Vistas a la página totales

Heede (Alemania 1931 - 1940/1945)

LAS APARICIONES DE HEEDE
Nuestra Señora Reina del Universo y de las Almas del Purgatorio
(Alemania 1937 - 1940)




También estas extraordinarias manifestaciones de la Santísima Virgen María y Nuestro Señor Jesucristo fueron negadas, perseguidas y atacadas por varias personas en especial por el Clero. Hasta el día de hoy no se ha dado conocer en toda su inmensidad este urgente llamado del Cielo desde tierras alemanas. Es por eso que en las Apariciones de la Madre de DIOS en Jacareí, Ella misma viene nuevamente a insistir a que los verdaderos hijos de Dios y de Ella den a conocer con urgencia los Mensajes dados en Heede a través de sus cuatro videntes.

Veamos lo que ha dicho Nuestra Madre en Jacareí:

*"Divulguen más Mis Mensajes de Heroldsbach, de Heede, de Ezquioga y La Codosera, para que así más almas se conviertan y Mi Corazón Inmaculado pueda obtener más conversiones con el aumento de las oraciones de todos." María Santísima, 29 de Octubre del 2016


HISTORIA DE LAS APARICIONES EN HEEDE DESDE 1937 HASTA 1940

La primera aparición tuvo lugar el 1 de Noviembre de 1937. Era el día de todos los santos y cuatro niñas de entre 12 y 14 años procuraban ganar las indulgencias TOTIES QUOTIES a favor de los familiares difuntos, especialmente los que habían sido asesinados por la Gestapo. Las niñas se llamaban Ana (Anni), Margaret (Grete, Margarita), su hermana María y Susana (Susi). María Santísima se apareció más de 100 veces a estas niñas.


La Santísima Virgen María se les manifestó bajo la doble advocación de Reina del Universo y Reina de las Pobres Almas del Purgatorio. A las 6 de la tarde del día 1 de Noviembre tuvo Grete la primera aparición de la Madre de Dios, entre unos cipreses a unos 30 metros del cementerio, dentro de una luminosidad que flotaba un metro sobre el suelo. Le dijo a su hermana María “que había visto a la “Madre de Dios”. Su hermana comentó “tú estas loca”. Luego Grete salió de la iglesia hacia el cementerio y le siguió su hermana María para conocer el lugar donde había visto a la Virgen María. 

Les acompañaba también Ana, que estaba rezando al lado de la tumba de una hermana. Al llegar al lugar de la aparición les entró algo de pánico. Estaba en el cementerio otra joven con sus padres, Susi (Susana). Ellas participaron y fueron testigos de las Apariciones. En el cementerio habían unas 500 personas. Adela Bruns, que estaba al lado, no vio nada. En algunas publicaciones se habla de cinco niñas al incluir a la niña Adela.

Primeras Apariciones desde el 1 hasta el 13 de Noviembre de 1937

El 1 de Noviembre de 1937, al volver del cementerio las cuatro jóvenes Ana; Grete, María y Susi al lugar donde había visto a la Virgen María a unos 35 m. al norte de la iglesia entre tres cipreses en forma de luz luminosa, exclamó Grete: allí está . La vieron las cuatro mencionadas, que narraron así la aparición: Vieron a la Madre de Dios en una nube azulada. Tenía una corona dorada ricamente trabajada sin piedras. Llevaba un vestido blanco ajustado al talle con un cordón y un velo blanco no transparente, que ocultaba su pelo y caía a cada lado haciendo algunos pliegues. Sobre su mano izquierda, cubierta por el velo, estaba el Niño Jesús, que tenía un globo con una cruz. La imagen tenía la mano derecha encima del globo. Semejaba una mujer de unos 18 o 19 años. Sus ojos eran azules, como los del Niño. Las hermanas María y Grete Ganseforth se lo contaron a su madre y ésta al párroco Juan Staelberg, que procuró ser prudente, dadas las circunstancias. Al principio, no lo creía y dudaba, luego creyó que se trataba de una nueva Lourdes y lo apoyó tan decididamente que le consideraron responsable.

Los padres de las niñas no lo creyeron, ni dieron Mayor importancia al principio. Al día siguiente, a la misma hora que el anterior, se apareció la Virgen sin el Niño Jesús, con las manos juntas en forma de oración.

