Vistas a la página totales

Marienfried (Alemania 1946)

LAS APARICIONES DE MARIENFRIED

Medianera de todas las Gracias





(Alemania 1946)

En las Apariciones de Jacareí, Nuestra Madre Santísima no se ha cansado de llamar al mundo a la conversión, para eso vuelve a recordarnos sus pedidos hechos en aquel lejano pueblo alemán, donde Ella ha dado importantes avisos para la humanidad que siguen vigentes más que nunca.

El Mensaje de Marienfried habla del fin de los tiempos. Representa en una dimensión grandiosa a la “Bestia” en oposición a la “Señora”.

Marienfried ha de ocupar un gran lugar en la historia de la salvación del mundo, porque representa el coronamiento de las grandes apariciones de María.

Mientras las súplicas, peticiones y advertencias enviadas a la humanidad por un misericordioso Dios, a través de Su Inmaculada Madre en La Salette y Fátima no fueron escuchadas, Él envió esa misma amorosa Madre una vez más para advertir al arrogante mundo, a Marienfried en 1946.

Como en Fátima, un ángel se le apareció a la vidente, Bárbara Reuss, antes de las visitas de Nuestra Señora, presentándose como el  “Ángel de la Gran Mediadora de las Gracias”. Mientras el Ángel rezaba, Nuestra Señora apareció inefablemente hermosa, en una deslumbrante visión de una luz muy pura y radiante. Mientras la Inmaculada Reina levantaba su mano, bendiciendo, Ella se tornó transparente como el cristal. Bárbara fue cegada completamente por la brillantez y no pudo mirarla más.

En Marienfried, como en Fátima, la importancia del Rosario fue enfatizada y en la conclusión del Rosario se solicitó que debería hacerse una apelación a “Nuestra Santísima Madre” como ”Mediadora de Todas las Gracias”.

El vidente Marcos Tadeo, ha gravado un CD donde narra de forma completa estos hechos, lo pueden adquirir exclusivamente en el Santuario de Jacareí. La tienda on-line se encuentra es la siguiente:


También hacemos recordar las veces que Nuestra Madre ha mencionado Sus Apariciones de Marienfried en Sus Apariciones en Jacareí, veamos a continuación:

“Sí, Soy la General del Ejército de Dios, Soy la Comandante del Ejército de Dios y vengo a Jacareí para hacer que todas las almas buenas se junten, se agrupen en torno de Mi señal y junto Conmigo luchen, junto Conmigo batallen, junto Conmigo peleen por la salvación de todas las almas.

Y, ¿Cuál es Mi señal?… ¿Esa señal que Yo cité en Marienfried, en Akita, y que cité aquí?

¡Es Mi Rosario! En torno de Mi señal, de esta Mi señal, de Mi Sacratísimo Rosario, las almas buenas se agrupan, en oración, meditan Mis Mensajes, profundizan Mis Palabras en sus corazones y en sus almas, y con esa señal, luchan, rezan, anuncian Mis Mensajes, para que este mundo pueda ser salvo de la terrible y gran apostasía que ya llegó a tomar todas las cosas.” María Santísima, 19/09/2006

“Que la oración de ustedes sea repleta de confianza, que Yo puedo todo delante de Dios, porque conforme a lo que Yo dije en MARIENFRIED y en AKITA: aquellos que coloquen  su completa confianza en Mí y que creyeran que Yo puedo todo junto del Omnipotente, recibirán de Mi grandes gracias y junto a ellos Yo estaré presente con todo Mi Amor, con todas las gracias que Yo poseo y puedo distribuir como Medianera de todas las gracias.

Vengan Mis hijos, sequen Mis Lágrimas con la oración de ustedes siempre más deseosa de consolar Mi Corazón y de reparar tantos pecados con las cuales la humanidad ofende a Dios y a Mí minuto a minuto.” María Santísima, 16/09/2013

“Lean más la vida de los Santos y lean más Mi vida que Yo revelé a Mi Hija Sor María de Ágreda en la Mística Ciudad de Dios. Allí en Mis ejemplos, en Mis Virtudes, ustedes entenderán cual es la Santidad que Dios quiere de ustedes y ustedes sabrán lo que deberán hacer. A todos Yo bendigo con amor: de MARIENFRIED… de HEROLDSBACH… y de JACAREÍ.” María Santísima, 22/08/2015


¿Quién fue la vidente?

