Vistas a la página totales

Garabandal (España 1961 - 1965)

LAS APARICIONES DE GARABANDAL
Nuestra Señora del Monte Carmelo
(España 1961 - 1965)



También en las Apariciones de Jacareí, el Cielo no se ha cansado de alertarnos que se han hecho tantas injusticias contras diversas Apariciones de la Madre de DIOS en el pasado, y las Apariciones de Garabandal no han sido la excepción. Esta Aparición también clama reparación al Cielo, pues no se ha dado a conocer con la debida fuerza estos Mensajes de la Virgen del Carmen o del Monte Carmelo desde aquella aldea española. Garabandal es una de las Apariciones más perseguidas, negadas, calumniadas y llevadas al olvido por parte de las personas de corazones duros e insensatos, entre ellos no escapan las autoridades eclesiásticas que mucho podrían haber hecho para dar a conocer al mundo entero y no lo hicieron. En vez de eso se burlaron de las niñas videntes, y llevaron todo al olvido y a la indiferencia.

He aquí partes de los Mensajes del Cielo que en Jacareí nos alientan y ordenan a seguir divulgando estas Apariciones de Garabandal con más ahínco y también explicándonos su íntima relación con las demás Apariciones actuales:

***      “Mis hijos, deseo decir que Mis Apariciones en Garabandal son verdaderas. Deseo que el mundo entero reconozca esta VERDAD. Si el mundo no quiere reconocer y vivir Mi Mensaje de Garabandal por bien, DIOS va hacerlo de otro modo, que no será leve, pero será mucho más duro y muy difícil. Que Mis Mensajes dados en Garabandal, sean vividas por todos ustedes. Yo les bendigo en Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.
María Santísima 22/02/2000.

***      “Mis hijos, Yo deseo que ustedes continúen rezando sin descanso. Las horas son graves. Si para aquellos que rezan ya es muy difícil, para aquellos que noreza, es imposible salvarse. Continúen rezando, incesantemente. Continúa diciendo, Mi hijo, que Mis Apariciones en Garabandal deben ser reparadas. He aquí Mi deseo. El mundo no creyó en Garabandal, y es por eso que una ‘Espada de Dolor’ se clavó en Mi Corazón, y esa ‘Espada’ sólo será quitada, cuando la humanidad pusiera en práctica Mi Mensaje de Garabandal.
Jacareí es la confirmación y la conclusión de Garabandal. Yo aparecí millares de veces aquí, para demostrar que las millares de veces que aparecí en Garabandal son verdaderas. Deseo que se haga reparación por Garabandal”. María Santísima, 24/02/2000.

***      “…Yo deseo claramente que todas las Apariciones de Mi Madre, sin excepción de ninguna, de aquellos lugares donde verdaderamente Mi Madre apareció, que estos sean honrados. Que estos lugares sean desagraviados, pues la indiferencia, el desprecio con que ellos fueron tratados, llegó hasta el Cielo e hirió  Mi Corazón.
Deseo que hagan expiación por Garabandal, porque mucho se despreció y ridicularizó a Nuestras Apariciones en aquella aldea…” Nuestro Señor Jesús, 07/10/2000.

***      “…En verdad Yo les digo: después de París, hubo La Salette, después de La Salette, hubo Lourdes, después de Lourdes hubo Fátima, Pontmain, Beauraing, Banneux, Akita, Garabandal, Medjugorje y Kibeho, Naju y tantos lugares en que Yo envié a Mi Madre, y en que Yo mismo fui juntamente con Ella, pero Yo les digo:
¡Después de Jacareí, no habrá más Apariciones! ¡Después de Jacareí, no habrá ninguna otra!..” Nuestro Señor Jesús, 07/06/2001.

***      “Marcos, Yo Soy el Ángel Labariel. Vengo para insistir que se debe reparar todo el mal que el mundo hizo a las Apariciones de Garabandal y Heroldsbach.
Si una gran reparación a estas dos Apariciones no fuera hecha, un gran castigo va a caer sobre el mundo.
La Madre de Dios está cada vez más triste al ver que sus llamados no son oídos, que Sus Mensajes no son obedecidos, y, cuando son, son parcialmente o con mucho atraso.
Esa falsa paz que ahora hay en el mundo es una señal de que en breve la Justicia Divina va a punir toda la humanidad. ¡Conviértanse inmediatamente! ¡Son los últimos avisos! La Paz, Marcos! Ángel San Labariel, 15/11/2005

***      La invitación que Yo hice hace noventa años atrás en la Cova de Iría, de Conversión, de retorno al Señor, de Penitencia, de Oración, de cumplimiento de los Mandamientos del SEÑOR no fue atendido…
El mundo prosiguió en la vía del pecado, de la violencia, de la rebelión contra DIOS, de la indiferencia, del desamor, del odio, del ateísmo, del materialismo, del hedonismo, de los paganismos y de tantos otros pecados ¡que ofende a DIOS NUESTRO SEÑOR!
Por eso YO continué Apareciendo en muchos otros lugares de la Tierra, hasta que finalmente Aparecí aquí en Jacareí a este Mi hijo amado que es una perla de Mi INMACULADO DORAZÓN!
Yo os digo hijitos:Después de Fátima hubo Beauraing, Banneux, Monchichiari, San Damiano, Garabandal, Umbe, El Escorial, Medjugorie, Naju, Akita, Kibeho y tantos otros lugares que Aparecí hasta llegar aquí en Jacareí.
Pero después de Mis Apariciones aquí no habrá ninguna otra Aparición, pues estará acabado el “Tiempo de la Misericordia” y de la “Visitación del SEÑOR” para los hombres de estos tiempos…” María Santísima, 13/05/2007

