Vistas a la página totales

viernes, 17 de febrero de 2017

16 de Febrero de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

 Jacareí, 16 de Febrero del 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DEL DESTIERRO



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
(La Madre de Dios vino junto con San Rafael Arcángel y el Ángel San Leniel)


“Queridos hijos, hoy, invito a todos ustedes a entraren más profundamente en el Sagrado Corazón de Jesús por medio de la oración con el corazón.

Si ustedes rezaren con el corazón, entrarán cada vez más profundamente en el Corazón de Mi Hijo y conocerán Su gran Amor por cada uno de ustedes, por todos ustedes.

El primer paso para conocer el Amor del Corazón de Jesús y sentirlo, es abrir el corazón. Después, renunciar a la propia voluntad, a las cosas mundanas. Y por fin, entregarse confiadamente a ese Corazón como un niño se entrega a los brazos de su padre y se deja cargar por él.

En el Corazón de Mi Hijo Jesús, así que ustedes entraren, Él les revelará cuan grande es Su Amor, Su bondad por cada uno de ustedes. Les mostrará, cuanto Su Corazón Dulce los amó, los amó primero, cuanto amor Él tuvo por cada uno de ustedes, muriendo en la cruz por la salvación de ustedes. Les mostrará, cuantas veces dio a ustedes pruebas de amistad, de amor, de misericordia.

Él comenzará a dar a ustedes a sentir Su Amor, comenzará incluso a hacer muchas y muchas gracias, para que ustedes puedan conocerlo mejor, sentir Su Amor, probar de Su dulzura, de Su bondad. Después, Él les mostrará Su dolor, les mostrará cuanto ustedes lo ofendieron, cuanto ustedes fueron ingratos a Su Amor, cuanto despreciaron las gracias de Él y lo cuanto lo hirieron.

Ese conocimiento producirá en ustedes el don de las lágrimas, o sea, la perfecta contrición del corazón. Entonces, las almas de ustedes comenzarán a ser lavadas en sus lágrimas y cuanto más las almas de ustedes lloraren de verdadero dolor por haber disgustado a Mi Hijo, más y más, ellas comenzarán a sentir Mi Llama de Amor por Jesús. Entonces, las almas de ustedes desearán amarlo, servirlo, adorarlo, como nunca nadie jamás hizo. Las almas de ustedes comenzarán a sentir fastidio, mareo y asco por las cosas mundanas y comenzarán a sentir verdadera alegría por la oración, por la compañía de Mi Hijo, por el estar con Él profundamente sumergidos en la oración. Las almas de ustedes comenzarán a sentir alegría incluso en el sacrificio, en la penitencia, en la meditación y en todo aquello que Mi Hijo Jesús pidió a ustedes.

Aunque difícil o amargo, las almas de ustedes conseguirán dar a Jesús todo, todo con alegría. Entonces, ustedes comenzarán a gustar de la vida de los Santos, comenzarán a sentir aquella paz verdadera que los Santos sentían en el Amor de Dios, en la oración, en la meditación, en la intimidad con Mi Hijo Jesús y Conmigo. Y entonces, sus corazones comenzarán a alegrarse, a llenarse de una alegría que el mundo no tiene, que el mundo no puede dar.

Vengan pues al Corazón de Mi Hijo, golpeen y el abrirá la puerta para ustedes, es solo golpear y Él abrirá. Él no pide nada, pide apenas que golpeen, que golpeen con insistencia con la oración y Él abrirá a ustedes las puertas de Su Sagrado Corazón. Ustedes entrarán y una vez allá dentro, conocerán el gran y dulcísimo Amor de Mi Hijo Jesús por cada uno de ustedes.

Recen, recen mucho. No pierdan tiempo, recen, porque grande son los pecados que el mundo comete y mayores todavía son los castigos que caerán sobre los culpables. Recen Mi Rosario todos los días. Con el Rosario, ustedes salvarán muchas y muchas almas. Con el Rosario, ustedes impedirán que multitudes enteras de almas, que Naciones enteras, caigan en las llamas infernales y puedan tener la oportunidad de la salvación.

Cada Rosario que ustedes dejan de rezar, son muchas multitudes de almas que caen en el infierno por las cuales tendrán que dar cuentas a Dios. Recen, recen mucho Mi Rosario. Con ello, será fácil la salvación de muchas almas y Mi enemigo no podrá más morder en sus entrañas infernales, las almas de Mis hijitos amados. El dragón no podrá más morder a Mis hijos si ustedes rezaren Mi Rosario todos los días.

Agradezcan a Dios y alégrense por las señales que les di aquí. Esto confirma a ustedes que Mis Mensajes son verdaderos. Léanlos, medítenlos para el bien y salvación de ustedes.

A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… de PELLEVOISIN… y de JACAREÍ.

Una vez más digo: “Lean Mis Mensajes ahora que ustedes pueden leerlos, pues un día, querrán leerlos y no podrán más.”


SEÑALES MILAGROSAS EN LA PROCESIÓN DEL DOMINGO 12 DE FEBRERO

















miércoles, 15 de febrero de 2017

12 de Febrero de 2017 - Mensaje de Dios Padre y de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

 Jacareí, 12 de Febrero del 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



ANIVERSARIO DEL VIDENTE MARCOS TADEO TEIXEIRA




MENSAJE DE DIOS PADRE

"El Vidente Marcos dijo que esta imagen es la que más se le parece a Dios Padre."

