Vistas a la página totales

miércoles, 25 de abril de 2018

22 de Abril de 2018 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Bernadette a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 22 de Abril de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:



(Vidente Marcos): “Sí… Sí, haré sí. Haré sí Señora. Sí. Sí, haré. Sí Señora, haré sí. Sí… Sí… Haré sí.”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA
“Queridos hijos, les invito nuevamente a la vida del amor.
Abran sus corazones al Amor de Dios y dejen ese Amor entrar y transformar sus vidas.
Mientras ustedes no vivieren de amor y no fueren llamas de amor, Mi triunfo no podrá suceder, visto que es el triunfo del corazón, el triunfo del Amor, el triunfo de Mi Corazón Inmaculado que es amor.
Sean amor y transmitan Mi Amor Materno para todos Mis hijos como hace Mi hijito Marcos.
Vayan, lleven Mis Mensajes, hablen de Mi Amor, hablen del inmenso deseo que tengo de salvar a todos Mis hijos.
Muestren a todos lo cuanto Yo, la Madre de ustedes, he hecho y luchado por la salvación de todos. Para que así Mis hijos, sintiendo Mi Amor, puedan abrir sus corazones a Mí, acoger Mi Llama de Amor y dejarme vivir y reinar en ellos.
Ustedes deben llevar este Amor, deben ser cariño y amor Mío para todos Mis hijos. Para que entonces, todos ellos sintiendo Mi Amor, puedan finalmente comprender cuan dulce es, cuan bello es, no sólo Mi Amor, pero también el de Mi Hijo Jesús. Y así, todos puedan vivir en el amor y ser salvos por el amor.
Recen Mi Rosario todos los días, porque con ello, ustedes vencerán todas las batallas de esta vida, sobre todo, la más importante de todas: aquella por la salvación del alma de ustedes y por la santificación de ustedes, sin la cual ustedes nunca alcanzarán el Cielo.
Recen el Rosario, porque ello dará a ustedes las alas necesarias para volar hasta Dios. Y dará a ustedes las fuerzas necesarias para subir la escalera de la santidad que es larga, pero que es bella para todos aquellos que se decidieron subir por ella.
Apresuren la conversión de ustedes, porque todo aquello que Yo les dije en el pasado se realizará. Si el mundo no se convierte, si el mundo no vuelve a Dios, si el mundo no se arrepiente de sus pecados, el Gran Castigo vendrá y buena parte de la humanidad será destruida.
No quiero que ustedes perezcan en el Castigo, por eso les digo: ‘Conviértanse sin demora.’ Deseo que ustedes sean como un puñado de arcilla en Mis manos, que Yo pueda moldar de la forma como Yo quiera, para dar a Mi Señor como un bello regalo hecho por Mis propias manos para Él.
Deseo que ustedes trabajen más. Están demorando mucho para formar los secretariados que Yo pedí.
Rápido Mis hijos, rápido. No hay mucho tiempo. Formen luego los secretariados, divulguen Mis Mensajes, actúen rápidamente, porque Mi enemigo actúa velozmente con los demonios y con sus secuaces en este mundo, 24 horas por día, llevando a las almas a la perdición.
Apresuren también el remedio de la salvación de todos, dando a todos ellos lo más deprisa posible, Mis Mensajes de amor.