La tercera aparición tuvo lugar el 5 de Noviembre con bastante concurrencia. Fue Mayor todavía el día 7 con asistencia de varios sacerdotes entre ellos el P. Damián Kerkenhoff, que les preguntó cómo estaba la Madre de Dios y le constataron que estaba “muy triste y luminosa”. El día de todos los difuntos de 1937 y el Jueves Santo de 1938, se apareció la Santísima Virgen sola, sin el Niño Jesús. Los demás días con el Niño Jesús. Siguieron las Apariciones hasta el día 13, en el que la Santísima Virgen las bendijo. Se divulgó lo de las Apariciones con mucha concurrencia de fieles, que llegaban de poblaciones vecinas, de Holanda y hasta de Bélgica, unos a pié y otros con coches y autobuses.

Desde el día 8 de Noviembre ya estaban algunos policías por orden de las autoridades del nacional socialismo de la región haciendo averiguaciones ante los padres de las niñas y el párroco. Luego se ordenó al Dr. Schmidt, inspector de educación en la circunscripción (Kreis) Aschendorf-Hümmling, y al Dr. Jonas, médico oficial, que hiciesen un interrogatorio, lo que realizaron el día 11 desde las 15 horas hasta las 19 horas. Cuando iban a comenzar, el Dr. Jonas le dijo al Dr. Schmidt: “la cosa está clara, el párroco les ha sugerido a estos niños la correspondiente información que debían hacer”. El Dr. Schmidt le observó al Dr. Jonás que “él no lo sabía, sino que lo suponía” y le añadió: “nosotros hemos recibido una misión del presidente de la región de dar un informe sobre lo que ha sucedido con objetividad.”

Él haría las preguntas a las niñas para ver lo que decían y el Dr. Jonás examinaría si había alguna anormalidad corporal o síquica. En esto estaban de acuerdo los dos y, después de examinar a las 4 niñas, llegaron a las siguientes conclusiones:
1º Las niñas dicen sin duda subjetivamente la verdad.
2º No hay ninguna sospecha de que de que se les haya manipulado sobre lo que ha sucedido.
3º Las afirmaciones de las niñas se corresponden en todos los puntos.
4º Los sucesos según la mentalidad de las niñas no se clarifican.
5º Las niñas dan la impresión de que están bien corporal y espiritualmente.
6º Que en Heede no tenían posibilidad de clarificar esto mejor.

El mismo Dr. Schmidt reconoció después de la guerra, que su deber, como inspector de educación, era procurar que se inculcasen las ideas nazis. Le sorprendió luego que el profesor Ewald, director de salud en Gotinga, afirmase que lo de las Apariciones de la Madre de Dios en Heede “eran una supuración psicopatológica de la cabeza de las niñas”.

Interviene la Gestapo y son llevadas las niñas a Gotinga y Osnabrück

En la noche del domingo, 14 de Noviembre ya estaban los soldados a las puertas de las casas de las niñas. Por la mañana, temprano a las 6 a.m., se presentaron cuatro coches con policías de la Gestapo, con una orden que presentaron a los padres de las niñas, avisando que se llevaban a las niñas supuestamente videntes a un centro de salud a Ostabrück.

Los padres protestaron ese mismo día y fueron al hospital de Osnabrück; pero las niñas fueron llevadas ese mismo día al centro de salud o clínica de nervios (manicomio) en Gotinga. Llegaron después de tres horas de viaje a las 10 de la noche con hambre y nerviosas. Se les dio comida después de 15 horas.

La madre de una de ellas logró llegar a Gotinga y dijo que había visto a Grete y a Ana en la cama y llorando. Susi y María, que llegaron hasta la sala de visitas, no querían hablar. Se les sometió a interrogatorios y pruebas duras sin tener el debido descanso en la gran sala, bajo observación continua. Ana enfermó al cuarto día. Susi recibió dos veces sala oscura de arresto con un demente, porque llamaba a su madre y lloraba. El 18 de Noviembre se prohibieron las visitas. Entre los especialistas que las interrogaron estaba el profesor Ewald que había tratado el caso de Teresa Newman (vidente y mística alemana que tuvo revelaciones divinas en el año 1926).