“Marcos, Mi hijo amadísimo, Yo, el Padre Eterno, Soy tu regalo de aniversario hoy, y vengo con Mi Hija Predilectísima María para darte Mi regalo paternal de tu cuadragésimo aniversario hoy.

Derramo sobre ti nueva efusión de Mi Gracia, nuevos Dones del Espíritu Santo y también nuevas gracias del Corazón Misericordioso de Mi Hijo Jesús e infundo ahora en ti nuevos Dones, nuevos Talentos, infundo en ti nuevas gracias y también nuevo poder de la Llama de Amor de Mi Hijo, que es el Espíritu Santo, de la Llama de Amor de Mi Hija Predilectísima María, que es Mi Espíritu de Amor e infundo en ti ahora todas estas gracias y te doy ahora un nuevo grado de Gracia Santificante en la tierra y un nuevo grado de Gloria equivalente en el Cielo…

Amado hijo, hoy, todo el Paraíso y toda la tierra se alegran por tu nacimiento. Tu nacimiento es un Don de Mi Amor al mundo, porque a través de ti puedo realizar ahora en estos tiempos finales de la apostasía, Mi Obra de Amor para la salvación de Mis hijos y para la conservación de Mi Fe, de la Fe Católica en las almas de Mis hijos y en la humanidad.  

Tu nacimiento es un Don del Amor de Mi Corazón para toda la humanidad, porque a través de tu vida, de tu “Sí” y de tu amor, pude mostrar Mi verdadera faz paterna, Mi faz de padre y de amor a todos Mis hijos.

Tu nacimiento es un Don de Mi Amor para toda la humanidad, porque por medio de ti pude aproximarme de Mis hijos en estas Apariciones, pude hacerles sentir Mi Amor, Mi Misericordia, Mi inmenso deseo de salvarlos y pude verdaderamente dar a ellos, las gracias de Mi bondad y de Mi Espíritu de Amor.

Tu nacimiento es un Don de Mi Amor para toda la humanidad, porque a través de ti pude realmente hacer maravillas en este lugar, conversiones, pude atraer a Mis hijos para la oración, para la penitencia que los reconcilia Conmigo, que abre las puertas de Mis Gracias para ellos, que los une Conmigo y que los lleva a la verdadera santidad.

Tu nacimiento es un Don de Mi Amor para la humanidad, porque a través de ti, enviando a María hasta ti y por medio de ti a todos estos Mis hijos, pude hacer Mi Luz y Mi Gracia esparcirse por todo el mundo, tocando, convirtiendo y transformando corazones.

Sí hijo Mío, tu nacimiento fue un Don de Mi Amor para la humanidad, y después de esto, la humanidad no puede más dudar de lo cuanto la amo, pues nunca abandoné a Mis hijos y a lo largo de la historia, siempre envié Profetas, Santos y a Mi propio Hijo, para llamar a todos Mis hijos a Mí, para reconciliarlos Conmigo y para mostrarles el camino que deben seguir para llegar hasta la salvación, hasta a MÍ en el Cielo. Y en este tiempo no fue diferente, Yo di a la humanidad, Yo di al mundo entero a ti, que eres Mi apóstol, Mi hijo, que eres Mi mensajero, Mi servidor fiel y por medio de ti, pude hacer con que Mi Gracia Salvadora llegase a tantos de Mis hijos que estarían irremediablemente perdidos y condenados, si no hubieses nacido.

Por eso Mi hijo, alégrate y todos Mis hijos buenos, todas las almas de buena voluntad, alégrense en ti y por ti, porque verdaderamente por ti y en ti, mostré al mundo entero cómo es grande Mi Amor. Mostré también cuan grande es Mi Amor por ti dándote a Mi Hija Predilectísima María, para ser tu Madre, Maestra, Consejera, para ser tu ampáro, refugio, luz y amor.

Sí, eras un niño muy amoroso y Yo sabiendo de todo eso, te envié a María, bellísima, tiernísima, dulcísima, para que en el amor, en el cariño, en la dulzura de Ella, tu corazón fuese conquistado por Mí y Ella entonces te uniese Conmigo. Mi Plan no falló como jamás podría fallar siendo Yo la Eterna, Perfecta y Divina Sabiduría. Quedaste enamorado por María, y al enamorarte por la Madre de Mi Hijo, por Mi Princesa, tú también te fuiste enamorándote por Mi Hijo Jesús y por Mí, y así, conquisté tu corazón y fuiste todo Mío.

Y es así también que quiero en estos tiempos conquistar el restante de Mis hijos. Quiero conquistarlos a través de María, del Amor de María, de la dulzura de María, del cariño de María, de la belleza de María, de la Gloria de María, de la Santidad de María, pues, en la Santidad de Ella, pueden ver la Mía, en el Amor de Ella, pueden sentir el Mío, en el cariño de Ella, pueden sentir el Mío y en el Corazón de Ella, pueden verdaderamente sentir el Amor de Mi Corazón por todos ustedes, pues, fui Yo que así la hice tan amorosa y la preparé para ustedes.

¡Oh hijitos! Yo deseo que vengan a Mí por Ella y tú Mi hijo Marcos, verdaderamente eres un hombre bendecido y agraciado por Mí. Tú quedarás para la historia como el hombre que conoció verdaderamente cuan grande es el Amor de Dios por ti mismo y por la humanidad. Tú debes quedar como Mi Llama incesante de Amor, la Llama incesante de Amor por María para toda la posteridad. Quedarás como señal de Mi Gran Amor por la humanidad y cuando todos miraren para tu vida y para todo lo que Yo y Mi Princesa María hicimos por ti, la humanidad Me dará Gloria, Honra y Alabanza. Todos golpearán el pecho proclamándome: SANTO, SANTO, SANTO Y entonces, toda lengua se abrirá para alabarme, para bendecirme, para adorarme y glorificarme, y entonces reinaré, reinaré absolutamente en todos los corazones y en todas las Naciones.