***      ¡Sí, Mis hijos! todo cuanto yo os he profetizado, desde la Salette, Fátima, Medjugorje, Montichiari, Garabandal, hasta llegar aquí, va a suceder. Cielos y tierra pasarán, mas ni uno solo de Mis Mensajes pasará, sin ser cumplido”. María Santísima, 12/08/2012

 

***         “Presten más atención en el Mensaje de Garabandal. Mi Mensaje de Garabandal de Oración y Penitencia no fue dado a conocer al mundo. Por eso, tantos de Mis Hijos caminaron, caminaron irreversiblemente para su perdición.
Es necesario que tornen Mis Mensajes de Garabandal más conocidos por Mis hijitos. Porque cuando ellos conocieren Mi Ternura Maternal manifestada en aquel lugar de España, sentirán Mi Dolor, sentirán Mi Dolor Maternal por la pérdida de ellos. Y ellos entonces, reconocerán lo cuanto Me preocupo por ellos y mirarán para Mí con ojos de Amor y vendrán a Mis Brazos para que Yo los abrace, para que Yo los bendiga, para que Yo los ame, para que Yo los salve.
Tornen por lo tanto, el Mensaje de Garabandal más conocido y amado, pues, cuanto más fuere conocido, más Yo, la Señora del Monte Carmelo, triunfaré en las familias, en las almas y en el mundo”. María Santísima, 01/03/2015

***      “...Mi Sagrado Corazón amó el Brasil y aquí en Jacareí verdaderamente Mi Sagrado Corazón vino a terminar aquello que Mi Madre comenzó: en La Salette, Porzus, Lourdes, Fátima, Pontmain, Garabandal, Umbe, Ezquioga, Barral, Asseceira y todas las Apariciones de Ella en la faz de la tierra”. Nuestro Señor Jesús, 07/09/2016


BREVE HISTORIA


En San Sebastián de Garabandal se conserva la huella dejada por la presencia de la Santísima Virgen María en las casi 3000 Apariciones públicas entre los años 1961 y 1965 a cuatro niñas de entre 11 y 12 años: Conchita González, Mari Cruz González, Jacinta González y Mari Loli Mazón.
El 18 de Junio de 1961 tuvo lugar la primera Aparición de San Miguel Arcángel. En Garabandal, San Miguel se apareció durante varios días a las cuatro niñas con el fin de prepararlas para la venida de la Virgen María en la tarde del domingo, 2 de Julio de 1961.
Las cuatro niñas vivieron con la Virgen María una experiencia tierna y familiar. De Ella aprendieron enseñanzas y vivencias que les ayudaron a vivir familiarmente con Dios en la vida diaria. También recibieron mensajes y profecías, muchos de carácter privado, otros muchos de gran importancia para la Iglesia y la humanidad entera. 

También se destacan en estas Apariciones algunas llamativas y espléndidas particularidades; tal es el caso de los Objetos Religiosos besados por la Santísima Virgen, las caídas estáticas de las niñas en éxtasis, las niñas seguían a la Santísima Virgen en éxtasis a veces caminando hacia atrás mirando fijamente en el Cielo. Las 4 niñas recibían siempre tres llamadas interiores antes de la Aparición de la Virgen.

La Virgen ha dado importantes revelaciones; como el Día del Gran Aviso Universal, el Milagro que ocurrirá en los pinos donde aparecerá una Señal Indestructible que quedará allí para siempre y el tan temible Castigo Final.

La primera Aparición de San Miguel Arcángel
Lugar exacto de la Aparición de San Miguel
Conchita dice en su diario:«El mayor acontecimiento de mi vida fue el día 18 de Junio de 1961, en San Sebastián. Sucedió de la siguiente manera:Era un domingo por la tarde en el que nos encontrábamos todas las niñas jugando en la plaza. De repente, Mari Cruz y yo pensamos ir a coger manzanas, y nos dirigimos directamente allí, sin decir a nadie que íbamos a coger manzanas.Las niñas, al ver que nos alejábamos las dos solas, nos preguntaron: "¿A dónde vais?". Nosotras les contestamos: "¡Por ahí!". Y seguimos nuestro camino, pensando cómo íbamos a apañarnos para cogerlas. Una vez allí, nos pusimos a coger manzanas y, cuando estábamos más entusiasmadas, vimos llegar a Loli, a Jacinta y a otra cría que venía a buscarnos.Al vernos coger manzanas, exclamó Jacinta: "¡Ay Conchita, que coges manzanas!". "¡Calla!", le contesté yo, "Que te oye la señora maestra y se lo dice a mi mamá".(…) Estando entretenidas comiéndolas, escuchamos un fuerte ruido como de trueno. Y nosotras exclamamos a la vez: "¡Parece que truena!". Esto sucedió a las ocho y media de la noche.Una vez terminadas las manzanas, digo yo: "¡Ay, qué gorda! Ahora que cogimos las manzanas que no eran nuestras, el demonio estará contento, y el pobre ángel de la guarda estará triste".Entonces, empezamos a coger piedras y a tirárselas con todas nuestras fuerzas al lado izquierdo. Decíamos que ahí estaba el demonio.Una vez cansadas de tirar piedras, y ya más satisfechas, empezamos a jugar a las canicas con piedras. De pronto, se me apareció una figura muy bella con muchos resplandores que no me lastimaban nada los ojos. Las otras niñas, Jacinta, Loli, y Mari Cruz, al verme en este estado, creían que me daba un ataque, porque yo decía con las manos juntas: "¡Ay! ¡Ay!". Cuando ellas ya iban a llamar a mi mamá, se quedaron en el mismo estado que yo, y exclamaron a la vez: "¡Ay, el Ángel!"».




