Vistas a la página totales

jueves, 30 de noviembre de 2017

29 de Noviembre de 2013 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 29 de Noviembre de 2013

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:


MENSAJE ESPECIAL


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Amados hijos Míos, hoy les invito a purificar sus almas y sus vidas por una profunda conversión, sincera penitencia y arrepentimiento de sus pecados.
Purifiquen su interior pecadores, arrepintiéndose de todos los pecados con que traspasaron el Corazón de Mi Hijo Jesús a lo largo de toda su vida.
Purifiquen sus manos para que verdaderamente cuando oren, su oración sea aceptada por Dios.
Que su vida sea conforme a aquello mismo que rezan. Que su vida sea un continuo y completo esfuerzo para ser santos e inmaculados a Mi ejemplo.
En esta novena de Mi Inmaculada Concepción, procuren verdaderamente volver sus corazones para Dios, dejar el amor de Dios entrar en sus corazones como nunca antes sucedió en su vida hasta ahora.
Den su ‘Sí’ a Él y Él les transformará en grandes santos para Su mayor triunfo en la tierra y para que la verdad de Su existencia, de Su Amor y de Su Palabra, triunfen en todos los corazones, brillen delante de todos los corazones.
Yo soy la Inmaculada Concepción, Yo soy la Santidad, Yo soy la Gracia.
Y aquél que Me ama, que Me sirve, que Me imita, que Me alaba, que Me bendice, que Me obedece, también se tornará inmaculado como Yo a los ojos del Padre.
Obedezcan Mis Mensajes, imiten Mis virtudes, cultiven el verdadero amor por Mí y Yo les transformaré en perfectos hijos del Altísimo y copias Mías.
A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de PELLEVOISIN… y de JACAREÍ.
La paz Mis hijos. La paz Marcos, el más obediente de Mis hijos.”

(Vidente Marcos): “Hasta breve Madre del Cielo.”


lunes, 27 de noviembre de 2017

26 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Vigen María, Santa Catalina Labouré y Santa Bernadette a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 26 de Noviembre de 2017

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:


FIESTA ANTICIPADA DE LA REVELACIÓN DE LA MEDALLA MILAGROSA A SANTA CATALINA LABOURÉ (PARÍS-1830)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Queridos hijos, hoy cuando ya están celebrando aquí la fiesta de Mi Aparición a Mi hijita Santa Catalina y la revelación de Mi Medalla por ustedes llamada de ‘Milagrosa’ a ella, Yo vengo una vez más para decirles: ‘Soy la Inmaculada Concepción.’

Vivan el amor perfecto a Dios, renuncien a las obras de las tinieblas, renuncien a las obras de la carne que son corrompidas y abracen las obras del espíritu, o sea, las obras del amor, de la santidad, de la oración, del sacrificio, de la adoración del perfecto amor a Dios.

Practiquen la virtud de la templanza, procurando en todo momento y en todos los aspectos de su vida ser templados, o sea, medir sus actos, procurar domar, dominar sus apetitos, sus deseos, su voluntad, sometiendo todos ellos a la razón iluminada por la fe.

De esta forma, ningún acto de ustedes será destemplado, no habrá en ustedes ninguna imperfección, no habrá exagero en nada y ni falta de nada, y todo estará en su justa medida y peso. Entonces, los actos de ustedes serán perfectos y agradarán al Señor.

Usen Mi Medalla Milagrosa con amor todos los días. Yo prometo a todos aquellos que la usaren con fe por toda la vida grandes gracias y, sobre todo, esas almas serán queridas de Mi Corazón Inmaculado y Mi enemigo no las podrá tocar, porque en las almas que usan Mi Medalla Milagrosa, Yo imprimo Mi señal materna.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días.

Sean buenos, lean la vida de los Santos, para que todos los días ustedes sean inspirados por ellos y los imiten en su amor perfecto a Dios y sepan lo que deben hacer.

A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de PARÍS… y de JACAREÍ.”



MENSAJE DE SANTA CATALINA LABOURÉ


“Queridos hermanos Míos, Yo, Catalina Labouré, Catherine, Me alegro por venir hoy una vez más con la Madre de Dios para bendecirlos.
Amo a todos ustedes, estoy con ustedes siempre y nunca los abandono, nunca.
Sí Marcos, Yo también te vi en una de las apariciones que la Santísima Virgen Me dio en diciembre de 1830. En aquella bendita aparición, Yo conocí tu persona futura, conocí tu amor, tu obediencia a la Madre de Dios, conocí todo lo que tú harías en el futuro para Ella y Mi Corazón se alegró profundamente por conocerte, por amarte y por poder también rezar por ti, pues esa fue una incumbencia que la Santísima Virgen Me dio.
E igualmente es Mi incumbencia rezar por tu padre espiritual Carlos Tadeo. Él es este globo que ahora Yo sostengo en las manos, este globo es él. Yo lo guardo, Yo lo amo, Yo lo protejo, Yo lo sostengo en Mis manos y no permitiré jamás que ningún mal lo toque.
Sí amadísimo hermano Carlos Tadeo, tu eres este globo dorado que Yo sostengo en Mis manos. Por eso, no tengas miedo, porque Yo te guardo, Yo te protejo, Yo te amo y ningún mal te tocará.
Tú debes propagar más la Medalla que Yo recibí de la Madre de Dios. Debes tornar más los Mensajes que Ella Me dio y las Mías que Yo di aquí, conocidos de todas las personas, para que ellas cuanto antes entiendan los planes de la Madre de Dios, entiendan estos tiempos de batallas que ahora ustedes están viviendo y cada soldado agarre las armas que la Madre de Dios les dio: el Rosario, la Palabra de Dios, la Palabra de la propia Madre de Dios, la espada de la Palabra, la espada de la verdad y que cada uno, cada soldado luche bravamente contra las fuerzas del mal.
Yo estaré a tu lado para ayudarte a convencer a las personas y prepararlas para luchar con la Madre de Dios contra todo mal y todo pecado hasta alcanzar la victoria.
Adelante Mi hermanito querido, nunca te dejaré, estaré siempre a tu lado. En el día 27 de noviembre de cada año, tú podrás escoger un alma y consagrarla a Mí. Prometo que a esa alma que tú consagres a Mí, Yo la protegeré, Yo la guardaré y Yo la libraré de todo mal por toda su vida.
Yo, Catalina, amo a todos ustedes que están aquí. Mañana derramaré grandes gracias sobre todos aquellos que tuvieren la Medalla que Yo recibí de la Madre de Dios. Y en el día de Mi fiesta, derramaré sobre todos aquellos que tuvieren la Medalla de la Madre de Dios, derramaré una gracia especial. Por eso amados hermanos, propaguen la Medalla de la Madre de Dios, protejan sus almas y las almas de sus seres queridos con la Medalla de la Madre de Dios que es escudo, defensa y refugio para todos Sus hijos.
Continúen rezando el Rosario todos los días.
Continúen estudiando y practicando las virtudes cristianas para que ustedes sean santos de hecho y no apenas de apariencia. 