Hijo, después de haberte dado a María con todas las gracias que Ella te trajo, te dio en estas Apariciones, Yo también probé por fin Mi Amor por ti dándote a tu padre espiritual, Mi hijo predilectísimo Carlos Tadeo. En el amor de él, puedes sentir el Mío, en el cariño de él, puedes sentir el Mío, en el cuidado, en la protección, en el ampáro, en la comprensión y en la mirada de él, puedes sentir Mi Amor, Mi protección, Mi cariño y ampáro, en la voz de él, puedes sentir la Mía que te habla con amor. Después de Yo haberte dado tal padre, jamás podrás dudar que te amo, porque te di este Mi hijo bendito y amado para ser verdaderamente para ti Mi señal y hacer Mis veces junto de ti cuando no te aparezco.

Entonces hijo Mío, alégrate, alégrate, porque verdaderamente eres muchísimo amado por Mí y a estos Mis hijos también digo: “Alégrense, porque aquí no mostré, no revelé únicamente a Mi hijito Marcos Mi Amor, pero por medio de todo lo que di e hice a él, mostré también cuanto los amo, cuanto los quiero, cuanto los benedicio trayéndolos aquí en este lugar que es Mi Segundo Cielo en la tierra, que es Mi Palacio en la tierra y que es el arca de salvación que Yo preparé para ustedes, para todos ustedes Mis hijos.”

Yo les amo, Yo amo a todos con toda la fuerza de Mi Amor Divinal y Paternal, y a ustedes y a Mi hijo Marcos ahora bendigo y por fin pido: “Continúen rezando el Rosario de la Madre de Mi Hijo, de María, de Mi Princesa Santísima, todos los días.” Por medio de ello, Yo siempre más los bendeciré, enriqueceré con Mi Gracia y a cada Rosario que ustedes recen, verdaderamente Yo derramaré sobre ustedes Mis bendiciones paternales. En verdad, a cada vez que ustedes dijiren: Dios te salve María, llena eres de gracia… Yo derramaré sobre ustedes un rayo de Mi Gracia Divinal que llenará su alma de luz, de paz, de vida sobrenatural y los hará verdaderamente llenos de Mi Espíritu Santo.

A todos Yo bendigo con amor: de JERUSALÉN… del MONTE SINAÍ… y de JACAREÍ.


*Coronilla de Dios Padre (rezar todos los domingos):




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Amadísimos hijos Míos, hoy, cuando ustedes celebran aquí el aniversario natalicio de Mi hijo Marcos y también Mi fiesta como la Señora de la Escuela, Protectora de todos los profesores y maestros del mundo, Yo vengo a ustedes para decirles: “Entren en Mi escuela de santidad y salvación que Yo abrí aquí a través de Mi hijito Marcos Tadeo.”

Entren en esta escuela de salvación y déjense formar por Mí en ella todos los días: en el amor, en la oración, en el sacrificio, en la penitencia, en la humildad, en la obediencia a Dios.

Entren en esta escuela de santidad, renunciando a las malas enseñanzas de la escuela del mundo, o sea, la impureza, la soberbia, la pereza, el orgullo, la envidia, la concupiscencia, la soberbia y todos los demás vicios y pecados de esta tierra, para que entonces, Yo pueda enseñar a ustedes la buena doctrina de la salvación que es Jesús, que es Su Palabra y Su Evangelio, que Yo aquí anuncio para ustedes con el amor y el toque de Mi Amor Materno.

Entren para Mi escuela de santidad, pues, Yo aquí enseño a ustedes la misma cosa que enseñé a Mi Hijo, el Niño Jesús: obediencia a Dios, hacer la Voluntad del Padre en todo tiempo y lugar, luchar por la salvación de las almas, sufrir por la salvación de los otros, rezar, amar a Dios sobre todas las cosas, hacer Su Voluntad.

Era eso lo que Yo enseñaba a Mi Hijo Jesús, sobre todo a las tardes, cuando Yo lo colocaba en Mis rodillas y le enseñaba la Divina Escritura, le enseñaba la Ley del Señor. Eso es lo que Yo les enseño aquí, eso es lo que Yo enseño a ustedes aquí, vengan para Mi escuela, que aquí voy a enseñar todo eso a ustedes y les explicaré todo aquello que Mi Hijo Jesús no les explicó hace 2000 años atrás, porque los hombres no estaban preparados para entenderlo y saberlo.

Entren para Mi escuela de santidad, que aquí Yo enseñaré a ustedes la verdadera santidad, que consiste en amar a Dios y hacer Su Voluntad, renunciando a la de ustedes. Yo les enseñaré lecciones preciosísimas, les enseñaré a cómo morir para ustedes mismos y su voluntad, cómo vaciarse, desapegarse de las cosas mundanas, cómo dar sus cuerpos y sus almas a Dios, cómo ustedes podrán tornarse Llamas incesantes de Amor. Todo eso Yo he enseñado hace 26 años a Mi hijito Marcos, Mi primer y mejor alumno de Mi escuela.