La primera Aparición de la Virgen
El día 2 de Julio de 1961, fue un día lleno de gozo en Garabandal. El Arcángel había anunciado a las niñas la visita de la Virgen, que vendría bajo la advocación de Nuestra Señora del Carmen. Deseosas de verla, la respuesta de las niñas fue: "¡Que venga pronto!".



Conchita cuenta:
"Nos fuimos a la Calleja a rezar el Rosario. Sin [antes de] llegar allá, se nos apareció la Virgen con un ángel a cada lado. Venían con Ella dos ángeles, uno era san Miguel y el otro, no sabemos. Venía vestido igual que san Miguel, parecían mellizos. Al lado del ángel de la derecha, a la altura de la Virgen, veíamos un ojo de estatura [tamaño] muy grande. Parecía el ojo de Dios.
Ese día hablamos con la Virgen mucho y Ella con nosotras. Le decíamos todo: que íbamos todos los días al prao [prado], que estábamos negras, que teníamos la hierba en morunos, etc. Ella se sonreía... ¡Como le decíamos tantas cosas...!".
Esta fue la primera de muchas Apariciones de la Virgen en Garabandal. San Sebastián de Garabandal iba a convertirse en un pueblo tocado por la presencia de la Madre del cielo. Fueron numerosas las visitas, así como los dones y las gracias celestes que se derramaron a través de la Virgen Santísima.
El "Milagrucu"
El 22 de Junio, Conchita escribió en su diario que el ángel, tras dar la la comunión le dijo: «Voy a hacer un Milagro. Yo, no; Dios. Pero por intercesión de mí y tú. Y consistirá en que cuando te dé la comunión se verá en la lengua la Sagrada Forma». Esto sorprendió a Conchita porque pensaba que todos veían la Sagrada Forma cada vez que comulgaba de manos del ángel.  Una semana después oyó una voz que le dijo que el 18 de Julio iba a ser el Milagro o Milagrucu, como decía la niña. Desde el día 2 de Julio se empezó a conocer públicamente lo referente a este Milagrucu. En la madrugada del 19 de Julio, Conchita entró en éxtasis en su casa, y el ángel, como en otras comuniones, le dijo que rezara el “Yo pecador” y que pensara a Quién iba a recibir. La niña salió de la habitación y bajó las escaleras con las manos juntas ante el pecho, la cabeza echada hacia atrás y la boca entreabierta. Frente a la casa de su amiga Olguita, la vidente cayó de rodillas y tuvo lugar la comunión. - Pepe Díez, presente en el momento del milagro.  Dijo que de pronto, sin que la niña hubiera movido ni la boca ni la lengua, brotó inexplicablemente una cosa blanca y redonda que parecía crecer. Otro testigo, asegura que la Forma era un cuerpo blanco del mismo tamaño y figura de las Formas normalmente utilizadas, tal vez más gruesa, algo esponjosa y  adherida a la lengua. Calcula que el fenómeno duró entre 45 y 50 segundos.


Milagro de la Eucaristía administrada por San Miguel

La última Aparición
El sábado, 13 de noviembre de 1965, Conchita tuvo su última Aparición en Garabandal. La Virgen en esta última Aparición quiere, una vez más, dirigirse no solo a Conchita sino a toda la humanidad. "Conchita, no vengo solo por ti, sino que vengo por todos mis hijos".  Ella es Madre de todos y su deseo es llevarnos a Jesús su Hijo. Resalta de nuevo la importancia de hacer visitas al Santísimo cuando le fue preguntado a Conchita ella dijo: "Conchita, ¿Por qué no vas a menudo a visitar a mi Hijo al Santísimo? ¿Por qué te dejas llevar por la pereza, no yendo a visitarle cuando os está esperando de día y de noche?".



LOS MENSAJES PÚBLICOS

El primer mensaje - 18 de Octubre 1961
Hay que hacer muchos sacrificios, mucha penitencia. Tenemos que visitar al Santísimo con frecuencia. Pero antes, tenemos que ser muy buenos. Si no lo hacemos, nos vendrá un castigo. Ya se está llenando la copa y, si no cambiamos, nos vendrá un castigo muy grande.
El segundo mensaje - 18 de Junio 1965
Como no se ha cumplido y no se ha dado mucho a conocer Mi Mensaje del 18 de Octubre, os diré que este es el último. Antes la copa se estaba llenando, ahora está rebosando. Los sacerdotes, obispos y cardenales van muchos por el camino de la perdición y con ellos llevan a muchas más almas. A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia. Debéis evitar la ira del buen Dios sobre vosotros con vuestros esfuerzos. Si le pedís perdón con alma sincera, Él os perdonará. Yo, vuestra Madre, por intercesión del Angel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis. Ya estáis en los últimos avisos. Os quiero mucho y no quiero vuestra condenación. Pedidnos sinceramente y nosotros os lo daremos. Debéis sacrificaros mas, pensad en la Pasión de Jesús.