Este nuevo disco de Mis Mensajes transformados en película, tocaron tanto Mi Corazón que Yo deseo que ustedes den 10 de ellos para 10 hijos Míos que no lo conocen.
Es preciso avisar a todos sobre el Astro Eros. Es preciso dar a todos también Mis Mensajes de dolor y de amor Mis hijos.
Vayan, divulguen deprisa este disco número 10 de Mis Mensajes, para que más y más hijos Míos conozcan estos Mensajes, cambien de vida, sobre todo, formen los grupos de oración que Yo pedí por todas partes, que pueden salvar a tantos, a tantos de Mis hijos.
Deseo que ustedes también den 10 Coronillas de la Misericordia Meditadas 96 para 10 hijos Míos que no la conocen y 10 también de la Coronilla de la Misericordia 89.
Es preciso que Mis hijos conozcan deprisa Mis Mensajes, los Mensajes de Mi Hijo y así se conviertan rápidamente, porque todo árbol que no dé frutos de salvación que el Señor desea, será cortado y lanzado al fuego.
Vine aquí para traer la salvación a todos. Ya estoy salva y estoy haciendo todo para que todos se salven.
Acepten Mi Amor, acepten Mis Mensajes y hagan con que Mis planes avancen Mis hijos.
Deseo que ahora ustedes divulguen más Mis Mensajes para México, para Italia y también para Mis hijos de Singapur. Muchos hijos Míos precisan conocer Mis Mensajes allá. Adelante, deprisa Mis hijos, vamos a salvar lo que aún puede ser salvo.
Y aquí en el Brasil, deseo que ahora ustedes concentren más la divulgación de Mis Mensajes para Mis hijos de Mato Grosso do Sul*
*Mato Grosso do Sul: (Matorral Grueso del Sur, literalmente en español) es un Estado de la República del Brasil, que hace frontera con la República del Paraguay y de Bolivia.
Deprisa Mis hijos, sálvenlos, ustedes pueden salvarlos, ustedes recibieron la luz, den a ellos esa luz, para que todos puedan ser salvos.
Deseo que a partir del mes de mayo, en el tercer viernes del mes, ustedes hagan un cenáculo, un grupo de oración, sólo para hablar de Mis Mensajes de Caravaggio. Es preciso que Caravaggio sea más conocida. Es preciso que Mi Mensaje dado a Mi hijita Giannetta sea quitada del olvido y sea dado a conocer al mundo.
Y también en el último sábado de cada mes, aparte de la divulgación, deseo que ustedes Mis hijos hagan 1 hora de desagravio a Mi Aparición en Caravaggio, que no es conocida, ni dada a divulgar al mundo.
Y en el último viernes del mes, hagan un cenáculo meditando sobre Mis Mensajes dados en Quito (Ecuador) a Mi hijita Mariana.
Sí, es preciso que esos Mensajes salgan del olvido Mis hijos. Deprisa, deprisa, salven a Mis hijos. Den a ellos el remedio que puede salvarlos, que son Mis Mensajes.
No pierdan tiempo Mis hijos, den en esos cenáculos que Yo cité, que Yo pedí ahora, 10 Rosarios Meditados 299 y 10 del 231. Para que entonces, Mis hijos puedan rezarlos y así, salgan de sus pecados victoriosos y entren para el camino de la gracia, del amor y de la vida eterna.
Yo amo a todos ustedes y quiero que ustedes lean, todos Mis hijos, todos, todos… el capítulo 10 del libro Imitación de Cristo. Vívanlo y así, ustedes darán a Jesús una gran alegría.
A todos Yo bendigo con amor ahora: de FÁTIMA… de CARAVAGGIO… y de JACAREÍ.”