Edwal consideraba lo de Heede como una influencia de la guerra, fantasía de las niñas con especiales ideas. No había un resultado claro. Luego contó Grete que ese día se sintieron protegidas por su ángel de la guarda, que las consoló y las alentó. Las niñas lo estaban pasando mal sin cambiar de ropa y sin buena comida. Ante la protesta y el reclamo de los padres de las niñas, a las autoridades de Gotinga les pareció bien, que las niñas estuviesen algunos días de las Navidades y como descanso en Osnabrück, con la condición de que las familias pagasen los gastos. Sus padres fueron al obispo de Osnabrück que se comprometió a colaborar con el hospital de María “Marien-hospital”, el mismo nombre que tenía el de Papenburg. Intervino en su defensa también el párroco, que sería luego removido. Ante la intervención del obispo, al que se le pasó la factura de los gastos, las niñas fueron llevadas el 23 de Diciembre, dos días antes de la Navidad, con gran alegría de ellas, al hospital de María de Osnabrûck. Allí fueron muy bien atendidas por las religiosas franciscanas, especialmente por sor Filomena que era superiora y sor Estanislada.

Vuelven las niñas videntes a Heede a finales del Enero de 1938

A finales de Enero de 1938 debían de volver las jóvenes a Heede. Llevaban seis semanas con la misma indumentaria y las pusieron cuatro vestidos iguales uniformándolas. Los padres de las jóvenes reclamaron sobre quién había llevado a las niñas a Gotinga y quién respondía por ellas. Se tomó una foto de ellas y volvieron a sus casas.

El jefe del servicio médico en Gotinga escribió un informe de 30 páginas. Participaron varios médicos y tuve la suerte de conocer y hablar con uno de ellos en Papenburg. En el informe se afirmó que: las niñas eran conscientes de tener nuevas Apariciones. Sabían que se cernían nubarrones sobre sus familias y que iban a surgir dificultades al reencontrarse con anteriores representaciones. Por eso se recomendaba que fuesen apartadas de su casa. Que estuviesen en un establecimiento estatal y de ninguna manera en un convento.

Sólo así se podrá impedir que se produjese una epidemia síquica que llevaría a la pérdida de cuatro madres del pueblo alemán. Las niñas videntes estuvieron cuatro semanas en el Hospital de María en Osnabrüch siendo sometidos a interrogatorios sobre las Apariciones en Heede. A finales de Enero pudieron volver a sus casas menos Ana Schulte que estaba enferma y lo hizo unos días después.

Conviene observar, como dijo uno de los que atendieron a las niñas, que estas Apariciones iban contra el espíritu del régimen hitlerano, ya que comenzaron cuando rezaban por algunos que habían sido víctimas de la Gestapo. Por eso se les hacía un control especial incluyendo al párroco, Johannes Stahlberg que debió abandonar la feligresía siendo sustituido en los primeros días de Febrero de 1938 por el párroco Rudolf Diekmann, que será muy prudente y luego fue el principal defensor de las Apariciones. Se atrevió a informar sobre esto el 28 de Mayo de 1940 en Papenburg. Era capellán el Pbro. Wilhelm Wunrams, que luego fue párroco desde 1956 hasta 1966. Ambos estuvieron muy relacionados con las Apariciones, lo mismo que Johannes Staelberg.

Al intervenir la Gestapo, que llevó a las niñas a Gotinga, se pusieron dos policías noche y día en el cementerio. A esto se unió cierta revancha de los escépticos y nazis que querían reírse de las Apariciones de Heede como lo hicieron con un agricultor apoyados por los nazis. Se realizó una manifestación por la carretera que va a Aschendorf, llevando una gran muñeca de paja con este letrero: “No necesitáis ir a Heede, aquí tenéis a la Madre de Dios de Heede en el coche”. Deseban quitar la fe en las Apariciones y se burlaron ante un agricultor que les preguntó sobre lo que querían hacer con aquella muñeca, y le dijeron que era una mujer judía del lugar, etc. Unos cien metros después, al llegar a una pequeña curva, el coche volcó y murió uno de los que en él iban. Ciertamente fue el castigo y un aviso del Cielo para los perseguidores.