HECHOS PROFÉTICOS

EL AVISO
¿Cuándo?¿Cómo?¿Dónde?
Antes del Gran Milagro, habrá un aviso sobrenatural que vendrá directamente de Dios para prepararnos. El aviso se verá en el Cielo desde cualquier parte del mundo y será sentido por todos, cualquiera que sea su condición y conocimiento de Dios, exactamente al mismo tiempo. Será una experiencia terrible, pero para el bien de nuestras almas, porque veremos en el interior de nosotros mismos, en nuestra conciencia, el bien y el mal que hemos hecho. Dios desea nuestra salvación, entonces el aviso no tiene como finalidad el temor sino que nos acerquemos más a Él y tengamos más fe.
¿QUÉ DICEN LAS NIÑAS SOBRE EL AVISO?


Conchita

14 de Septiembre de 1965 [Our Lady Comes to Garabandal, por Joseph A. Pelletier, A.A., pp. 148-149.]

P. ¿Será el Aviso algo visible o algo que sentiremos interiormente, o ambas cosas?
R. El Aviso es algo que viene directamente de Dios y podrá verse en todo el mundo, dondequiera que uno esté.
P. ¿Revelará el Aviso los pecados de cada uno en el mundo, sea cual fuere su fe, e incluso a los ateos?
R. Sí, el Aviso será como una revelación de nuestros pecados, y será visto y experimentado tanto por creyentes como por no creyentes y por personas de todas las religiones.
P. ¿Es verdad que el Aviso hará que muchas personas recuerden a los muertos?
R. El Aviso es como una purificación para prepararse para el Milagro. Es también una especie de catástrofe. Hará que pensemos en los muertos, es decir, que preferiremos estar muertos antes que experimentar la vivencia del Aviso.
P. ¿Reconocerá y aceptará el mundo el Aviso como señal directamente enviada por Dios?
R. Sin duda; por eso creo que es imposible que el mundo esté tan endurecido que no cambie.

Octubre, 1968 [Our Lady Comes to Garabandal, pp. 149-150.]

P. Algunas personas dicen que posiblemente el Aviso sea un fenómeno natural, pero que Dios se valdrá de él para dirigirse a la humanidad. ¿Es esto cierto?
R. El Aviso es algo sobrenatural que la ciencia no podrá explicar. Podrá verse y sentirse.
P. Conchita ¿puedes explicar la afirmación de que durante el Aviso nos conoceremos a nosotros mismos y los pecados que hemos cometido?
R. El Aviso será la corrección de la conciencia del mundo.
P. ¿Y qué puedes decimos de las muchas personas que no conocen a Cristo? ¿Cómo comprenderán ellas el Aviso?
R. Los que no conocen a Cristo (los que no son cristianos), creerán que es un Aviso de Dios.

1973 [GARABANDAL, enero-marzo de 1983.]

P. ¿Qué ocurrirá el día del Aviso?
R. Lo más importante de ese día es que todas las personas del mundo verán una señal, una gracia o un castigo en el interior de sí mismas, en otras palabras, un Aviso. Se hallarán completamente solos en el mundo en ese momento, independientemente de donde estén, a solas con su conciencia y ante Dios. Verán entonces todos sus pecados y lo que sus pecados han provocado.
P. ¿Lo sentiremos todos al mismo tiempo?
R. Sí, al mismo tiempo.
P. ¿Cuánto durará: media hora, una hora?
R. Sinceramente, no lo sé. Creo que cinco minutos serían suficientes.
P. ¿Cómo lo sentiremos?
R. Todos lo sentiremos de distinto modo porque dependerá de la conciencia de cada uno. El Aviso será muy personal, por ello todos reaccionaremos de distinto modo. Lo más importante ha de ser reconocer nuestros propios pecados y sus funestas consecuencias. Tendrás una visión del Aviso distinta de la mía, porque tus pecados son distintos de los míos.
P. ¿Me sucederá algo por causa de mis pecados? Quiero decir, ¿sufriré daños físicos por causa de mis pecados?
R. No, a menos que sea consecuencia de la impresión producida, por ejemplo, un ataque al corazón.
P. Es decir, que no causará daños físicos sino que consistirá en comparecer ante Dios, yo solo con mis pecados. Y mis buenas acciones, ¿las veré también?
R. No. Será sólo un Aviso para ver las consecuencias de nuestros pecados. Será también como una purificación antes del Milagro, para ver si con el Aviso y el Milagro nos convertimos (el mundo entero).
P. Entonces, ¿este Aviso puede producirse en cualquier momento?
R. Sí, pero no sé en qué fecha ocurrirá.

Febrero, 1977 [NEEDLES, Julio-septiembre de 1977 (publicado nuevamente por GARABANDAL, enero-marzo de 1980]