MENSAJE PRIVADO DE SANTA BERNADETTE
“Querido hermano Carlos Tadeo, Yo, Bernadette, vengo hoy para darte el mensaje mensual que siempre te doy en los días 18. Pero hoy excepcionalmente, doy con mucho amor para ti. 
Te amo y nunca, nunca te dejaré solito. En tus tribulaciones, en tus sufrimientos, Yo estoy presente. 
El enemigo es fuerte y quiere hacerte pensar que pierdes tiempo sirviendo a Nuestra Reina Inmaculada. Que si estuvieses haciendo otras cosas, estarías mejor, o hasta que ciertas tribulaciones no te sucederían. Eso es una mentira, es un engaño. Siempre pise en la cabeza de él dando y renovando tu ‘Sí’ a Nuestra Madre. 
No, no pierdes tiempo. Por el contrario, el tiempo empleado en los cenáculos, en las oraciones a Ella, es el tiempo más bien empleado de toda tu vida. Un día en el Cielo, verás esas horas, esos días pasados en oración, brillar en una gran gloria y transformarse en un manto de luz, en una corona de luz, en un cetro de luz que Nuestra Reina Santísima te dará. Y con ellos serás revestido y brillarás para siempre en la Gloria del Cielo con un fulgor y una gloria inmensos, que te causarán éxtasis de amor seguidos, con los cuales gozarás por toda la eternidad. 
Sí, y Yo estaré allí también para abrazarte y para darte a probar, a conocer, a fruir, enormemente, infinitamente, el conocimiento del Señor, el conocimiento de Sus misterios y atributos. También el conocimiento de la gloria, de toda la gloria de la Virgen Santísima y también de los misterios del Cielo, con los cuales tu alma gozará y re-gozará para siempre. 
Sí, adelante hermano. No tengas miedo porque Yo estoy siempre contigo. Sé que estás muy cansado, pero todo ese cansancio no será en vano, ello un día se transformará en el gran tesoro que te espera aquí encima en el Cielo. 
Tu cansancio descansa el cansancio de la Madre de Dios, exhausta de tanto dar Mensajes y no ser oída. Por tanto llorar, hasta lágrimas de sangre y no ser creída ni obedecida por Sus hijos. Por luchar tanto para salvar a todos Sus hijos y ser paga apenas con ingratitud, olvido y poco amor. 
Sí, tu cansancio la descansa, tu cansancio descansa al Señor Jesús, que aún hoy sufre por los pecados de cada hombre de la humanidad. 
Tu cansancio también servirá para descansar a muchas y muchas almas, que deberían después de esta vida, sufrir mucho en el fuego del purgatorio. Pero irán para el Cielo gracias a tus sacrificios, a tus oraciones y a tus esfuerzos. 
Adelante amado hermano, adelante. No tengas miedo, porque todo esto un día verás brillar en la Gloria del Cielo en forma de frutos maravillosos que se transformarán en delicias y gozos sin fin para ti. 
Adelante, muchas almas del purgatorio han salido últimamente gracias a tus oraciones, gracias a los cenáculos que haces especialmente con los del lunes. Sí, a cada cenáculo que hagas los lunes, que has hecho los lunes, 10.000 almas salen del purgatorio. Continúa amado hermano, porque esas almas irán a transformarse en tus intercesoras también en el Cielo, tus amigas, tus abogadas.  
Yo deseo que leas el capítulo número 6 del libro del Eclesiástico y el capítulo 24 del libro Imitación de Cristo. Allí hay la Voluntad de Dios para ti. Que también medites más el Mensaje que la Madre de Dios te dio y que Nuestro amadísimo Marcos hoy nuevamente repasó para todos. Que medites en la gran gracia del Cielo que fue dada a ti*, pues, esa gracia es grande, grande. 
*Santa Bernadette se refiere a la gracia del Cielo, de la salvación eterna, que el Vidente Marcos transfirió, dio a su padre espiritual, para probar su gran amor que tiene por él. Ya que en los años 90, la Madre de Dios dio esta gracia particular al Vidente y este se la dio como regalo de amor a su padre espiritual. 