Había cierta prohibición de acercarse al cementerio para las niñas que podían ir a la iglesia y divisar el cementerio desde el altozano de una granja vecina. En días de frío y de nieve seguían rezando. La Santísima Virgen se les apareció en unos 10 lugares distintos en las cercanías del cementerio. El 5 de Abril de 1939, cuando era la Aparición nº 69, María le preguntó:

Vi a la Madre de Dios directamente ante mí, a dos metros de mí y le pedí:
-¿Madre, cómo querrías que se te honre?
-Como Reina del Universo y Reina de los Almas del Purgatorio.

En el mes de Mayo de ese año se les apareció trece veces. Les recomendaba el rezo del Santo Rosario. Afirmó que lo que más le gustaba eran las Letanías Lauretanas.
-¿Por qué rezo deseas ser honrada?
-Por las Letanías Lauretanas.

En Mayo, la Virgen aparece 13 veces, incluidas dos veces en la ubicación inicial, en pleno día (el 6 y 12).
El 12 de Mayo, Grete preguntó:
-Vamos a tener enfermedades?
-No todavía.
-Debemos venir aquí cada día?
-Sí.

Desde el 1 de Enero hasta el 5 de Agosto de 1940 se les apareció a las 4 videntes juntas sólo dos veces. El 8 de Julio de 1940 una de las videntes, Grete, hizo su oración “Querida Madre tómame como ofrenda por los pecados”. Y le contestó: “Mi niña. Acepto tu ofrenda. Sé valiente. Yo te bendigo”.

El 12 de Septiembre de 1940 las niñas ven de nuevo a la Virgen, lo mismo que el 29 de Septiembre. En esa visión que duró entre 5 y 10 minutos, Grete le pidió a la Virgen: “Madre bendice a la diócesis” y la bendijo. Esta bendición la vio también Ana. Ese día fue consagrada la diócesis de Osnabrück por el obispo a la Madre de Dios.

El 19 de Octubre de 1940, estaban las niñas junto a un panteón y tuvieron una visión. María Ganseforth comenzó diciendo: “Bendita seas Tu Reina”. Luego le preguntaron si curaría a los enfermos, a lo que contestó: “sólo curaré al que venga con recta intención”. Le preguntaron si quería que le construyesen una capilla o gruta, que lo harían de buena gana, a lo que contestó que sí. Le pidieron que bendijese al párroco y al capellán, lo que hizo también. Les dio un secreto que era sólo para enviarlo al Papa.

El 1 de Noviembre estaban en el peldaño de la misma sepultura, cuando la Virgen se aparició al lado de la encina, dialogando con el Niño Jesús, pidiendo que les bendijese como de hecho lo hizo, mientras las videntes le decían: “Nosotras queremos hacer todo lo que nos digas”. El 2 de Noviembre le dijo la Santísima Virgen a Grete: “Querida niña, reza mucho. Te agradezco que te ofrezcas por los pecadores. Esto no es fácil de llevar”.

La última aparición de ese año fue el 3 de Noviembre de 1940, cuando les dio un secreto que debía enviarse al Papa. La Virgen dijo: -¡No lo dirán más que al Santo Papa de Roma!.
Y las últimas palabras de la Santísima Virgen a las niñas fueron las siguientes:
-Ahora, Mis queridas niñas, yo las bendigo en este adiós.
-¡Sigan siendo buenas y fieles a Dios!

-Recen a menudo y de buen grado el rosario [… ] Me voy al Cielo.

Esto dio origen a que se abriese un proceso de investigación por parte de las autoridades eclesiásticas competentes como el obispo de Osnabrück Mons. Dr. Wilhelm (Guillermo) Berning, que regentaba esta diócesis desde 1934.

Se abrió el proceso para hacer las averiguaciones pertinentes e informar a las autoridades competentes hasta llegar a la secretaría del Vaticano, donde estaba el cardenal Eugenio Pacelli, que llegó a ser Pío XII.