P. ¿Cuándo te enteraste por primera vez del Aviso y quién te lo dijo?
R. Lo único que recuerdo claramente es que fue la Virgen quien me lo dijo.
P. ¿Quisieras repetimos lo que sabes del Aviso?
R. Lo que recuerdo ahora es que la Virgen me dijo que antes del Milagro, Dios nos enviará un Aviso para purificarnos o preparamos para ver el Milagro, para que así podamos recibir la gracia suficiente para cambiar nuestras vidas y orientarlas hacia Dios. Me dijo en qué consistiría el Aviso, pero no la fecha. No me está permitido decir en qué consiste, pero sí puedo decir cómo será más o menos. Es un fenómeno que será visto y sentido en todas partes del mundo; siempre pongo por ejemplo dos estrellas que se chocan entre sí. Este fenómeno no producirá daño físico pero nos espantará, porque en ese preciso instante veremos nuestras almas y el daño que hemos hecho. Será como si estuviéramos agonizando, pero no moriremos por sus efectos, aunque es posible que muramos de miedo o por la impresión de vernos a nosotros mismos. Que la Virgen me perdone si no lo he explicado tal como es, pero intento decirle, con arreglo a lo que sé, cómo será el Aviso ese día.
P. ¿"Viste" algo u "oíste hablar" acerca del Aviso?
R. La Virgen me habló de su llegada.
P. ¿Si el Aviso sólo dura unos minutos, lo recordará el mundo como algo procedente de Dios o parecerá simplemente un sueño o una ilusión?
R. Nunca he dicho que el Aviso dure sólo un instante. Lo que he dicho es que aunque sea un momento, será muy impresionante y terrible. Nadie tendrá la menor duda de que procede de Dios y que no se trata de algo humano. Yo, que sé en qué consiste, temo mucho ese día.
P. Hace ya muchos años nos dijiste que el suceso que acompañará al Aviso comienza con la letra "A". Puesto que Nuestra Señora nunca te prohibió revelarlo, ¿podrías decirlo ahora?
R. No lo prohibió, pero no sé por qué no lo he dicho y me parece que no debo decirlo ahora.
P. En cierta ocasión dijiste al padre Marcelino Andreu: "Cuando se vea el Aviso, se sabrá que hemos llegado al final de los tiempos". ¿Puedes explicamos qué quisiste decir?
R. La Virgen nos dijo que el Aviso y el Milagro serán las últimas advertencias o acontecimientos públicos que nos dará Dios. Por ello creo que después nos encontraremos cerca del fin de los tiempos.
P. ¿Tienes algún consejo que dar a la gente para que se prepare para este suceso?
R. Siempre debemos estar preparados, de modo que haya paz en nuestras almas y no nos aferremos tanto a las cosas de este mundo. En lugar de ello, debemos pensar con mucha frecuencia que estamos aquí para ir al cielo y ser santos.


Agosto, 1980 [GARABANDAL, enero-marzo de 1984.]

P. ¿Nos hará daño o nos herirá el Aviso?
R. No, para mí es como dos estrellas que chocan entre sí y hacen un ruido enorme y despiden gran luz, pero no se caen. No nos va a herir físicamente, pero vamos a verlo. En ese momento, veremos nuestra conciencia. Veremos todo lo malo de nuestras acciones.
P. ¿Vamos a ver todo lo malo de nuestras acciones?
R. Sí, y también veremos el bien que hemos dejado de hacer.


Mari Loli

P. Ya que tú eres la persona que más sabe acerca del aviso, ¿puedes decirnos si este acontecimiento ocurrirá antes del Milagro que se nos ha prometido por mediación de Conchita González?
R. Todos lo experimentarán, dondequiera que estén y cualquiera que sea su condición o su conocimiento de Dios... Será una experiencia personal e interior. Parecerá como si el mundo se hubiera detenido... pero nadie será consciente de eso porque todos estarán completamente ensimismados y viviendo su propia experiencia.
P. Refiriéndonos ahora a la naturaleza del Aviso, ¿cómo vamos a sentirlo?
R. Va a ser como un sentimiento interno de pena y dolor por haber ofendido a Dios. Dios nos ayudará a ver claramente el daño que le causamos a Él y todas nuestras malas acciones. Nos ayudará a sentir este dolor interior porque muchas veces cuando hacemos algo malo, nos limitamos a pedir su perdón de boca para afuera, pero ahora (gracias al Aviso) nos ayudará a sentir físicamente ese profundo dolor.

19 de Octubre, 1982 [GARABANDAL, enero-marzo y abril-Junio de 1983]

