…
Con este Rosario el Sagrado Corazón de Jesús, “León Invencible”, con el fuerte soplo de Su Boca, y Mi Corazón Inmaculado, por la “fuerza” de Mi Rosario destruiremos a Satanás y al fin traeremos al mundo nuestro Reino de Amor, Unidad, Alegría y Paz…Mis hijos falta poco ahora.
Es la “última hora”…. Ármense con estas “armas” que les di de oración, de esta forma, agarraremos al astuto y orgulloso adversario que procura de todas maneras demostrar que Yo fui derrotada.
Ahora es tiempo de “levantar” todo el Poder que Dios Me concedió. Por eso, Mis hijos, recen este Rosario, para que al fin Mi Inmaculado Corazón triunfe, y Yo, la Reina Victoriosa del Mundo pueda, cuanto antes, “Sentarme” en el Trono” que Me pertenece, y entonces gobernar toda la tierra, elevándola a Dios…
Mis hijos recen el Rosario del Triunfo todos los días…
Deseo finalmente decir que esta Gracia que ustedes tuvieron, tantos “Rosarios Celestialmente revelados” nadie más ha recibido en este mundo…. Por eso, mucho más que felices, siéntanse “Bienaventurados” y agradezcan Conmigo al Señor, que me dio tiempo para estar con ustedes y enseñarles a rezar con Amor, a luchar con Amor, a vencer con Amor….
Palabras finales de la Santísima Virgen
Cuando Yo no esté más con ustedes, estos “Rosarios” les dará “fuerza” para que no se desanimen… Agárrense de ellos para que, en el “DIA de Mi TRIUNFO” Yo los vea a todos ustedes en la Resurrección, en la Vida, la Alegría Eterna que Dios muy pronto les dará. Yo los bendigo en Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

OFRECIMIENTO
DIVINO Jesús, te ofrecemos este Rosario que vamos a rezar, meditando en los Misterios de nuestra Redención. Ofrecemos también en desagravio de los pecados cometidos contra el Santísimo Corazón de Jesús, y el Inmaculado Corazón de María, por la Paz del mundo, por la conversión de los pecadores y de nuestra familia. Ofrecemos particularmente, suplicando a la Divina Misericordia por nosotros, en los tiempos de purificación. Concédenos, por intercesión de la Virgen María, Madre de DIOS y Madre Nuestra, las Virtudes que nos son necesarias para rezarlo bien, y la Gracia de ganar las Indulgencias de esta Santa Devoción.

En el  inicio:
 "¡Oh Llama de Amor de María, inflama a toda la Iglesia que te desea!"

En las cuentas grandes: 
"¡Oh Sacratísimo Corazón de Jesús, por el “soplo” de Tu Boca, destruye las fuerzas infernales, y levanta Tu Reino de Amor y Paz!…”

En las cuentas pequeñas:
 "¡Oh María, por la “fuerza” de tu Rosario, destruye a Satanás y haz TRIUNFAR tu Inmaculado Corazón!"

En el final: 
"Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida y dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues Señora y Abogada Nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos Misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre.
¡On Clementísima, Oh Piadosa, Oh Dulce Siempre Virgen María!

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos que alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén"

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola ya terminé la Setena, pero tengo una pregunta:por que se presenta mamita Maria como la que va a Gobernar como llena de poder? si ella es la primera en decir que se haga lo que mi hijo diga; ella es llena de humildad y no es protagonista ella le deja el protagonismo a su hijo Rey de Reyes.

    ResponderEliminar
  3. Si pero ella lo q dice es que va a gobernar si es cierto como llena de poder poder que el mismo Dios siendo Rey le da a ella que es Reina porque es madre del Rey y también sus hijos que oran le ayudan a que el poder del mal un día acabe y venga el triunfo del inmaculado corazón como ella lo ha profetizado en Fatima.

    ResponderEliminar
  4. Si pero ella lo q dice es que va a gobernar si es cierto como llena de poder poder que el mismo Dios siendo Rey le da a ella que es Reina porque es madre del Rey y también sus hijos que oran le ayudan a que el poder del mal un día acabe y venga el triunfo del inmaculado corazón como ella lo ha profetizado en Fatima.

    ResponderEliminar