Sí, Yo también recibí esa promesa en la tercera Aparición de la gruta, de la Bella Señora de la gruta. Y Mi Corazón vivió siempre nadando de paz y felicidad por causa de aquella promesa. Sufrí mucho, pero incluso en los grandes sufrimientos que Yo tenía, Me consolaba la promesa del Cielo que Mi Bella Señora había hecho. Sí, esa promesa será también luz para ti, fuerza, aliento, consuelo, sobre todo, cuando la cruz pese más. 
Medítela, pues, allí verás, conocerás no solo cómo es grande, cómo es inmenso el Amor de la Madre de Dios por ti, pero también el amor del hijo que Ella te dio. Y al conocer, al sentir ese amor, al ver ese amor, tu corazón será repleto de un amor tan grande, tan grande, que arderás todo en una llama ardiente y mística de amor, que dilatará aún más tu corazón para recibir muchos más bienes celestes y dar fruto.
Yo, Bernadette, deseo que verdaderamente des para todos Mis hermanos, aún más, la Coronilla de Mi vida. Con esa Coronilla, las almas aprenderán a sufrir con amor, a rezar con amor, a vivir en el amor y a servir a la Madre de Dios en el amor. 
Debes dar más 30 de ellas para muchos de Mis hermanos, muchos. Y aquellas Coronillas que la Madre de Dios te pidió para reservar aquí hace algunos meses atrás, debes dar para las almas que encuentres en la ciudad de Malhada de Pedras*. 
*Malhada de Pedras: (Malla de Piedras, literalmente en español) es una ciudad del Estado de Bahía, Brasil. Carlos Nunes es oriundo de Bahía, recorre con una imagen peregrina en varias ciudades vecinas a la suya, realizando grupos de oración o también llamados cenáculos de oración. 
Sí, allí hay muchas almas que precisan conocer el Amor de la Madre de Dios. Ve allí, dé estos rosarios tocados por la Madre de Dios allí, juntamente con la Coronilla de Mi vida. Y verás las maravillas que Yo haré con Mi Reina Inmaculada, tocando los corazones y llevando la gracia, haciendo revivir aquello mismo que ya parecía muerto.
Yo, Bernadette, estaré siempre a tu lado, siempre. No temas, porque Yo estoy constantemente arrodillada rezando por ti delante del Trono de la Trinidad en el Cielo. Pero especialmente rezo por ti delante de ese Trono a las seis de la mañana. Sí, en aquella hora, Me postro y hago una oración ardientísima por ti, para conseguir grandes gracias del Señor para ti. 
Y en los días 18 de cada mes, cuando Soy celebrada en Lourdes, también hago ardientísima y altísima oración en el Trono de la Trinidad. Es cuando alcanzo las mayores gracias para ti, amado hermano Mío. Por eso, no tengas miedo, estoy siempre contigo. 
Alegra tu corazón por el hijo que la Madre de Dios te dio, porque, así como Yo fui la escalera que llevó a Mis padres al Cielo, él es la escalera que te llevará siempre más para lo alto, para el Señor, para la Inmaculada. Él será siempre para ti como que un imán sobrenatural que atraerá siempre nuevas gracias y nuevas promesas para ti. 
Sí, esa gracia de rezar ardientísimamente por ti en los días 18 de cada mes, y todos los días a las seis de la mañana, te fue alcanzada por los méritos de Nuestro amadísimo Marcos. Él Me pidió esa gracia para ti, ofreciendo los méritos de los Rosarios, Películas, Horas de Oración, Sacrificios, dolores de cabeza, todo, todo. Y la gracia te fue dada. Y por medio de él, mucho más aún recibirás y lucrarás.  
Alégrate porque quién tiene un hijo tan amoroso así, tiene todo y a ese padre nada le falta. 
Alégrate porque Yo traigo tu nombre en Mis labios, grabado en Mi Corazón y también aquí, bien aquí, bien aquí en Mi Manto de Amor. Y este Manto de Amor y de Luz, siempre, siempre te guardará y siempre te protegerá. 
Yo, Bernadette, te bendigo con amor ahora: de NEVERS… de LOURDES… y de JACAREÍ.
Yo te amo tanto que, por ti volvería a la tierra y sufriría de nuevo la tuberculosis, el cáncer en los huesos y también todas las enfermedades que Yo padecí, sólo para salvarte, sólo para llevarte al Cielo. 
Yo te amo. Yo te amo. Yo te amo. 
La paz.”