INFORMACIÓN DEL PÁRROCO RUDOLF DIEKMANN 
EN 1941 Y SUCESOS HASTA 2011

La noticia de las Apariciones fue recogida desde Febrero de 1938 por el párroco de Heede, Rudolf Diekmann, que se hizo cargo de la parroquia al tener que salir el párroco anterior J. Staelberg por las Apariciones. El párroco R. Diekmann hizo unas primeras informaciones en Papenburg el 28 de Mayo de 1941 y luego el 29 de Junio de 1941, cuado se estaban haciendo las averiguaciones por una comisión del gobierno. Tuvo que ser muy prudente al principio, dadas las circunstancias, para mantenerse al margen de los acontecimientos. En 1941 murieron dos miembros de la comisión y no se sustituyeron. Mons. W. Berning fue a Heede el 23 de Julio de 1942, y afirmó en su homilía: “De Heede brotó una rica bendición”. “He podido constatar que la devoción a la Virgen María ha crecido aquí de un modo extraordinario... He comprobado que la vida sacramental, en particular, ha crecido considerablemente en esta parroquia”.

El obispo Mons. W. Berning volvió a la parroquia de Heede para administrar la confirmación el 23 de Julio de 1943, y observó qué allí se le daba culto especial a la Virgen María y que iba creciendo ese devoción en aquella región del Ems. Esto le llenaba de gozo. Que le había dado buenas noticias el pastor R. Diekmann, que era párroco sobre la marcha de la comunidad con la administración de sacramentos y demás actos litúrgicos, por lo que hacía peticiones a la Madre de Dios implorando su bendición y protección.

Se sabe que Mons. W. Berning envió un informe al Santo Oficio el 3 de Febrero de 1943. Autorizó colocar en el cementerio una estatua de “María Reina del Universo”, hecha según el informe de las videntes. Como Grete se había ofrecido a sufrir por los pecadores se va a beneficiar o hacerse partícipe de la pasión con los estigmas como otros grandes Santos y Místicos de la Iglesia Católica. Esto va a llamar mucho la atención. El párroco Rudolf Diekmann facilitó la información complementaria a la comisión investigadora, el 7 de Marzo de 1946, y publicó una carta el Miércoles de ceniza 10 de Febrero de 1947 haciendo una recapitulación de las Apariciones de Heede y recordando también las palabras que había escrito el 5 de Diciembre de 1945 sobre Hna. Benigna Consolata (Salesa que murió en 1916) pidiendo conversión y penitencia, especialmente oración.


Margaret en su cama, año de 1973

Por lo que él insistía en la oración y la penitencia para la obra de la misericordia, obra del amor. Hizo incluso referencias a la vida de Catalina Emmerik, que todavía no estaba entonces beatificada, aunque ya era venerable, junto con otras Apariciones de la Santísima Virgen que han sido aprobadas por la Iglesia Católica. El sintonizaba y daba buena acogida a los que iban y rezaban allí invocando a la Virgen como Reina el mundo y de las pobre almas del purgatorio.

En esto sintonizaba con el obispo Mons Berning, que “no iba a impedir a nadie ir a Heede a rezar o en peregrinación”. A Mons. Berning le sucedió, como obispo de Osnabrück, Mons. Dr. Helmut-Hermann Wittlet, que autorizó en 1955 la construcción de un oratorio en el cementerio, donde había tenido lugar una de las Apariciones. El 3 Junio de 1959 hizo un reconocimiento privado de las Apariciones con la aprobación de las publicaciones sobre esta materia. Se trata de una aprobación a nivel privado.

Como la antigua iglesia resultaba pequeña para acoger a los católicos de Heede y a los que allí acudían a orar, se pensó en una nueva iglesia, más acogedora y amplia, inaugurada el 22 de Agosto de 1977 y elevada a la categoría de santuario el año 2000 por el obispo Franz-Joseph Hermann Bode. Al año siguiente se estableció la fiesta de María Reina del Universo y de las Pobres Almas del Purgatorio, el segundo domingo de Junio. Después de la muerte de Grete el 29 de Enero de 1999, el párroco Ansgar Wilker promovió estudios especiales y la colocación de una estatua de Juan Pablo II en el parque de María en Heede por Joham Janikowski, para lo que inició una recogida de donativos y limosnas. La estatua ya estaba colocada para el 1 de Mayo de 2011, como consta por la procesión con antorchas que se hizo ese día, según el programa anual que hizo el párroco Johannes Hasselman y puede verse por Internet.


En la fiesta de todos los santos de Noviembre de 2007 se celebró el 70 aniversario y jubileo de las Apariciones con muchos peregrinos y una gran fiesta en la que se ofrecieron a María Reina del mundo 2.000 rosas. Son muchos los detalles que se pueden hacer sobre las Apariciones y los distintos párrocos con sus capellanes y la vida de esta parroquia en los últimos años.


