Vistas a la página totales

jueves, 4 de febrero de 2016

31 de Enero de 2016 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 31 de Enero del 2016
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



FIESTA DE SAN JUAN BOSCO


PRESBÍTERO Y FUNDADOR DE LA ORDEN SALESIANA




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Mis Queridos Hijos, hoy, les invito nuevamente a que dilaten más sus corazones, para que Mi Llama de Amor entre en ellos y produzca en ellos cosas grandiosas como produjo en el Corazón de los Santos, y especialmente en el Santo de hoy: Mi Querido San Juan Bosco.

Sí, Él dilató su corazón grandemente, enormemente, por muchas oraciones, sacrificios, trabajando y donándose cada vez más a Mí.

Él deseó Mi Llama de Amor más de que todo, Me amó más de que todo y Yo le di Mi Llama de Amor enormemente también, realizando a través de Él cosas grandiosas, haciendo con que Mi Gloria a través de Él se difundiese de Turín por el mundo entero, a través de las Órdenes Religiosas que Él fundó, de las escuelas que llevaron a tantos millones de Hijos Míos, no apenas en la formación humana que da la estabilidad, que da un buen trabajo, que da la realización humana en la tierra, pero también la formación religiosa, que sin la cual, el hombre nada más es de que un animal que sabe leer y escribir.


Sí, verdaderamente, a través de Mi Hijo Juan Bosco, Yo hice maravillas en el mundo entero y salvé millones y millones de jóvenes, que sin el “Sí” de Él, que sin el trabajo incansable de Él, estarían fatalmente perdidos y ahora estarían sufriendo en el infierno por toda la eternidad.

A través de ustedes también quiero hacer maravillas para la salvación de Mis Hijos y para llevar millones y millones de almas para el Cielo.

Si Mi Hijo Juan Bosco no hubiese dado el “Sí” a Mí, y no se hubiese sacrificado y entregado tanto a Mí como Él hizo, aquellos millones de jóvenes que Él salvó, ya estarían hace más de 100 años en el infierno y aun así, el infierno de ellos estaría apenas comenzando, porque el infierno es eterno y nunca más tendrá fin, quién cae en él, jamás saldrá de él.


Lo que Mi Hijo hizo, lo que Mi Hijo Juan Bosco hizo por esas almas, es de un valor infinito, porque fue la mayor caridad que un hermano puede hacer por el otro hermano: donar su vida para salvar el alma de su hermano.

Quiero hacer las mismas cosas a través de ustedes Mis Hijos, pero si ustedes no alargan sus corazones, si no dilatan sus corazones para Mi Llama de Amor, nunca, nunca podré hacer nada en ustedes y a través de ustedes, y sus vidas continuarán siendo lo que ha sido hasta hoy: un árbol raquítico, débil, con casi ningún fruto de Santidad.

Que Mi Hijo no tenga el disgusto de aproximarse de ustedes y ver que ustedes son tan estériles cuanto aquella higuera del Evangelio. Que Él no encuentre también ningún fruto arruinado en sus almas, o sea, el pecado.

Por eso les pido Mis Hijos, que verdaderamente renuncien a todo, a sus opiniones, a su voluntad y de su carne, y finalmente dilaten sus corazones para Mí, abriéndolo por medio de muchas oraciones y sobretodo, del ejercicio diario de morir para sí mismos y donarse cada vez más por Mí, dejando Mi Llama de Amor crecer de esta manera en sus corazones.

El mayor regalo que Yo deseo de ustedes como acción de gracias en el Jubileo de Mis Apariciones aquí, domingo que viene: es un corazón verdaderamente dilatado y abierto para Mí, para que Mi Llama de Amor entre y realice en sus corazones grandes cosas, grandes maravillas de amor.

Continúen rezando Mi Rosario y todas las Oraciones que Yo les pedí todos los días. Mediten en Mis Mensajes, ellos son extraordinarios para aquellos que piensan en ellos y meditan, y son una piedra de tropiezo para aquellos que los desprecian y que los tienen como cosas de poco valor.