15 de Abril de 2018 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 15 de Abril de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:
www.apparitionstv.com



(Marcos): “Sí… sí… sí lo haré. ¡Que bueno que te hayan gustado Señora! Saber que te ha gustado a ti Señora es todo lo que yo deseo. Es todo lo que yo quiero. Sí, haré más, muchas, muchas más. ¡Como Usted quiera, sí!”

MARÍA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ


“Queridos hijos, hoy, invito a todos nuevamente a mirar para Mi Hijita Bernadette. Imiten la Obediencia de Mi Hija Bernadette a Mí y al Señor, esa Obediencia que abrió las puertas de tantas Gracias en Lourdes para tantas almas, para que tantos pecadores pudieran salvarse.

Así como Mi Obediencia abrió la puerta de la Salvación para la humanidad, la Obediencia de Mi Hijita Bernadette abrió la puerta de muchas Gracias de Salvación, de Conversión, de cura y restauración para muchos, para tantos de Mis hijos.

Si ustedes, Mis hijos, imitaren a Mi Hijita Bernadette dándome el ‘Sí’, el ‘Sí’ verdadero de sus corazones como Ella dio; verdaderamente, ustedes también abrirán las puertas, puertas de Gracias, puertas de Conversión, puertas de Gracias de restauración de tantas vidas para tantos de Mis hijos.
La Obediencia santificó a Santa Bernadette. La Obediencia de Bernadette santificó a tantos pecadores que fueron a Lourdes, se convirtieron allí, y allí encontraron la senda de la Salvación.
La virtud de la Obediencia también santificará a ustedes y a muchas otras almas que el Señor colocará en el camino de ustedes, y a través del ejemplo de Obediencia y de Amor de ustedes a Dios y a Mí, esas almas también serán salvas.

Imiten la Obediencia de Mi Hijita Bernadette que nunca Me dijo ‘No’ y a todo lo que Yo le pedía siempre respondía ‘Sí’ y después, verdaderamente, vivía aquel ‘Sí’, haciendo todo aquello que Yo le mandaba.
Ni todo aquel que Me dice: ‘Madre, Madre’ va entrar en el Cielo. Pero, aquel que hace Mi Voluntad, que hace la Voluntad del Señor de verdad.

Por eso hijos, imiten la Obediencia de Mi Hijita Bernadette, que tornará a ustedes en otros Bernadettes, que darán al mundo,  verdaderamente, un ejemplo luminoso de santidad y de amor. Pues, la Obediencia es el fruto del Amor. Sí, la Obediencia es hija del Amor, y donde hay Amor hay Obediencia. Donde no hay Obediencia no hay Amor ni Caridad. Por eso, Mis hijos, imiten a Mi Hijita Bernadette. Obedezcan todos los Mensajes que Yo les he dado.

Aquellos que son llamados a la vida religiosa obedezcan a su superior, porque obedeciéndolo en lo que dice respecto al cumplimiento de la regla, de los deberes de estado de cada día, estarán obedeciendo a Mí misma y al Señor.

Y cada uno obedezca en el trabajo a su patrón; los alumnos obedezcan a sus profesores; los hijos obedezcan a los padres con respecto a los buenos consejos y a los buenos ejemplos.

Y que todos, todos vivan la suprema Obediencia a Dios y a Mí. Que los tornará semejantes a Mí misma y atraerá para ustedes los Ojos Benevolentes del Altísimo.

Cuando ustedes desobedecen la Voluntad de Dios, son semejantes a Lucifer, que sin embargo tuviese todas las mayores luces, no hacía la Voluntad de Dios. Esa alma merece que Dios la abandone por completo. Por eso, les pido Mis hijos: Abran sus corazones. Vivan la santa Obediencia, de forma que ustedes sean semejantes a Mí, y no a Mi enemigo. Y así, a través de ustedes, el Plan de Amor del Señor pueda realizarse.

Sean Mis nuevas Bernadettes: de Obediencia y de Amor, llevando Mis Mensajes a todos Mis hijos y transmitiéndoles sin miedo como ella lo hacía. Y si alguna vez la Obediencia a Mí cueste a ustedes sufrimiento, persecusión, incomprensión, como costó a Mi Hijita Bernadette, digan ‘Sí’ como Ella dio y sean fuertes. Pues la virtud de la Obediencia fuerte, les llevará a adquirir muchos méritos que les tornarán dignos del Reino de los Cielos.

Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Mis Planes deben avanzar, y por eso deseo Mis hijos, que en el próximo mes, ustedes concentren la dilvulgación de Mis Mensajes para el Estado de Minas Gerais, aquí en el Brasil. Que necesita mucho de Mí, necesita mucho conocer los Mensajes de la Madre del Cielo. Cuantos hijos Míos, allá, vagan por el camino del pecado, sin conocer la verdad. Lleven a ellos la Verdad. Lleven la Luz, y entonces muchas almas serán salvas.

¡Sean Luz! Ya estoy cansada de esas almas que son lámparas debajo de la cama, lámparas debajo de la mesa que no iluminan nada, que no iluminan el mundo. Esas almas tímidas, que no aceptan la Voluntad del Señor ni la Mía. Que nunca se ponen luego a caminar y a hacer las cosas. Que nunca se deciden y que están siempre paralizadas, en una asidia, en una pereza, en un parálisis mortal.

¡Sacudan eso luego! Porque Mi Hijo está volviendo, y a aquellos que Él encuentre como lámparas debajo de la cama, como lámparas debajo de la mesa, escondidas sin iluminar la Tierra. A esas lámparas Él dará orden a los Ángeles que los lancen en el fuego que jamás se apagará, y allí, verdaderamente llorarán por toda la eternidad.

No quiero que eso les suceda hijitos. Por eso, sean lámparas que iluminan al mundo. Una lámpara que no ilumina, no sirve para nada. Por eso, iluminen, con la oración de ustedes, con el sacrificio, con la penitencia, con la obediencia, con el esfuerzo de ustedes. ¡Iluminen al mundo! Quien salva un alma, salva su propia alma.

Aquí, donde Mi Corazón Inmaculado realiza las grandes obras de Gracia y de Salvación para todos Mis hijos, voy a emanar Mi Mística Luz, que verdaderamente ofuscará a Satanás.
Sí, una gran luz brillará en el Cielo seguida de la señal del Hijo del Hombre. Entonces, todos verán la Verdad, caerán por tierra. Y aquellos que durante todo este tiempo se burlaron de Mí y de Mis Mensajes, van a arrancar los cabellos de la cabeza, maldecirán su vida sin Dios. Pero, para muchos ya será tarde.

¡Conviértanse sin demora! Un alma que conoce la Voluntad de Dios, que es llamada a la santidad, escogida con un Amor de predilección por Dios, y desprecia ese Amor: se burla de Dios. Y un día ese mismo Dios de quien se burlaba, va condenar a esa alma al fuego eterno. No sean por lo tanto, del número de esas almas infelices Mis hijos. Digan ‘Sí’ como Mi Hija Bernadette, a la Santa Voluntad del Señor y ustedes serán dignos de la Corona de la Vida Eterna.

Recen la Coronilla de Mi Hijita Bernadette por lo menos una vez por semana. Den 5 Coronillas Meditadas de Mi Hijita Bernadette para 5 personas que no conocen. Y también, den el nuevo disco de Mis Mensajes en vídeo, hechas por Mi hijo Marcos juntamente con Mis Postulantes, para todos Mis hijos que no conocen Mis Mensajes.

Al ver las maravillas que hago aquí, al ver los Mensajes de Amor que Yo doy aquí, muchos corazones serán tocados por Mi Llama de Amor.  Satanás entonces, perderá todo su poder sobre esas almas, y ellas finalmente serán libres para amar a Dios y para subir cada vez, cada día más, más alto en el Cielo del Amor, de la perfección que agrada a Dios.

Deseo que ustedes también den 10 de cada Coronilla de la Misericordia nuevas que Mi hijo Marcos hizo para todos Mis hijos. Den esas Coronillas nuevas Mis hijos, para que todos conozcan Mis Mensajes de Marienfried, de Heede y de todas Mis Apariciones.

Yo tengo espadas clavadas profundamente en Mi Corazón, porque esas Apariciones no son conocidas. Tengo heridas profundas que hasta hoy no fueron cerradas en Mi Corazón, porque esas Apariciones no son dadas a conocer al mundo. Denlas junto con la Coronilla de la Misericordia, para que así Mis hijos Me conozcan, cambien de vida y puedan entrar lo cuanto antes en el Refugio Seguro de Mi Corazón Inmaculado. Yo amo a todos, y a todos Yo bendigo con gran Amor ahora.
Especialmente a ti, Mi amadísimo hijo Marcos, Mi gran Apóstol de Lourdes y hermano verdadero y sincero de Mi Hijita Bernadette.