P. ¿Recuerdas lo que la Santísima Virgen te dijo acerca de la tribulación comunista que ha de preceder al Aviso?
R. Parecerá que los comunistas se han apoderado del mundo entero y será muy difícil practicar la religión, que los sacerdotes puedan decir misa o que el pueblo pueda abrir las puertas de las iglesias.
P. ¿Es eso lo que querías decir al afirmar que parecerá que la Iglesia ha desaparecido?
R. Sí.
P. ¿Será debido a las persecuciones religiosas y no a que la gente deje de practicar su religión?
R. Sí, pero supongo que mucha gente dejará de practicar. Quienes la practiquen tendrán que hacerlo clandestinamente.
P. ¿Ocurrirá únicamente en Europa o también aquí, en los Estados Unidos?
R. No sé, porque en ese momento, Europa era para mí el mundo entero. Sencillamente, supuse que era así. La Santísima Virgen no especificó el lugar. A mí me pareció que sería en todas partes.
P. Hoy en día, el comunismo domina aproximadamente el 67% del planeta. ¿Crees que es suficiente para que se cumpla la profecía de Nuestra Señora?
R. Sinceramente, no lo sé. A mí me pareció que sería más grave.
P. Dicho en otras palabras, ¿crees que la situación será peor que ahora?
R. Eso es lo que creí, basándome en las palabras de la Virgen, pero no lo sé exactamente en realidad. A mí me pareció más bien que eran todos los países del mundo, los lugares que vi mentalmente. En muchos países europeos todavía se puede practicar la religión.
P. Entonces, ¿la situación mundial no es aún lo bastante mala para que suceda el Aviso?
R. No va a ocurrir todavía, así que es probable que las cosas empeoren.
P. Dijiste que a los sacerdotes les resultaría muy difícil poder decir misa, ¿te lo dijo la Santísima Virgen o lo pensaste tú misma, a raíz de la profetizada tribulación comunista?
R. Según recuerdo, me lo dijo la Virgen.
P. ¿Y dijo la Virgen que parecería como si la Iglesia hubiera desaparecido ?
R. Sí.
P. ¿Dijo la Santísima Virgen que el Santo Padre se vería obligado a marcharse de Roma cuando se produjera el Aviso?
R. No, pero lo que me pareció a mí. Tal vez en ese momento confundiera en mi mente lo que yo veía y lo que decía la Santa Madre, porque han pasado tantos años. Fue que el Papa tampoco podría estar en Roma abiertamente, ¿me entiende usted? A él también se le perseguiría y tendría que esconderse como todos los demás.
P. Dijiste que cuando llegue el Aviso, los aviones se detendrán en el aire y que todos los motores se pararán. ¿Te dijo esto la Santa Madre?
R. Dijo que todas las cosas en todas partes se detendrán por un momento y que todos pensaríamos y nos miraríamos por dentro.
P. ¿Habrá ruidos que acompañen al Aviso, como por ejemplo el soplar del viento?
R. Como yo lo vi entonces, era más bien como un enorme silencio, como una sensación de vacío. Todo estaba muy silencioso. Así es como lo vi.
P. Hace siete años dijiste que el Aviso llegaría pronto. Muchas personas pensaron que ocurriría por estas fechas, ¿qué dirías hoy?
R. Es pronto. Todo me parece pronto porque el tiempo pasa muy rápidamente.
P. Tú eres la única persona que sabe el año del Aviso, ¿lo dijiste alguna vez a alguien, por ejemplo, a algún sacerdote?
R. No.
P. ¿Estará el mundo en guerra cuando llegue el Aviso?
R. (No hay respuesta).




Jacinta 

17 de Agosto, 1975 [NEEDLES, invierno de 1976.]

P. ¿Te habló Nuestra Señora alguna vez sobre el Aviso?
R. Sí, me habló de él, pero nunca me dijo el año.

Febrero, 1977 [NEEDLES, Julio-septiembre de 1977 (publicado nuevamente por GARABANDAL, enero-marzo de 1980]


"Aparecerá la Señal del Hijo del Hombre en el Cielo y
todas las naciones de la tierra se lamentarán" Mt 24, 30 

P. ¿Puedes decirnos cómo será el Aviso?
R. Se verá primero en el aire, en todo el mundo, e inmediatamente se trasmitirá al interior de nuestras almas. Durará un tiempo muy breve, pero parecerá muy largo por efecto que producirá en nuestro interior. Será para el bien de nuestras almas, para que podamos ver en el interior de nosotros mismos, en nuestra conciencia, el bien [Conchita dice que sólo veremos nuestras malas acciones] y el mal que hemos hecho. Sentiremos un gran amor hacia nuestro Padre y Madre celestiales y pediremos perdón por todas nuestras ofensas.
P. ¿Experimentará el Aviso todo el mundo, independientemente de sus creencias religiosas?
R. El Aviso es para todo el mundo, porque Dios desea nuestra salvación. Su finalidad es que nos acerquemos más a Él y tengamos más fe. Por consiguiente, debemos preparamos para ese día, pero no esperarlo con temor, porque Dios no envía las cosas para causar terror sino con justicia y amor, para el bien de todos sus hijos, para que alcancen la dicha eterna y no se condenen.


Agosto, 1979 [GARABANDAL, Julio-septiembre de 1982]

P. ¿Recuerdas algo acerca de una gran tribulación, el comunismo?
R. Sí, era una invasión, bueno, algo que me pareció como una invasión; algo muy malo en lo que el comunismo jugaba un papel muy importante, pero ya no recuerdo qué países o regiones se veían afectadas. La Santísima Virgen insistió en que rezáramos (para evitar que sucediera). Estos graves acontecimientos tendrán lugar antes del Aviso, que ocurrirá cuando la situación esté en su peor momento.


16 de Abril,1983 [GARABANDAL, Julio-septiembre de 1983.]
P. En 1979, en una entrevista [párrafos anteriores], refiriéndote a la tribulación comunista dijiste "me pareció como una invasión". ¿Viste escenas de esta invasión?
R. A veces confundo invasión con persecución.
P. También dijiste que cuando las cosas estuvieran en su peor momento, ocurriría el Aviso. ¿Cómo lo sabes? ¿Te lo dijo la Virgen o lo viste en una visión?
R. La Virgen dijo que el Aviso llegaría cuando la situación estuviera en su peor momento. Tampoco se tratará únicamente de la persecución, porque muchos ya habrán dejado de practicar la religión.
P. Cuando llegue el Aviso, será visto y sentido por todas las personas del planeta, ¿se incluyen los niños pequeños que todavía no tengan uso de razón?
R. Sí, y por eso sentimos mucha pena por ellos, porque será una experiencia aterradora.
P. ¿Puedes decirnos algo acerca de la situación mundial cuando llegue el Aviso?
R. Será mala.
EL MILAGRO
¿Cómo será?
En Octubre de 1961, la Virgen comunicó a Conchita el Gran Milagro, más tarde también lo comunicó a las otras tres. Conchita dice que será un jueves a las 8:30 de la tarde y que durará un cuarto de hora; pero una señal quedará visible en los pinos hasta el final de los tiempos. Coincidirá con un gran evento eclesial. Sanarán los enfermos que estén allí, los pecadores se convertirán y los incrédulos creerán. Conchita sabe la fecha del Milagro y lo anunciará con ocho días de anticipación.