¡Ah! Él no fue apenas el mejor alumno de su escuela terrestre, es el mejor alumno de Mi escuela celeste también. Y si ustedes oyeren lo que él como mejor alumno y más viejo, enseñare a ustedes, ustedes también aprenderán Mis maternas lecciones, serán buenos alumnos en Mi escuela de santidad, serán aprobados por Mí y por el Señor, y recibirán el diploma celeste de Grandes Santos.

Entren en Mi escuela de santidad, siguiendo los pasos de Mi hijito Marcos. ¡Ah! Cuantos se preguntan: “¡Ah! ¿Cómo él puede amar así a la Madre de Dios? ¿Cómo pudo haber hecho tantas cosas, tantas obras para Ella?” ¡Ah Mis hijos! Pero es que él dilató muchísimo su corazón para Mi Llama de Amor por muchas y fervorosas, fervientes oraciones, ardientes sacrificios y ayunos, ardientes esfuerzos para agradarme, para obedecerme, para servirme, incluso cargando una pesada cruz e incluso cuando Mi Voluntad que era difícil, repugnaba su humanidad, aún así él se esforzó para hacer aquello que Yo quería. Por eso, por eso él fue capaz de hacer tanto por Mí.

Las pisadas de él son muy profundas y cualquiera puede verlas, pisar en ellas y seguir por el camino por el cual Yo lo llevo. Jacareí es una Aparición que dispensa explicaciones, porque aquí Yo ya hice a Mi hijito Marcos dejar pisadas bien profundas para que todos puedan seguirme pisando en las pisadas de él. Por eso Mis hijos, ustedes pisen en las pisadas de él: de oración, de sacrificio, de amor, de fidelidad, de obediencia a Mí y ustedes con él, llegarán seguramente a la graduación celeste, recibiendo finalmente el diploma de Grandes Santos y de verdaderos hijos de Dios y Míos.

Agradezcan a Dios y también a esta Su Madre Celeste que dio a ustedes un amigo, un compañero y al mismo tiempo también un profesor, que hace Mis veces aquí cuando no estoy en la Aparición aquí y que habla a ustedes aquello que es Mi Voluntad, que muestra a ustedes el camino que Yo quiero que sigan, que muestra a ustedes lo que Yo quiero que hagan, que apunta para ustedes el camino cierto e impide a ustedes de tomaren el camino errado, de engañarse y de perderse. Ese es el papel de Mi hijo Marcos, hacer Mis veces aquí junto de ustedes cuando Yo no estoy aquí en la Aparición hablando personalmente a ustedes. Es por medio de él que Yo hablo en los cenáculos, en sus meditaciones, charlas, oraciones grabadas y hasta en las conversaciones comúnes en el dia a día. Muchas veces Me sirvo de él para decir a ustedes lo que quiero, cual es Mi Voluntad y no se preocupen por descubrirla, más día, menos día, a través de Mi hijito Marcos, les diré. Y entonces, toda confusión en la mente de ustedes saldrá y ustedes verán claramente el camino que deben seguir.

Agradezcan a Dios, agradezcan a Mí, por haber dejado aquí un hijo que dilató tanto su corazón a Mí, para Mí, al punto de Mi Corazón, muchas y muchas veces, latiere al unísino con el corazón de él y Yo misma vine del Cielo para a través de él, revelarme a ustedes, revelar Mi Amor, hacer sentir Mi cariño en el cariño de él y en el amor de él, Mi Amor por todos ustedes. ¡Ah Mis hijos! Sí, Yo y él somos uno y muchas y muchas veces, por medio de él, hablaré a ustedes.

Recen para que ustedes tengan la sabiduría para dicernir y reconocer cuando hablo a ustedes por medio de él y entonces, ustedes verdaderamente sentirán una gran alegría y paz por sentir Mi Amor, Mi Voluntad y aquello que quiero de ustedes. Hoy, en la fiesta de Su Madre del Cielo como la Señora de la Escuela y también en la fiesta del aniversario de Mi hijo más amado, predilecto, más obediente, más dedicado y esforzado, en la fiesta del aniversario de Mi Llama incesante de Amor, a todos Yo digo: “Los amo mucho y la prueba de Mi gran Amor por todos, son Mis Apariciones aquí y todo aquello que di a ustedes a través de la persona, del trabajo, de la obra de Mi hijito Marcos. En él, en el esfuerzo de él, en el sacrificio de él, en la donación incansable de él, trabajando para salvar a todos ustedes, ustedes pueden sentir cuanto los amo, cuanto lucho por ustedes y cuanto quiero la salvación de todos ustedes.”

Recen Mi Rosario todos los días.

(Ahora sólo se dirige a Carlos Tadeo y a Ricardo Batalla):

Y en cuanto a ti amadísimo hijo Carlos Tadeo, Yo te di el hijo más querido, el hijo más amado de Mi Corazón. Yo te di el niño más puro, el niño más amoroso, el niño más inocente que encontré en la faz de la tierra, para conversar con él, hablar y para a través de él, salvar a Mis hijos.

Tú tienes en tus manos el más querido tesoro de los últimos tiempos que Yo tengo. Tú tienes en tus manos el hijo bienamado del Padre. Tú tienes en tus manos la oveja predilecta del Hijo. Tú tienes en tus manos el templo más querido y amado del Espíritu Santo. Tú tienes en tus manos el hijo que es la obra extraordinaria de Mi Inmaculado Corazón, la lámpara que Yo encendí para iluminar el mundo entero y destruir todas las tinieblas. Yo te di por hijo a aquél que Yo profeticé a Mi hija Mariana de Jesús Torres y que es el hijo bienamado de Mi Corazón que va a resucitar todas Mis Apariciones, hacer con que todos Mis hijos conozcan Mi Amor y en ellos Mi Corazón Inmaculado triunfe sin rival en todas las Naciones.