Tú, que a lo largo de toda tu vida, siempre hablaste de Ella, siempre te esforzaste y trabajaste para hacer con que todos la conociesen, la amasen, la imitasen, y por medio de ella también Me conociesen y Me amasen.

Tú, siempre encendiste en los corazones de todos Mis hijos la Llama del Verdedero Amor por Mi Hijita Bernadette. Ella, que siempre conduce a Mí y Yo conduzco siempre a Mis hijos al Padre. Sí, a ti Mi verdedero Apóstol de Lourdes, bendigo generosamente ahora.

Mañana en el día de Ella, tú que hiciste la Corona de Ella (Coronilla), tú que hiciste las Películas de Mi Aparición a Ella e hiciste con que tantos de Mis hijos viviesen Mi Mensaje de Lourdes, aumentasen su fe y su amor para Conmigo. Recibirás grandes Gracias especiales de Mi Corazón que serán extensivos a tu Padre espiritual Carlos Tadeo, consorte tuyo, y verdaderamente una sola alma y un solo corazón contigo.

Ya sé que tú Me pedirás por él, por eso, de antemano, ya te digo: Mañana él recibirá todas las Gracias de Mi Corazón y del Señor por medio de las manos de Mi Hijita Bernadette. Y también mañana, tú podrás escoger 4 personas sobre quien tú quieres que también caigan las Gracias de los méritos de las Películas de Mi Aparición en Lourdes, de la Coronilla de Mi Hijita Bernadette que tú hiciste, y también de todos los Rosarios Meditados que traen Mis Mensajes.

Yo te bendigo con Amor y también a ti, Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo. Confía siempre más en Mi Amor; Mamá está cada día más cerca de ti.

Yo bendigo a todos aquí, de: LOURDES… de TURZOVKA… y de JACAREÍ”.

(La Santísima Virgen accedió en tocar los cuadros y rosarios para los peregrinos y fieles e inmediatamente dijo:)

“Queridos hijos, conforme ya dije, adonde quiera que uno de estos Cuadros, Rosarios estén, lleguen, allá Yo estaré viva, llevando las grandes Gracias de Mi Hijo a todos y derramando sobre todos.

¡Gracias Mis queridos hijos postulantes! Gracias por haber quedado hasta las 4 de la mañana con Mi hijito Marcos, terminando los discos de Mis Mensajes.

Ustedes quitaron muchas espinas de Mi Corazón. Ustedes quitaron muchas espadas de Dolor de Mi Corazón y purificaron a muchas almas.
Continúen así, trabajando mucho por Mí, siguiendo el ejemplo de Mi hijo Marcos. Todo buen hijo imita al padre, todo buen discípulo se esfuerza para ser semejante a su maestro, y todo alumno se esfuerza para un día ser como su profesor.

Pues bien, esfuércense para ser dedicados y trabajadores como Mi hijito Marcos, dedicados en Mi servicio. Para que entonces, por medio de las obras, de los trabajos de ustedes, puedan salvarse muchas almas, puedan ser purificadas muchas y muchas almas.

Y cuanto a ti, Mi hijito Marcos, quitaste más de un millón de espinas de Mi Corazón con los discos de los Mensajes y las Coronillas de la Misericordia, que tú hiciste esta semana.