El Cielo ha escogido para estas revelaciones, a una joven de 22 años, llamada Bárbara Ruess. Ella nació el 15 de Junio de 1924, se ha casado el 15 de Agosto de 1952 a los 28 años. Después de vivir en silencio con una vida ejemplar y familiar, Bárbara fallece el 04 de Noviembre de 1996, a los 72 años de edad.


Bárbara fue la primera de seis hermanos, nació en el pueblo de Pfaffenhofen. Ella era de carácter sociable y bondadosa. Recibió una sólida educación religiosa, participando regularmente en la Santa Misa y recurriendo frecuentemente a la Santa Comunión. Desde su tierna infancia, Bárbara sentía el deseo de estar siempre sola y en intimidad con Jesús por medio de la contemplación y oración. Realizó su Primera Comunión en el año 1934 y quedó huérfana de madre en el año 1938 y queda con el cuidado de sus hermanos menores. En aquel mismo año, el 08 de Diciembre, se consagró totalmente a la Santísima Virgen María según el método de consagración de San Luis María Grignion de Montfort.


En 1939 el padre se vuelve a casar y Bárbara pudo seguir libremente su vocación. Después de las Apariciones y Mensajes de la Santísima Virgen que describiremos más adelante, Bárbara desarrolló varios dones místicos, como la capacidad para hacer expiación por las almas del purgatorio, de percibir la situación de pecado mortal de los fieles que se presentan en especial durante la misa, y, finalmente, vivir la pasión de Cristo, durante el llamado período de "estigmas" que van desde el 21 de Febrero 1947 a 1950, cuando, después de regresar de una peregrinación a Roma y Asís, obtiene la gracia que se convierten en los estigmas invisibles.

Una experiencia traumática que sufrió la vidente Bárbara, fue el secuestro de su persona, por parte de una secta satánica que la secuestraron con la intención de matarla. Esto ocurrió el 25 de Marzo de 1950. Bárbara se salvó de esta situación desesperante gracias al arrepentimiento de uno de los miembros de dicha secta que la dejó libre el 28 de Marzo.

Bárbara se casó en 1952 y se convirtió en madre de 5 hijos y llevó una vida normal y piadosa. Participada siempre en Misa con su esposo. Ella se enfermó de esclerosis múltiple en el año 1966. En el año 1996 dejó este valle de lágrimas, para ir a recibir la recompensa eterna.






Antecedentes

El 13 de Mayo de 1940, Fiesta de la Aparición de Nuestra Señora de Fátima y coincidentemente la Fiesta de Pentecostés, cuando Bárbara tenía apenas 16 años, ella acompañó a su padre a dicha celebración y había perdido un Rosario. 

Caminando en el bosque con la esperanza de encontrar lo que había perdido, por el camino quiso recitar el Rosario, no sabía si recitaría el Misterio Glorioso o Gozoso. De pronto, una Señora amable sale a su encuentro: "Tú estás pensando que Rosario recitar. Yo quiero enseñarte otro Rosario y así rezaremos juntas."

Bárbara le dice: "Disculpe, ¿cómo es que conoces mis pensamientos? ¿Quién es usted?" La Señora responde: "No es importante saberlo, si tú recitaras con diligencia este Rosario, aprenderás a conocerme mejor." Y le enseña el Rosario de la Inmaculada.

El Rosario que la Señora le enseñó, consistía en rezar después de los misterios habituales, el Padre Nuestro, las 10 Ave Marías para cada misterio y el Gloria. Sin embargo en cada misterio habían jaculatorias a la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios, después de cada Ave María debería recitar así:


Primer Misterio: "Por tu Inmaculada Concepción, sálvanos"
Segundo Misterio: "Por tu Inmaculada Concepción, protégenos"
Tercer Misterio: "Por tu Inmaculada Concepción, guíanos"
Cuarto Misterio: "Por tu Inmaculada Concepción, santifícanos"
Quinto Misterio: "Por tu Inmaculada Concepción, gobiérnanos"

La Señora extraña, le propone a Bárbara de recitar el Rosario por su patria, pues se asomaba la Segunda Guerra Mundial, diciendo: "Por tu Inmaculada Concepción, salva nuestra Patria" y así sucesivamente para los cinco misterios. La Señora le recomienda además siempre rezar por alguna intención, recordando a una persona o comunidad.

Bárbara nota algo extraño, la Señora no recitaba las Ave Marías, sino que recitaba tan sólo el Padre Nuestro y el Gloria. Terminada la oración del Rosario de la Inmaculada, la Señora se va.

Bárbara quedó encantada con la bondad y hermosura de la Señora. Este hecho solo comentó con su amiga Anna cinco años después, cuando vio por segunda vez a la Señora en el bosque.


¿Cómo sucedieron los hechos?

Era el año de 1946, tiempo de la Segunda Guerra Mundial, el mundo vivía una consternación constante, en especial el pueblo alemán.

Durante ese tiempo tenebroso de la Guerra, en la pequeña ciudad alemana de Pfaffenhofen, el pastor y los feligreses de la iglesia católica local hicieron una promesa a la Madre de Dios: si su ciudad era conservada de la destrucción construirían una capilla en su honor.

Nuestra Señora oyó la plegaria y la ciudad fue salvada.

Para satisfacer su promesa el pastor y los feligreses fueron al cercano local de Marienfried para buscar un terreno para construir la capilla.

Nuestra Señora se Apareció en 3 ocasiones a Bárbara Reuss (25 de Abril, 25 de Mayo y 25 de Junio), después de la Aparición de un Ángel que preparó el camino. Nos debe llamar la atención también en estas Apariciones, el deber y la misión de los Ángeles de Dios, pues siempre aparecen antes que las grandes manifestaciones de Nuestra Madre y Nuestro Señor. Tal el caso de las Apariciones de Fátima, Garabandal, Akita y muchos otros.

LAS APARICIONES Y SUS MENSAJES

Nuestra Señora de Marienfried.
Pintura italiana, según las descripciones de Bárbara.

La primera Aparición: 25 de Abril de 1946.

El Párroco Martín Humpf, fue a inspeccionar en el bosque el lugar donde querían construir la Capilla en Honor a la Virgen Santísima. En aquél día, le acompañaron las muchachas, Barbel (Bárbara) de 22 años y Anna Humpf de 26 años, hermana del Párroco. Anna era miembro activo del Movimiento de Schoenstatt de la Parroquia.


De repente Bárbara siente dentro sí una fuerte llamada. Anna ve a su amiga dirigiéndose un poco más adentro del bosque. Y luego de haber visto a su amiga Bárbara mirando en un punto fijo en silencio, se le acerca y Bárbara le pregunta a Anna:  ¿Has visto a la Señora? Es la Señora que he visto antes, y que me ha enseñado el Rosario de la Inmaculada. Nunca he sido capaz de olvidar. Me gustaría saber quién es esa Señora, pero no me ha dicho.

Anna se siente un poco desconcertada, y responde que no vio nada. Poco tiempo después Bárbara vuelve a sentir la misma llamada dos veces. Anna insiste a su amiga que vaya al mismo lugar donde vio a la Señora, pero Bárbara le dice: 'No, no me iré. Porque habla de cosas que no entiendo. Debe hablarme en forma clara para que pueda entender. Yo, por ejemplo hablo de forma clara.'

Una tercera vez Bárbara escucha la voz de la Señora que la llama y va a su encuentro.

Un Ángel apareció, y llamándose a si mismo “el Ángel de la Gran Mediadora de Gracias” dijo a Barbara: “Arrodíllense” mientras que él hizo una plegaria a la Virgen María Santísima:

“¡Actúen como la Madre de Gracias; actúen como la Madre Tres Veces Milagrosa; la Madre Tres Veces Admirable de Gracia, la gran Mediadora de Gracias!”.

Mientras que el Ángel rezó apareció la Virgen Santísima. Ésta no sería la única vez que la presencia de los Ángeles desempeñaría un papel prominente en Marienfried.

La muchacha Bárbara dijo al respecto: Nuestra Señora apareció inexpresablemente hermosa, brillante, una deslumbrante visión de una luz muy pura y radiante, sobre la cabeza de Ella había brillantes rayos formando una corona de tres fases. Mientras la Inmaculada Reina levantaba Su mano bendiciendo, Ella se tornó transparente como el cristal.”

Bárbara fue cegada completamente por la brillantez y no pudo mirarla más.

El Mensaje dado en ese primer encuentro celestial entre la vidente y la Santísima Virgen María fue:

“Yo Soy la Poderosa Mediadora de las Gracias. Así como el mundo puede encontrar misericordia sólo a través del sacrificio del Hijo con el Padre, de igual forma podrás encontrar favor con el Hijo a través de Mi intercesión. Cristo es tan desconocido porque Yo no Soy conocida.
Porque las naciones rechazan a Su Hijo, el Padre vierte Su copa de ira sobre ellos. Es cierto que el mundo fue consagrado a Mi Inmaculado Corazón, pero esta consagración se ha convertido en una temerosa responsabilidad para muchos hombres. Yo Me llamo Nuestra Señora de Marienfried, La Tres Veces Admirable Reina, Madre y Mediadora de todas las Gracias, que el mundo viva esta consagración”.

 “Yo Soy la señal del Dios Viviente. Yo pongo mi Signo en las frentes de Mis hijos (aquellos quienes se consagran a Mi Inmaculado Corazón). La estrella (Lucifer) perseguirá la Señal. Pero Mi Señal conquistará la estrella”.

Bárbara le preguntó a la Santísima Virgen María: ¿Quién eres tú? Y recibió la siguiente respuesta: “Si yo no tuvieres este velo, tú me reconocerías.” Y despidiéndose dijo: “Que la Paz de Cristo esté con ustedes y con todos los que vinieren a rezar aquí.”

Luego de estos acontecimientos. El Padre Martín interroga a Bárbara en la Parroquia y se da cuenta que se trata de algo sobrenatural, pues las palabras de la Bella Señora que veía coincidían y hacían referencia al Apocalipsis. 

Es necesario saber que justamente Nuestra Señora escogió dicho lugar  llamado Marienfried para dar Su Mensaje de Paz y Confianza en su poder como Medianera de todas las Gracias, pues la palabra “Fried” en alemán quiere decir “Paz”. Una de las Gracias que María Santísima puede y quiere conceder es el Don de la Paz.

La segunda Aparición: 25 de Mayo de 1946.

El 25 de Junio, apareció la Madre de Dios rodeada de los Ángeles, que se arrodillaron ante ella en reverencia profunda y después adoraron a la Santísima Trinidad.

La Virgen fue descrita nuevamente por Bárbara como de “Incomparable belleza y luminosidad, con una pura y enceguecedora luz sobre su cabeza, que eran los rayos brillantes que formaban una triple corona. Cuando levantó su mano para dar una bendición ella se hizo increíblemente brillante y transparente.”

Tan brillante era que Bárbara no podía mirarla.

Nuestra Madre Santísima volvió a repetir el Mensaje de la Aparición anterior acrecentando dichas palabras:

“¡Ten confidencia sin reserva en Mi Inmaculado Corazón! Cree, que puedo hacer todo con Mi Hijo. Substituyan sus pecaminosos corazones con Mi Inmaculado Corazón. Entonces seré Yo quien atraiga el Poder de Dios, y el Amor del Padre renovará la plenitud de Cristo en ustedes. Cumple con Mis requisitos para que Cristo pueda reinar como el Rey de Paz”.

 “El mundo tendrá que vaciar la copa de la ira hasta el final debido a los incontables pecados a través de los cuales Su Corazón es ofendido. La estrella de las regiones infernales rabiará más violentamente que nunca y causará espantosa destrucción, porque él sabe que su tiempo es corto, y porque él ve que ya muchos se han unido alrededor de mi signo. Sobre éstos él no tiene poder espiritual, a pesar, él matará el cuerpo de muchos; pero a través de estos sacrificios, mi poder de guiar la remanente armada a la victoria acrecentará”.

“Algunos han permitido ya que Mi Señal sea impresa en ellos; sus números acrecentarán. Pero quiero decirles, mis niños, que no se olviden que la pura cruz de esos ensangrentados días, son una gracia”.

“Recen, hagan sacrificios por los pecadores. Ofrézcanse ustedes y sus labores al Padre a través de Mí, y pónganse a Mi disposición sin reserva. Recen el Rosario. No recen mucho por cosas externas – cosas más importantes están en juego en estos tiempos. NO ESPEREN SIGNOS O MARAVILLAS (tales como falsas visiones y apariciones inundando el mundo hoy). Yo estaré activa como la poderosa Mediadora en secreto”.

“Después de esto, el diablo poseerá tal poder que aquellos que no están firmemente establecidos en mí serán engañados. Vendrá el momento en que estarás solo y terriblemente calumniado. Porque el demonio sabe como engañar al hombre, ellos permitirán ser cegados sobre las cosas altas. Pero tú deberías establecer todo con confidencia (en Mi Inmaculado Corazón)”.

 “El diablo tiene poder sobre todas las personas que no confían en Mi Corazón. Donde sea que la gente substituya sus pecaminosos corazones con Mi Inmaculado Corazón, el diablo no tiene poder. Pero él perseguirá a Mis niños. Ellos serán despreciados, pero él no puede hacerles daño”.

La tercera Aparición: 25 de Junio de 1946.

Nuestra Madre Santísima dijo en ese día:

“Yo soy la poderosa MEDIADORA DE LA GRACIA. Es la voluntad del Padre que el mundo reconozca esta posición de Su Sirvienta. La gente tiene que creer que soy la permanente Desposada del Espíritu Santo y la fiel Mediadora de Todas las Gracias. Dios lo quiere así. Sólo mis niños reconocen este Signo porque éste se revela en secreto, y por esto ellos le dan gloria al Eterno Dios. Ni puedo manifestar mi poder al mundo en general. Aún tengo que mantenerme alejada de mis niños”.

 “En secreto trabajaré maravillas en las almas hasta el requerido número de almas victimas sea lleno. De ti depende que se acorten los días de tiniebla. Su sangre y sus sacrificios destruirán la imagen de la bestia. Entonces yo puedo manifestarme al mundo para la gloria del Todopoderoso. Escoge mi Signo, para que el Trino Dios pueda ser pronto adorado y honrado”.

“Apóstoles y Sacerdotes deben consagrarse a mí en especial, para que los grandes sacrificios que el Incomprensible Único demanda sobre todo de ellos pueda, cuando puestas en mis manos, aumentar en santidad y valor”.

 “Recen y ofrezcan sacrificios a través de mí. Recen siempre; recen el Rosario. Hagan todas sus súplicas al Padre por medio de mi Inmaculado Corazón. Si son propicios a Su Honor, Él los concederá. En sus rezos no le pidan cosas de valor temporal, pero imploren gracias para almas en individual, para la comunidad; por las naciones, para que todos lleguen a amar y honrar el Divino Corazón. Guarden los Sábados, que ha sido dedicado a mí, como yo lo pedí”.

“Traigan muchos sacrificios y ofrecimientos a mí. Ofrézcanme sus rezos como sacrificios. No sean egoístas.  Lo que es requerido de estos tiempos es, que honor sea dado al Eterno y reparación se haga a Él. Si se consagran sin reserva, yo tomaré cuidado del resto. Pesadas cruces y profundas como el mar las pondré sobre mis criaturas, porque los amo en mi Sacrificado Hijo. Les pido: estén listos para cargar la cruz, a fin de que venga luego la Paz.”

 “Ya he dado muchas señales y hablado a menudo al mundo, pero la gente no lo ha tomado en serio. En consideración a estos externos signos la mayoría de las personas ni siquiera captan las cosas esenciales. Señales externas sólo logran distraer a muchos, quienes no sacan de éstos las conclusiones necesarias”.

 “Yo exhorto a mi pueblo de cumplir con mis deseos rápido, porque hoy más que nunca tal cumplimiento de mi voluntad es necesario para el mayor honor y gloria de Dios. El Padre pronuncia Su terrible infortunio sobre todos los que rehúsan obedecer Su Voluntad”.

Después que María paró de hablar, ella fue rodeada de un número inmenso de ángeles. Usaban túnicas blancas largas y se arrodillaron en tierra en una reverencia profunda. Ellos hicieron una plegaria inusual, un homenaje a la Santísima Trinidad.

Cuando la plegaria fue terminada, el Ángel, que había estado presente desde el principio, solicitó repetir la plegaria.

El Padre Humpf y su hermana Anna estaban presentes. No vieron nada, excepto a Barbara mover los labios.
Oyeron claramente a Bárbara decir su plegaria en un ritmo fluido en honor de la Santísima Trinidad.
Barbara oró con los ángeles la oración siguiente y el padre Humpf tomó nota en taquigráfica lo mejor que pudo:
“¡Te alabo a ti, Soberano eterno, Dios vivo, Omnipresente, Juez Amoroso y Justo, Padre siempre Bueno!. Tu radiante hija te adorará, alabará, honrará y obedecerá siempre”.

EL RESUMEN DE LOS MENSAJES

Los mensajes de la Virgen en Marienfried tiene mucho en común con los de Fátima.

Además del aspecto de los Ángeles que precedían la aparición de la Madre de Dios, muchas de las mismas exhortaciones realizadas aquí fueron dirigidas también a los tres niños videntes en Fátima.
La importancia del Rosario fue destacada así como la necesidad de vivir una vida de santidad, sacrificio y consagración al Corazón Inmaculado de María.

La Virgen habló también de la gran importancia de ofrecer actos del amor, de alabanza y adoración a Dios Padre y la Santísima Trinidad.
Nuestra Señora también subrayó la gran verdad que Ella es Mediadora de Todas las Gracias, y declaró que “es la voluntad del Padre que el mundo reconozca esta verdad.”

EL SANTUARIO


Para la gente de Pfaffenhofen, la prohibición para hablar, instalada por el sacerdote de la parroquia, era una prueba muy dura.

Lo que Nuestra Señora había dicho a la Vidente se verificó rápidamente:
“Vendrá un tiempo en que tu estarás muy sola y serás terriblemente calumniada, puesto que el demonio sabe cegar a los hombres de tal manera que también las mejores caerán”.

De la aparición no se hablaba en público. La Capilla estaba a disposición de todos los que iban a orar allí.

Un grupo de Schoenstatt tenía regularmente su reunión y celebración solemne en la Capilla. Pero las religiosas cercanas de lugar entregaban flores siempre en honor a la Aparición de Nuestra Señora en dicho local.

Durante los 20 años siguientes a los hechos al menos 20 vocaciones sacerdotales o religiosas nacieron en esa parroquia.

El lunes de Pentecostés, el 20 de Mayo de 1966 vinieron muchos peregrinos para celebrar el 20º aniversario de la Capilla.

En el año jubilar de 1970-1971 la afluencia de peregrinos fue muy importante, la Capilla siempre resultaba pequeña para alojar a tantos visitantes, fue entonces que maduró la idea de construir un Santuario. Este pudo ser consagrado el 23 de Julio de 1972. En aquel año aumentó aún más el número de peregrinos a Marienfried, la mayoría venía de lejos como Austria o Suiza.

Vinieron también sacerdotes con ellos porque el Mensaje de Marienfried estaba en consonancia con los hechos de Schoenstatt, de Fátima, de Lourdes y del pensamiento de San Luis María Grignion de Monfort; sobre la consagración total a María Santísima.

Una particular fuerza de atracción provenía de Marienfried sobre los miembros de los grandes movimientos marianos, del movimiento Mariano de Schoenstatt, de la Armada Azul de María (de Fátima), de la Legión de María y de Obra Angelica (Opus Angelorum).

Todas las restricciones de la parte de las autoridades eclesiásticas fueron levantadas a partir de 1966.
A partir de esta fecha puede celebrarse la Santa Misa en la Capilla y conservar el santo Sacramento (13 de Setiembre de 1966). Se obtiene el permiso eclesiástico para la estampa del Rosario de la Inmaculada y del himno a la Santísima Trinidad (27 de Octubre de 1966), y para el Mensaje de Marienfried, pero no se dice nada acerca del carácter sobrenatural del Mensaje.

Después del incendio de la Capilla del año 1973 fue propuesta la construcción de una nueva, que fue terminada en en 1974 y solemnemente bendecida por Mons. Stimpfle de Augusta el 5 de Octubre de 1974, junto con la “Casa de Marienfried”, y la casa para los clérigos que tiene cuartos para los invitados y salas para reuniones.

Los costos fueron cubiertos con el ofrecimiento de laicos.

La abundancia de los ofrecimientos demuestra la disposición de los peregrinos para dar a Marienfried. Si bien los peregrinos vienen de todas partes, se detaca el peregrinaje de la Armada Azul de María (apostolado de Fátima).

En 1974, un obispo de la Armada Azul de María se hizo presente; el mayor representante del Movimiento – Fátima, Obispo Venancio Pereira de en Portugal en su discurso dijo:
“Hace tiempo deseaba venir a Marienfried, porque Marienfried y Fátima están estrechamente unidas. Fátima luego de las Apariciones se llama ‘Valle de Paz’ y a Marienfried se la puede llamar ‘Paz de María’. Ambos lugares tienen la misión especial de Dios de llevar al mundo, a la Iglesia, a las personas, a la humanidad; la Paz tanto deseada .”

“El Santuario de Marienfried significa para mí una síntesis de la devoción a María en nuestro tiempo. Pertenece a los Santuarios Marianos más importantes de la Iglesia Católica, adonde Nuestra Señora es venerada en formas múltiples.”

Aunque las Aapariciones de Marienfried no están aún aprobadas por el Vaticano, no se las condena y conservan un status “de no constatación de la sobrenaturalidad”.

Aunque que no están afirmadas, las Apariciones no se niegan y los fieles están libres de peregrinar al sitio Mariano, según lo subrayado por el Obispo de Augsburgo el 20 de Marzo del 2000.

Padre Stefano Gobbi, vidente de la Virgen
de visita en el Santuario de Marienfried

El Padre Stefano Gobbi, sacerdote y vidente de la Santísima Virgen, visitó en el 02 de Septiembre de 1985 el Santuario de Marienfried, Nuestra Madre Santísima unía así  Sus Planes de Salvación del mundo con los cenáculos realizados por el Movimiento Sacerdotal Mariano. Ese día Nuestra Madre dio un Mensaje para el mundo desde el mismo lugar donde hace 39 años atrás se había dirigido a la humanidad por medio de su sierva Bárbara.












LA IMAGEN VENERADA EN MARIENFRIED


Como la vidente Bárbara Reuss nunca enfatizó tanto sobre la vestimenta de Nuestra Señora, con el pasar del tiempo, los peregrinos que recurrían en Marienfried, en especial las personas que pertenecían al Grupo o Movimiento de Schoenstatt, fundada por el Pde. José Kentenich en 1914, realizaban sus reuniones en la Capilla del local de las Apariciones.

Como conocimiento de muchos, la Imagen venerada por este grupo mariano, es aquél donde Nuestra Señora sujeta en brazos al Niño Jesús pintada en forma de cuadro. Dicho cuadro está entronizado en la Capilla del local.

Desde entonces, es difundida y venerada así a Nuestra Señora de Marienfried, la Medianera de todas las Gracias, la Tres Veces Admirable, con la Imagen de Nuestra Señora de Schoenstatt.


CD de la Historia de Marienfried hecha por el vidente Marcos
 en obediencia a la Madre de Dios en dar a conocer al mundo
 entero los Mensajes de dicha Aparición dadas a la vidente Bárbara (Barbel Ruess)



Fragmento de la grabación de la historia de las Apariciones de Marienfried 
hecha por el Vidente Marcos Tadeo:




 Para más informaciones, pueden ingresar en los siguientes enlaces:










1 comentario:

  1. Oh Maria sin pecado concebida concedeme la gracia de la salud para mis hijos y para mi.
    Te amo con todo mi corazon.

    ResponderEliminar