A todos Yo bendigo con amor: de PARÍS… de FAIN-LÈS-MOUTIERS... y de JACAREÍ."


(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Tú Señora puedes bendecir y tocar estas imágenes y rosarios que hicimos para la protección de tus hijos?”
La Madre Dios, Santa Catalina Labouré y Santa Bernadette tocan en los objetos religiosos. Después Santa Bernadette da el siguiente mensaje…


MENSAJE DE SANTA BERNADETTE SOUBIROUS
“Amado hermano Carlos Tadeo, Yo, Bernadette, sierva de la Madre de Dios, vengo para darte el mensaje de este mes de noviembre.
Rece, creé, ame cada vez más a la Madre del Señor. Lea todo el capítulo del libro de Eclesiástico 5. En él tú encontrarás grandes luces para tu alma. Lea también amado hermano Mío, el capítulo 9 de Imitación de Cristo y tú allí encontrarás también para ti grandes luces y tesoros espirituales. Yo leía el libro Imitación de Cristo todos los días. Él fue mi consejero espiritual por toda la vida. Si tú también lo amas y también lo consideres tu consejero espiritual, avanzarás velozmente en el camino del amor, en el camino de la santidad, de la perfección cristiana.
Ame siempre más el Santo Rosario. Fue por ello que Yo Me torné perfecta y es por ello que tú también te tornarás, imitando las virtudes de Jesús y María que se van contemplando en los misterios del Rosario. Yo bajaré del Cielo para unirme a tu oración y para rezar el Rosario contigo, de modo que ello doblará en valor y por causa de eso, grandes gracias serán derramadas sobre ti y sobre toda la tierra.
En el día 18 de febrero, día en que Yo soy festejada en Lourdes y que Yo recibí de la Madre de Dios Su promesa: ‘No te prometo la felicidad en esta vida, pero en la próxima sí’. Yo te concederé cualquier gracia que tú Me pidas, desde que no sea contraria a la Voluntad del Señor. Ese gran favor Yo alcancé del Señor por Mis grandes méritos y también es la prueba del inmenso amor que tengo para contigo.
En el día 11 de febrero, día del aniversario de la Aparición de la Madre de Dios, de Su primera Aparición a Mí, tú también recibirás de Ella desde el Santuario de Lourdes grandes gracias, grandes bendiciones como si tú hubieses ido allá, como si tú estuvieses allá. Esas gracias serán dadas a ti. También de Mi cuerpo incorrupto, tú recibirás grandes gracias Mías a través de Mi cuerpo incorrupto, como si tú hubieses hecho una peregrinación hasta él en Nevers.
Alegra tu corazón amado hermano Mío, porque todo esto son dones del gran amor que Yo tengo para ti, son señales del gran amor que Yo tengo, que Yo siento por ti. Alegra tu corazón y ame el hijo que la Inmaculada Madre de Dios te dio, pues a través de él tu vida será salva y la de muchas personas que tú conoces y que están ligadas a ti.
Verdaderamente la Madre de Dios te dio la mayor gracia que podría haber dado a la humanidad, porque todas las veces que Dios Padre da un hijo santo a una familia, da no apenas para el bien de la humanidad, pero para la salvación y el bien de aquella familia en primer lugar.
Pues bien, cuando Dios dio a Mis padres la gracia de engendrarme y traerme al mundo, Dios no dio apenas una gracia para Lourdes, para la humanidad, pero también para ellos en primer lugar, para el bien y la salvación de ellos.
Ahora, cuando la Madre de Dios y el Señor te dieron por hijo a Nuestro amadísimo Marcos, por hijo espiritual, pero tú hijo, no dio apenas para el bien de Nuestro amadísimo Marcos, pero también para tu bien y el bien de tu casa. Alégrate, por lo tanto, recibe este don con amor, agradezca y alaba al Señor por él y, sobre todo, ame esta gracia para que cada vez más tú puedas sentir y quitar los frutos de esta gran gracia. Ame esta gran gracia, para que tornándote digno de esta gran gracia, mucho más aún el Señor y la Inmaculada Madre de Dios puedan confiarte.
Yo, Bernadette, te bendigo y bendigo a todos Mis hermanos aquí presentes que Yo tanto amo.
Quédate sabiendo amadísimo Marcos, que aquella vez que tuviste un gran dolor en los riñones al punto de incluso llorar y retorcerte de dolor, y no conseguir siquiera caminar, hace más de 20 años atrás, aquel gran dolor tú sufriste por diversas almas y aquel sufrimiento sirvió para alcanzar para ellas gracias de conversión, de salvación y muchas otras.
Y una de esas almas por las cuales tú sufriste está aquí, es Gabriel Arantes. Otra alma por el cual tú también sufriste, expiaste y ofreciste, fue Nuestra amadísima Darcí. Sí, ella es fruto de ese tu sufrimiento. Por eso, poco tiempo después de aquel dolor, ella ya vino aquí y aquí recibió de la Madre de Dios todas las gracias, con Ella también todas las bendiciones.
Y no para por ahí, tú también sufriste aquel gran dolor por Nuestro amadísimo Luis Miguel, tu postulante de Portugal. Él también es el fruto de ese tu gran dolor ofrecido con paciencia y amor al Señor.
Alegra tu corazón, porque tus sufrimientos engendraron nuevos hijos para Dios, para la Madre de Dios y aún mucho más engendrarán, y con el pasar del tiempo, mucho más sobre eso tú conocerás. Alégrate.
Que todos sepan que el sufrimiento acepto y ofrecido con amor, genera gracias superabundantes para muchas almas y para toda la humanidad.
A todos Yo bendigo ahora y especialmente a ti Mi amadísimo hermano Carlos Tadeo: de LOURDES… de NEVERS… y de JACAREÍ.”

(María Santísima): “Conforme Yo ya dije: ‘Adonde quiera que unas de estas imágenes, medallas y rosarios lleguen, Yo estaré allá con Mis hijitas Catalina y Bernadette derramando las copiosas y grandes bendiciones del Señor.’
La paz Mis hijos, queden en la paz del Señor.”


martes, 21 de noviembre de 2017

19 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 19 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Querido hijo Marcos, conforme ya dije: ‘Tú estás sufriendo grandes pruebas, estás pasando por grandes sufrimientos para redimir los pecados del mundo…de los pecadores del mundo y para expiar los pecados que ellos cometieron contra Dios. Tú estás sufriendo para salvar almas.’
Tú aún tendrás que sufrir mucho hijo Mío, pero es necesario que tú seas valeroso, es preciso más sufrimiento para salvar almas, pues no hay ni un tercio de la humanidad convertida y verdaderamente santificada, y por eso Mis planes maternos, Mis secretos no pueden realizarse.
Es preciso más sufrimiento ofrecido con oración para que se salve por lo menos un tercio de la humanidad. Tú tienes que continuar en frente haciendo las Coronillas de la Misericordia Meditadas que tanto agradan al Corazón de Mi Hijo Jesús, que tanto aplacan la Ira del Padre Eterno ofendido por la ingratitud y por los pecados de Sus hijos alocados.
Es preciso que continúes haciendo Mis Rosarios Meditados, las Horas Santas. Caso contrario, el fuego del cielo que Yo profeticé en Akita caerá y gran parte de la humanidad será destruida.
Lo que detiene el fuego del cielo eres tú con los Tercios Meditados, los Rosarios Meditados, las Horas Santas, las películas que tú haces para Mí Mi hijo.
Esta película de la vida de Mi hija Santa Rita es maravillosa. ¡Cuánto ella agradó a Mi Hijo Jesús cuando tú la hiciste! Cuantas almas al conocer la vida y el ejemplo de perseverancia, paciencia, fortaleza y amor de Mi hija Rita. Cuantas almas aceptaron con más paciencia, con más amor, sus sufrimientos. Cuantas almas aprendieron que amar a Jesús es sufrir por Jesús y decidirse a cargar la cruz de cada día con amor, ofreciendo todo a Jesús por la salvación de las almas.
Y eso todo gracias a ti. Si tú no hubieses hecho esa película, nadie, nadie habría conocido la vida de esa Mi hija, la verdadera vida de ella. Nadie habría aprendido ese ejemplo de amor, de sacrificio que es Mi hija Rita.
Por eso hijo Mío, tú debes continuar. Si tú paras, entonces los castigos caerán sobre toda la humanidad.
Ve lo que Mi enemigo deseaba hacer: era cansarte y así tú no hicieses nada más de eso y por fin la humanidad terminase de hundirse en la apostasía, en el pecado, en la perdición. Ve en frente y no tengas miedo de nada, porque Yo estaré contigo siempre.
Quédate sabiendo que aquel gran sufrimiento que tú sufriste en un año nuevo, pasando la Navidad y el año nuevo en cama sin poder siquiera levantarte para hacer la vigilia del año nuevo que tú tanto amabas y tanto te gustaba de hacer. Sin poder también celebrar con tus familiares hace 20 años atrás, sirvió para que ahora Yo concediese grandes gracias a tu padre espiritual Carlos Tadeo.
Sí, tú ofreciste aquel sufrimiento a Mí para que Yo aplicase a las almas que Yo quisiese. Sin que tú supieras todo aquel sufrimiento, sirvió para aplicar sobre tu padre Carlos Tadeo. Sí, e igualmente también hijo, el sufrimiento que tuviste con la herida en tu pierna, sí, ese gran sufrimiento que tú tuviste por más de un año ofrecido con tanto amor, con tanta paciencia y resignación a Mí, sirvió para que también tu padre Carlos Tadeo ahora recibiese tantas bendiciones, tantas gracias que Yo prometí, que Yo di a él. Sí, tú ofrecías por él sin ni incluso saber. Sí, y principalmente el ofrecimiento que tú hiciste después que él ya era tu padre espiritual, aumentó aún más el mérito.
Quédate sabiendo hijo que ninguno de tus sufrimientos fue en vano. El sufrimiento, el dolor de tu pierna, las noches no dormidas, la fiebre, las intensas puntadas de dolor, la imposibilidad de trabajar, de descansar, sirvieron también no sólo para tu padre espiritual, pero sirvieron también para Mis hijos Junior y Fabiane Paganini.
Sirvieron también para Mi hija Dani Barato, para la familia de ella. Sirvieron también para Mi hija Inés y Altamiro, para Mi hijo Ronaldo. Sirvieron también para Mi hijo Diego. Sirvieron también para Mi hija Vera Lucía y su familia. Sirvieron también para tantos de Mis hijos que están aquí, para Mi hijo Oseas. Sirvió también para muchos hijos Míos que tú no puedes ver todos los días, pero que están espiritualmente unidos y ligados a ti, como por ejemplo Mi hija Renata y Rafaela Bompiani. Sirvió también para Mi hija Denise Bostick que también espiritualmente es fruto de tu gran sufrimiento, de tu padecer.
Quédate, por lo tanto, sabiendo hijito, que nada que tú sufres es en vano. Y quédate sabiendo que aquel gran sufrimiento que padeciste en el mes de julio de 1994, cuando los sacerdotes querían arrestarte por causa de la supuesta señal que ellos anunciaron que no sucedería. Aquel sufrimiento que soportaste con tanto coraje, con tanto amor, tú subiste el monte de las Apariciones ofreciendo a Jesús y a Mí aquel gran sufrimiento: el miedo de la prisión que ciertamente sucedería, pues Yo no había anunciado la señal que ellos propagaron.
Tú pasaste todo aquel cenáculo ofreciendo aquel gran sufrimiento psicológico e interior para Mí y aquel sufrimiento sirvió también para la familia Fernández, para Mis hijas Vania, Teresita, Aline, Marcela, Carol, todas ellas. Sirvió también para la familia de Mi hija Lazinha, sirvió para la conversión de Mi hija Adriana. Sirvió también para tu padre Carlos Tadeo y su familia.
Nada es en vano, ningún sufrimiento tuyo fue en vano. Ellos engendraron conversiones, engendraron gracias para estas almas, gracias de amor, gracias de paz, gracias de libramiento de tantos peligros, sirvió para dar a ellos gracias de santificación ahora.
Por eso hijo Mío, no desanimes nunca, pues ningún sufrimiento, ninguna cruz es sin razón. Que Mis hijos comprendan esto: que el sufrimiento acepto y ofrecido con amor engendra nuevas almas para el Cielo, engendra conversiones, engendra hasta incluso nuevos santos.
Quédate sabiendo también que el sufrimiento de tu pierna sirvió también para Mis hijas Débora, Daniela, toda la familia Mugnaro. Sirvió también para Suely Fukushima. Sirvió también para Mi hija Elisa, Elisa Hirano. Sí, sirvió para la familia de Mi hija Rosa Kajikawa, para Mi hija Darci Russo y también para todas Mis hijas que rezan con ellas.
El sufrimiento acepto y abrazado con amor, transforma el alma en una rosa mística de amor cuyo perfume de amor se expande, sobre todo, en el pantano de la humanidad y adonde este perfume llegue, hace brotar nuevos lirios de santidad, nuevas rosas místicas: blancas de oración, rojas de amor, amarillas de santidad y penitencia.
Adelante, carga la cruz valerosamente y continúe ofreciendo por tu padre, continúe ofreciendo por todas las almas. Muchas almas aún conocerás que fueron salvas por ese sacrificio amoroso ofrecido con amor, sufrimientos de amor, oraciones de amor, para que verdaderamente toda la humanidad se transforme en un gran jardín de rosas místicas: de santidad, bondad, pureza y amor.
Ofrezcan Mis hijos, porque el Padre Eterno está saturado de tantos pecados e ingratitudes de la humanidad. Y si no hay una corte, un coro de almas de puro amor para conmigo y con Mi hijo Marcos ofrecer sacrificio y oración, no habrá nada más que pueda detener el gran castigo que esta humanidad todos los días merece y provoca.
Será un castigo formidable, el fuego que caerá del cielo será tan fuerte y tan ardiente, que disolverá no sólo la carne, pero hasta los huesos de los cuerpos.
Es preciso que haya más oración, hagan los grupos de oración que Yo pedí por todas partes Mis hijos, es la única esperanza de la humanidad.
Ahora la iglesia terminará de sumergirse en la oscuridad de la apostasía, de la apertura y de la mezcla con otras sectas y religiones. El pueblo católico engañado por los pastores, que deberían defender la verdad, decir la verdad, aceptará todo como Voluntad de Dios y como cosa cierta.
Por eso, los lobos infernales, los demonios, harán con que en muchas almas la luz de la santa fe católica sea completamente oscurecida hasta desaparecer por completo. Sólo quedará la fe en los cenáculos y en los grupos de oración que rezan Mi Rosario y leen Mis Mensajes.
Por eso hijitos, hagan los cenáculos por todas partes, para que verdaderamente la luz de la santa fe católica aún sobre por lo menos en un pequeño número de almas. Será la gran calamidad que Yo anuncié a Mi hijita Madre Mariana de Jesús Torres: corrupción y perdición total de los niños, de la juventud, gracias a los medios de comunicación y a la educación atea dada en las escuelas, la destrucción total de las familias, la destrucción total hasta incluso de muchas órdenes religiosas y de la iglesia, que estará completamente eclipsada como Yo anuncié en La Salette.
Solamente donde Mis Mensajes fueren vividos, donde Mi Rosario fuere rezado y donde se crea en Mis Apariciones, solamente allí es que aún sobrará un poco de fe.
Vayan Mis hijos, lleven Mi luz a todos Mis hijos y no permitan que las tinieblas tomen todas las cosas. Sean luces brillando por todas partes, ni que sea la luz de una pequeña vela, ya será lo suficiente para impedir el triunfo de las tinieblas.
Lleven los Rosarios Meditados, lleven las películas que Mi hijo Marcos hace y que son verdaderos soles brillantes de santidad, perfección, sabiduría y amor para iluminar las almas de todos Mis hijos que aún pueden ser salvos. Yo iré con ustedes, con Mis Ángeles y los ayudaré.
Sean amor, vivan de amor, deseen el Cielo, busquen el Cielo Mis hijos, porque de nada sirve al hombre ganar el mundo entero si viene a perder su alma.
Desprecien los placeres mundanos que podrán llevar el cuerpo y el alma de ustedes para el fuego del infierno. Y amen la oración, las cosas celestes, la imitación de los Santos, la imitación de Mí misma, para que ustedes puedan un día ser dignos del Cielo.
A todos Yo bendigo con amor y pido: ‘Continúen rezando Mi Rosario todos los días.’
A ti Mi amadísimo hijito Marcos, el más obediente, dedicado y amante de Mis hijos. A tu padre espiritual Carlos Tadeo, Mi hijo amadísimo, al cual amo y aprieto a Mi Inmaculado Corazón como el hijo más querido que tengo. Y a todos estos Mis hijos amados aquí, que Yo amo y a los cuales nunca dejo solitos, bendigo con amor: de LOURDES… de BONATE…y de JACAREÍ."




domingo, 19 de noviembre de 2017

18 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 18 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com





MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Querido hijo Marcos, conforme ya te dije, tú estás sufriendo dolorosos sufrimientos, dolorosos trabajos, para redimir los pecados de los pecadores, para salvar las almas de ellos y para expiar los pecados que ellos cometieron contra Dios.

Por causa de las locuras de los pecadores, un hermano inocente tiene que sufrir por ellos, pues es el único medio de alcanzar para esas almas: misericordia y salvación.
No temas hijo Mío, estaré siempre contigo. Tú todavía tendrás más cruces pesadas por adelante, pero así como estuve junto con Mi Hijo en el camino del calvario, Yo también estaré contigo. Y cuanto más sufras, más almas salvarás y mayor será la corona de gloria, de méritos que tú tendrás en el Cielo.
El sufrimiento acepto y ofrecido generosamente salva almas, cancela castigos y atrae para el mundo, para muchas almas, una lluvia abundante de gracias.
Cómo faltan las almas generosas hoy en día, las almas víctimas. Yo misma dije a muchos Santos del pasado que en este siglo de impiedad, de pecado, maldad, alejamiento de Dios y pérdida de la fe, las almas que desearían donar sus vidas y hasta arriesgar sus vidas por amor a Dios y por la salvación de las almas, serían muy pocas. Las almas que tendrían la fuerza de vencer el propio egoísmo y de renunciar a una vida cómoda, llena de placeres, para poder sufrir por la salvación de la humanidad, serían pocas. Serían estas almas: rosas rojas místicas que serían tan raras como oro.
Sí, no hay almas víctimas capaces de aceptar los sufrimientos que Dios manda por la salvación de las almas y para expiar los pecados que ellas cometen todos los días contra Dios.
Si hubiesen más almas así, cuántos castigos no serían evitados, cuántas almas no serían salvas, qué lluvia de misericordia no descendería sobre la tierra, pero esas rosas místicas rojas, generosas, capaces de renunciar a la propia voluntad, a su egoísmo y ser almas generosas capaces de sufrir y hasta de arriesgar la propia vida por la salvación de los otros, ya no existen más.
Es por eso que no hay quién aplaque la Ira de Dios. Es por eso que no hay quién detenga más los castigos en muchas naciones y es por eso también que tan pocas conversiones suceden, tan pocas almas santas existan hoy en día.
¡Ah! Si hubiesen más almas como esas, pararrayos de la Justicia Divina e imanes de las bendiciones de Dios, cuanto mal no dejaría de haber en la tierra, cuanto bien no descendería del Cielo, cuanta bendición no descendería sobre la tierra.
Es por eso que Yo llamo a las almas a renunciar a su egoísmo y a donar sus vidas generosamente por la salvación de la humanidad como Mi hijito Marcos, como tantas almas privilegiadas del pasado hicieron. Sólo así el mal podrá ser detenido, Satanás será aplastado más deprisa y el bien triunfará, Dios triunfará.
Yo deseo que haya muchas almas así, pues el Corazón de Mi Hijo Jesús está saturado de tantas ofensas, de tantas ingratitudes del mundo y quiere dar curso nuevamente a Su Justicia.
Detengan esa Justicia ofreciendo sus sufrimientos de cada día con amor a Dios, por la salvación de la humanidad, en expiación por los pecados con que Él es ofendido.
Sí, lo que detiene el fuego que caerá del cielo, es Mi hijo Marcos, con sus oraciones, sus trabajos, sus rosarios meditados, sus horas santas de oración hechas por amor a Mí y todo más que él hace e inclusive con los sufrimientos de él.
¡Ay del Brasil!¡Ay del mundo si él no estuviese aquí ofreciendo todo eso por la humanidad!
Cabe a ustedes Mis hijos ayudarlo con oraciones y sacrificios, a detener la Justicia Divina que quiere castigar al mundo y disminuir el peso aplastador de los pecados que él carga sobre sí, sufriendo para expiar esos pecados.
Es preciso oración y sacrificio. Sin eso, no se podrá salvar la humanidad.
¡Oh sí! Cuán grande es el valor del sufrimiento acepto y ofrecido delante del Padre. Yo busco almas así, ofrecidas y generosas, que juntamente conmigo ofrezcan sus sufrimientos diarios para aplacar la Justicia del Señor.
Deseo que aquí haya muchas rosas místicas rojas así, de sacrificio, para junto conmigo contrabalancear la Justicia Divina, inflamada por los pecados de la humanidad.
Sí Mi hijo, tú debes acordarte claramente de aquella vez que estuviste enfermo con una gran fiebre, con muchas náuseas, escalofríos, dolores por todo el cuerpo y especialmente en tu cabeza. Tú te acuerdas que te quedaste internado en el hospital. Pues bien, aquel sufrimiento sirvió para que Yo ahora concediese gracias a tu padre espiritual Carlos Tadeo, para que lo trajesen aquí en Mis Apariciones y para que pudiese también unirlo ahora a ti, para que a través de ti, él reciba grandes y copiosas gracias de Mi Corazón y también del Señor. Aquel sufrimiento fue por él, aquel ofrecimiento sirvió para él, para alcanzar gracias para él y su linaje.
Tú debes acordarte también de cuanto sufriste cuando tu rodilla creció y quedó duro como una roca y tú no podías caminar. Aquel sufrimiento también sirvió para él, bien como también sirven para él tus dolores de cabeza actuales, todas ellas que tú ofreciste para Mí, sirvieron para conseguir para él grandes gracias del Señor, grandes gracias de Mi Corazón y no apenas para aquel Mi hijo predilectísimo, pero también para Mi hijo Eder, para Mi hijo Ricardo, para Mi hijo Silvestre, para Mi hija Débora, para Mi hija Goretti, para Mi hijo Reinaldo.
Sí, sirvió para ellos, sirvió también para Mi hija Janaína López, sirvió también para Mi hija Fabiana Oliveira y sirve para tantas almas que tú no puedes imaginar, por todas las almas que tú ofreces y también por aquellas que tú ni siquiera conoces, pero que sólo en el Cielo descubrirás.
Quédate sabiendo también Mi querido hijo, que esos tus dolores de cabeza sirven muchísimo para aliviar el sufrimiento de Mi hija Lazinha, sirve también para aliviar el sufrimiento de muchos enfermos que están en el hospital sin consuelo, sirve para la conversión de muchos jóvenes equivocados, sirve también para la liberación de muchas y muchas almas del purgatorio, sirve también para Mi hijita Margarita Kurosaki, para Mi hijo Matías Kurosaki y toda su familia, sirve para esparcir el bien sobre la tierra. Por eso, tú debes continuar ofreciendo.
Quédate sabiendo también que una de las almas más beneficiadas por tus dolores de cabeza también es Mi hijo Andrés Paiola. Todos tus dolores sirve para él, sirve para las almas de los electos y cuando ese número se complete, entonces finalmente Mi triunfo sucederá con poder y traerá para ustedes, para toda la tierra, la paz, la felicidad, la renovación total y entonces, todos los hombres, todas las mujeres fieles a Dios serán felices para siempre como los Ángeles y nada, nada nunca más los amenazará.
Cuanto más tú sufres, más Satanás pierde el poder hasta que quede completamente aniquilado. Así Dios usa los sufrimientos de un hijo amoroso para encubrir una multitud de pecados, perdonar a sus autores y traer para la tierra paz, paz y paz.
Es preciso rezar el Rosario, es preciso ofrecer la vida y los sufrimientos a Dios por la salvación del Brasil y de los pecadores. El Brasil aún corre peligro, el mundo aún está al borde del precipicio, los jóvenes y los niños se pierden cada vez más gracias a los medios de comunicación, pasan todo el tiempo viendo cosas que sólo destruyen sus almas, que sólo llenan sus almas de tinieblas y pecados envés de rezar.
Ofrezcan por ellos para que la infancia y la juventud puedan ser salvas por un milagro del amor del Espíritu Santo y de Mi Corazón. Caso contrario, el futuro de la humanidad estará perdido.
Recen aún hoy 3 Coronillas del Amor para salvar más almas. Recen la Coronilla del Amor constantemente, pues esa Coronilla salva muchas almas.
Yo estoy con ustedes en sus sufrimientos y nunca los abandono. Tengan una fe firme y fuerte como Job, porque ustedes aún pasarán por muchas pruebas antes de Mi triunfo, pero los héroes vencerán y serán coronados.
A todos Yo bendigo ahora con amor: de FÁTIMA… de LA SALETTE… y de JACAREÍ.”

Después de tocar en los rosarios…
(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios lleguen, ahí estaré Yo viva, llevando grandes gracias del Señor y de Mi Amor para todos Mis hijos.’
A todos bendigo ahora nuevamente y dejo Mi paz.”


miércoles, 15 de noviembre de 2017

12 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 12 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Queridos hijos, hoy llamo a todos ustedes a pensar más en el Cielo.

Porque no meditan en el Cielo, ustedes se apegan fácilmente a las cosas mundanas que son pasajeras y que no pasan de un monte de polvo y ceniza.
Por causa de ‘Nada’, ustedes pierden ‘Todo’, ‘Todo’ que es el Cielo, que es Dios.
Paren y mediten, y vean que aquellas alegrías eternas, aquellas delicias eternas que esperan por ustedes en el Cielo, jamás acabarán.
La música de los Ángeles, Mi propio canto materno, la gloria, la belleza de Dios, también el brillo y la felicidad de los Bienaventurados.
Sí Mis hijos, todas aquellas alegrías, sobre todo, las revelaciones incesantes de Dios, de Sus misterios por toda la eternidad, que causan un éxtasis de amor sin fin en los Bienaventurados.
Todo esto es el premio que espera y que será dado a ustedes, si ustedes después de esta vida corta en la tierra fueren fieles a Dios hasta el fin y perseveraren en Su Amor.
Y acuérdense Mis hijos que allá en el Cielo, ustedes nunca más tendrán dolor, nunca más tendrán tristeza, ninguna lágrima más escurrirá de sus ojos, porque este mundo malo y viejo del pecado ya no existirá más para ustedes.
Allá en el Cielo también los Bienaventurados, de cuando en cuando, pueden ver los tormentos terribles de los condenados en el infierno. Y entonces conocen de qué tormentos pavorosos Dios los libró, Dios los salvó. Y entonces las almas de los Bienaventurados exultan de un amor, de una alegría, de una gratitud por Dios, de una felicidad indescriptible.
Por eso hijitos, hagan todo lo que puedan y más un poco todavía, para alcanzar aquellas moradas bellísimas que Yo preparo para ustedes en el Cielo.
Pero para que ustedes sean dignos de estas moradas, tienen que vivir el Evangelio, tienen que vivir los 10 Mandamientos, tienen que vivir las leyes de Dios Mis hijos.
Las leyes de Dios no pueden ser despreciadas ni cambiadas y, sobre todo, que vivan la Voluntad de Dios revelada a ustedes claramente cuando ustedes rezan profundamente y también en los acontecimientos de la vida que Dios les va mostrando. Y entonces, ustedes podrán cumplir el plan de amor del Señor y cumpliendo Su plan de amor, ustedes serán dignos del Cielo.
El Cielo sólo podrá ser poseído por aquellos que cumplen la Voluntad de Dios, por aquellos que, incluso perseguidos e incluso cargados de cruces pesadísimas, no desaniman y van valerosamente en frente hasta el fin como verdaderos héroes de la fe.
El Cielo sólo será de los héroes de la fe.
Por eso Mis hijos, recen para que ustedes tengan una fe fuerte y puedan ser dignos del Cielo que será reservado solamente para los héroes, para aquellos que fueren grandes en el amor, en la fe, en el sacrificio de sí mismos, en la generosidad, en la mortificación de la propia voluntad y, sobre todo, en la dedicación y obediencia a Dios en el amor.
Yo estoy aquí hace tantos años para ayudarles a tornarse fuertes en la fe, héroes en la fe, para que un día puedan ser coronados por Dios y por los Ángeles en la gloria eterna.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días.
El Rosario aumentará en todos ustedes el deseo del Cielo y al desear el Cielo y la salvación, las almas de ustedes sentirán la necesidad de amar más a Dios, de amarme más, de trabajar más por la propia salvación y la de los otros, y también ustedes se tornarán cada vez más fuertes en la fe.
Hagan los grupos de oración y los cenáculos que Yo pedí por todas partes, porque ellos son la última esperanza de salvación de la humanidad.
Mi Hijo Jesús aún hoy es condenado de nuevo todos los días, no más por los judíos, pero por ustedes mismos. Cada vez que ustedes desobedecen la Voluntad de Dios, cada vez que ustedes desprecian lo que Dios les dice a través de Mí aquí, ustedes condenan y crucifican a Jesús de nuevo.
Por eso pido a ustedes: ‘No condenen más a Jesús a muerte. No lo crucifiquen más despreciando el amor de Él y la Voluntad de Él, pero antes, desprecien y crucifiquen la voluntad de ustedes mismos. Hagan la Voluntad de Mi Hijo que le es revelada aquí por medio de Mí y ustedes encontrarán el camino de la felicidad ya sobre la tierra que los conducirá a la felicidad que nunca acabará en el Cielo.’
Yo bendigo a todos ustedes Mis hijos y pido: ‘Den 10 películas de Mi Aparición a Mi hijita Madre Mariana ‘Voces del Cielo número 16’ y 10 ‘Voces del Cielo número 17’ para Mis hijos, para 10 hijos Míos. Para que ellos conozcan lo cuanto antes los mensajes que di a Mi hija, se conviertan, hagan penitencia y Me ayuden a salvar esta pobre humanidad.’
También deseo que ustedes den 10 palestras de Mi hijo Marcos Tadeo del día 27 de agosto de este año para 10 hijos Míos. Para que ellos puedan verdaderamente corresponder a Mi Amor, abrir sus corazones a Mi Amor y así Yo pueda a través del conocimiento, triunfar en ellos con amor y en el amor.
Yo bendigo a todos y especialmente a ti Mi amadísimo Marcos.
No temas hijo Mío, Yo estoy contigo todo el tiempo, nunca te fallé y nunca te fallaré. Todo lo que sufras estos días servirá para convertir nuevas almas.
Y quédate sabiendo que ningún sufrimiento permitido a ti fue en vano. Tú debes acordarte que hace 21 años atrás una vez estuviste muy enfermo. Cuando Yo te pregunté si aceptabas una enfermedad para convertir y salvar almas, tú aceptaste.
Y entonces, muy enfermo, tú fuiste para el hospital con una fiebre altísima que ningún remedio podía bajar. Y entonces fuiste colocado sobre piedras de hielo, para que entonces la fiebre bajase. Tu cuerpo quedó todo de un color rojo. Tú no sabías más lo que estaba sucediendo a tu vuelta, ni oías más claramente a las personas y ni sabías más dónde estabas.
Realmente tuviste la impresión que morirías. Pues bien, todo aquel sufrimiento que ofreciste a Mí por las almas, sirvió para preparar las grandes gracias que ahora estoy concediendo a tu padre espiritual Carlos Tadeo.
Todo aquel sufrimiento ofrecido a Mí, Yo lo guardé y lo convertí en las gracias que ahora él está recibiendo. También sirvieron para conseguir para Mí la gracia de venir aquí, y al venir aquí, conocerme, amarme y ser marcado por Mí con Mi materna señal. También sirvieron para salvar las almas de Mis hijos Gabriel, Djallys y Michael.  
También tú debes acordarte que hace 20 años atrás, tú también un día tuviste un gran sufrimiento, uno de los más atroces, que verdaderamente hizo con que tú quedases enfermo sin voz durante toda una semana. Pues bien, todo aquel sufrimiento sirvió para salvar el alma de Mi hijo Edgar y también para atraer sobre la familia Yoshida las grandes gracias que durante todos estos años Yo les derramé.
También sirvieron para otras almas que a medida que el tiempo pase, iré revelando. Pero que tú sepas hijo Mío que estoy siempre contigo, siempre a tu lado y Yo nunca permitiré ningún sufrimiento sin razón.
Que tú confíes y sepas que el sufrimiento ofrecido con amor y generosidad, se transforma en gracias superabundantes, una lluvia de misericordia para muchas almas sobre la tierra entera.
Quédate sabiendo que Mi hijo Fray Joaquín del Monte Carmelo también te vio muchas veces en visión en la torre derecha de la Basílica vieja. Allí cuando a veces él contemplaba, gustaba de rezar y contemplar a lo lejos el valle del Paraíba, el río Paraíba.
Allí él te vio hijo Mío, y su corazón se rejubiló por saber que un día Yo suscitaría un apóstol que finalmente terminaría Mis planes comenzados allí. Y él siempre rezó por ti para que tú pudieses tener la fuerza de llevar la cruz hasta el fin, hasta la resurrección gloriosa, hasta Mi triunfo. Por eso no temas.
Cuanto más numerosos son aquellos que son por ti en el Cielo, de que aquellos que son contra ti en la tierra.
Yo te bendigo y bendigo a todos Mis hijos aquí presentes: de FÁTIMA… de APARECIDA… y de JACAREÍ.”

Después de tocar en los rosarios... 
(María Santísima): “Conforme Yo ya dije: ‘Adonde quiera que uno de estos rosarios llegue, allí Yo estaré viva con Mis Ángeles derramando grandes gracias sobre todos Mis hijos.’
A todos nuevamente bendigo, especialmente a ti Mi hijito Carlos Tadeo. Sigue en frente amándome y tornándome amada por todos Mis hijos. Sobre ti y sobre todos los que Me aman, baje ahora la abundancia de las gracias del Señor.”

martes, 14 de noviembre de 2017

11 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 11 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com





MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Amadísimo hijo Marcos, tú estás sufriendo grandes sufrimientos, tú estás pasando por grandes sufrimientos, por pesadas pruebas, para convertir a los pecadores, para expiar los pecados que cometieron contra Dios.
Por causa de los pecadores locos y culpables, un alma pura, un alma inocente como la tuya, que sólo hace el bien y sólo intenta salvar las almas de la humanidad, padece, sufre, sufre las consecuencias de la maldad de los hombres sin Dios.
Infelizmente eso hace parte de tu martirio silencioso. Eso hace parte de la cruz que los electos en este tiempo de la gran tribulación deben cargar. Y como Mi enemigo te odia mucho más que a todos los hombres de la tierra, él te persigue y procura hacerte sufrir, procura cansarte, sea atingiéndote directamente o atingiendo a las personas a tu vuelta por las cuales tú tienes amor, aprecio o cariño.
Él procura cansarte haciendo todos los días con que te sucedan muchas cosas desagradables, duras y amargas, para que tú pares con estos cenáculos, pares con los Rosarios Meditados, pares con estas oraciones aquí que, a lo largo de estos 26 años, lo molestaron y arrancaron de las garras de él, muchas almas.
Él se sirve hasta de personas que viven contigo en el día a día y que hacen cosas que te disgustan, que te desagradan y que te hieren, para cansarte, cansar tu amor, cansar tu perseverancia.
No te preocupes, porque todo esto Yo ya sabía que sucedería y a pesar de que Mi enemigo llegue muy cerca de ti, muy cerca de realizar sus planes malignos contra ti, Yo te he defendido y defendido aquello que está ligado a ti, Yo nunca fallé contigo.
Pero es preciso que tú sepas que estás sufriendo todo esto por el odio de Mi enemigo y también para expiar los pecados que los pecadores locos, ingratos y culpables, cometen contra Dios. Por causa de hermanos ingratos, un hermano puro, inocente y santo, tiene que padecer y sufrir por ellos para salvarlos.
Tanto es Mi hijo que tú debes acordarte que exactamente hace 20 años atrás, tú tuviste una enfermedad en la rodilla que te impedía de caminar correctamente. Pues bien, tú ofreciste aquellos grandes sufrimientos por la conversión de los pecadores y también por ciertas almas que Yo te dije que Yo conocía y que Yo quería aplicar los méritos de esos sufrimientos por ellas.
Pues bien, muchas de esas almas realmente se convirtieron y tu sufrimiento también sirvió para que Yo colmase de gracias y de bendiciones, protegiese y guardase a dos hijos Míos que están aquí, Mi hijo Vinícius y Mi hijo David.
Sí, aquellos grandes dolores que tú sufriste hace 20 años atrás, ofrecidas a Mí con tanto amor, fueron aplicadas por Mí en forma de gracias sobre esos Mis hijos, para que más tarde Yo pudiese atraerlos para Mi Corazón y hacerlos dar sus vidas para Mí aquí. Tú salvaste esas dos almas, tú abriste la puerta de la salvación para ellos.
Por eso tú no debes nunca imaginar que tus sufrimientos son en vano, porque todos ellos en el futuro desabrocharán en conversiones, en vocaciones santas y en santos, con los cuales tú y Yo poblaremos el Cielo, inclusive poblaremos los lugares que los ángeles que cayeron dejaron vacíos.
Por eso hijo Mío, aguanta con paciencia y lleve la cruz con amor, cierto de que, nunca te faltará Mi Gracia y Mi Amor de Madre.
Y cuanto a Mis hijos, continúen rezando Mi Rosario todos los días, porque sólo con ello acabará la violencia y el mundo tendrá paz.
Hagan los grupos de oración y los rosarios por todas partes, pues es la única cosa aún puede salvar el mundo.
Esparzan los Rosarios Meditados hechos por Mi hijito Marcos, esparzan las películas que él hizo, hagan con que todos la vean y con que todos recen el Rosario. Sólo así el mundo tendrá paz.
Mi Hijo Jesús está muy ofendido, porque aún hoy Él es condenado a muerte, crucificado, no más por Sus enemigos declarados, pero hasta por los propios cristianos que ya no rezan más y viven solamente ofendiendo Su Amor, pagando Su Amor con ingratitud.
Recen por la conversión de esas almas y hagan los cenáculos por todas partes, pues es la única cosa que puede disminuir el sufrimiento y la tristeza del Corazón de Mi Hijo.
Yo estaré con ustedes por todas partes y nunca los dejaré. Vayan y lleven Mis Mensajes, y piensen más en el Cielo que está tan olvidado.
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi hijito Marcos, y todos los que te ayudaron y se compadecieron de tu sufrimiento esta semana, sobre todos ellos baja ahora Mi bendición maternal: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “¿Tú Señora puedes por favor bendecir estos rosarios que nosotros hicimos para la protección y oración de tus hijos?”
(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios tocados por Mí lleguen, allí Yo estaré viva llevando las grandes gracias del Señor.’
Y acuérdense Mis hijos: ‘Si el pueblo no comienza a rezar como Yo siempre mandé, Satanás aumentará la violencia y Dios permitirá como un castigo, porque el pueblo no reza.’
Recen, hagan los grupos de oración por todas partes como Yo mandé. Hagan los cercos de Jericó, recen mucho, sólo la oración puede salvarlos ahora.
A todos nuevamente dejo Mi paz.”