Por eso, tú prelidectísimo hijo Carlos Tadeo, tienes en tus manos Mi instrumento más precioso, Mi joya preciosa más cara. Tú tienes en tus manos el hijo más estimado y querido de Mi Corazón. Tú debes sentirte feliz, porque te di gran gracia, gran regalo, gran honra y gran don. Rece, rece, rece, para ser capaz de comprender tal gracia y misión, comprender tal favor, tal bendición que te di y al mismo tiempo, para que puedas comprender cómo debes ser padre, no apenas espiritual, pero también humano de Mi hijo Marcos Tadeo.

Entonces hijo Mío, verdaderamente, Mi Llama de Amor fundirá a ustedes dos en un solo corazón y en una sola Llama de Amor y juntos, por medio de ustedes, nada, nada podrá detener el gran rayo de luz que Yo desprenderé de Mi Inmaculado Corazón para cegar y paralizar a Satanás y salvar el mundo entero.

Yo te amo Mi hijo, Carlos Tadeo y también hoy, Yo te doy la bendición de Mi Inmaculado Corazón y a todos, a todos Mis hijos, a Mi hijo Ricardo Batalla que Me dio esta bellísima corona y que mañana retornará para Mi tierra amada de Portugal, a él una vez más digo: “Gracias Mi hijo querido por este gran regalo que Me diste. Por esta corona que Me diste en la tierra, te daré otra de luz bellísima y vivísima en el Paraíso. Y todos los días de tu vida, estaré cubriéndote con Mi Manto de Amor y protegiéndote con tus Santos Protectores, y destacando para ti cien de Mis mil Ángeles de la Guarda para protegerte.”

A todos Mis hijos que están aquí, a los que Me oyen ahora por Mi radio y Mi TV, bendigo con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… de ASSEICEIRA… y de JACAREÍ.”

martes, 14 de febrero de 2017

11 de Febrero de 2017 - Mensaje de la Virgen María, San Gerardo y Santa Lucía a través del Vidente Marcos Tadeo

 Jacareí, 11 de Febrero del 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 


159º ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE LOURDES (FRANCIA-1858)

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Mis amados hijos, hoy, ustedes conmemoran aquí el aniversario de Mis Apariciones a Mi hijita Bernadette en Lourdes, en Francia.

Aparecí como la Inmaculada Concepción, como la Mujer Vestida de Sol, para decir a todos ustedes: “Ha llegado el tiempo de la gran batalla.” Por eso, todos ustedes Mis hijos, deberían luchar con las armas que Yo les di en Lourdes: el Rosario, la penitencia, la oración, para resistir a todos los ataques y las insidias de Satanás, y verdaderamente llegar incólumes y santos en la presencia de Mi Hijo Jesús que vuelve a ustedes en la Gloria.

Yo aparecí en Lourdes más brillante que el sol, para decir a todos Mis hijos, que esa terrible batalla entre Mí y el dragón infernal, Mi enemigo, continuará hasta el fin del mundo y por eso Mis hijos, ustedes deberían prepararse, porque verdaderamente la hora más grave de esta batalla llegó, el fin de los tiempos llegó y es por eso que ustedes deben rezar sin cesar a todo momento, pues, Mi enemigo está siempre rondando y observando a ustedes, para ver cuales son sus defectos, sus flaquezas y preparar una trampa infalible, para hacerles caer en ella, perder la Gracia de Dios y hasta la salvación de sus almas.

Por eso, vigilen y recen, para que no caigan en tentación. Sean como Mi hijita Bernadette, que todo el tiempo rezaba Mi Rosario o cuando sus obligaciones en el convento no le permitían, ofrecía todos los trabajos en espíritu de oración e interiormente rezaba muchos actos de amor a Mí y a Mi Hijo Jesús. Así, Ella se mantenía siempre unida a Mí, siempre unida a Mi Hijo y jamás pecó. Si ustedes la imitaren, también jamás pecarán.     

Yo aparecí en la gruta de Lourdes más brillante que el sol, para llamar a todos Mis hijos para Mi poderoso ejército de oración, de penitencia y de santidad. Y aún hoy aquí, en Mi pequeña y nueva Lourdes, vengo nuevamente para llamar a todos Mis hijos a lucharen Conmigo con el Rosario en la mano, combatiendo las tinieblas de Satanás, combatiendo el pecado adonde quiera que él esté, llevando Mi Gracia, Mi Amor de Madre a todas las personas, a todos Mis hijos, por medio de los cenáculos y de los grupos de oración que pedí: a los enfermos, a los afligidos, a los pecadores. Lleven Mi Amor de Madre que a todos quiere salvar, aliviar y amar, principalmente a aquellos Mis hijos que tienen el corazón más endurecido y que no conocieron todavía Mi Amor. Lleven Mi Amor, porque cuando ellos sintieren Mi Amor, entonces, Mi Llama de Amor entrará poderosamente en los corazones de ellos y entonces, ellos verdaderamente desabrocharán como flores para el sol de la Gracia y exhalarán el suave perfume de la santidad para agradar a la Santísima Trinidad.

Perseveren en la oración Mis hijos y recen mucho, porque dos castigos se aproximan de Europa, uno del Brasil, uno de América, uno de Oceanía y uno de Rusia. Recen, recen, recen, porque solamente con el Rosario, ustedes pueden alejar esos castigos y alcanzar todavía para la humanidad: misericordia, gracia y paz.

Con el Rosario Bernadette fue salva y se tornó Santa. Con el Rosario ustedes también serán salvos y se tornarán Santos. Recen, recen Mi Rosario. No hay nada que ame más que el Rosario. A Mi hijita Bernadette Yo dije eso en secreto y lo mismo repito a todos ustedes: “No hay nada que Yo ame más que Mi Rosario.” Récenlo, récenlo y ustedes serán Santos.

A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de FÁTIMA… de LA SALETTE… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SAN GERARDO


“Amados hermanos Míos, Yo, Gerardo, vengo una vez más del Cielo hoy con Nuestra Reina Santísima en el aniversario de la Aparición de Ella en Lourdes, para decir a todos ustedes: “Recen el Rosario.”

El Rosario es el corazón del Mensaje de Lourdes, oración y penitencia. Con el Rosario, Bernadette se transformó en una obra maravillosa, grande, extraordinaria de la Madre de Dios, que hasta hoy la humanidad mira estupefacta y por más que intente comprender, nunca llega a comprender toda.

Sí, en Ella la Madre de Dios hizo maravillas e hizo de un modo maravilloso, oculto a los soberbios del mundo, pero plenamente visto y comprendido por los humildes y pequeños. Esta es la Santidad de Bernadette, está plenamente a la vista, pero solo puede ser visto por aquellos que tienen humildad para ver. ¿Comprenden la naturaleza de Ella? Está siempre a la vista, pero jamás vista.

Sí, esta es la Santidad de Bernadette y debe ser también la Santidad de ustedes, una Santidad toda interior, toda profunda, toda mística, toda hecha de la Llama pura de la Madre de Dios. Y las virtudes de ustedes entonces resplandecerán, resplandecerán para todo el mundo, pero solamente los humildes, los puros de corazón, las verán y al verlas, creerán, creerán en la Madre de Dios y nadie diga que esto es injusto para con los soberbios, porque a los soberbios también es dada muchas veces la gracia de poder tornarse humildes y ver la Verdad, pero no quieren. Son soberbios, son demasiados altivos, sus corazones son duros y no quieren doblarse al Amor de la Madre de Dios que a todo costo los quiere salvar. Y entonces, sus ojos son ciegos, los ojos del alma sos ciegos y es por eso que los ojos de la carne son inútiles, ellos oyen, oyen los Mensajes, ven, ven lo que la Madre de Dios hace, pero al mismo tiempo no ven, porque su soberbia los ciega. Es preciso humildad para ver, es preciso que haya la humildad de Bernadette para poder comprender los Secretos de la Madre de Dios, acogerlos, vivirlos y dar los frutos de ellos que Dios desea para Su Gloria. Que la Santidad de ustedes sea así y que ustedes imiten a Bernadette en ese gran abrasado amor que Ella tuvo por la Madre de Dios.

¡Oh! Ella no fue solamente aquella que más amó a la Madre de Dios, pero fue también aquella que más sufrió por la Madre de Dios, fue aquella que más ardió continuamente en Llamas místicas de Amor por la Madre de Dios y sin embargo las personas de su alrededor no lo viesen, dentro de Ella habia un incendio, que inclusive llegaba a Nosotros allá en el Paraíso y nos calentaba en su Amor. El incendio de Amor de Bernadette por la Madre de Dios era tan grande, que si los hombres pudiesen sentirlo, morirían todos abrasados y quemados en el mismo instante.

¡Oh! Cómo Ella amaba a la Madre de Dios. Que ustedes la imiten, que ustedes tengan un amor abrasado como el de Ella por la Madre del Señor y entonces, verdaderamente, ustedes darán a Ella lo que Ella más desea aquí en Jacareí: Llamas incesantes de Amor, muchas Llamas incesantes de Amor para abrasar, quemar el mundo entero, destruir el pecado en el mundo entero, apagar el fuego del odio con el fuego del Amor Divino y también quemar todo lo que es imperio de Satanás sobre la tierra y sobre las cenizas de su imperio, hacer nacer el nuevo Reino del Señor y de la Madre de Dios, Reino de Amor, de Santidad y de Paz.

Recen el Rosario todos los dias. Esta oración que santiquicó a Bernadette, también fue Mi secreto de santidad. En Mi tiempo había muchas personas vanidosas que Me decían que el Rosario era una oración ultrapasada, monótona y que Yo debía hacer otras devociones y oraciones mejores, pero Yo nunca creí en el canto de la sirena, Yo nunca Me dejé engañar por Satanás. Corría luego para los pies de la Madre de Dios en Mi celda, rezaba, rezaba Mi Rosario, Ella Me aparecía y Me decía: “Muy bien Gerardo Mío, tú triunfaste una vez más de Satanás, reza Mi Rosario y nunca dejarás de ser Mi hijo predilecto, y nunca te perderás.”

Recen el Rosario Mis hermanos, es lo que de mejor puedo aconsejar a ustedes, porque con el Rosario ustedes tendrán la promesa del Paraíso hecha por la Madre de Dios, ustedes tendrán todas las gracias para ser Santos, tendrán la energía interior para vencer todo pecado y a Satanás, para despreciar el mundo y la carne de ustedes. Y así, ustedes darán a la Madre de Dios fácilmente con alegría sus cuerpos y cuando ustedes dieren sus cuerpos, Satanás será derrotado para siempre.