Los pinos en el monte de las Apariciones

¿QUÉ DICEN LAS NIÑAS SOBRE EL MILAGRO?



Jacinta
Febrero, 1977 [publicado por NEEDLES, Julio-septiembre de 1977 y nuevamente por GARABANDAL, enero-marzo de 1980]

La Santísima Virgen nunca habló a Jacinta del Milagro. Dice que cada vez que le preguntaba a Nuestra Señora al respecto, sencillamente respondía: "Todos creerán".



Mari Loli

Febrero,1977 [publicado por NEEDLES, Julio-septiembre de 1977 y nuevamente por GARABANDAL, enero-marzo de 1980]


P. ¿Se te habló del Milagro en una Aparición? Y, en ese caso, ¿quién te lo dijo?

R. La Santísima Virgen me lo dijo.
P. ¿Qué sabes del Milagro?
R. Todo lo que sé es que ocurrirá dentro de un año a partir del Aviso.
P. ¿Iréis tú y tu familia a Garabandal para ver el Milagro?
R. Si Dios lo quiere.


Conchita 


1973 [publicado por GARABANDAL, enero-marzo de 1983.]

P. ¿Qué ocurrirá ese día (el del Milagro)?
R. Le diré todo cuanto puedo, tal como me lo dijo la Virgen. Me dijo que Dios iba a hacer un gran Milagro y que no habría ninguna duda de que fuera un Milagro. Vendrá directamente de Dios, sin intervención humana. El día llegará, y la Virgen me dijo el día, mes y año, así que sé la fecha exacta.
P. ¿Cuándo será ese día?
[El 18 de Junio de 1965, Conchita recibió el segundo Mensaje de San Miguel mientras la multitud se arremolinaba en torno suyo. Conchita, que es la mayor de las videntes, también tiene la mayor responsabilidad: anunciar la fecha del Milagro con ocho días de antelación.]
R. Llegará pronto, pero no puedo revelarlo hasta ocho días antes de la fecha. 
P. ¿Qué sucederá exactamente ese día?
R. No me está permitido decir exactamente lo que va a suceder. Lo que sí puedo revelar es que la Virgen dijo que todos los que estuvieran presentes allí (en Garabandal) ese día, lo verían. Los enfermos que estén allí quedarán curados, cualesquiera sea el mal que padezcan o la religión que profesen. Pero tendrán que estar allí. 
P. ¿Dijiste que el día del Milagro los que estén presentes se convertirán?
R. La Virgen dijo que todos los que estuvieren presentes creerán. Verán que viene directamente de Dios. Todos los pecadores que estén presentes se convertirán. También dijo que se podrán sacar fotografías del Milagro y televisarlo. Además, desde ese momento quedará grabada una señal permanente en los pinos, que todos podrán ver y tocar pero no sentir. No puedo explicarlo.
P. El día del Milagro, ¿habrá alguna señal extraordinaria no hecha por el hombre?
R. Sí, y esa señal perdurará hasta la consumación de los siglos.
P. ¿Dijiste que esta señal podrá televisarse y fotografiarse, pero que no podrá sentirse al tacto?
R. Será como el humo, que se puede tocar sin palparlo.
P. Respecto a los enfermos, la Virgen habló de alguien en particular, de un ciego llamado Joe Lomangino. ¿Qué dijo de él?
R. Dijo que recobraría la vista el día del Gran Milagro. También habló de un niño paralítico cuyos padres son de mi pueblo (Garabandal). Este niño también sanará. Esas son las únicas dos personas de quienes habló.
P. ¿Puedes decimos algo del padre Luis Andreu?
R. Sí. Este sacerdote venía a la aldea con frecuencia a ver si las Apariciones eran ciertas o no. Al cabo de cierto tiempo, creyó en ellas. En cierta ocasión, mientras nosotras estábamos en éxtasis en el pinar, empezó a gritar: "¡Milagro!", ¡Milagro!, ¡Milagro!" Cuando esto sucedía, dijo la Virgen: "En estos momentos el sacerdote me está viendo a mí y el Milagro que ocurrirá"
P. El padre Luis, ¿estaba realmente viendo el Milagro?
R. Sí. Ese mismo día, de regreso a casa, dijo a sus amigos: "Este es el día más feliz de mi vida. ¡Qué gran Madre tenemos en el Cielo! Las Apariciones son verdaderas". Y al pronunciar estas palabras, murió.
P. ¿No dijo la Virgen que el día del Milagro ocurrirá algo con respecto al padre Andreu?
R. Sí. Dijo que el día del Milagro se descubrirá que su cuerpo está incorrupto.

7 de Febrero, 1974 [publicado por NEEDLES, primavera de 1974.]