Santuario en el local de las Apariciones

RESUMEN DE LOS MENSAJES DE MARÍA REINA DEL UNIVERSO EN HEEDE

Hay bastantes publicaciones sobre los Mensajes de la Virgen María como Reina del Mundo y de las Pobres Almas del Purgatorio, en el que no creen algunos que se dicen teólogos católicos, como si fuese un invento de San Agustín o algo parecido.

Un resumen o síntesis de los Mensajes de la Santísima Virgen y Jesucristo en Heede a Grete (Margaret) Ganseforth a partir de 1945, se han divulgado en distintos términos, aunque vienen a decir lo mismo, sobre la situación del mundo, la intervención del demonio, invitación a la conversión, la protección de María Reina y catástrofes que se avecinan.
Pedía oración especialmente por la conversión de los pecadores.

CONCLUSIÓN

Se escribió poco al principio sobre las Apariciones de Heede, por temor a la policía (Gestapo) que intervino causando cierto temor, porque en algunas Apariciones se condenó al régimen de Hitler, con el que sintonizaron muchos alemanes católicos.

Actualmente se cuenta con abundante bibliografía, divulgada últimamente a través de internet. Al hacer la recensión del libro TUT WAS ER EUCH SAGT, dado el culto que había en Heede a la Santísima Virgen como Reina del mundo se preveía que su iglesia se convertiría en santuario mariano, algo que ya ha sucedido. Se tardó un poco en poner de relieve estas Apariciones, porque en ellas se condenaban los crímenes de los nazis. Para 1973 Grete Ganseforth llevaba ya más de 20 años en cama con estigmas en el año 1973. Ella seguía recomendando el rezo del Santo Rosario y nos ponía en presencia del misterio y de un mensaje de conversión y penitencia. Su muerte ejemplar el 27 de Enero de 1996 deja abierto el camino para nuevos estudios e información aclaratoria, ya que estuvo 50 años guardando cama, desde la que daba consejos con oración y penitencia, dando ejemplo de su culto a la Eucaristía, junto con la devoción a la Santísima Virgen Reina del Universo.


En Heede se celebró la fiesta de María Reina con gran solemnidad el 22 de Agosto de 2011 según el programa de ese año. Heede es un centro de oración. Se cuenta con buenos libros con oraciones y cánticos, que sabe el pueblo. Está en estudio el proceso de canonización de Grete.

MENSAJES VARIOS DADOS EN HEEDE

Son un nuevo llamado a la conversión y una grave advertencia al mundo. 


Una síntesis de los Mensajes de María en Heede es:



