Vistas a la página totales

viernes, 19 de diciembre de 2014

14 de Diciembre del 2014 - Mensaje de la Virgen María a través de su amado hijo Marcos Tadeu

Jacareí, 14 de Diciembre del 2014
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA






María Santísima toca el Rosario en el final de la Aparición
para el Padre Mexicano Ruben

“Mis amados hijos, hoy, nuevamente les invito: Sean Lucías, luces para este mundo envuelto en tinieblas como fue Mi hija Lucía de Siracusa.

Sean también ustedes una luz brillante para este mundo envuelto en tantas tinieblas de pecado y violencia, para que entonces este mundo vea el camino de la salvación para llegar a DIOS.

Sean Lucías, procurando siempre en todo momento corresponder a la Voluntad de DIOS como Yo primero hice, como Mi hija Lucía hizo Mi ejemplo, siguiendo Mi ejemplo después de Mí. Correspondan a esta Voluntad siempre más, diciendo “Sí” al designio del Altísimo, renunciando a todo pecado, renunciando a ustedes mismos, para que así se cumpla en la vida de ustedes la Voluntad del Señor.

¡No se engañen! Quien no renuncia al pecado no hace la Voluntad de DIOS. La Voluntad de DIOS sólo es hecha cuando renuncian a sus pecados: de sensualidad, de impureza, de envidia, de orgullo, de rebelión contra DIOS y Su Ley. Cuando renuncian a su vanidad, a la concupiscencia de la carne y la soberbia de la vida de ustedes.

Sólo entonces, la Voluntad de DIOS se hace en ustedes y por medio de ustedes. Por eso les digo Mis hijos: Renuncien al pecado, renuncien a su voluntad corrompida. Para que finalmente la Voluntad de DIOS y el Plan de DIOS finalmente se cumplan en su vida y así, sean verdaderamente Lucías, luces, para este mundo que tanto necesita de luz.

Sean nuevas Lucías, viviendo todos los días en el amor al Señor, en el cumplimiento de Su Voluntad, procurando en todo, no apenas hacer la Voluntad del Señor, sino hacer lo mejor para el Señor. ¡Por eso, recen, recen y recen! Pues solamente en la Oración podrán tener la fuerza para hacer lo mejor por el Señor siempre y sólo en la Oración tendrán la fuerza para renunciar a la voluntad de ustedes siempre.

¡Yo amo a todos ustedes! Y cada uno de ustedes que está aquí es predilectísimo, amadísimo      de Mi Corazón. Yo les llamé de todas las partes para que estén Conmigo, pero no podré conducirles al Cielo si ustedes no renunciaren a su forma de pensar, de actuar, de hacer y de querer las cosas, para aceptar Mi forma de conducirles y de actuar en ustedes.

Por eso hijitos, hoy les digo: Renuncien a ustedes mismos e inmediatamente El Espíritu Santo descenderá sobre ustedes, con tanta fuerza. Y Él que es Mi Llama de Amor les transformará en Lucías, para que iluminen el mundo como Mi hija de Siracusa iluminó y todavía ilumina al mundo entero.

¡Jesús es el Amor, el Amor es Mi hijo Jesús! Mi hija Lucía de Siracusa conoció este Amor, entendió este Amor, lo vio con su corazón. Y tanto Lo amó que dejó todo por Él. Ustedes también podrán conocer la belleza de Jesús, la Gloria de Jesús, la hermosura de Jesús, la Santidad de Jesús si abrieren a Jesús su corazón.

Ustedes actúan equivocado, quieren que Jesús pruebe Su existencia para ustedes primero, para después creer en Él. Yo les digo lo contrario: Hagan como Mi hija Lucía de Siracusa hizo, crean en Jesús y entonces Él realizará Sus maravillas en ustedes. Y entonces verán que Él está vivo y vivo quiere vivir, quiere actuar en ustedes y por medio de ustedes.

Conviértanse Mis hijos, el mundo está a orillas de un Gran Castigo, el mundo está a orillas de su destrucción. La Sociedad se disolvió, las familias se destruyen cada día más, la juventud cae en la perdición y en el pecado a cada día que pasa. Ni incluso las criaturas están libres de esta ola de pecado y tinieblas que envuelve todo. Cuantas criaturas no rezan más y ya se transformaron hasta en pequeños enemigos de DIOS, porque sus padres les inculcaron el desprecio por la oración, por Mí y por Mi Hijo Jesús. Satanás carcajea por haber engañado a todos ustedes Mis hijos con los placeres y con los pecados.

¡Despierten! ¡Conviértanse! Salgan de esta muerte, porque el Padre Eterno hasta ahora se ha dejado sujetar por Mí, se ha dejado aplacar por Mí. Pero ya llega la hora que Él dirá: “Sal de enfrente Mi Hija Predilectísima, no puedo más soportar tantos pecados sumados y multiplicados por esta humanidad que ya Me odia. Tendré que purificar, tendré que castigar, tendré que limpiar la Tierra”.

Entonces Mis hijos, ¡Ay de ustedes si el Padre Eterno descargue Su Ira! ¿Quién podrá escapar de Su furia? No quiero que sufran en el futuro, por eso les digo: ¡Conviértanse! Si hoy aún ustedes tuvieren un movimiento sincero de conversión en el corazón, Él se dejará tocar, Él se dejará conmover, Él se dejará perdonar. Entonces, Él les perdonará y les dará la Misericordia, Él se dejará aplacar y les dará Su Misericordia y les dará la Paz, Su Salvación, la Gracia.

Entonces, conviértanse sinceramente, porque sus familias ya están repletas de demonios e incluso muchas Iglesias y Conventos están habitadas por muchos espíritus de las tinieblas, por los pecados que allí se practican. ¡Es necesario conversión! Si ustedes pudieran ver los pecados del mundo como Yo veo y lo cuanto Yo veo comenzarían a llorar Lágrimas de Sangre Conmigo Mis hijos. ¡Es horrible! Veo crimen sobre crimen, sin que haya una sola gota de arrepentimiento, de remordimiento en el corazón del hombre. El hombre se tornó cruel, malo, ofende a Su Creador que les dio la vida y la conserva, sin pena, sin pensar que crucifica de nuevo a Mi Hijo.

Por eso les pido: ¡Conviértanse!

¡Mi Mensaje de hoy es para cada uno de ustedes y para todos Mis hijos, el tiempo es breve! ¡El tiempo se acaba! Es necesario convertirse rápido para que no sean atingidos por la Ira de DIOS. Y no piensen que Yo predico un DIOS muy duro. ¡NO! Predico el DIOS Verdadero, que perdona al pecador arrepentido y que castigará con el infierno al pecador obstinado.

Así DIOS es Justo, premia a los justos que perseveran en el bien, da la salvación al pecador que se arrepiente y castiga al pecador que se ríe del Señor y pisa en la Sangre de Mi Hijo.

Yo ruego por ustedes todos los días, pero sino hubiere conversión y oración de la parte de ustedes, Yo propia no podré más justificar la causa de ustedes delante de DIOS. Por eso les digo hijitos: ¡Conviértanse! Atiendan Mi Mensaje que Yo di en Caravaggio: Más ayuno los viernes, más oración, consagración del sábado a Mi Corazón Inmaculado para rezar Conmigo, para alcanzar la Gracia y la Misericordia.

En verdad Yo digo: Aquellos que vinieren aquí los Sábados a la tarde a rezar, salvarán mil almas del purgatorio cada vez y tendrán a cada Primer Sábado de cada mes la indulgencia plenaria, el perdón de todas las penas de sus pecados. Prometo también, que aquel que viniere en el Sábado a la tarde aquí para rezar, agradeciéndome e intercediendo Conmigo por la humanidad que no perecerá ni él, ni sus familiares  en las llamas eternas.

¡Yo prometo tanto en cambio de tan poco! Tal es Mi Amor de Madre. Sean agradecidos Mis hijos, no sean ingratos, no sean Judas traidores. No cambien el Amor de DIOS por la plata de los placeres y de los pecados, porque si esto prefirieren acabarán por ser abandonados por el Señor como fue Judas. Por eso: ¡Conviértanse! ¡Cambien de vida!

Yo Soy la Señora del Rosario, Soy la Rosa Mística, Soy la Madre de Misericordia. Y todo aquel que amare, rezare y propagare Mi Rosario irá habitar en una morada especial en el Cielo, bien junto de Mí, junto de Mi Domingo de Guzmán y de los Santos que más amaron Mi Rosario.
Y también, allí, junto con Mi amadísimo Marcos que una vez más hizo más un nuevo Rosario para Mí hoy, cantarán Conmigo los himnos de la Gloria del Señor por toda la eternidad.


A todos hoy, Yo bendigo: de CARAVAGGIO… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ”

Momento en que el Padre Mexicano Ruben bendice de forma especial
al Vidente Marcos Tadeu  en el cenáculo del 14/12/2014

domingo, 14 de diciembre de 2014

13 de Diciembre del 2014 - Mensaje de Santa Lucía de Siracusa a través de Marcos Tadeu


Jacareí, 13 de Diciembre del 2014
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV

FIESTA DEL MARTIRIO DE SANTA LUCÍA 

MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA


“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, sierva del Señor y de la Madre de DIOS, Me alegro por estar hoy con ustedes aquí en el Día de Mi Fiesta.

Vengo para decirles: Sean Lucías.

Sean luces para este mundo envuelto en tinieblas, brillando en el medio de la oscuridad con la luz de sus virtudes, de su Fe, de su Oración, de su Amor. De modo que este mundo decaído en el pecado, pueda encontrar la luz de la Salvación, de la Paz y de la Gracia que tanto necesita, para que pueda en fin encontrar al Señor y en Él la Salvación.

Sean luces para este mundo repleto de tinieblas que se alejó tanto de DIOS, que ya no puede más encontrar solo el camino de su salvación y de su paz. Si ustedes no llevaren a este mundo la luz del Señor. Si ustedes no fueren otras Lucías, otras luces, este mundo decaído en las tinieblas no podrá ser salvo. Por eso es la misión de ustedes llevar a este mundo cada vez más la luz del Cielo.

Es verdad, lo que Mi querido Marcos dijo muy bien, ustedes tienen aquí un arma invencible que son los videos de las Apariciones de la Madre de DIOS, de Sus Lágrimas y de la Vida de los Santos, que Nuestro Amadísimo Marcos hizo para ustedes. Esas armas invencibles son capaces de tocar incluso los corazones más endurecidos, sólo necesitan llevar a ellos esta luz, sólo necesitan llevar a ellos esta Gracia y el resto Nosotros y el Señor Espíritu Santo haremos juntos.

Lleven a ellos esta luz, lleven a ellos esta Gracia, para que todos puedan conocer el camino de la salvación, el camino de la Paz. Por eso este lugar es tan amado por el Cielo, tan predilecto de la Madre de DIOS y por eso este vidente, este siervo del Señor que aquí está, es tan predilecto de la Madre de DIOS, tan predilecto Mío y de los Santos. Porque él hizo la mayor de todas las obras para dar a conocer a todos la Luz, Gracia y Amor del Señor, que son estos videos, que son capaces de iluminar hasta el alma que está más llena de tinieblas.

Lleven esta luz para el mundo, porque en esta hora en que Satanás se proclama el vencedor, el ganador seguro de toda la humanidad, es necesario llevar esta luz que salva, esta luz que ilumina y que disipa las tinieblas, para que el mundo verdaderamente pueda ser salvo.
Es la hora de ustedes, Apóstoles de los Últimos Tiempos, ahora deben ser Lucías, luces para este mundo más que nunca.

Vayan por lo tanto, hagan grupos de oración, cenáculos de familia en familia llevando esta luz maravillosa que emana de este lugar para que más almas sean iluminadas, sean libertadas de las tinieblas del pecado y de Satanás y puedan encontrar la nueva vida en DIOS, la verdadera vida en DIOS.

Sean Lucías, luces para este mundo, haciendo la luz de sus virtudes, de su Fe, de su oración brillaren como nunca antes delante de todos. No escondan su luz como se esconde una lámpara debajo de la cama, porque la lámpara debajo de la cama no iluminará, no puede iluminar, pues está escondida.

Hagan la luz de su Fe brillar para afuera de sus casas llevándola a todas las familias, a todos los lugares, a todos los corazones. Si ustedes caminaren en la Oración, caminaren en las virtudes, caminaren en el bien, entonces su luz se irradiará de ustedes para los otros automáticamente y ellos sentirán la presencia de DIOS en ustedes, de la Madre de DIOS en ustedes. Y se aproximarán de ustedes queriendo esta luz, queriendo esta Paz, queriendo esta Gracia celestial que estará en ustedes.

Vayan y no tengan miedo, tórnenme conocida y amada por todos, para que la Madre de DIOS, María Santísima sea más conocida y más amada. Todos aquellos que Me conocen, conocen a la Madre de DIOS y todos los que Me aman, aman por fin a la Madre de DIOS porque Yo les llevo a todos hacia Ella, Yo Soy el camino hacia la Madre de DIOS. Por eso, Mis hermanos, lleven, lleven Mis Mensajes, lleven la Devoción a Mí, Mi Vida a todos y verán como tantos corazones serán tocados por la Gracia del Señor y serán enamorados por Él.

Yo amo a todos ustedes, y les pido: Recen Mi Coronilla por lo menos una vez por semana, Yo tengo tantas Gracias para darles y quiero darles por medio de ella. No sean ingratos, no sean crueles con el Señor que ya les dio tantas Gracias por Mi intermedio.

No paguen el Amor del Señor con más pecados, sino antes, retribuyan este gran Amor con más amor con una vida verdaderamente dirigida para Él, fiel a Él. Y entonces, Yo les prometo que DIOS hará maravillas por medio de ustedes como hizo en Mí.

Recen el Santo Rosario y huyan del mal del pecado, si hicieren esto el Cielo será suyo. Yo les amo mucho, les protejo, les guardo y les guío siempre más.

Y hoy en el día de Mi Fiesta con todo Mi pueblo Siracusano, Me alegro con ustedes y también les bendigo: de CATANIA… de SIRACUSA… y de JACAREÍ”



08 de Diciembre del 2014 - Mensaje de DIOS PADRE y la Virgen María a través de Marcos Tadeu

Jacareí, 08 de Diciembre del 2014
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV

FIESTA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA SANTÍSIMA
MENSAJES DE DIOS PADRE ETERNO Y MARÍA SANTÍSIMA


(DIOS Padre Eterno): “Mis Amados Hijos, hoy, Yo Me alegro con ustedes en la Fiesta de Mi Hija Predilectísima María.

Me alegro con ustedes en el día en que Yo creé Su Alma Inmaculada y la infundí en Su Sagrado Cuerpecillo que ya estaba hace 7 días en formación, tantos cuantos fueron los días en que creé el mundo y después descansé. Porque María es la Nueva Creación, María es Mi Nuevo Mundo de Amor, María es la Nueva Humanidad recreada por Mí exenta de la mácula original, toda llena de Mi Bendición, toda llena de Mi Predilección, Toda llena de Mi Amor, Toda llena de Mi Benevolencia, Toda Amiga Mía.

¡Ella es la Inmaculada Concepción! Ella es tan Inmaculada que es la propia Pureza. Ella es tan Santa que es la propia Santidad. Ella es tan llena de Mi Amor que es el propio Amor. Ella es tan llena de Mi Paz que es la propia Paz.

Yo envié a Mi Hijo al mundo por Ella y deseo que todos los hombres vengan a Mí por medio de Ella. Quiero que vengan por María que es la Escalera del Cielo, la Puerta del Cielo y el camino por el cual Yo envié a Mi Hijo a ustedes y deseo que ustedes vengan por Ella a Mi Hijo hasta llegar a Mí.

Soy Su Padre que les dio esa Madre resplandeciente de Belleza para ser para ustedes en la vida, Luz para iluminarles los pasos en medio de tantas tinieblas, Paz en medio de tanta violencia, guerra y odio, para ser Su Protectora en todas las trampas de Satanás para que no caigan en pecado.

Les di ésta Madre para ser su Apoyo, Maestra, Modelo y el Camino por el cual subirán fácilmente hasta Mí en el Cielo.

Yo les creé con tanto amor y, mientras tanto, Soy pagado apenas con ingratitud por la mayoría de Mis criaturas. Usan los Dones y los Talentos que les di para ofenderme, para ofender a Mi Hijo, para ofender al Espíritu Santo. Nos contristan sin cesar con pecados sobre pecados.

¡Yo no cambié Mis Hijos! Yo Soy el mismo DIOS de Abraham, de Isaac, de Jacob, de Moisés y de los Profetas. Soy el DIOS de Sus padres. Y como no cambié, así como Yo no perdoné Sodoma y Gomorra y las arrasé con fuego que hice llover del cielo, hasta que no quede de ella ni siquiera vestigio. Así también, Yo también no voy a tolerar los crímenes de ésta humanidad para siempre.

Castigaré como nunca hice antes, porque así como Soy Padre Misericordioso que perdona siempre al pecador arrepentido. Soy también un Padre Justiciero para aquellos que se burlan del Nombre, para aquellos que pisan en la Sangre de Mi Hijo Crucificado, para aquellos que pisan las Lágrimas de Mi Hija María.

Y es por eso que castigaré con fuego, diez veces más ardiente, de que aquel que cayó sobre Sodoma y Gomorra, porque ésta generación impía, dura de corazón que ama el pecado y desprecia Mi Amor, ésta humanidad ya fue demasiado lejos. No puedo más continuar tolerando que la madre mate al hijo dentro de su propio vientre únicamente por egoísmo, para librarse de la responsabilidad.

No voy a tolerar más que el mundo continúe a ofenderme con pecados de sensualidad, de impureza, también con los pecados que traicionan la verdad conocida como tal: La negación de Mi Palabra, en los Dogmas de Mi Iglesia, la negación hecha por los propios Sacerdotes, Obispos y hasta Papas de Mi Iglesia.

No voy a permitir que Satanás continúe burlándose de Mí por haber seducido a toda la humanidad y llevándola a la rebelión contra Mí. Voy a mostrar Mi Poder, voy a mostrar que aún Soy Señor de todas las cosas y que sin Mí el ser Humano no subsiste.

¡Ven esa gran sequía que azota a su País! Es el castigo por sus Pecados. Ustedes desprecian a Mi Hijo Jesús, desprecian a Su Madre, desprecian Mis Mandamientos, desprecian Nuestros Mensajes. Entonces, Yo ya no les mando más la lluvia del Cielo y así les flagelo con la sed, para que ustedes se convenzan que sin Mí, ustedes no tienen ni lo esencial para vivir, “AGUA”, la cosa más simple del mundo: “AGUA”. Para que ustedes vean que Yo Soy el Señor de todas las cosas.

Pero si hoy mismo ustedes se arrepienten, Yo haré llover sobre ustedes mucho más de que agua natural, haré llover sobre ustedes ríos de Gracias, ríos de Bendiciones, ríos de Misericordia que transformarán sus vidas en un mar caudaloso de Gracias y cuanto más beban de este Mar de Gracias, aún más tendrán que beber infinitamente.

Yo Su Padre ya estoy aquí hace un año viniendo con María para llamarles a la Conversión, para llamarles a la vuelta a Mi Corazón. Pero cuantos de ustedes aún continúan duros como el acero, fríos como bloques de hielo, insensibles como piedras frías de mármol.

 ¿Qué quieren Mis Hijos? ¿Quieren ver mi Faz? Ah… no tienen méritos para eso aún. Si quieren, mostraré para ustedes, pero enojada por la dureza de sus Corazones.
¿Qué más quieren? Hoy mismo acabé de darles por medio de María Mi Señal en el Sol para mostrarles que Yo ya estaba a camino de este lugar, que Yo ya estaba bajando a su encuentro para hablarles, para Bendecirles, para Salvarles una vez más.
¿Qué quieren? ¿Quieren ver a María? ¡Ah no! Si pudieran ver a María, la verían llorando Lágrimas de Sangre por la dureza de sus Corazones, por su frialdad, por sus pecados de pensamientos, palabras, de obras, de pereza, de omisiones, de mala voluntad en cumplir Nuestra Voluntad, y ciertamente no querrán, ni soportarán ver a María llorando Lágrimas de Sangre por sus culpas.

Entonces corazones duros, generación impía, generación desobediente, curva tu frente delante de Mí, ríndete a Mi Amor. Eres una generación soberbia, exiges primero las señales para después creer y ver Mi Gloria. ¡No! Primero tengan Fe en Mí, abre tu Corazón primero y después veras Mi Gloria, verás Mis Gracias, verás Mis Prodigios en Tu Vida.

Yo Soy tu Padre, ¡Yo Soy Tu Creador! Vuelve para Mi criatura, ábrete oh tierra, porque Yo ya estoy volviendo a Ti. Abre tus Brazos y Tu Corazón para recibirme, vuelve tu mirada para Mi mirada que te transmite todo Mi Amor, que te da la certeza de que no te castigaré, y ni te condenaré si aún hoy escuche salir de tus labios y de tu corazón la Palabra: “---ABBA, PADRE--- sí, no quiero más ofenderte, pequé contra el Cielo y contra Ti, no soy más digno de ser llamado Tu hijo”.

Si me dicen esto, les perdonaré, cambiaré la vida de ustedes y colocaré de nuevo en su dedo el anillo de Mi amistad, las sandalias de Mis Gracias, la ropa celestial de la Pureza y de todos los Dones de Mi Benevolencia y en verdad, derramaré sobre tu cabeza el óleo perfumado sobre Mi unción, de Mi Bendición, que te acompañará y te tornará feliz todos los días de tu vida sobre la Tierra.

Camina en Santidad en Mi Presencia, caminen en Santidad a Mis Ojos generación, caminen en Santidad delante de Mi generación, pueblo Mío. Hijo mío que Me escuchas ahora, porque es la Santidad que te torna semejante a Mí y que Me hace verdaderamente enorgullecerme de ti, complacerme en ti, alegrarme en ti.

Dame tu amor, no quiero que hagas increíbles hazañas, solo quiero una cosa: “Que Me ames simplemente y que la finalidad de tu vida, de tus obras, de tus acciones, sea únicamente Agradarme, Glorificarme, Alabarme, Tornarme Amado y Conocido.

Yo Soy el Amor, el Amor Soy Yo y todo aquel que procede de Mí, tiene el Amor, es Mi hijo, nació de Mi. Y aquel que nació de Mí, ama aquello que Yo Amo y aborrece aquello que Yo aborrezco. Si ustedes no aborrecen la Impureza, la Mentira, la Deshonestidad, las Vanidades, los Odios Criminosos, si ustedes no aborrecen la Concupiscencia de la Carne, la Codicia, si no aborrecen la Soberbia de la Vida, Mi Amor no está en ustedes, Yo no estoy en ustedes.

Aquel que está en Mí, ama lo que Yo amo, aborrece lo que Yo aborrezco, es semejante a Mí en Mis Sentimientos, en Mis Palabras y en Mis Obras. Hace lo que Yo hago, trabaja como Yo trabajo  y siempre está en Mí y Yo estoy en él. Abran sus corazones a Mí para que Yo viva en ustedes, quiero darles la verdadera Vida en Mí por María y Ella por su vez les traerá a Mi Hijo y Mi Hijo les traerá a Mí. Entonces, cenaremos juntos y grande será nuestra alegría por toda la Eternidad.

Yo Soy Su Padre y deseo que se aproximen a Mí para crear Conmigo lazos de Amor. Hablen Conmigo más veces, confíenme sus necesidades, Alábenme, piensen en Mí para actuar con ustedes, trabajar con ustedes, busquen conocer más  Mi Persona, Mi Amor. Para que entonces, verdaderamente, Yo pueda dar a sus corazones la semejanza Conmigo. Dar a sus corazones, a sus almas la propia semejanza de Mi Belleza, semejanza de Mi Amor, semejanza de Mi Propio Corazón.
Y entonces Mi Corazón en el corazón de ustedes realizará obras maravillosas para la Salvación de la Humanidad.

Mis Hijos, conviértanse rápidamente. No tengan el Corazón duro como Mi Pueblo que caminaba con Moisés por el desierto, para que Yo no tenga que castigarles repentinamente como Yo hacía con aquel Pueblo recalcitrante. Pero antes, sean como María, sean como Mis Santos que dócilmente dijeron siempre “Sí” a Mi voz y caminaron siempre en Mi Voluntad, en Mi Gracia, en Mi Paz.

¿Quieren saber lo que es la Paz? La Paz es Mi Voluntad. Quien hace Mi Voluntad vive en Paz, quien está en Mi Voluntad está en la Paz, quien conoce Mi Voluntad, conoce la Paz y vive en la Paz.

Hoy, en el día en que todo el Paraíso se rejubila conmigo  y con ustedes por la Creación del Alma de Mi Princesa María, preservada de toda mácula de pecado.

Yo les bendigo con Gran Amor y generosamente ahora.

(María Santísima): “¡Yo Soy la Inmaculada Concepción! Mis Hijos, cuando celebran la solemnidad de Mi Inmaculada Concepción, Yo les invito a levantar sus miradas para Mí, Su Madre Inmaculada.

Desde el primer instante de Su existencia preservada de toda mácula, de culpa del pecado original, del pecado habitual. Toda Bella, Toda Pulcra, Toda Llena de Gracia y a llenarles de Esperanza porque hoy solemnemente les afirmo: ¡La Inmaculada Concepción triunfará!

Sí, Yo la Inmaculada, triunfaré sobre Satanás. Por haber sido preservada del pecado original nunca estuve en la tiranía del demonio, nunca fui enemiga de DIOS, nunca fui aliada de Satanás, nunca fui amiga del enemigo, del adversario del Señor, nunca estuve debajo de su influencia.

Y por eso ya en Mi Inmaculada Concepción, su cabeza, la cabeza del enemigo fue aplastada, porque él se juzgaba vencedor seguro, el dominador del mundo. Aquel que se jactaba de haber llevado nuestros primeros Padres, a adorarse y amarse más que a DIOS al punto de despreciar el Amor de DIOS y la orden de DIOS que le prohibía de comer el fruto prohibido de la vida, de la Ciencia del bien y del mal. El que se jactaba de haber abierto entre DIOS y el Hombre un abismo intransponible, un abismo indestructible,  tuvo su cabeza aplastada por Mi.

Porque con Mi Inmaculada Concepción y Mi Sí, el abismo entre la criatura y el creador fue destruido. El Salvador se encarnó en Mi Seno, el Verbo se hizo carne y viviendo y sufriendo, obedeciendo al Padre, muriendo y resucitando en medio de ustedes.

El abrió para ustedes la puerta del Cielo cerrada por el primer pecado. Y Yo como Co-Redentora del mundo entero, colaboré con Mis sufrimientos libremente, aceptando sufrir con Jesús para ayudar en la obra de Su Redención.

En Mi Inmaculada Concepción, en Mi Nacimiento, en Mi “Sí”, en Mi Vida, en Mis Dolores y Lágrimas, la cabeza de la serpiente fue aplastada, su soberbia fue humillada, su reino fue quebrantado y él dejó de tener la palabra final sobre la humanidad y de gloriarse de tener a todos los hombres debajo de su tiránica esclavitud.

La Inmaculada Concepción triunfará, y Yo que nunca, nunca estuve debajo del poder del demonio, nunca fui sujeta a él, nunca fui vencida por ninguna de sus tentaciones. Yo venceré a este enemigo muy pronto, tomaré de él a la humanidad, que él la llevó al alejamiento de DIOS, libraré a todas las familias, purificaré a Mi hija la Iglesia, que está leprosa por los errores, por la apostasía, por la falta de fe, por la negación de los dogmas, por los errores que se instalaron en su interior.

Yo llevaré a la Iglesia, a las familias, las naciones, todas de vuelta al Padre Eterno, por medio de Mi Hijo Jesús, por un milagro de amor de Mi Corazón Inmaculado.

La Inmaculada Concepción triunfará de un modo extraordinario, sorprendente, único, secreto, misterioso, conocido sólo por Ella, la Inmaculada, por Mí, y por el Señor. Y Satanás se verá como por encanto sin nada y ustedes conocerán la nueva era: de Gracia, Paz y Felicidad que Yo traeré para ustedes. A ustedes pido apenas: Confianza, Fe, Esperanza en la Oración.

¡Recen el Rosario! Cuando rezan el Rosario, ahí comienza su salvación. El Padre Eterno prometió no negar nada al alma que nos sirva todos los días por el Rosario y hoy Yo también prometo: “Que la familia que rezare Mi Rosario todos los días, no se perderá  hasta la milésima generación, Yo haré de todo para salvar a sus descendientes, o sea, el linaje de ustedes no se perderá, aunque el demonio intente y aunque su apariencia muestre lo contrario”

Yo salvaré a todos los miembros de ese linaje, de esa familia y les reuniré a todos debajo de Mi Manto en el Cielo, porque Mi Rosario es la Oración que el propio Cielo bajó a la Tierra, bajó al mundo para darles el Padre Nuestro, la Oración de Mi Hijo, el Ave María, Oración que el propio DIOS rezó a través de Su Ángel Gabriel, Su Mensajero en la Anunciación delante de Mí, el Gloria al Padre que les lleva a la perfecta glorificación de la Santísima Trinidad. Esta oración quebranta al infierno, destruye las herejías, extirpará todos los vicios y hará con que en el mundo la Paz triunfe, sobre toda violencia y toda guerra.

Continúen rezando todos los días las Coronillas que Yo les di aquí, las Horas de Oración que Yo les di aquí, porque a través de ellas todos los días, embellezco sus almas y estoy tornando día tras día, poco a poco, paso a paso, más inmaculadas y más semejantes a Mí. Para que cuando Mi Hijo Jesús vuelva, encuentre Mi ejército de inmaculados a Mi lado para darle Gloria, Adoración y Alabanza por los siglos de los siglos.

¡Yo les amo mucho! Todos ustedes que están aquí, son inmensamente amados por Mí. Yo les llamé, les elegí, escribí sus nombres en Mi Corazón Inmaculado y les pido hijitos: perseveren en la Oración, porque solamente por ella, puedo actuar en sus vidas, hacer milagros en el mundo y llevarles a la victoria definitiva de Mi Corazón. Faltan tan pocos instantes para Mi Triunfo, perseveren, porque solamente aquellos que perseveraren y vigilaren, serán coronados como vencedores.

Yo, la Virgen María, porque fui concebida Inmaculada, cumplí, pude cumplir dignamente y perfectamente Mi Vocación y Mi Misión de Madre de DIOS. Les invito también, a ser inmaculados interiormente y exteriormente para que también puedan cumplir la voluntad de DIOS, su vocación plenamente en sus vidas. Sin que nada les estorbe o les moleste a su alma a volar, subir al encuentro del Señor, que les ama y les llama de brazos abiertos para santificarles, salvarles y darles la corona de la vida.

A todos hoy, Yo, Su Celeste Comandante, La Inmaculada Concepción, doy la indulgencia plenaria a todos los que usan Mi Escapulario Azul durante todo el año y toda la vida, aquellos que usan Mi Medalla Milagrosa con amor, aquellos que me rezan todos los días 8 de cada mes, honrando Mi Inmaculada Concepción, aquellos que hacen todas Mis Horas de Oración y Rosarios Meditados. Les bendigo: de LOURDES… de CARAVAGGIO… y de JACAREÍ.

Y ahora les doy otra bendición, Mi Bendición Especial que permanecerá en sus cuerpos y en sus almas hasta el fin de sus vidas, para que a través de ustedes Yo pueda emanar Mi Gracia y realizar las maravillas del Señor”

A todos Yo bendigo ahora.

(Marcos): “Muchas gracias Querida Madre… muy agradecido. ¿Y Tú Mi Padre de Amor… cuándo volverás nuevamente con tus Palabras de Vida Eterna?.... Sí, estaremos aquí”

(María Santísima): “La Paz Mis hijos, hasta pronto. La Paz Marcos el más esforzado y dedicado de nuestros siervos”


jueves, 11 de diciembre de 2014

07 de Diciembre del 2014 - Mensaje de Jesucristo, la Virgen María y Santa Bárbara a través de Marcos Tadeu

Jacareí, 07 de Diciembre del 2014
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 


(Jesús): “Amados hijos Míos, hoy, Yo, Jesús, Hijo del Padre Eterno, Hijo de la Santísima Virgen María vengo a ustedes con Mi Madre y con Mi sierva Bárbara para bendecirles y para decirles: el Amor no es amado. Yo el Eterno Amor, no Soy amado por Mis criaturas y por eso Mi Corazón está siempre aplastado por un profunda ingratitud de los seres humanos.

¡Que crueles son los seres humanos! No hacen otra cosa sino pensar en pecado, guerras y crímenes por toda parte. Usan los dones que Yo les di: de la Inteligencia, de la Voluntad, de la Razón y los talentos que Yo les di a todos para ofenderme. No hay parte alguna de la Tierra para donde Yo lance Mi Mirada que Yo no vea continuamente: pecados, crímenes, guerras y maldades.

Mi Corazón está entristecido, está saturado de dolores e ingratitudes que Me causan los hombres.

Por eso vengo a decirles hijos Míos: ¡El Amor no es amado! Yo les ofrecí Mi Amor Eterno, ofrecí Mi Espíritu Santo, ofrecí Mi Palabra, ofrecí las riquezas, los tesoros de Mi Iglesia, ofrecí a Mi Madre, ofrecí a los Ángeles y a los Santos para ayudarles. Y nada de eso Mis hijos sirvió para ustedes, porque sus corazones son duros como mármol, su corazón es un bloque de hielo, que ningún rayo de Mi Gracia puede penetrar jamás.

No sean, no sean duros como aquel pueblo que Me escuchaba hace 2000 años atrás y que Me llevó a la Cruz justamente porque no aceptó Mi Amor, no comprendió Mi Amor.

Arrepiéntanse, arrepiéntanse de sus pecados y amen el Amor. Amen el Amor que no es amado. Amen Mi Corazón que no es amado. Este Corazón que no se cansa de buscarles, de ofrecerles tantas y tantas Gracias para su salvación.

No sean como el traidor Judas que fue uno de los seres humanos más favorecidos por Mí y por Mi Madre de todos los tiempos y fue el que cometió la peor traición contra Mí.

¡No sean como Judas Mis hijos! ¡No sean ingratos! Acepten las Gracias que Yo y Mi Madre hemos traído para ustedes en Nuestras Apariciones aquí. Estos Mensajes que les muestran Mis hijos como deben vivir para ganar el Cielo. Este Cielo que les prometí como dije: ‘En la casa de Mi Padre hay muchas moradas. Voy pues a prepararles un lugar’. Sí, en la casa de Mi Padre hay muchas moradas y Yo quiero llevarles a estas moradas, pero para que ustedes puedan habitar en estas moradas, tienen que convertirse verdaderamente, dejar el pecado, cambiar de vida, vivir los mandamientos que Mi Padre, que Yo les di. Vivir de acuerdo con Mi Palabra.

Sí, muy pronto el Gran Castigo vendrá. Amargo. Copas derramadas, las trompetas y la tierra entera estremecerá de pavor, al llegar la hora de Mi Gran Justicia. Reduciré a nada sus placeres, diversiones desordenadas y también a todo aquello a lo que fueron apegados, prefiriendo estas cosas en vez del Creador. Reduciré a nada los lugares de pecado y las ciudades donde más hubo pecado, las arrasaré, como Sodoma y Gomorra hasta que no quede de ellas ni siquiera vestigio, ni siquiera recuerdo.

¿Por qué actuaré con tanto rigor Mis hijos? Porque los seres humanos no tienen pena de ser rigurosos con Su DIOS, crucificándole de nuevo todos los días con sus pecados. El ser humano no tiene pena también de ser rigurosos con su prójimo: cometiendo abortos, asesinatos, adulterios, traiciones, fornicaciones y todo tipo de robo, deshonestidad, malandraje y tantas cosas que hieren la caridad.

Por eso Yo actuaré, actuaré con rigor para mostrar para el ser humano que Yo no morí, que Yo no quedé muerto, morí pero resucité, que Yo no morí para siempre. Esto es lo que quiero decirles: ¡Resucité! ¡Estoy vivo y vivo aplicaré Mi Justicia en los pecadores!

Si no quieren ser del número de esos ingratos a los cuales castigaré sin pena, conviértanse rápidamente. Ahora vengo como Salvador Misericordioso, como dije a Mi Hija Faustina Kowalska, porque muy pronto he de venir como Juez Imparcial.

Quien no quiere pasar por la puerta de Mi Misericordia, va tener que pasar por la puerta de Mi Justicia. Y les digo Mis hijos: ¡Será horrible ser atacado por los demonios y ser introducidos en las llamas eternas donde su dolor no tendrá ningún alivio, ningún remedio que lo haga pasar allá por la prisión de donde nunca más saldrán, prisión perpetua y donde no tendrán descanso ni de día, ni de noche! Y donde serán atormentados por los demonios para que así sea satisfecha la Justicia del Padre.

¡Será horrible! Si ustedes no pueden soportar el dolor de la quemadura del fuego de la tierra ni por algunos segundos. ¿Cómo soportarán el dolor de las llamas del infierno por toda la eternidad? Piensen en eso y no pecarán. Piensen en eso y no me ofenderán. Piensen en eso y no caerán nunca más en las tentaciones y en los engaños de Mi enemigo, el demonio.

Vivan en Mi Gracia, amen Mi Corazón que tanto les ama. Yo y Mi Madre estamos aquí hace más de 23 años mostrándoles, probándoles constantemente Nuestro Amor. Si Nosotros no les amásemos con Amor de Locura. Si Nosotros no les amásemos por un Amor Infinito, no continuaríamos aquí perseverantes buscándoles, luchando por ustedes, llamándoles a la salvación, a pesar de sus continuos rechazos en atender Nuestro Llamado, en atender Nuestros Avisos.

El largo tiempo de Nuestra permanencia en estas Apariciones es la PRUEBA COLOSAL y MAGNA del Gran Amor que Nosotros tenemos por cada uno de ustedes Mis hijos. Lo que Yo dije aquí y a Mi hijita Margarita Alacoque, vuelvo a repetir: ‘He aquí el Corazón que tanto ama a los hombres y de la mayor parte de ellos, solo es pagado con ingratitudes, pecados y ofensas’

Amen Mi Corazón que tanto les ama y que se redobla cada día más en Gracias y Portentos para salvarles. He aquí a Mi Madre, la Reina y Mensajera de la Paz, el Corazón Inmaculado que es la Puerta y el Camino por el cual yo deseo que ustedes vengan a Mí.

¿Por qué Yo pido la devoción a Mi Madre? Porque Ella es el Camino por el cual Yo bajé del Cielo a los hombres y es el Camino por el cual quiero que los hombres de la Tierra suban hasta Mí. Muchos tontos en el pasado atacaron Mis Mensajes aquí, negándolas, diciendo que Yo pido la devoción a Mi Madre. Si les pido la devoción a Mi Madre, oh tontos, es porque Ella es el camino por el cual Yo vine a ustedes y por el cual quiero que ustedes vengan a Mí.

Mi Madre les traerá hasta Mí y Yo les llevaré hasta el Padre. Por eso, tengan una Verdadera Devoción para con Mi Madre, para con el Corazón de esa Madre. Que su Amor a Mi Madre sea desinteresado, no sea a cambio de Gracias y Milagros, sea firme, no decaiga, ni se debilite en el menor de las tentaciones, ilusiones y caprichos. Que sea constante, que no desanimen nunca y que no pare de crecer en el Verdadero Amor para con Ella. Ni en los obstáculos, ni en los sufrimientos, ni en las pruebas, ni en las tentaciones.

Que sea un amor servicial, que encuentre su alegría trabajando para Mi Madre, para tornarla conocida y amada y para tornar Sus Mensajes obedecidos por todos.

Que sea un amor generoso que nunca se cansa de sacrificarse por Ella y que nunca se contenta en dar poco a Mi Madre, pero que cada vez más y más y más la sirva.

Que sea un amor profundo, intenso, un amor que nazca del centro de su corazón, así como fue el amor de Mi Alfonso de Ligorio por Ella, de Mi Gerardo Mayela, de Mi Gabriel de la Dolorosa por Ella, de Mis Pastorcillos de Fátima por Ella, de Mi Bernadette de Lourdes por Ella, de Mi Marcos por Ella.

Que el amor de ustedes sea un amor ardiente por Mi Madre como una hoguera tal cual es el amor que arde en el pecho de Mi Marcos, de Mi Palomita, Mi Benjamín Predilecto por Mi escogido ya en el vientre materno para ser mi portavoz, mi embajador para ustedes, medianero entre Yo y Mi Madre y ustedes. Para darles Mis Palabras de Vida, de Vida de Eterna.

Mi Corazón quiere que vengan a Mí por Mi Madre. Por eso ámenla, recen el Santo Rosario todos los días. Quien reza el Santo Rosario todos los días alaba a Mi Madre, Me alaba también al decir: ‘BENDITA ERES ENTRE TODAS LAS MUJERES Y BENDITO ES EL FRUTO DE TU VIENTRE JESÚS’

Sí, en el Rosario ustedes dan Gloria a Mi Madre y a Mí, y Mi Sagrado Corazón con el Corazón de Ella derrama sobre ustedes Gracia sobre Gracia, Bendición sobre Bendición.

En verdad les digo: ¡Quien rezare el Rosario todos los días, no morirá en pecado mortal! Porque Mi Sagrado Corazón procurará para estas almas todas las Gracias para que esta persona deje este mundo en la amistad Conmigo, en Mi Gracia y no mostraré para ella en la hora de su muerte Mi Faz enojada, pero sí, Mi Faz Misericordiosa y Benevolente para recibirla en las moradas de la casa de Mi padre.

Aquellos que rezaren y amaren el Rosario de Mi Madre, será amado por Mí como si fuese la fibra más íntima de Mi Sagrado Corazón, con Mi Propia Gloria, por eso, amen el Sacratísimo Rosario de Mi Madre y hagan con que ello sea amado por todos.

Hoy, en el Aniversario de Nuestras Apariciones aquí a Mi hijito Marcos, a todos bendigo con amor: de PARAY-LE-MONIAL… de DOZULÉ… y de JACAREÍ.

La Paz a todos ustedes Mis hijos. La Paz Marcos, el más esforzado y dedicado de los siervos de Mi Sagrado Corazón”


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA 

INMACULADA CONCEPCIÓN

(María): “Mis Hijos, hoy cuando están conmemorando aquí el aniversario mensual de Mis Apariciones con todo el Cielo, a Mi Hijito Marcos en este local, en ésta Ciudad de Jacareí. Y cuando ya están en la víspera de la Fiesta de la Solemnidad de Mi Inmaculada Concepción.

A todo digo: “!Soy la Reina y Mensajera de la Paz! !Soy la Inmaculada Concepción! !Soy la Mujer  Vestida de Sol! !Soy la Perfecta Humanidad Realizada en Dios! !Soy la Nueva Arca de la Alianza! Soy la Señora que la tierra entera esperaba por milenios y que es concebida en el vientre de la madre preservada de la mácula del pecado original. Toda Bella, toda Pura, toda “Pulcra”, toda Amiga del Señor, preservada no solo de la mácula original, pero también de toda mácula habitual, repleta de los Dones del Altísimo, de los Privilegios del Señor, Brillante como el sol, Bella como las estrellas, Luminosa como el sol en el punto más fuerte del día."

Soy el Sol Luminoso que el Señor colocó en el cielo oscuro de la humanidad, que hace tantos millones de años esperaban a Su Redentor.

¡Soy la Aurora de la Salvación! Con Mi Inmaculada Concepción efectivamente Dios comenzó la Obra de la Redención del género humano. Porque al ser concebida sin pecado en el vientre de Mi Madre Ana, comenzaba a pasar la Antigua Ley, para ser inaugurada la Nueva Ley.

Y así, con Mi Nacimiento, con Mi “Sí”, deshice el abismo que había entre ustedes y el Creador. El Verbo se encarnó en Mi Seno, se hizo hombre y con Su Vida, Pasión y Resurrección, abrió de nuevo para ustedes las Puertas del Paraíso, cerradas por el pecado de Nuestros Primeros Padres.

 ¡Soy la Inmaculada Concepción!, Soy tan Santa que Soy la propia Santidad. Soy tan llena de Gracia que Soy la propia Gracia. Esto dije en Pesqueira-Pernambuco (Brasil) a Mis dos niñas que aparecí: “¡YO SOY LA GRACIA! En Mí todos ustedes encontrarán la Gracia del Señor.”

“No temas María, porque hallaste Gracia delante del Señor.” Si Yo ya era Inmaculada y llena de Gracia: ¿Para quién hallé Gracia? La hallé para ustedes, Soy la Gracia y todo aquel que viniere a Mí, saldrá repleto de la Gracia del Señor, de la Gracia que Santifica, de la Gracia que perfecciona, de la Gracia que embellece y que les torna reflejos vivos de la Santidad de la Santísima Trinidad.

¡Soy la Gracia! Y todo aquel que viniere a Mí por más cargado de pecados que esté, si Me diera su “Sí”, si tuviere verdadero deseo de Amarme y de dejarse formar por Mí, Yo la conduciré a las Fuentes de la Gracia del Señor. Y esta alma quedará repleta de Su Gracia, repleta de Su Amor, repleta de los Dones del Espíritu Santo. 

¡Soy la Reina y Mensajera de la Paz! Aparecí aquí con este título para decirles: “Que vengo en el Nombre del Señor, trayendo la Paz que sus almas tanto desea, tanto tiene sed, tanto tiene hambre y que no encuentra.”

Son castigados por Dios con la aflicción interior, con la angustia interior, con la falta de Paz en sus familias porque buscan la Paz donde ello no existe. Buscan en los pecados, en las fornicaciones, en los bienes materiales, en el dinero. Construyendo para ustedes ídolos falsos de placer, de poder, de la ganancia, de la violencia, del egoísmo, adorándose en el lugar de Dios y como a Dios. Pecan como Satanás pecó y por eso en la vida de ustedes suceden tantos castigos, sucede que no tienen Paz, porque solamente en Dios pueden encontrar la Verdadera Paz y poseerla.

Por eso vine como Reina y Mensajera de la Paz, para decirles: “Que sólo en Dios pueden encontrar la Paz. Y como Dios me hizo Medianera de la Paz, solamente en Mí ustedes pueden recibir la Paz del Señor. Quien quiere la Paz, venga a Mí y Yo la daré. Quien tiene su alma afligida, angustiada, sufrida, atribulada, inquieta, venga a Mí y Yo la pacificaré. Yo la llenaré con Mi Paz de tal modo que ésta persona ya comenzará a gozar de la Paz de los Bienaventurados del Cielo en esta vida.

Recen Mi Rosario todos los días. El alma que rezare Mi Rosario jamás será abandonada por Mí. Enviaré Mis Mil Ángeles de la Guarda para guardarla en todos sus caminos y para socorrerla en todos sus sufrimientos. Sobretodo en las tentaciones y si ella huye del pecado y no se entrega fácilmente a Satanás, Mis Ángeles la conservarán siempre en el Amor de Dios.

El alma que rezare Mi Rosario será acompañada por Mí misma y adonde quiera que ella vaya y en todos sus negocios, sufrimientos y dolores, Yo estaré a su lado, para ampararla, ayudarla y guardarla.

Recen la Coronilla de Mis Lágrimas todos los días, porque por medio de ésta Coronilla, siempre más les cubriré con Mi Manto y mantendré a Mi Enemigo lejos de ustedes y de sus familias. Y si por acaso él entrare en sus familias, no podrá causar muchos daños, porque con el poder de Mis Lágrimas, Yo lo repeleré y mantendré el orden, la armonía y la paz familiar, siempre constante en su hogar.

Recen Mi Setena todos los meses, del día primero al séptimo de cada mes, fielmente, porque por medio de ello, Yo a cada día les doy copiosas bendiciones, quito muchas almas del Purgatorio. Y les prometo que a cada día de la Setena, mil pecadores serán tocados por la Gracia del Señor, se convertirán y serán enamoradas por el Señor.

Hagan Mi Setena, no saben como ello es poderoso, por eso desprecian, Si viesen con Mis ojos cuantas almas son tocadas por la Oración de la Setena, ustedes la harían el mes entero y no apenas en los 7 días del mes.

Recen, recen Mi Setena, porque de ello depende la conversión de Rusia, del Brasil y de muchas Naciones de la tierra.

A todos bendigo ahora: de CARAVAGGIO..., de LOURDES...y de JACAREÍ.

MENSAJE DE SANTA BÀRBARA

BÁRBARA MUERE A FILO DE ESPADA EN MANOS DE SU PROPIO PADRE DIÓSCORO 


(Bárbara): “Amados Hermanos Míos, Yo, Bárbara, vengo nuevamente hoy para decirles: “Les amo, les amo mucho.”

Cuido de ustedes, les protejo, les defiendo y estoy a su lado incluso cuando su corazón está duro por la falta de Oración, por su pecado y no sienten Mi Presencia.

Cuantas Gracias Yo les concedo y de cuantos favores les cerco todos los días. Si su corazón no fuese tan ciego por sus pecados, vería las continuas pruebas de Mi Amor y de Mi Presencia por ustedes. Sí, Mi Presencia cerca de ustedes.

Sigan Mis Albas pisadas que como estrellas luminosas dejé para ustedes en la tierra.

Sigan Mis pisadas de Oración constante, de Pureza, de Fidelidad a Dios, de Coraje y Fortaleza que son sumamente necesarias si quieren salvar sus almas y llegar hasta el Cielo.

Muchos piensan que, siendo inconstantes, siendo cobardes delante del sufrimiento, alcanzarán la Corona de la Vida Eterna. No, el Cielo no es para los cobardes. El Cielo es para los Héroes, para los Valientes, para aquellos que aceptan el Sacrificio, que aceptan el Sufrimiento cuando ello viene y a ellos, por amor al Señor, por amor a la Madre de Dios, por amor a la causa de la salvación de las almas.

El alma que no acepta los Sacrificios, que no acepta el Sufrimiento por amor al Señor, por amor a la Madre de Dios, por amor a la causa de la salvación de las almas. El alma que no acepta el Sacrificio, que no acepta el Sufrimiento cuando viene a ella, no será digna de la Corona de la Vida Eterna.

Yo comprendí eso cuando vi a mi propio padre entregándome en la prisión, las chicoteadas, al corte, a la amputación de Mis Senos. Cuando vi a mi propio padre cortando Mi Cuello. Acepté, a pesar de estar destruida por el dolor interiormente, acepté el Sacrificio, acepté por amor a Dios, por amor a Mi Madre del Cielo, por amor a las almas, para quien daba testimonio de Mi Fe para edificarlas. Acepté porque comprendía que sin el Sacrificio, nadie es digno de la Corona de la Vida Eterna.

Cuando el Sufrimiento viene a ustedes, cuando el Dolor viene a ustedes en sus vidas, acepten.

Acepten la enfermedad, acepten la cruz, porque por medio de ello, ustedes salvarán muchas almas y su propia vida. Si fueren heroicamente Valientes en el Sufrimiento, un Gran Premio y Recompensa les esperará en el Cielo.

Por eso, sigan Mis Albas pisadas de amor a Dios que es hecho de Sacrificio y de Obras. Recuérdense de lo que la Madre de Dios les dijo aquí: “¿Me aman? ¿Aman a Mi Hijo? Entonces, sacrifíquense por Mí, sacrifíquense por Mi Hijo.”

Aprendan que el camino del Cielo es hecho de: “SACRIFICIO” y que el amor no es apenas un sentimiento, pero es principalmente sufrir por amor a Dios. Si ustedes comprendieran esto, serán Grandes como Yo, serán Grandes como Yo en el Cielo. Y su Corona de Gloria Inmortal, Imperecible y por los siglos de los siglos exaltarán de amor y alegría en el Señor en la Gloria Eterna.

Yo amo este lugar que para Mí es el más precioso del mundo. Amo a todos ustedes que están aquí, Yo recé por todos los que están aquí para que viniesen, para que fuesen bendecidos, para que fuesen colmados de los favores del Señor y de Su Madre. Yo Soy la Protectora especialísima de todos los peregrinos de este lugar.

Y ahora a todos bendigo y cubro con Mi Manto de Amor.

La Paz, la Paz a todos ustedes. La Paz Marcos, el más ardiente de Mis Devotos y de Mis Amigos.