P. ¿Llevarás al niño al Milagro? [En el momento de esta entrevista, Conchita esperaba su primer hijo. Dio a luz a la pequeña María Concepción en Abril.]
R. Ni siquiera sé si yo iré. [Al pedirle que fuera más explícita, Conchita dijo:] Claro que quiero ir, pero no sé si las circunstancias lo permitirán. No es necesario (para que ocurra el Milagro) que yo esté allí.
P. Has dicho que el Milagro de Garabandal coincidirá con un gran acontecimiento en el seno de la Iglesia. ¿Te dijo Nuestra Señora en qué consistirá? ¿Puedes añadir algo a lo que ya has dicho sobre este tema?
R. Sí, yo sé en qué consiste el acontecimiento. Es un hecho singular en la Iglesia que ocurre en contadas ocasiones y que nunca ha sucedido en mi vida. No es nada nuevo ni extraordinario, sencillamente es algo raro, como la definición de un dogma, algo que afectará a toda la Iglesia. Ocurrirá el mismo día que el Milagro, pero no como consecuencia de éste sino por pura coincidencia.
P. ¿Cómo anunciarás el Milagro?
R. No lo sé exactamente. Más concretamente, a medianoche (ocho días antes del Milagro), llamaré a Joey (Lomangino), a la radio, la televisión, y a todos los que crea que puedan ayudarme a propagar la noticia rápidamente. No estoy preocupada. Sé que si la Santísima Virgen quiere que uno esté allí, allí estará. 
P. Joey ha dicho que irá a Garabandal inmediatamente después del Aviso. ¿Sabes cuánto tiempo transcurrirá entre el Aviso y el Milagro?
R. Es buena idea que Joey vaya a Garabandal, pero no sé cuánto tiempo transcurrirá entre el Aviso y el Milagro.
P. ¿Piensas con frecuencia en el día del Milagro, y esperas, con impaciencia, que lleguen el Aviso y el Milagro?
R. A veces me parece que están muy lejos y otras que son inminentes. Me parecen muy cercanos cuando pienso que la gente no responde al Mensaje, porque después del Milagro es posible que haya un castigo. Lo espero con impaciencia, sí. La Santísima Virgen nunca miente. Para que las palabras de la Virgen se cumplan, deben producirse el Aviso y el Milagro. Todo constituye un único mensaje.
P. En las dos ocasiones en que Nuestra Señora te habló de Joey, ¿te dijo algo más, aparte de la profecía sobre sus ojos?
R. Acerca de Joey, todo cuanto recuerdo ahora es que la Santísima Virgen me dijo que en el momento del Milagro, Joey tendría nuevos ojos y que a partir de entonces vería permanentemente.

Febrero, 1977 [NEEDLES, Julio-septiembre de 1977 (publicado nuevamente por GARABANDAL, enero-marzo de 1980]

P. ¿"Viste" el Milagro o se te habló de él?
R. La Virgen me lo dijo y me hizo entender exactamente en qué consistirá.
P. ¿Estabas sola o con las otras niñas cuando Nuestra Señora te habló del Milagro?
R. No recuerdo. [Nota de la Redacción: Según las notas del padre Valentín Marichalar, sacerdote de Garabandal en aquella época, Conchita estaba sola cuando recibió este mensaje.]
P. ¿Cómo será el Milagro?
R. Aunque intentara explicarlo, no podría hacerlo bien. Es mejor esperar y verlo.
P. ¿Querrías volver a repetir la información referente a los meses durante los que podemos esperar que ocurra el Milagro?
R. De Marzo a Mayo.
P. Algunos dicen que el modo en que anunciarás el Milagro será en sí un "Milagro". ¿Podrías explicarlo?
R. Creo que el modo en que se anunciará será otro milagro, porque se trata de una gran responsabilidad para mí y me va a hacer falta un milagro para decirlo.
P. Si me encuentro lejos del pueblo, en las montañas, pero puedo ver los pinos, ¿veré claramente el Milagro? Si estoy enfermo, ¿me curaré a esa distancia?
R. Podrá presenciar el Milagro claramente, y si Dios lo quiere, se curará.
P. Se ha dicho que en otros lugares de los EE.UU. y Europa, se podrán visitar otros santuarios marianos y ser curados ese día. ¿Qué sabes al respecto?
R. La Virgen no nos dijo nada sobre este particular.
P. Los que crean firmemente que se producirá el Milagro pero no puedan asistir debido a sus circunstancias, por ejemplo, por ser sacerdotes y religiosos de clausura, ¿recibirán alguna gracia especial ese día?
R. Personalmente, no lo sé. Depende de las personas, de sus deseos, de su fe, de su sacrificio y obediencia. 
[Hace muchos años, el abuelo de Conchita plantó los pinos sobre una loma que dominaba la villa de Garabandal. Nuestra Señora dijo a Conchita que después del Milagro, quedaría una señal permanente y sobrenatural en el Pinar que podría ser vista, fotografiada y televisada pero no tocada.]
EL CASTIGO
¡Será terrible y ya no habrá tiempo de conversión!
Si después del Milagro el mundo no cambia, vendrá un castigo. Dice Conchita: “El Castigo, si no cambiamos, será horrible. Nosotras, Loli, Jacinta y yo, lo hemos visto; pero yo no puedo decir en qué consiste, porque no tengo permiso de la Virgen. Cuando lo vi, sentí un grandísimo temor, ¡y eso que estaba viendo al mismo tiempo a la Virgen en toda su belleza e indescriptible bondad!”


Fuego caerá del Cielo y nadie escapará, sólo aquellos que hicieron caso de los Mensajes de Nuestra Madre del Cielo y todas las personas de buena voluntad que se esforzaron en vivir el Evangelio y los 10 Mandamientos del Señor.


 

Para más informaciones pueden acceder en los siguientes links








No hay comentarios.:

Publicar un comentario