Donde la gente demuestre la mayor confianza en Mí y se le enseñe que Yo puedo hacer todo, allí prepararé la Paz. Cuando todos reconozcan Mi Poder, vendrá la Paz. 
Yo Soy la Señal del Dios Vivo. Pongo la Señal en la frente de Mis hijos. La estrella del infierno perseguirá mi señal, más Mi señal prevalecerá sobre el infierno. Yo Soy la Poderosa Mediadora de la Gracia. Puesto que el mundo sólo encontrará misericordia del Padre Eterno por medio de la inmolación del Hijo, así mismo encontrarán la benevolencia del Hijo por Mi Mediación.
Se desconoce a Jesucristo porque se Me desconoce a Mí. El Padre Eterno derramó el cáliz de su cólera sobre las naciones por haber rechazado a su Hijo. El mundo se consagró a Mi Corazón Inmaculado; pero la consagración misma aporta una responsabilidad terrible. Exijo al mundo respetar su consagración. Tengan confianza sin límites en Mi Corazón Inmaculado, reconozcan que poseo influjo absoluto sobre Mi Hijo. Sustituyan sus corazones pecaminosos por Mi Corazón Inmaculado, entonces yo seré quien atraerá el poder de Dios y el amor del Padre Eterno renovará la plenitud de Jesucristo en ustedes. Cumplan Mi Voluntad para que Cristo reine como Rey de la Paz.
El mundo tendrá que agotar hasta las heces el cáliz de la cólera divina por sus pecados innumerables, que ha herido al Sagrado Corazón de Jesús. El furor de la estrella del infierno sobrepasará en violencia y causará devastación terrible, porque ya sabe que su tiempo es corto y porque ya ha visto los muchos que se reúnen alrededor de Mi Señal. Sobre éstos no tiene poder, aunque matará los cuerpos de muchos, por estas inmolaciones hechas por Mí, aumentará Mi poder para conducir el resto de la hueste a la victoria. Algunos han aceptado ya la impresión de Mi Señal. Su número crecerá continuamente.
Pero quiero avisar a Mis hijos para que no pierdan de vista que la cruz misma de estos días sangrientos es una gracia y deben dar al Padre Eterno gracias por esta cruz.
¡Rueguen y sacrifíquense por los pecadores! ¡Ofrézcanse ustedes mismos y sus obras al Padre Eterno por Mi Mediación y entréguense a Mí sin reservas! ¡Recen el Rosario! ¡No pidan tanto por las cosas exteriores! Se trata de cosas más importantes en estos tiempos.
No esperen milagros y prodigios. Trabajaré en secreto como Poderosa Medianera. Procuraré para ustedes la Paz de corazón, si ustedes cumplen Mi Voluntad. Entonces Jesucristo reinará como rey de la Paz sobre las naciones, hagan de su parte por dar a conocer esta, Mi Voluntad, por todo el mundo. Yo Soy la Poderosa Medianera de la Gracia. Es la Voluntad del Padre Eterno que el mundo reconozca este encargo, dado a Su Esclava. La gente tiene que reconocerme como la Esposa Eterna del Espíritu Santo, la Mediadora fiel de todas las Gracias. Mi Señal ya aparece, Dios lo quiere así.
Solamente Mis hijos conocen esta Señal, pues se revela en secreto y, por lo mismo, dan gloria al Eterno. Todavía no puedo manifestar Mi Poder al mundo en general. Aún tengo que mantenerme apartada con Mis hijos. En secreto haré maravillas en las almas hasta llenar el número requerido de víctimas. De ustedes depende acortar el período de las tinieblas. Sus sangres y sus sacrificios destrozarán la imagen de la bestia. Entonces podré manifestarme a todo el mundo por la gloria del Todopoderoso. Elijan Mi Señal para que pronto pueda ser adorado y honrado Dios Trino y Uno. Rueguen y ofrezcan sacrificios por medio de Mí. Oren siempre. Recen el Rosario. Hagan sus peticiones al Padre por medio de Mi Corazón Inmaculado; si son conducentes a su honor, Él las concederá. En sus plegarias no pidan cosas pasajeras, sino las gracias para las almas particulares, para su comunidad, para las naciones, para que todos lleguen a amar y honrar al Divino Corazón. Guarden los Sábados que se Me han consagrado según Mi deseo. Los apóstoles y los sacerdotes deben consagrarse a Mí especialmente para que los grandes sacrificios demandados de ellos por Dios puedan, puestos en Mis manos, aumentar en santidad y en valor. Tráiganme muchos sacrificios como ofrendas.
Ofrezcan sus preces a Mí, como sacrificios. No sean interesados con ustedes mismos. Estos tiempos requieren la demostración de honor al Eterno y la expiación. Si ustedes se aplican sin reserva, yo cuidaré del resto. Cruces pesadas como la mar pondré sobre Mis hijos, porque los amo en Mi Hijo Inmolado. Les ruego estén, prontos a llevar la cruz para que se alcance la Paz.
Encomiendo a la gente con ahínco el cumplimiento de Mis deseos prontamente, pues hoy y siempre el cumplimiento de Mi Voluntad es menester para la Mayor honra y gloria de Dios.
El Padre Eterno amenaza con una desgracia terrible a todos los que rechazan Su Voluntad.
El anuncio de estas revelaciones debe hacerse, en primer lugar, al público en general. Sin embargo, la muchedumbre no les tomará en serio. Se les reservará para un grupo pequeño y dentro de este grupo solamente para los que disciernen cosas secretas. Obraré maravillas como nunca se han hecho, en las almas de aquel grupo pequeño, que empiece a hacer Mi Voluntad".