A todos Yo bendigo ahora con amor: de MURO LUCANO… de MATERDOMINI… y de JACAREÍ.”


*Coronilla de San Gerardo:



MENSAJE DE SANTA LUCÍA


“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, vengo hoy del Cielo una vez más para decir a todos ustedes: “Los amo, los amo mucho.”

Recen Mi Coronilla siempre, porque Yo tengo grandes gracias para conceder a ustedes y principalmente la gran gracia de la Pureza, de acabar dentro de ustedes, de destruir dentro de ustedes, la concupiscencia de la carne.*

Sí, a todo aquél que rezare Mi Coronilla, daré la Pureza Angélica, daré Mi Pureza y esa persona tendrá fuerzas para vencer todas las tentaciones del diablo, del mundo y de su propia carne. Y entonces, esa persona gozará de la perfecta pacificación de los sentidos, o sea, tendrá su carne en perfecta paz, obediencia y sumición a Jesucristo y a Su Madre María Santísima.

Los demonios no podrán llegar cerca de aquellos que rezaren Mi Coronilla para ofrecerles tentaciones inmundas, porque Yo estaré todo el tiempo con Águeda y también con Inés, cercando y circulando esa persona todo el tiempo, para impedir que los demonios se aproximen de ella.

Recen el Rosario de la Madre de Dios, porque hoy en el aniversario de Sus Apariciones en Lourdes, todos ustedes son llamados, todos, a colocar el rosario en sus manos y rezarlo con una fuerza interior aún mayor que antes, para que verdaderamente ustedes se entreguen a la Madre de Dios de cuerpo y alma, dando a Ella el Amor-Filial que Ella desea y para ser rosas místicas doradas que junto con Bernadette alcanzarán para el mundo: gracia, perdón y misericordia.

Las rosas doradas que la Madre de Dios traía en sus pies en las Apariciones de Lourdes, significan que Ella es la Casa de Oro del Señor, la Domus Aurea, pero también que Ella era, que Ella quería, verdaderamente, hijos que amasen a Ella y que se tornasen rosas místicas amarillas doradas de reparación y de penitencia.   

Ofrézcanse a Ella hoy como esas rosas, para con las pequeñas abstinencias, sacrificios y actos de amor de ustedes, ustedes pudieren ayudarla a salvar muchas y muchas almas, quitar muchas almas de las garras de Satanás y devolver a Dios.

En la gruta de Massabielle, la Madre de Dios encontró en una pobre niña el Amor, el Amor puro y filial y por eso, a través de Bernadette, del “Sí” de Bernadette, Ella hizo maravillas en Lourdes, transformó a Lourdes en una gran fuente de gracias, en un gran manantial de gracias y hasta hoy, Ella sigue allá haciendo Sus maravillas con y a través de Bernadette. Y si ustedes hoy dieren su “Sí” a Ella también, por medio de ustedes Ella comenzará a hacer muchas y muchas conversiones y gracias para Sus hijos, que transformarán la vida de tantos en un verdadero Cielo en la tierra, en un mar de gracias.

Yo, Lucía, pido que recen el Rosario de la Madre de Dios todos los días. Por medio de ello, ustedes se tornarán los Grandes Santos que Ella vino procurar y desea aquí. Con el Rosario ustedes no deberán temer nada ni preocuparse con nada, el Rosario hará milagros en la vida de ustedes, sobre todo, en el tiempo de los Secretos de la Madre de Dios. Cuando ellos comenzaren a cumplirse, el Rosario los alimentará, el Rosario los curará, el Rosario los preservará de los ataques de los demonios, el demonio inclusive quedará petrificado, paralizado como piedra, cuando ustedes rezaren el Rosario. Y cuando ustedes rezaren el Rosario, del Cielo bajarán gracias especiales para ustedes que los sustentarán, que los librarán de la muerte y también de ser agarrados por los demonios y llevados con ellos para las llamas eternas.

Con el Rosario, ustedes Mis hermanos, subirán rápidamente la escalera de la santidad para el Cielo, las virtudes brotarán de ustedes como que por milagro incluso y ustedes darán muchos y muchos frutos de amor, belleza y también Amor-Filial, obediencia-filial a Dios.

A través del Rosario, los Ángeles vendrán del Cielo para proteger, bendecir y acompañar a ustedes. Con el Rosario, regiones enteras de la tierra serán salvas por ustedes y en el triunfo de la Madre de Dios, ustedes tendrán la revelación de cada Ciudad, de cada persona y de cada alma que fue salva por ustedes. Récenlo, récenlo, récenlo.

A todos Yo bendigo con amor: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ.”


*Concupiscencia de la carne: “Sentir deseos o exceso de deseos no gratos a Dios. Deseos desordenados a los placeres carnales, placeres sexuales.”

*Coronilla de Santa Lucía: 




MENSAJE PRIVADO PARA CARLOS TADEO
PADRE ESPIRITUAL DEL VIDENTE



MENSAJE DE MARÍA SANTÍSIMA

“Amadísimo hijo Carlos Tadeo, hoy, te doy el mensaje especial de Mi Corazón Inmaculado.

Hijo Mío, estoy siempre a tu lado. Tú ya ves el cumplimiento de Mis promesas y de Mis Gracias comenzando a suceder. Haré maravillas todavía mayores para ti y por medio de ti. No temas nada, no temas a nadie. Todos aquellos que te hicieren sufrir, serán castigados por Mi Hijo y no entrarán en el Reino del Cielo si no hicieren severísima penitencia.

Tú hijo Mío, debes ir y llevar a Mis hijos siempre más Mi Amor. En este mes debes hablar de Mis Apariciones en Lourdes, de Mi Mensaje de Lourdes a todos Mis hijos. Tú debes también dar a conocer a Mis hijos, los vídeos, las películas que Mi y tu hijo Marcos Tadeo hizo para Mí. Por medio de esas películas, las almas verán cuan grande es Mi Amor por la humanidad. Cuanto quiero salvar a Mis hijos y lo cuanto para todos Soy salud de los enfermos, Soy refugio, Soy Madre, Soy Amor.

Hijo, continúa leyendo el libro “Imitación de Cristo” y hoy te pido solemnemente, leas también “Imitación de María” que Mi hijo Marcos mandará para ti. A través de ese libro Yo te enseñaré grandemente a crecer en la santidad, te enseñaré el secreto de muchas virtudes que harán tu alma crecer mucho y santificarse rápidamente. También hijo Mío, quiero y deseo profundamente, que en este mes de Febrero divulgues especialmente para Mis hijos, los Mensajes de Dios Padre dados aquí en estas Apariciones, para que entonces, Mis hijos recordando todo cuanto el Padre Eterno aquí dijo, puedan aún más, enamorarse por Él y entregar sus corazones a Él.

Hijo, queda sabiendo, queda sabiendo claramente, que en los tres días en que perdí a Mi Hijo Jesús en el Templo, nada ni nadie podía consolarme. El Padre Eterno no Me revelaba donde estaba Mi Hijo ni también Mis Ángeles de la Guarda. Yo vagaba por las calles procurando Mi Tesoro, llorando y temiendo que ya hubiese llegado Su hora, que ya lo hubiesen matado y que Yo no pudiese haber estado presente en la hora de Su sacrificio, para amarlo, consolarlo y ayudarlo. Entonces, lo que consolaba Mi Corazón eran las continuas visiones que Yo tenía de Mi hijito Marcos y también de ti. Y el Padre Eterno Me revelaba continuamente que aquel gran sufrimiento por el cual Yo pasaba, aquel gran dolor, era para la salvación de la humanidad y engendraría también tu conversión, tu santificación, tu abrasamiento de amor en Mi Llama de Amor y también tu unión Conmigo y la gran gloria que darías a Dios y a Mí con tu vida repleta de oración, de penitencia, de obediencia y de servicio a Mí.

¡Ah hijo Mío! Mientras Mis lágrimas caían, Yo te veía y tú secabas Mis lágrimas. Secaba, secaba Mis lágrimas, porque te veía rezando el Rosario con gran amor a Mi Corazón Inmaculado y llevando a Mis hijos para rezarlo a Mí también.

Te agradezco pues, porque tú consolaste Mi Corazón hace 2000 años atrás y ahora sigues, vives  consolando todos los días. Tú eres Mi consolador, el consolador de María. Por eso hijo, sigue, sigue adelante y no temas nada.

Queda sabiendo que en la noche del día 6 para 7 de Febrero de 1991, el Ángel de la Guarda de Mi hijo Marcos Tadeo, fue enviado por Mí para ungirlo mientras él dormía, para ungir sus ojos para que en el día siguiente, él pudiese ver Mi Luz, para ungir sus oídos, para que pudiese oír Mi voz, para ungir su cuerpo, para que pudiese abrirse a la luz mística de Mi Gracia y de Mi Corazón. Y Yo también envié a tu Ángel Eliel, para ir hasta ti y derramar sobre ti una buena dósis, del bálsamo del Amor de Mi Corazón Inmaculado. Sí hijo, Él derramó eso sobre ti para preservarte de grandes pecados, para preservarte también de caer en los errores y en las sectas, para que pudieses en fin, esperar en paz el momento en que Yo Me aproximaría de ti y que ya estaba marcado en los designios divinos, para entonces, tocar tu corazón, conquistar tu corazón, abrasar y llenar de amor tu corazón.

Gracias hijo, gracias por todo lo que has hecho por Mí. Persevera. La unción, el bálsamo de Mi Corazón fue derramado sobre ti y derramaré aún más cuanto más tú Me ames, cuanto más tú Me sirvas, más todavía de Mis Gracias derramaré sobre ti y sobre todos aquellos que te ayudaren, te comprendieren y te amaren.

Yo te bendigo hoy con amor: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”



MENSAJE PRIVADO PARA RICARDO BATALLA
POSTULANTE EXTRANJERO DE LA ORDEN



MENSAJE DE MARÍA SANTÍSIMA

“También a ti Mi querido hijo Ricardo Batalla, agradezco una vez más por esta bella corona y a todos Mis hijos que te ayudaron hacerla.

Prometo que por cada uno de esos corazones bellísimos que colocaste aquí en Mi corona, Yo también colocaré en tu corona en la Gloria Eterna, otras tantas piedras místicas de gloria, de luz, de bienaventuranza eterna.

Y te prometo hijo Mío: “Tú quedarás juntamente Conmigo y con Mi hijo Marcos en una Morada muy bella, muy grande y verdaderamente allí, a Mi lado, tú cantarás Conmigo las Glorias del Señor y recibirás Mis bendiciones y maravillas por toda la eternidad.”

Queda en Mi paz, tenga Mi paz. Yo te amo mucho.”