Porque aquellos que no meditan en Mis Mensajes, no mirarán sus propios errores, sus defectos, no mirarán las Virtudes que no tienen y necesitan adquirir para ser Santos, no mirarán la frialdad de sus propios corazones y por eso, morirán de inanición espiritual, morirán de parálisis espiritual en sus pecados. Y así, terminarán desgraciadamente sus vidas sin la Gracia de Dios y sin la Santidad, que es la única llave que abre la puerta del Cielo al hombre.

Yo quiero realizar en ustedes la gran obra de santificación como hice con Mi Juan Bosco. Denme su “Sí”, dilaten para Mí sus corazones y Yo entraré con Mi Llama de Amor haciendo maravillas.

A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Marcos, el más fiel alumno de Mi Hijo Juan Bosco después de Domingo Savio. Mi Hijo Predilecto, el más esforzado y dedicado de Mis Hijos.  

Y a todos ustedes Mis Hijos, bendigo con amor: de TURÍN… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.” 

miércoles, 27 de enero de 2016

24 de Enero de 2016 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 24 de Enero del 2016
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Mis Queridos Hijos, hoy, Yo les invito a todos a crecer más en el Verdadero Amor a Dios y a Mí.

Ustedes creen Mis Mensajes acerca de esto y de la oración, repetitivas. Pero el tiempo está pasando rápidamente y todos aún están paralizados en el mismo lugar, sin crecer en el Verdadero Amor por Dios y por Mí. Comprendan que, sin el crecimiento en el Verdadero Amor, ustedes nunca serán Santos y si no son Santos, nunca entrarán en el Cielo.

Por eso, Mi gran preocupación con el crecimiento del Verdadero Amor en ustedes. Porque ustedes hasta hoy, tuvieron un amor pequeño, débil por Dios y por Mí. La vida de ustedes es completamente árida, desierta de amor, tibia, estéril, no produce ni un fruto de Amor y de Santidad.

Ha llegado el momento en que ustedes deben ultrapasar este amor tan pequeño que hasta hoy tuvieron por Dios y por Mí, si quieren entrar en el triunfo de Mi Inmaculado Corazón y en el Reino del Corazón de Mi Hijo.

Solamente los fuertes, solamente los Grandes en el Amor, podrán entrar en el Reino de Mi Corazón, en el Reino del Corazón de Jesús. Por eso, todos los días, busquen crecer aún más en el Verdadero Amor por Dios y por Mí. Ya les enseñé cómo deben hacer eso: rezando siempre más con el corazón todos los días, renunciando a su voluntad, a sus opiniones, para hacer aquello que Yo les mando en Mis Mensajes y sobretodo, buscando siempre más y en todo tiempo, donar, donarse siempre más a Dios y a Mí, ultrapasando así la medida del amor que ustedes hasta hoy tienen.

Es necesario rezar más. Es necesario amar más. Es necesario sacrificarse más. Es necesario trabajar más por la causa de Mi Hijo y también por Mí. ¿Aman a Mi Hijo? ¿Me aman? Sacrifíquense más por Mí, recen más, trabajen más y dilaten más sus corazones para que Mi Llama de Amor pueda entrar con más intensidad en sus corazones.

Así, Yo les transformaré en los Grandes Santos que Yo vine buscar aquí. Y recuérdense de aquello que Mi Hija Lucía les dijo aquí: “Ustedes son los que deben dilatar sus corazones para que Mi Llama de Amor pueda entrar más y más, y con más poder.”

Y ustedes dilatarán sus corazones, renunciando más y más a su voluntad y de su carne, rezando más y más con el corazón, aumentando también el trabajo, la donación y el sacrificio de ustedes a Mí. Así, ustedes dilatarán el corazón y Yo podré llenar mucho más sus corazones con Mi Poderosa Llama de Amor.  

En verdad, aquí no permitiré que haya almas mediocres en el Amor, mediocres en la Santidad. Aquí Yo haré con que las almas crezcan y se tornen verdaderamente almas Grandiosas en el Amor, capaces de grandes sacrificios por Dios y por Mí, capaces hasta incluso de derramar la propia sangre por Nosotros, capaces de donarse hasta la última gota de vida y de fuerza por Dios y por Mí.

Entonces, verdaderamente, el mundo conocerá que Yo verdaderamente aparecí aquí y que aquí verdaderamente formo con Mis Mensajes y Mi Llama de Amor, el pueblo más santo, para esperar a Mi Hijo Jesús que ya está para volver en la Gloria.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días y todas las Oraciones que Yo les di aquí, porque ellas dilatarán sus corazones para recibir siempre más Mi Llama de Amor.

No permitan que sus corazones se estrechen, se encojan con el egoísmo de ustedes, pensando solamente en ustedes y en la realización de sus deseos. Porque si esto sucede, Mi Llama de Amor saldrá de sus corazones y no podré recolocarla, porque Mi Gran Llama de Amor no cabe en los corazones pequeños y estrechados por el egoísmo y por el amor de la propia voluntad y de la propia carne.

A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de LA SALETTE… y de JACAREÍ. “

martes, 26 de enero de 2016

23 de Enero de 2016 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Lucía a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 23 de Enero del 2016
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

"Mis Hijos, si no rezan todos los días el Santo Rosario, no podrán ser Grandes Santos."

“Queridos Hijos, hoy, les invito nuevamente a todos, a rezar más y con el corazón.

Comprendan que Soy la Madre incansable, que repite siempre la misma canción: “Recen, recen, recen.”

Mientras ustedes no estén convencidos de que sin la oración, ustedes no podrán ser Santos, ni podrán entrar en el Cielo, no dejaré nunca de decirles: “Recen.”

Solamente con la oración con el corazón, ustedes podrán tener el crecimiento de la Llama de Amor dentro de sus corazones. De manera que ni el mundo, ni Satanás y ni ustedes mismos con sus pecados, relajamientos, negligencias y defectos podrán apagarla.

Solamente con la oración con el corazón, Mi Llama de Amor crecerá en ustedes. Ésta Llama les llevará a la Perfecta Caridad y la Perfecta Caridad, el Perfecto Amor a Dios, les llevará a la Santidad.

Entonces, se realizará aquello que Yo vine hacer aquí: transformarles en Grandes Santos y preparar el pueblo santo para Mi Hijo Jesús que volverá en la Gloria a ustedes muy pronto.

Continúen rezando Mi Rosario y todas las oraciones que Yo les pedí todos los días.

A todos bendigo con amor: de FÁTIMA… de BANNEUX… y de JACAREÍ.”




MENSAJE DE SANTA LUCÍA

"Sean obedientes a Dios y a Su Madre."

“Queridos Hermanos, Yo, Lucía, nuevamente les pido: “Abran sus corazones a la Verdadera Llama de Amor de la Madre de Dios, que desea inflamar sus corazones hasta llevarlos a la Perfecta Caridad, el Perfecto Amor a Dios, que les tornará verdaderamente Santos.”

Obedezcan cada día más con mayor perfección a todo lo que Dios y Su Madre les piden aquí, en Sus Mensajes o través de los superiores, que hacen las veces de Ellos junto de ustedes.

La verdadera alma que ama a Dios, obedece al Señor de todo corazón, ve en las órdenes recibidas de sus superiores, a Dios mismo hablando a sí, a su corazón y diciéndole lo que debe hacer a cada hora, a cada minuto del día.

La verdadera obediencia no es falsa, no es fingida. No finge obedecer por el frente y desobedece por las espaldas. La verdadera obediencia es sincera, verdadera, fiel en todos los momentos, el alma fingida y falsa, jamás quedará sin castigo.

El alma verdaderamente sincera y que obedece con amor, será exaltada por Dios, será recompensada por Dios mismo, pues, la verdadera obediencia jamás quedará sin recompensa y premio, bien como la obediencia fingida y falsa, jamás quedará sin castigo.

La verdadera obediencia nace del Verdadero Amor. El alma que tiene el Verdadero Amor a Dios y a Su Madre siente alegría en obedecer y jamás, jamás en las cosas que hace desobedece, pues, sabe cuán grande es la tristeza que causa al Corazón de Jesús y de Su Madre.

Por eso, quiten las espadas de dolor del Corazón de la Madre de Dios por tantas almas fingidas, que delante de los otros parecen obedecer, pero al volver sus espaldas, desobedecen a la Madre de Dios en Sus Mensajes y en Sus pedidos.

Desagravien el Corazón de la Madre de Dios. Quiten las espadas de dolor que esas almas clavan en Su Corazón, obedeciendo verdaderamente con amor todos Sus Mensajes.

Para crecer en el Verdadero Amor, para que la Llama de Amor de la Madre de Dios verdaderamente crezca dentro de sus corazones, continúen rezando el Santo Rosario todos los días. Continúen renunciando a su voluntad, a sus opiniones y en todo buscando hacer como los Santos hacían, diciendo: “Quiero lo que Dios quiere y no quiero lo que Dios no quiere.”

A todos bendigo con amor: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREÍ.”

miércoles, 20 de enero de 2016

03 de Marzo de 2002 - Especial - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 03 de Marzo del 2002


MENSAJE ESPECIAL:

"La primera vez que la Madre de Dios bajó del Cielo llorando, fue en la alta montaña de La Salette (Francia-1846)"



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



Mis Hijos, Yo Soy la Reina y Mensajera de la Paz. Continúo pidiéndoles: Oración, Sacrificio y Penitencia.

El mundo camina para la condenación y a cada día, peca más y más. Los pecados crecen de todas las maneras y ya no hay tipo de pecado que no se encuentre sobre la tierra. Los pecados de los hombres suben al Cielo como espadas flameantes y penetrantes, y traspasan el Corazón de Mi Hijo Jesús y Mi Inmaculado Corazón. Igualmente son heridos el Espíritu Santo y el Padre Eterno.

¿Por qué? ¿Por qué ustedes continúan a pecar Mis Hijos?

¿Por qué ustedes no se arrepienten de sus pecados?

¿Por qué ustedes continúan tratando con tanta crueldad a Su Dios y a Mí, Su Madre?

¿Por qué no se arrepienten?

¿Por qué no reconocen sus pecados y no lo detestan con todas las fuerzas?

¿Por qué postergan su conversión?

¿Por qué no quieren desapegarse de sus vicios y de sus placeres mundanos?

Mis ojos están exhaustos de llorar… (Pausa, ésta frase fue dicha aquí con voz agrietada, temblorosa por el lloro sofocado con dificultad)   

¿Qué hicieron de Mis Mensajes? ¿Por qué no divulgaron Mis Mensajes como Yo les pedí? ¿Por qué no las dieron a conocer al mundo entero?

¿Por qué no tornaron conocida Mi Santa Medalla de la Paz por toda la tierra?

¿Por qué ustedes tienen miedo y vergüenza de enfrentar a los enemigos de Mis Apariciones?

¿Por qué ustedes tienen miedo de hablar en público de Mis Apariciones aquí y de Mis Mensajes?

¿Por qué ustedes han sido tan perezosos y tan lerdos en divulgar Mis Mensajes, Mis Hijos?

¿Por qué ustedes han sido tan egoístas y piensan solamente en sí mismos?

¿Por qué no quieren sacrificarse por amor a Mí?

¿Qué tipo de “Fe” es ésta la que ustedes confiesan que tienen?

Mis Hijos, la Fe sin obras, es muerta. La oración sin obras, sin acción, poco puede, puede cambiar muy poco. Fue por eso que Yo siempre les pedí mucha oración, y al mismo tiempo, mucho trabajo de divulgación de Mis Mensajes. De otra manera, el mundo nunca conocerá Mis Mensajes, y si el mundo no conoce y no practica Mis Mensajes, se condenará.

Mis Hijos ¿Por qué entonces ustedes no luchan? ¿Por qué ustedes no tienen ardor en divulgar Mis Mensajes? ¿Por qué Mis Hijos, ustedes no se esfuerzan por Mí? Ustedes se esfuerzan tanto por sus intereses y para conseguir aquello que desean en esta tierra, pero por Mí, Su Madre del Cielo, ustedes no tienen coraje de esforzarse.

¿Y es así que ustedes quieren vivir a Mi lado en el Cielo para siempre después de la muerte, Mis Hijos?

Si Me aman, guarden Mis Palabras y después de guardar Mis Palabras, practíquenlas y después de practicarlas, divúlguenlas al mundo entero.

¡Oh Mis Hijos! Yo les llamé aquí, escogí a cada uno de ustedes para conocer Mis Mensajes, para que tomen ciencia de Mis Apariciones aquí. ¿Será que Yo les llamé en vano Mis Hijos?

¿Será que de aquí, de entre ustedes, no brotará un árbol bueno siquiera? ¿Será que no cogeré ningún fruto siquiera, de entre ustedes?

¿Será que ustedes aún continuarán presos a sus apegos, como si fuesen a vivir para siempre aquí en este mundo?  

¡Mis Hijos, conviértanse! ¡Reaccionen! ¡Levántense! ¡Adelante! ¡Ayúdenme! Ayúdenme a salvar a las almas, divulgando Mis Mensajes. Ayúdenme a sostener el brazo de Mi Divino Hijo, rezando el Santo Rosario y haciendo Penitencia.

Mis Hijos, Yo aún tenía muchos otros Mensajes para darles, pero aún no puedo, porque ustedes aún no pusieron en práctica los que Yo ya les di.

Por eso Mis Hijos, decídanse en este tiempo santo, de una vez por todas, por la conversión. Decídanse como nunca hicieron antes, decídanse con todas sus fuerzas, decídanse para siempre.

Continúen rezando el Santo Rosario todos los días. A todos Yo bendigo ahora.” 

martes, 19 de enero de 2016

17 de Enero de 2016 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 17 de Enero del 2016
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE PONTMAIN (FRANCIA-1871)



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Queridos Hijos, hoy, cuando ustedes conmemoran aquí el aniversario de Mis Apariciones en Pontmain, Yo vengo nuevamente del Cielo para decirles: “Soy la Señora de la Esperanza y de la Oración.”

Y en Pontmain, di Mi Mensaje, pidiéndoles a todos a que rezasen, que perseverasen en la oración, pues, Mi Hijo Jesús se dejaría tocar y les salvaría a todos, de todos los peligros, de todos los males, especialmente de este tiempo.

Por eso Hijitos, ustedes deben rezar, deben rezar con perseverancia sin desanimarse nunca, pues, la oración es la única cosa que puede salvarles en estos tiempos malos de predominio del pecado, de Satanás y de la Apostasía.



Quién reza será salvo. Quién reza poco se colocará en riesgo de condenarse. Y quién no reza, será condenado. Por eso, recen mucho. Éste es Mi Mensaje de Pontmain.

Recen con el corazón, recen con perseverancia, recen sin desanimarse hasta que Mi Hijo Jesús se deje tocar por sus oraciones. Y cambie toda guerra, todo conflicto, todo mal, todo pecado, toda obra de Satanás en Gracia, en Paz, en Salvación, en Alegría, en Esperanza.

Soy la Señora de la Esperanza y de la Oración, y en Pontmain, Yo vine a darles la señal segura de Mi gran victoria. En verdad, la Madre del Cielo que en Pontmain, solita, con 4 niños y un grupo de pocos campesinos rezando el Rosario, derrota al gran ejército de Prusia, les muestra a todos ustedes Mis Hijos, cuánto Yo Soy más poderosa que todos los ejércitos del mundo.


Yo Soy más poderosa que el ejército entero del infierno, más que todos los demonios y es por eso, que en el final, sólo Yo, sólo Mi Corazón Inmaculado triunfará.

Ustedes si perseveran en la oración y en el amor Conmigo, triunfarán Conmigo. Les daré la Gracia de ser participantes en Mi triunfo y les llevaré para un nuevo tiempo de Paz, que Yo preparo con amor juntamente con Mi Hijo, todos los días para ustedes.

Soy la Señora de la Esperanza y de la Oración. Y en la gran victoria que Yo obtuve en Pontmain, con la oración de pocos Hijos Míos junto Conmigo en medio del frío y de la nieve, Yo les mostré a todos, al mundo entero Mis Hijos, Mi gran poder de Reina del Cielo y de la tierra, de Madre de Dios, de Señora del Universo y de General de los Ejércitos Celestes.

Por eso Mis Hijos, tengan confianza en Mí. En el final, sólo Yo triunfaré.

Ahora ustedes tienen que cargar la pesada cruz del sufrimiento en este tiempo de la gran tribulación, pero no desanimen, hagan como Mi Hijito Marcos y los Santos hicieron. Incluso cargando la cruz, aguanten firme, recen, confíen, esperen.

Sigan adelante trabajando por Mí, que Yo trabajaré por ustedes. Luchen por Mí, que Yo lucharé por ustedes. Hagan Mis Grupos de Oración, divulguen Mis Mensajes, trabajen por Mí, que Yo y los Ángeles trabajaremos por ustedes y en el final, les llevaremos a la gran victoria.

Soy la Señora de la Esperanza y de la Oración, que tantos años después de Pontmain, apareció aquí en Jacareí para decirles nuevamente Mis Hijos: “¡Recen, recen, recen!”

Recen con perseverancia, recen sin descanso, recen con el corazón, recen con amor hasta que Mi Hijo Jesús se deje tocar por sus oraciones. Y venga a purificar y transformar este mundo, repleto de violencia, pecado, maldad, discordia, deshonestidad, injusticia, impureza, falsedad; para transformarlo en un mundo de Paz, en un mundo de Amor, en el Reino de Nuestros Corazones Unidos. Aquel que combata hasta el fin, será coronado con la Corona de la Vida Eterna.

¡Recen, recen, recen! Sigan el ejemplo del Pueblo de Pontmain, recen 3 horas por día, recen en la alegría y en la tristeza, en la abundancia y en la pobreza, en la guerra y en el tiempo de paz. Recen 3 horas por día como ellos y ustedes también tendrán Mi Protección y Mis Bendiciones Especiales.





En este año, dilaten sus corazones aún más para recibir Mi Llama de Amor, sacrificándose por Mí, donándose por Mí y verdaderamente, incluso en medio del sufrimiento, aguantando firme, cargando la cruz por Mí y yendo siempre más adelante por Mí.

Yo Soy la Madre de Dios, fue elevada a la más alta dignidad a que una criatura podría ser elevada por Dios, la dignidad de “Madre de Dios.” Mi dignidad asoma las fronteras de la Divinidad como dijo tan acertadamente Mi Tomás de Villanueva y Mi Alfonso de Ligorio.

Sí, aquel que confía en Mi poder de Madre de Dios y que Yo puedo todo junto de Mi Hijo, experimentará las Gracias Extraordinarias de Mi Llama de Amor. Feliz quién cree en Mi Grandeza de Madre de Dios, en Mi dignidad, en el dogma de Mi Maternidad Divina. Feliz quién Me ama y confía en Mí, porque todo aquel que Me busca, Me encontrará.

Yo vivo cerca de quién Me bendice, vivía cerca de Mi Hijita Mariana de Jesús Torres, de Mi Alfonso de Ligorio, de Mi Tomás de Villanueva. También vivo cerca de Mi Hijito Marcos y quién Me busca aquí, quién Me busca junto a él, oyendo lo que él dice, Me encontrará y quién Me encuentra, encontrará la Vida Eterna, encontrará la Paz.

A todos Yo bendigo con amor: de PONTMAIN… de MEDJUGORJE… de QUITO… y de JACAREÍ.”

lunes, 18 de enero de 2016

16 de Enero de 2016 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Lucía a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 16 de Enero del 2016
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Mis Queridos Hijos, hoy, les invito a todos nuevamente al Verdadero Amor a Dios, al Verdadero Amor a Mí, a la Verdadera Llama de Amor por Nosotros.

Abran sus corazones y dejen verdaderamente Mi Llama de Amor entrar, por medio del “Sí” verdadero, profundo y sincero de todos ustedes a Dios y a Mí, que Soy Su Maestra en el camino de la Santidad, de la Perfección y del Amor.

Verdaderamente tomen en serio Mis Mensajes y no queden apenas oyendo los Mensajes sin meditarlos y sin profundizarlos en sus corazones. Den verdaderos frutos de Santidad y de obediencia a Mi voz, cumpliendo Mis Mensajes, para que Dios no se aborrezca y no termine por cansarse de ustedes y por abandonarlos a la propia suerte, por ver que ustedes no llevan a serio y no valorizan Mis Palabras.

Estoy hace tanto tiempo conduciéndoles por el camino de la Conversión y de la Santidad, pero ustedes se rehúsan a subir en los peldaños del Verdadero Amor. Por eso, ustedes continúan tan fríos, tan débiles en la oración y tan incapaces de cumplir aquello que Yo digo y de verdaderamente ser instrumentos poderosos, siervos poderosos, siervos buenos en el servicio a Mí y en el trabajo por el triunfo de Mi Inmaculado Corazón.

Hoy, Yo les llamo a todos verdaderamente a que se tornen Mis siervos por amor, Mis soldados por amor y no por obligación. Para que verdaderamente, a través del amor de ustedes, Yo pueda derramar Mi Llama de Amor en el mundo entero y convertir todos los corazones endurecidos y traer a todos Mis Hijos que están tan lejos de Mi Corazón para junto de Mí.

Cuando ustedes comiencen a cumplir la Voluntad de Dios y la Mía en sus vidas, las Gracias serán dadas a ustedes. Yo deseo verdaderos hijos que luchen Conmigo, que luchen por Mí, por Mi Plan, por la realización de Mi triunfo en la tierra.

Son “esos” Mis Hijos que verdaderamente Me aman, únicamente porque Yo Soy digna de amor. Me obedecen, porque únicamente Soy digna de ser obedecida por todos Mis Hijos y es “esos hijos” que Yo vine a buscar aquí, que vine a procurar aquí, hijos que formen alrededor de Mi Corazón la Corona más bella y perfumada de Rosas Místicas de Oración, de Amor, de Sacrificio de amor, de Trabajo de amor, de Donación total a Mí por amor.

Ahora que se acerca el aniversario de Mis Apariciones aquí: recen, recen y recen aún más, profundamente e intensamente. Para que verdaderamente, ustedes se transformen en los soldados de amor de Mi Corazón Inmaculado, a través del cual, finalmente derrotaré a Satanás, primero en sus vidas, después en la vida de aquellos que están cerca de ustedes y finalmente, en el Brasil y en el mundo entero.

Hagan los Grupos de Oración que Yo pedí por todas partes, divulgando Mis Apariciones y Mis Mensajes, pues, ésta es la única cosa que puede salvar al Brasil y al mundo entero.

Continúen rezando Mi Sacratísimo Rosario todos los días y todas las Oraciones que Yo les di aquí en este lugar sagrado, donde Yo habito día y noche, y donde Mis Hijos que vienen a buscarme con verdadero amor y fe, son recompensados con Grandes Bendiciones y Grandes Gracias de Mi Corazón.

A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de MEDJUGORJE… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SANTA LUCÍA



“Mis Amados Hermanos, Yo, Lucía de Siracusa, Me alegro nuevamente por venir hasta ustedes para darles Mi Bendición y Mi Paz.

¡Recen, recen, recen! No como ustedes quieren, pero como la Madre de Dios les mandó aquí, en los días, horas y momentos marcados por Ella.

La verdadera obediencia se muestra primeramente en esto: en el obedecer y rezar lo que Ella mandó rezar en el día y hora en que Ella mandó.

En segundo lugar: prueben su amor a la Madre de Dios, renunciando a la voluntad, a las opiniones y al querer de ustedes y aceptando la de Ella.

Después, prueben su amor a Ella verdaderamente, donando sus vidas totalmente a Ella, dando el “Sí” de ustedes totalmente a Ella y a todo momento buscando servirla, amarla y obedecerla, no a cambio de Sus Gracias, no a cambio ni incluso de la salvación y de la felicidad eterna que Ella les puede dar, pero tan solamente y únicamente para dar amor, cariño y alegría a Ella.

Prueben su amor a Ella sirviéndola, escogiendo los trabajos más duros, más difíciles, las tareas más cansativas que exigen más sacrificio. Para que así, verdaderamente, el amor de ustedes sea verdadero y sincero, y la Madre de Dios crea en el amor de ustedes y les dé las Gracias de Salvación, Paz y Amor a ustedes.

Ustedes fueron llamados aquí al Verdadero Amor, al Amor en pura transformación que formó a los mayores Santos de la humanidad. En ustedes no será admitido por Dios, un amor regulado, mezquino, un amor débil, un amor apocado.

Por eso, abran sus corazones a una capacidad ilimitada de amar. Dilaten sus corazones a esa capacidad ilimitada de amar a la Virgen María, sacrificándose por Ella, donándose totalmente por Ella y ejercitando a cada día, el amor de ustedes por Ella, sirviéndola siempre un poco más, trabajando un poco más para Ella. Incluso cuando su carne quiera divertirse, quiera descansar, quiera relajarse.

Busquen siempre estar activos, vigilando y trabajando siempre para ésta Madre, porque aquellos que trabajan por Ella como fue dicho en la Sagrada Escritura, tendrán la Vida Eterna: “Aquellos que viven por Mí, tendrán la Vida Eterna.”

Feliz, mil veces feliz aquel que tenga éste amor, que vive éste amor y que se entrega totalmente a éste amor por Ella. Porque ya aquí en la tierra recibirá de Ella, las mayores Gracias de Amor, las mayores consolaciones de Su Amor, las mayores luces de Su Corazón y de Su Amor, y ya experimentará la alegría que Nosotros, los Santos y los Bienaventurados, sentimos en el Cielo al verla, al contemplarla, al amarla en éxtasis eterno de amor.  

Entonces, la visión beatífica de Dios y la visión eterna de la Virgen María serán apenas la consumación y la coronación de la vida unitiva perfecta, que ustedes ya tendrán con Ella aquí en la tierra en carne mortal.

Continúen rezando el Santo Rosario todos los días, Mi Coronilla y todas las Oraciones que les fueron dadas aquí. Por medio de esas Oraciones hechas con el corazón, ustedes crecerán cada vez más en la vida de unión con la Madre de Dios.

Y recuérdense: “Sin sacrificar la propia voluntad, sin renunciar a las propias opiniones y sin donarse cada vez más en el trabajo por la Madre de Dios, sin esforzarse por crecer en el amor, nadie podrá dilatar su corazón para recibir la Llama de Amor del Señor y de la Madre de Dios con toda su fuerza y en toda su plenitud.”

A todos les bendigo con amor: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ.”