Una síntesis de los Mensajes de Jesús en Heede a Margaret Gansferth ( a partir de 1945) es:




La humanidad no ha escuchado a Mi Santa Madre, aparecida en Fátima para exhortar a hacer penitencia. Ahora vengo Yo mismo en esta última hora para amonestar al mundo.
Los tiempos son graves. Hagan, por fin, penitencia los hombres por sus pecados. Aléjense de todo corazón del mal y oren, oren mucho para que se aplaque la ira de Dios. Recen con frecuencia el Rosario, esa plegaria que tanto puede ante Dios. Menos diversiones y pasatiempos.
Estoy muy próximo. La tierra temblará... Será terrible. ¡Un juicio en pequeño! (aquí Jesús se refiere al Aviso Universal revelado en otras Apariciones ). Pero vosotros no teman. Yo estoy con ustedes. Se alegrarán y Me lo agradecerán. Los que esperan tienen Mi ayuda, Mi gracia y Mi amor. Mas para los que no están en estado de gracia, será espantoso. Los ángeles de la justicia están ya diseminados por los cuatro puntos cardinales. Yo Me daré a conocer al género humano. Todas las almas Me reconocerán por su Dios. Faltan cinco minutos para las doce. ¡Yo vengo! ¡Estoy a las puertas! La humanidad se lamentará.
La obra del Espíritu Santo ha terminado. Mi amor ideó esta obra desde la creación del mundo. Los hombres no escuchan Mi Voz, endurecen su corazón, resisten a Mi gracia, rehúsan Mi misericordia, Mi amor y Mis méritos. La humanidad es peor que antes del diluvio. Agoniza en la ciénaga del pecado. El odio y la codicia guían sus corazones. Todo esto es obra de Satanás.
El mundo yace en densas tinieblas. Esta generación merecía ser aniquilada, pero solamente mirando a los justos dejaré que triunfe Mi misericordia.
Las copas de la ira de Dios están ya derramadas sobre las naciones. Pero los Ángeles de la Paz no tardarán en descender sobre la tierra. Quiero curar y salvar. Por las heridas que ahora sangran, la misericordia vencerá a la justicia. Pero no duerman Mis fieles, como los discípulos en el Huerto de los Olivos. Antes lleguen constantemente al tesoro de Mis méritos y satisfacciones para sí y para los demás. Se preparan cosas grandiosas.
Lo que ocurrirá será terrible como jamás se vio desde los principios del mundo. Vengo Yo mismo y manifestare Mi Voluntad.
Todos los que han sufrido tanto en estos últimos tiempos son mártires y forman la semilla de la nueva Iglesia. Ellos tuvieron el privilegio de participar en Mi prisión, en Mis azotes, en Mi corona de espinas y en el camino de la cruz. ¡Hija mía, vengo pronto, muy pronto! Lo que sucederá dentro de poco superará en gran manera a cuanto hasta aquí ha sucedido.
La Santísima Virgen María, y los coros de los Ángeles intervendrán en todos estos acontecimientos. El infierno se cree ahora seguro de su victoria, pero Yo se la arrebataré de las manos.
Muchos Me blasfeman ahora, pero Yo permitiré que lluevan sobre el mundo desventuras, pues de este modo se salvarán muchos. Bienaventurados aquellos que lo sufren todo por aquellos que Me ofenden. Yo vengo y Conmigo vendrá la paz. Con un pequeño número de elegidos edificaré Mi reino. Este vendrá como el relámpago, repentinamente... más pronto de lo que se piensa.
Haré resplandecer Mi luz, luz que para unos será bendición y para otros tinieblas. Luz que será como la estrella que guió a los Magos.
La humanidad reconocerá mi poder y Yo les mostraré Mi justicia y Mi misericordia.
Mis queridos hijitos; la hora se aproxima más y más. Rueguen incansablemente y no serán confundidos. Yo reúno a Mis elegidos. Convergerán al mismo tiempo desde todas las partes del mundo y Me glorificarán.
¡Yo vengo! Bienaventurados los que están preparados. Bienaventurados los que Me escuchan".






Peregrinos en Heede


También puede escuchar la siguiente grabación sobre estas Apariciones hechas por el vidente Marcos Tadeo a pedido de Nuestra Señora Reina y Mensajera de la Paz:

CD de la historia de las Apariciones de Heede
 hecha por el vidente Marcos Tadeo





Para observar el interior del Santuario actual en Heede acceda al siguiente video:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario