Vistas a la página totales

martes, 26 de mayo de 2015

23 de Mayo del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 23 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



CENÁCULO EN LA CIUDAD DE GUARULLOS (SAN PABLO-BRASIL)


(Marcos): “Sí Mi Señora. Te pido Señora una bendición especial para Doña Teresita y toda su familia, que hoy reciben Tu Imagen Peregrina y Tu Aparición. Quería también pedirte Señora, para curar a los enfermos de aquí. Por favor, dé una bendición especial también para esta joven que dio ese testimonio tan bello y también a su hijito y toda su familia. También te pido Mamita del Cielo, por favor, bendiga a tus Postulantes, esos hijos tuyos que usted Señora llamó para seguirte, para vivir contigo Señora más de cerca, para quitar espadas de Tu Corazón y para que sean los hijos predilectos de los predilectos. Sí Mi Señora, siempre te amé y siempre te amaré. Usted Señora es mi vida, no puedo vivir sin ti Señora. Soy tuyo, solo te quiero Señora y nada más, nada más. Sólo tu amor y tendré todo, todo.”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Mis Amados Hijos, hoy, vengo nuevamente a ustedes para decirles que Yo les amo mucho. Y que ustedes son los Hijos Amados de Mi Corazón que Jesús Me dio en lo alto del calvario a los pies de la cruz, cuando Él moría diciéndome: “Mujer, Señora, he ahí a tu hijo.”

A partir de aquel momento Me torné Madre de todos ustedes y ustedes se tornaron verdaderamente todos Mis Hijos. Los hijos y la Madre, los hijos y la Madre deben permanecer unidos en un solo corazón, una sola alma como Jesús quiere, como Jesús mandó.

Por eso les digo Hijitos Míos: “Acojan Mi Amor en sus corazones, vivan Mi Amor en sus vidas para que Yo pueda verdaderamente vivir con ustedes, estar junto de ustedes, realizar cada vez más Gracias en la vida y en las familias de todos ustedes y a través de ustedes en la familia de sus vecinos, de sus amigos y de sus conocidos."

Los hijos y la Madre unidos por una voluntad divina, por la Voluntad de Mi Hijo Jesús agonizante clavado en la cruz. Los hijos y la Madre deben permanecer juntos, en una comunión de amor total, en una sintonía total de deseos, de pensamientos, de obras, de palabras. Los hijos y la Madre deben quedar perfectamente unidos en un solo enlace místico y sagrado de amor: por la Oración, por la verdadera devoción a Mí, por el Sacrificio, por la Obediencia y práctica de Mis Mensajes. Para que así Mis Hijos, la Madre viva en los hijos y los hijos vivan en la Madre.

Si ustedes obedecieren Mis Mensajes, si rezaren Mi Rosario y si hicieren los Grupos de Oración que Yo pedí, ustedes vivirán en Mí y Yo viviré en ustedes. Y a través de ustedes Yo llevaré Mi Paz, llevaré Mi Amor, llevaré Mi Presencia y Mis Gracias para todos Mis Hijos que aún no Me conocen o que Me conocen muy poco. Y por no conocerme, sufren tanto sin Mi consuelo y demasiado.

Así, viviendo juntos en una sola comunión de amor, en una sola vida de amor, Yo realizaré el mayor triunfo de Mi Corazón Inmaculado en las familias y en el mundo por medio de cada uno de ustedes, Mis Hijos Amados.

Yo estoy felicísima con esta familia y también con cada uno de ustedes que hoy vinieron aquí. Miro a cada uno de ustedes ahora, veo los corazones de cada uno de ustedes ahora…bendigo a cada uno de ustedes ahora, sus familias, sus rosarios, medallas y todos los objetos que tienen con ustedes.

Donde ellos estuvieren, estarán Mis Bendiciones y Gracias. Yo escogí a cada uno de ustedes para estar aquí hoy. Yo llamé a cada uno de ustedes por el nombre. Y si les llamé para estar Conmigo aquí hoy, es la señal, es la prueba de que Yo amo mucho a todos ustedes. Y Yo quiero Mis Hijos, ayudar mucho a cada uno de ustedes y salvar a cada uno de ustedes.

Continúen rezando el Rosario todos los días, rezando la Hora de la Paz, rezando todas las Oraciones que Yo di a ustedes. A través de esas Oraciones, vivirán en Mí y Yo viviré en ustedes.

Yo les amo Hijitos Míos y ahora derramo sobre todos ustedes una gran lluvia de Gracias.

Continúen haciendo los Grupos de Oración en esta ciudad, que es Mía, que Yo amo y en el cual aún voy a realizar grandes Gracias, para la mayor victoria del Señor, de Mi Corazón y de la Santa Fe Católica.

A todos bendigo por la boca de Mi Siervo: de FÁTIMA… de CARAVAGGIO… de LOURDES… y de JACAREÍ.

La Paz Mis Hijos Amados. Vuelvan a Mí en el próximo cenáculo para que Yo pueda continuar la conversión de ustedes y continuar derramando Mis Gracias de Amor sobre ustedes. La Paz, buenas noches. Hasta pronto Marcos, el más esforzado de Mis Hijos.”


22 de Mayo del 2015 - Mensaje de Santa Rita de Casia a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 17 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



ANIVERSARIO 634º  DE SANTA RITA DE CASIA


MENSAJE DE SANTA RITA DE CASIA



“Amados Hermanos Míos, Yo, Rita de Casia, vengo hoy llena de amor para decirles: “Soy la Hermana de ustedes, que les ama mucho y mucho quiere enseñarles el Verdadero Amor a Dios.”

Ustedes saben que Yo obtuve por Mi Fe, por Mi Esperanza, por Mi Oración, por Mi Amor y Confianza en Dios, el milagro de la rama de la vid muerta volver a la vida.

Quiero también resucitar sus almas, sus almas muertas tantas veces por el pecado, haciéndoles volver a la vida de la gracia del Señor para producir muchos y grandes frutos de Santidad para Él.

Quiero transformarles en uvas de agradable sabor para Nuestro Señor, uvas que tiene gusto de Santidad, de Amor, de Fe, de Pureza y de Gracia.

Sean uvas de Verdadero Amor al Señor, viviendo cada día más en la Gracia, en el Amor, en la Oración, en la Penitencia. Buscando por todos los modos en sus vidas vivir en el Amor de Dios, vivir los Mandamientos de Dios para que entonces, Jesús y Su Madre Santísima puedan venir a probar los agradables frutos dulces, las agradables uvas de Amor y Oración en sus almas.

Sean uvas de Santidad, cuyo gusto dulce y sabroso, Jesús y María puedan probar todos los días en ustedes. Para eso, huyan del pecado, huyan del mal, busquen siempre más la Amistad de Dios, la Gracia de Dios por la Oración. Y sobretodo, den al Señor las agradables uvas, los agradables frutos dulces de la Santidad de ustedes, aceptando la Santa Voluntad de Dios y renunciando a la voluntad de ustedes.

Den al Señor las uvas de la Santidad de ustedes, aceptando con amor y sumisión los sufrimientos que Él les envía, que Él les permite cada día. Para que así como Yo, todos los días, sus almas den a Dios los frutos de Amor, Reparación, de la Adoración y de la Penitencia que Dios tanto desea.

Sean uvas dulces y agradables a Dios, cultivando un verdadero amor a la Pasión de Jesús, a los Dolores de Nuestra Madre Santísima. Y buscando tener para con Jesús un gran, sincero, profundo amor, una gran amistad, dando a Jesús el “Sí” de ustedes para hacer la Voluntad de Él, renunciando a la de ustedes y así, crecer en la perfección de todas las Virtudes.

Yo les amo, Soy la amiga de ustedes, crezcan en la amistad Conmigo para que Yo pueda verdaderamente, inundar sus vidas de Gracia, transformando la vida de ustedes en una continuación Mía. De modo que sus vidas sea un continuo y perenne Himno de Amor a Jesús Crucificado, a la Madre de Dios y a Nuestro Padre Celeste.

Continúen con todas las Oraciones que la Madre de Dios les dio aquí, pues, ellas les llevarán por el camino que Yo percorrí para llegar al Cielo, por el camino de la Oración, del Amor, de la Pureza y Santidad.

A todos Yo bendigo: de CASIA… de ROCCAPORENA… de JACAREÍ.”

lunes, 18 de mayo de 2015

17 de Mayo del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 17 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 


FIESTA DE SANTA RITA DE CASIA



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Mis Amados Hijos, hoy, cuando ya están celebrando a Mi Hijita Rita de Casia, con las Virtudes Heroicas que Ella practicó, a Dios y a Mi Corazón, Yo invito a cada uno de ustedes verdaderamente, a buscar la Santidad.

Aspiren a la Santidad, deseándola con todo el corazón y buscando por todos los modos, asemejarse a los Santos, imitando Sus Virtudes.

Cuando un amigo ama a otro amigo suyo, busca amar las cosas que el otro ama, busca asemejarse al otro para agradar al otro. Si ustedes verdaderamente, aman a los Santos, deberán buscar asemejarse a Ellos Mis Hijos, para ser entonces, verdaderamente, amigos de los Santos.  

Cuanto más ustedes se asemejaren a los Santos en las Virtudes, en el Amor a Dios, en la Oración hecha con el corazón, en el gusto por las cosas del Cielo, en la meditación, en la inocencia, en la fuga de las ocasiones de caer en pecado, en las Virtudes. Cuanto más se asemejaren a Ellos, más serán amados por Ellos, porque Ellos prefieren a aquellos que los prefieren y Ellos dan Sus Gracias de Amor a aquellos que buscan tornarse semejantes a Ellos, por la imitación de las Virtudes que Ellos practicaron.

Aspiren a la Santidad, buscando por todos los modos en la vida diaria de ustedes cumplir la Voluntad de Dios, aunque esto vaya contra la voluntad de ustedes y les cueste sacrificios. Porque cuando ustedes hicieren esto Mis Hijos, entonces, sus corazones experimentarán una gran alegría, un gran amor, una gran paz, porque Dios da Su Gracia a los Justos y desprecia a los soberbios pecadores que no quieren someterse a Él.

Por eso, hagan la Voluntad de Dios aunque no entiendan, porque esta Voluntad aunque no puedan entenderla, porque esta Voluntad para ustedes será siempre vida, alegría y salvación.  

Aspiren al Cielo y a la Santidad, buscando en todos los momentos de la vida, de sus vidas, vivir de acuerdo como los Santos vivieron, en un amor continuo a Dios, en una unión fervorosa con Dios y en una sed continua de cada vez más, agradar, alabar, amar y dar alegría a Dios.

Yo Soy la Reina de los Santos y aparecí aquí para transformarles en Santos. Mi Primer Mensaje fue justamente eso: “Es necesario tornarse Santo, es necesario santificarse.”

Quiero que todos ustedes sean Santos, pero adorando la carne de ustedes y dándole todo lo que ella quiere, nunca serán Santos. Por eso, renuncien a ustedes mismos y a su voluntad. Y entonces, la Santidad será fácil para ustedes.

Recen el Rosario para tener la fuerza interior de renunciar a ustedes mismos. Ayunen a pan y agua en los viernes por lo menos, para que ustedes tengan la fuerza interior de vencer y dominar su carne.

Yo quiero que todos ustedes avancen Conmigo en la Santidad rápidamente ahora, porque el tiempo acabó. Es necesario que ahora tomen la decisión definitiva: por la Santidad o por el pecado, por el Cielo o por el Infierno.

Recen, recen mucho el Rosario, para que ustedes como Mi Hija Rita, prefieran el Paraíso, prefieran el Cielo que ya les prefirió cuando Me envió aquí para darles Mis Mensajes.

A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de CASIA… y de JACAREÍ.”

16 de Mayo del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 16 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



PEREGRINACIÓN EN LA CIUDAD DE SALESÓPOLIS (SAN PABLO-BRASIL)


(Marcos): “Para siempre sean alabados. Sí. Sí Señora. Sí, haré. Sí. Haré todo lo que tú mandes Señora. Quería pedirte Señora una bendición especial para la familia de esta casa que hoy te recibió Señora con tanto amor y tanto cariño. Cúbralos por favor con tu Manto Sagrado. Sí, les diré. También quería pedirte Señora para curar a los enfermos y para bendecir a todas las personas que hoy vinieron aquí y también a sus familiares. Sí. Sí. Sí, diré. Sí Señora, así que yo vea a esa persona mañana, diré, diré.”


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA




“Mis Amados Hijos, por la boca de Mi Siervo, les transmito hoy este mensaje. Yo amo a cada uno de ustedes. Estoy cerca de cada uno de ustedes y nunca, nunca abandono a ninguno de ustedes Mis Hijos.

Cada uno de ustedes es precioso a Mi Corazón y es por eso que vine hoy aquí con Mi Imagen Peregrina para decirles: “Ustedes son preciosos para Mí, porque ustedes costaron toda la sangre de Mi Hijo Jesús clavado en la cruz.”

Ese es el precio de ustedes. Ese es el valor de ustedes. La Sangre de un Dios, la Sangre de Mi Hijo. Por eso, miro para cada uno de ustedes con amor, con gran ternura, con gran bondad.

Quiero ayudar a cada uno de ustedes, pero ustedes Mis Hijos deben abrir sus corazones para Mí, para que Yo pueda actuar en sus vidas. Sin el permiso de ustedes, Yo no puedo actuar.

Deseo que ustedes formen aquí muchos Grupos de Oración en esta ciudad. En estos Grupos, Yo daré muchas Gracias, muchas Bendiciones para ustedes, porque sus Oraciones hecha Conmigo, en unión Conmigo, será poderosa y alcanzará “Grandes Gracias” de Dios.

Ustedes Mis Hijos que están aquí hoy, fueron escogidos por Mí. Ustedes no vinieron solamente porque quisieron, fui Yo que quise y que les llamé, y esa es la prueba del Gran Amor que Yo tengo por ustedes. Yo les di la Gracia de conocer Mis Mensajes antes que el tiempo de la conversión dado por Dios al mundo acabe.

Muy pronto vendrá un gran castigo. El terremoto que sucedió en el Nepal es apenas un aviso. Porque muy pronto habrá terremotos fuertísimos en la tierra entera y ¡Ay! de aquellos que estén en el pecado lejos de Dios.

Yo les estoy dando la oportunidad de rezar, de convertirse y de evitar todos esos males, todos esos castigos con la Oración. Recen, por lo tanto, conviértanse Hijitos, porque el Padre del Cielo no esperará para siempre la conversión del mundo.

Yo Me encuentro cada día más afligida y preocupada, porque Mis Mensajes no son escuchadas, no son obedecidas. Soy una voz que clama en el desierto y Mis Hijos no Me escuchan, no Me obedecen. Mientras eso, Satanás emplea todo su poder para destruir el mundo y no hay quién lo detenga con la única cosa que él teme: ¡El Rosario!

Recen Mis Hijos, recen, porque Yo Me encuentro afligida. Porque tengo que sostener el Castigo de Dios que quiere mandar al mundo por los pecados y al mismo tiempo tengo que combatir a Satanás solita y Mis Hijos no Me ayudan. Ayúdenme, recen el Rosario, recen el Rosario lo más que puedan Mis Hijos, porque solamente con la Oración podremos salvar este mundo que ya tocó hondo su pecado y de su perdición.

Ustedes fueron llamados aquí por Mí para ser Mis Soldados, para ser aquellos Hijos que ayudan a la Madre del Cielo con sus Oraciones que, tal como las piedritas de David, pueden derribar al Gigante Golias, pueden derribar al enemigo que es tan grande y tan fuerte: Satanás.

Juntos, con el Rosario, venceremos todo el mal. Formen por lo tanto, muchos Grupos de Oración aquí en esta ciudad, que recen Mi Rosario Meditado, que recen las Oraciones de Jacareí, para que esta ciudad pueda tener más Paz, las almas puedan convertirse, las familias puedan ser protegidas del mal y Yo pueda derramar sobre todos ustedes, Grandes Gracias que Dios quiere dar para cada uno de ustedes.

Mis Hijitos, cada uno de ustedes es precioso para Mí, cada uno de ustedes Me costó lágrimas dolorosas en el camino del calvario. Por eso, Yo les amo tanto Mis Hijos y pido que ustedes sequen Mis Lágrimas con Amor, la Oración y sus corazones totalmente donados, consagrados a Dios y a Mí, para que a través de ustedes, llevemos al mundo entero la Paz y la Salvación.

Yo bendigo con amor a la familia de esta casa que hoy Me recibió con tanto cariño y a cada uno de ustedes que dejaron su descanso para estar hoy Conmigo aquí, escuchando Mis Mensajes, rezando juntamente con Mi Siervo Marcos, Oración que consoló tanto Mi Corazón.

Deseo ver más Hijos junto Conmigo aquí en la próxima vez que Yo vuelva. Vayan y anuncien a todos que la Madre del Cielo volverá aquí en esta ciudad en el mes de Julio, nuevamente para dar amor, para dar la paz y para dar Gracias de salvación a Mis Hijos de esta ciudad de Salesópolis que es Mía, que Yo amo y que Yo voy a salvar ciertamente, haciendo aquí triunfar Mi Inmaculado Corazón.

A todos Yo bendigo con gran amor: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

13 de Mayo del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 13 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



ANIVERSARIO 98º DE LAS APARICIONES EN FÁTIMA (PORTUGAL-1917)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Mis Queridos Hijos, hoy, cuando están conmemorando el aniversario de Mis Apariciones en Fátima y también en Bonate, vengo del Cielo nuevamente para decirles: “Soy la Señora del Mensaje. Soy la Señora del Mensaje de Fátima. Soy la Señora del Mensaje de Bonate que viene llamar a todos Sus Hijos a la Conversión, a la Oración, a la Santidad y la Paz.”

Soy la Señora del Mensaje, por eso, bajé del Cielo con un mensaje de salvación y de amor para toda la humanidad. En Mi Mensaje de Fátima, en Mi Mensaje de Bonate y en los Mensajes que les doy aquí, están todos los remedios para los males del mundo y en Mis Mensajes, ustedes podrán encontrar verdaderamente la luz, la esperanza y la salvación para toda la humanidad, basta que quieran.

Soy la Señora del Mensaje que viene nuevamente a decirles: “Que solo en Dios, el hombre puede encontrar la felicidad y la paz, y también puede encontrar su salvación.” Cuando el hombre vuelva para Dios, cuando el hombre vuelva para el Señor, entonces verdaderamente, tendrá la Paz y el Amor que tanto busca, que tanto desea.

Sus corazones andan insatisfechos, tristes y desolados porque no buscan en Dios el Amor, la Felicidad y la Paz. Es esto lo que Mi Mensaje en todas las Apariciones les quiere decir: “Vuelvan a Dios, amen a Dios de todo corazón y no lo ofendan más, y entonces, Dios les dará todo Su Amor, toda la Paz y toda la Felicidad de que sus corazones tienen hambre y tienen sed.”

Soy la Señora del Mensaje, que viene del Cielo para decirles: “De todo, de todo lo que ya se les fue dicho hace 2000 años atrás y de todo lo que les he dicho en Mis Apariciones, el fin es ese: Teme a Dios y guarda Sus Mandamientos.”

Teman ofender al Señor, teman entristecer al Señor, teman hacer algún pecado que lo entristece, que lo aleje de ustedes, porque Él les ama mucho. No ofendan más a Dios, que ya está muy ofendido y guarden los Mandamientos del Señor. Si hacen esto, el Cielo será de ustedes.

Soy la Señora del Mensaje, que viene del Cielo para decirles: “Solamente por la Oración del Rosario, tendrán la fuerza interior para guardar los Mandamientos del Señor y amarlo de todo corazón.”

Vivan Mis Mensajes, vivan el llamado de Mis Mensajes de Fátima que casi 100 años después de Yo haber dado en la Cueva de la Iría a Mis Pastorcillos, este llamado continua aún hoy ignorado, despreciado y desobedecido por la mayoría de los hombres. Las personas no rezan el Rosario, las personas no dejan el pecado, por eso, el mundo está tan mal. Recen, dejen el pecado y el mundo se transformará en un pequeño Cielo ya en la tierra.

A todos en esta noche les bendigo con Mis Pastorcillos de Fátima, con Mi Pastorcillo de Jacareí, con Mi Hijita Pierina Gilli, con Mi Hijita Adelaide Roncalli: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… de BONATE… y de JACAREÍ.”  

12 de Mayo del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 12 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 

VÍSPERA DEL ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE FÁTIMA


(Marcos): “Sí. Sí. Mucho más aún te consolaré Señora, voy a esforzarme por hacer lo mejor, para dar lo mejor de mí para tornarte Señora, más conocida, amada, obedecida por todos. Y el mensaje de Fátima de ti Señora, también conocida y amada por todos.”  


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Mis Amados Hijos, hoy, cuando están en esta noche santa, en esta víspera del aniversario de Mis Apariciones en Fátima. Vengo nuevamente para decirles: “Miren para la Mujer Vestida de Sol, que bajó sobre los brazos de la Encina en Fátima para llamar a todos Sus Hijos para la luz, en el momento en que las tinieblas del Infierno y de Satanás comenzaban a esparcirse por el mundo entero, para llevar a todas las almas al error, a la negación de Dios y a la perdición eterna.” 

¡Miren para Mí, la Mujer Vestida de Sol y serán siempre iluminados!

Quién Me sigue, no camina en las tinieblas.

Quién Me obedece, camina en la luz.

Quién camina Conmigo, jamás caminará en el camino de la oscuridad del pecado. Porque Yo Soy un sol luminoso que ilumino los pasos de quién Me ama.

Y tal como el Espíritu Santo dijo de Mí en la Santa Palabra de Dios: “Quién Me encuentra, encuentra la vida. Quién Me ama, agrada al Señor. Los que Me aborrecen, aman la muerte.”

Mis Pastorcillos de Fátima Me amaron. Mis Pastorcillos escucharon Mis consejos. Por eso, fueron tan amados por el Señor, porque Mi Hijo Jesús ama a aquellos que Me aman y desprecia a aquellos que Me desprecian, pues, Yo Soy la Madre de la Sabiduría, y de la Vida, de la Gracia y del Bello Amor.

Y todo aquel que quiere encontrar a Dios, tendrá que venir a buscarlo en Mí, pues, solamente Yo pude dar al Salvador al mundo la primera vez y solamente Yo puedo darlo al mundo ahora a quién lo busca, a quién Me pida.

Miren para la Mujer Vestida de Sol, que de lo alto de los brazos de la Encina les dio la Gran Arma, la Gran Señal de la Victoria: “Mi Rosario.”

Todo aquel que lo reza con amor será salvo, sus pecados serán perdonados antes de su muerte y ese Mi Hijo volará hasta las mayores alturas del Cielo para junto con Mis Pastorcillos, cantar Mis Alabanzas y las Alabanzas del Señor por toda la eternidad.

Con el Rosario vencerán y aplastarán todos los males que Satanás provoca en sus vidas, en sus familias y en el mundo. Tenga Fe en Mi Rosario, amen y recen Mi Rosario como Mis Pastorcillos de Fátima, y Mi Corazón en sus vidas y en el mundo ciertamente triunfará.

Mi Triunfo comenzó en Fátima con el “Sí” de Mis Pastorcillos. Mi Triunfo en sus familias y en el mundo comenzará también con el “Sí” de ustedes a Mi Corazón Inmaculado. Denme hoy el “Sí” de ustedes y Mi Corazón derramará sobre ustedes Mi Llama de Amor, que actuará poderosa, transformando toda la vida de ustedes en un gran sol luminoso de Santidad y Gracias.  

Aquí Mi Triunfo también comenzó con el “Sí” de Mi Hijito Marcos y Mi Triunfo profetizado en Fátima finalmente se realizará en el mundo entero. Que el “Si” de ustedes sea dado con el “Sí” de Mi Hijo Marcos, con el “Sí” de Mis Pastorcillos de Fátima y entonces, Mi Corazón Inmaculado en ustedes y por ustedes triunfará.

A todos en esta noche santa de la víspera del aniversario de Mis Apariciones en Fátima, a todos Yo bendigo y les digo: “Mañana recen más, pues, Yo tengo Gracias Especiales para dar a aquellos que Me rezaren más y aquellos que mañana Me prefirieren, a esos Yo también les preferiré, acumulándoles con las Gracias Maternales de Mi Corazón.”


A todos con amor bendigo: de FÁTIMA… de BONATE… y de JACAREÍ.” 

martes, 12 de mayo de 2015

10 de Mayo del 2015 - Mensaje de la Virgen María, de la Beata Jacinta Marto y del Beato Francisco Marto a través del Vidente Marcos Tadeu

Jacareí, 10 de Mayo del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 



FIESTA DE LA APARICIÓN DE FÁTIMA (PORTUGAL-1917)

Aparición del Ángel de la Paz en Fátima (Portugal-1916)

Aparición de la Virgen María en Fátima (Portugal-1917)


(Marcos): “Quedo contento que te ha gustado Señora la Coronilla de los Pastorcillos. Prometo hacer nuevos para que, a través de ellos el mundo entero conozca el Verdadero Amor a Ti, la Verdadera Obediencia y también, muchos reciban “Gracias y Milagros” por medio de ellos y así, el Triunfo de Tu Corazón Inmaculado sea apresurado en el mundo.
Sí, entonces el deseo de hacerla ¿Eras Tú Señora la que colocaba en mi corazón? Sí…ya había decidido hacerla. Sí, haré…”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre del Cielo sobre la Coronilla de los Pastorcillos)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Mis Amados Hijos, hoy, cuando ya están conmemorando el aniversario de Mis Apariciones en Fátima, que será en esta semana, les invito nuevamente a mirar para Mi Encina.

Miren para Mi Encina, donde Yo bajé del Cielo hace 98 años atrás para llamar a todos Mis Hijos a la Conversión, a la Oración y a la Penitencia que agradan a Dios.

¡Soy la Señora de la Encina! ¡Soy la Señora del Rosario! ¡Soy la Mujer Vestida de Sol coronada de 12 estrellas, terrible como ejército en orden de batalla!

Soy la Señora de la Encina, que bajó de lo alto del Cielo para luchar contra el Dragón Rojo y Su Padre Satanás, que ya estaban ensayando en el mundo los pasos decisivos para reducir a toda la humanidad al Ateísmo y a una esclavitud mundial sin precedentes, creando en la tierra Su Reino Satánico de Odio, Violencia, Injusticia y Negación de Dios.

Miren para Mi Encina, donde Yo bajé más blanca de que la nieve para invitarles a la Santidad, a la Vida Pura en la Gracia de Dios, para que ustedes puedan verdaderamente ser Mis Hijos, Hijos de Dios, Amigos de Jesús y verdaderamente, puedan reflejar aquella Perfección, aquella Belleza de Dios, que Mis Pastorcillos tanto reflejaron en sus vidas. 

Si ustedes renunciaren al pecado y decidiéndose por la vida en la Amistad y en la Gracia de Dios, podré derramar en sus almas aquella luz grandiosa que es Dios, que Yo irradié y derramé sobre Mis Pastorcillos.

Y ustedes como ellos, reflejarán esta gran luz de Santidad para el mundo entero, destruyendo las tinieblas del pecado y del mal. Y haciendo brillar aún hoy sobre el mundo entenebrecido por las tinieblas de Satanás, la luz de la salvación para tantos Hijos Míos que están en las tinieblas. Y solamente por medio de ustedes podrán ver Mi Luz y así, llegar en la luz del Señor y ser salvos.

Miren para Mi Encina, donde Yo aparecí y llamé a todos Mis Hijos a la Oración del Santo Rosario. 

Con el Santo Rosario podrán parar las guerras, como Mis Hijos que creyeron en Mi Mensaje de Fátima, abreviando la Primera Guerra Mundial, con las Oraciones del Rosario que Me hicieron en la Cueva de la Iría en Fátima.

Con el Rosario pueden abreviar y parar las guerras, pueden impedir los castigos de la naturaleza.

Con el Rosario pueden detener el curso de los malos acontecimientos que vienen para ustedes, y pueden cambiar toda amenaza, toda desgracia en bien, en alegría y en paz.

Recen el Santo Rosario, porque con ello Mis Hijitos, llegarán al Cielo.

Yo prometí a Mi Hijito Domingo de Guzmán y nuevamente les prometo aquí a través de Mi Hijito Marcos: “Quién Me sirva rezando Mi Rosario, dándome todos los días el obsequio, el homenaje, la prueba de amor de la Oración de Mi Santo Rosario, a este Mi Hijo que Me rece el Rosario todos los días, Yo prometo todas las Gracias necesarias: la Salvación, sus pecados serán perdonados, la Corona de la Vida Eterna le será dada. Y si el alma fuera fiel en la Oración del Rosario todos los días de su vida hasta el fin, a esa alma, a ese Mi Hijo, Yo prometo abrir las Puertas del Paraíso e introducirle en la Presencia del Señor, presentándole en la Presencia del Señor como Mi Hijo, como Mi Hijo Predilecto de Mi Corazón Inmaculado. Y a este Mi Hijo, Mi Hijo Jesús no podrá negarle la Salvación, no podrá negarle la Corona de la Vida Eterna.”

Por eso les digo: “Recen Mi Rosario, pues, aquel que rece Mi Rosario todos los días con el corazón, prometo la Salvación, prometo que sus pecados serán todos perdonados antes de su muerte y ese Mi Hijo morirá en Mis Brazos, siendo llevado por Mí en medio de los Ángeles y de los Santos para Conmigo alabar y bendecir eternamente al Señor.”

Miren para Mi Encina, donde Yo aparecí en Fátima y donde hice al mundo entero Mi Doloroso y punzante llamado materno: “¡Conviértanse! ¡No ofendan más a Dios que ya está muy ofendido!”

Vivan este Mi Mensaje: ¡Conviértanse! Para que sean dignos de las promesas que les hago.

¡Conviértanse! Para que el mundo entero verdaderamente pueda encontrar su salvación y su paz.

¡Conviértanse! Y no renueven más la Dolorosa Crucifixión de Mi Hijo Jesús con sus pecados de cada día.

¡Conviértanse! Para que los castigos decretados contra el mundo, contra ustedes, sean cambiados en un nuevo tiempo de Gracia y de Misericordia.

¡Conviértanse! Para que así, el mundo pueda recibir el Don Divino de la Paz y de la Salvación.

Miren para Mi Encina, donde Yo aparecí y donde les hice Mi Consoladora Promesa: “¡Por fin, Mi Corazón Inmaculado Triunfará!” 

Así terminará la historia de ustedes, así terminará la historia del mundo, así terminará la guerra entre Mí, la Mujer Vestida de Sol y el Dragón Infernal. Así Mis Hijos, terminará la trágica historia de esta humanidad alejada de Dios, rebelada contra Él y Sus Mandamientos y entregado al poder de Satanás y el pecado.

¡Mi Corazón Inmaculado Triunfará!

Que esta promesa consoladora nunca salga de sus mentes, de sus bocas y de sus corazones. Y que ella les de fuerzas para rezar y luchar cada día.

¡Adelante! Mi Triunfo está más próximo de ustedes de que nunca. Por eso, deben mirar para Mi Encina para la cual Yo aparecí y recordarles todos los días de Mi Consoladora Promesa, para que así, no desanimen en esta última fase de la caminata y ni se dejen paralizar por sus sufrimientos y también no se dejen engañar por Satanás, aceptando el pecado.

Recen, recen para que cada día más les haga sentir la consoladora esperanza de Mi Promesa hecha sobre los ramos, los brazos de la Encina de Fátima: “¡Por fin, Mi Inmaculado Corazón Triunfará!”
Aquí, en este lugar donde voy a terminar aquello que comencé en Fátima, les invito siempre más a mirar para Mi Encina y recordarles de Mis Mensajes y de Mi Consoladora Promesa: “¡Por fin, Mi Corazón Triunfará!”

Así, caminarán todos los días en la luz de Mi Corazón Inmaculado como Mis Pastorcillos de Fátima caminaron, como Mi Hijito Marcos, Mi Cuarto Pastorcillo camina hace ya 25 años. Entonces, a través de ustedes como hago a través de Mis Hijos Predilectos, Mis Videntes, emanaré para el mundo entero Mi Gran Luz Maternal, que disipará las tinieblas del mal, de Satanás. Y hará clarear para el mundo entero, un nuevo día de Gracia y de Salvación, poniendo fin a la noche del pecado, de la guerra y de la perdición de Satanás.

A todos hoy bendigo con amor, de Mi Encina de Fátima sobre el cual aparecí: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”




MENSAJE DE LA BEATA JACINTA MARTO



“Amados Hermanos Míos, Yo, Jacinta Marto, Sierva de Dios, Sierva de la Madre de Dios, estoy feliz por venir hoy al encuentro de ustedes.

Recen, recen el Rosario, porque con el Rosario serán Grandes Santos.

Sean ustedes un Rosario Vivo para la Madre de Dios, como Yo misma fui.

Sean un Rosario Vivo para la Madre de Dios como Yo misma fui, dando a la Madre de Dios todos los días, las Rosas Místicas de amor, de Oración Pura, Viva, hecha con el corazón de ustedes.

Recen el Rosario cada vez con más amor, porque el Rosario les dará la fuerza interior para vencer todo, todo lo que quieran vencer en sus vidas. No hay dificultad o problema interior, o exterior, espiritual o material, que no sea resuelto con la Oración del Santo Rosario.

Recen el Rosario que es el camino seguro, que es el medio seguro para ir al Cielo, que es el camino cierto de salvación. El amor al Santo Rosario es señal cierta de predestinación al Cielo y el desprecio por el Santo Rosario es señal cierta de condenación eterna.

Amen el Santo Rosario, recen el Santo Rosario para que a través del Santo Rosario sean conducidos al Cielo.

Sean Rosarios Vivos de Amor de la Madre de Dios, haciendo de sus vidas una Oración continua, o sea, incluso cuando no estuvieren rezando el Rosario, las Oraciones que la Madre de Dios les mandó, transformen su trabajo, sus estudios, en Oración y Sacrificio, aceptándolos con amor y ofreciéndolos para la salvación del mundo y de los pecadores.

Sean un Rosario Vivo de Amor por la Madre de Dios, dándole todos los días sus corazones en cada Ave María, en cada Oración que rezan. Para que así. Verdaderamente el Rosario de ustedes les lleve para más cerca del Corazón de María y les inflame con esta Llama de Amor del Corazón Inmaculado de María, del cual Yo y Mi Hermano Francisco, y Mi Prima Lucía fuimos inflamados.

Esta Llama de Amor que Dios solo da a aquellos a quien Él quiere salvar.

Esta Llama de Amor que Jesús solo da a aquellos que Él más ama para amaren a Su Madre con todo el corazón, con Su Amor.

Esta Llama de Amor que Jesús solo da a Sus Verdaderos Amigos para que ellos lleguen hasta Él y lo amen, viviendo en Su Madre, reinando en Su Madre.

Esta Llama que es el secreto de Santidad de los Santos y que fue el secreto de Santidad de Mi Hermano Francisco, de Mi Santidad y de Mi Prima Lucía.

Esta Llama les será dada por el Santo Rosario si lo rezaren con el corazón y si ustedes mismos fueran Rosarios Vivos de Amor por la Madre de Dios.

Si tuvieren esta Llama en sus corazones que ya fue dada a Nuestro Predilectísimo Marcos, sus almas y sus corazones arderán con este fuego que les llevará siempre y cada vez más, a amaren a la Santísima Virgen y amar a Jesús, viviendo en la Santísima Virgen.

Esta Llama les llevará a conocer los secretos más profundos del Corazón de Jesús que solo son revelados por el Corazón Inmaculado de María.     

Si tuvieren esta Llama, conocerán aquel secreto de Santidad que alcanzó Mi Hermano Francisco, Mi Primita Lucía, Yo, Luis de Montfort, Gerardo Mayela, Alfonso de Ligorio, Antonio María Claret, tantos Santos, llegarán rápidamente a la Santidad.

Pidan por lo tanto, esta Llama de Amor en sus Oraciones con todo su corazón, especialmente en el Santo Rosario y Ella les será dada, porque esta Gracia, Jesús no niega a nadie, pues, es de Su Voluntad que todos ardan en esta Llama de Amor que Yo tenía en mi pecho, por el Corazón Inmaculado de Su Madre.

Recen, sean Rosarios Vivos y la Santísima vivirá en ustedes y con Ella y en Ella, vivirá Jesucristo en ustedes. Entonces, será la victoria, será la unión, será la comunión perfecta de Amor que el Cielo tanto desea hacer en ustedes.

Yo rezaré siempre por ustedes, siempre les ayudaré, tomaré sus manos en los momentos difíciles y les ayudaré a ir adelante. En sus aflicciones y sufrimientos, llamen por Mí y Yo vendré inmediatamente para ayudarles.

A todos bendigo con amor: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”




MENSAJE DEL BEATO FRANCISCO MARTO



“Amados Hermanos Míos, Yo, Francisco Marto, Pastorcillo de la Señora de Fátima, Siervo del Amor, vengo hoy una vez más para decirles: “Consuelen Su Dios, consuélenlo como el Ángel de la Paz Me mandó, Mi Hermana Jacinta y Mi Prima Lucía para consolar al Señor.”

Consuélenlo, consuélenlo con el amor de ustedes, con sus Oraciones hecha con el corazón, con sus renuncias al mal y al pecado, con el “Sí” de ustedes a la Gracia de Dios y a la Voluntad de Dios.

Consuelen a Su Dios, viviendo una vida santa para Él, viviendo para Él con todo el corazón, aceptando el Plan de Amor que Él tiene ahora para ustedes, para salvar no solamente sus almas, pero a toda la humanidad.

Consuelen al Señor, dándole un “Sí” perfecto, un “Sí” total para consolarlo, por buscar en tantos corazones un “Sí” perfecto y completo, un amor verdadero y nunca encontrar.

Den al Señor el “Sí” de ustedes para que verdaderamente Él se consuele en ustedes, Él mire para ustedes y se olvide de Su Gran Tristeza por el mundo dominado por el pecado y enemigo suyo.

Consuelen al Señor con sus Oraciones Vivas, hecha con el corazón.

Consuelen al Señor con sus almas perfumadas de Sacrificios, Virtudes y Buenas Obras. Para que así, verdaderamente, junto con Nosotros, ustedes sean una gran fuerza de reparación para consolar a Dios por los pecados con que Él es ofendido y también para suplicar por la conversión de los pecadores
.
Acepten en sus corazones la Llama de Amor, para que así, puedan amarlo con el Amor del Corazón Inmaculado de María y para que puedan también amar el Corazón Inmaculado de María, con la Llama de Amor del Sagrado Corazón de Jesús.

Así, inflamados con esta Llama de Amor amarán perfectamente al Señor y a Su Madre, y la vida de ustedes será de verdad continuación de aquello mismo que fue Mi Vida, la Vida de Mi Hermana Jacinta y de Mi Prima Lucía: una “Llama de Amor Ardiente”, que todos los días se elevaba hasta el Cielo, consolando a Nuestro Dios y atrayendo para los pecadores la Misericordia, la Salvación y la Paz.

Esta Llama de Amor fue creciendo en Nosotros tanto a cada día, hasta que cuando ella tocó el Cielo, rompió el lazo que prendía Nuestras almas al cuerpo. Y entonces, volamos, volamos para el Cielo, subimos para el Cielo en esta Llama de Amor para allí, con los Santos del Paraíso, continuar cantando el Himno del Verdadero Amor para el Señor y Su Madre por los siglos de los siglos.

Pidan esta Llama de Amor, acéptenla, déjenla actuar y trabajar en ustedes y entonces, también ustedes, un día por ella, subirán también al Cielo y quedarán a Mi lado unidos Conmigo para siempre, para que juntos, en una Llama aún más intensa de amor, podamos amar, alabar y adorar al Señor por toda la eternidad.

A todos ahora bendecimos con la Santísima Virgen, que ahora les dará Su Bendición Especial.

Les amo mucho, continúen haciendo todas las Oraciones que Nuestra Reina les mandó hacer aquí, por ellas se tornarán en Grandes Santos. Si Yo las hubiese recibido en Mi tiempo, mucho más habría Yo consolado a Mi Dios, mucho más habría amado a Mi Reina y la consolaría. Y mucho aún más habría Yo brillado en Santidad, Ardor y Amor por el Señor.

A todos ahora les bendigo con amor: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”