¡Gracias Mi hijo! Hijo con el cual siempre puedo contar y Ángel de Amor de Mi Inmaculado Corazón. Mi Hijo Jesús y Yo te bendecimos ahora y también a todos. Y nuevamente a todos damos Nuestra Paz”.


lunes, 23 de abril de 2018

08 de Abril de 2018 - Mensaje de Jesucristo a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 08 de Abril de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:
www.apparitionstv.com



FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA
(Vidente Marcos): “Sí, haré sí. Sí, haré Madrecita, haré. Sí, haré. Sí, haré como quieras Señora, haré. Sí, haré sí.”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR
“Queridos hijos, YO SOY Su Salvador Misericordioso.
Vengo hoy con Mi Madre Santísima, la Madre y la Reina de la Misericordia, para decir a todos ustedes: ‘Les amo.’
Y toda alma que recurra a Mí con confianza, ha de recibir Mi Misericordia y no perecerá.
Prometo al alma que venere y honre la imagen que Yo pedí a Mi hija Faustina Kowalska que hiciese, con la inscripción: ‘JESÚS, EN VÓS CONFÍO’, que esa alma no perecerá.
Donde esa imagen esté, los demonios no podrán actuar.
Donde esa imagen sea venerada, donde esa imagen sea honrada, allí Mi Sagrado Corazón derramará todas las gracias de Mi Infinita Misericordia.
Sí, el alma que rece la Coronilla de Mi Misericordia delante de esa imagen, de ese cuadro, aunque sea una única vez en la vida, encontrará la gracia de Mi Gran e Insondable Misericordia en la hora de la muerte.
Y si ella fuere celosa y fiel y rece la Coronilla de la Misericordia durante toda la vida delante de esa imagen, prometo que no solamente ella, pero toda su familia hasta la cuarta generación, no perecerá, no conocerán las llamas eternas del infierno. A no ser que cometan pecados imperdonables y se obstinen en la impenitencia final, que es uno de los pecados contra Mi Espíritu Santo, que cierra las puertas de Mi Divina Misericordia.
Haré todo para salvar a esas almas y a sus familiares. Prometo empeñar todo Mi Poder de Dios para salvar a esas almas y para conducirlas con seguridad a la Morada, a la Casa de Mi Padre Eterno en el Cielo.
Adonde esa Mi imagen, ese Mi cuadro sea venerado, sea honrado, Yo prometo que allí estarán Mis Ángeles juntamente con Mi Madre Santísima, derramando gracias y colocando sobre aquella alma y aquella familia una redoma de protección y ninguna artimaña del infierno, ninguna, ninguna obra del infierno prevalecerá contra aquella alma.
Prometo también que, el alma que traiga esa Mi imagen con amor y cariño durante toda su vida, mostrándolas a los otros, divulgándolas a los otros y haciendo con que los otros también la veneren, la conozcan, la amen y por medio de ella Me presten culto, alabanza y adoración a Mi Divina Misericordia, que a esa alma Yo daré TODO, daré todas las gracias de Mi Divino Corazón y no permitiré que esa alma muera en la desgracia, pero ella tendrá durante toda su vida Mi asistencia, Mi compañía, la asistencia materna de Mi Madre. Y en la hora de la muerte, ella tendrá Mi visita con Mi Madre Santísima y muchos Ángeles y Santos, y la muerte de ella será verdaderamente feliz en Nuestros brazos.
Prometo a toda alma que rece la Coronilla de Mi Misericordia Meditada que Mi hijito Marcos hace aquí para ustedes con tanta belleza, con tanta perfección, tocando tan profundamente la fibra más íntima de Mi Divino Corazón Misericordioso, que a esas almas daré todas las gracias de Mi Corazón, daré los dones y los frutos de Mi Espíritu Santo, daré todas las inmensas gracias de Mi Padre del Cielo.
Y sobre esa alma, Yo mismo Me inclinaré como el padre más cariñoso, como el amigo más atencioso y fiel, como el hermano más preocupado y celoso, y a esa alma no permitiré que nada le falte. Verdaderamente Yo concederé a ella todo, todo lo que ella Me pida y sea conforme a la Voluntad de Mi Padre, y durante toda la vida de ella, sentirá en todas partes siempre Mi presencia y la presencia de Mi Madre, realizando maravillas.
Sí, Mi Corazón Misericordioso quiere conceder gracias a través de la imagen que mandé a Mi hija Faustina hacer, pintar. Ese es el vaso con el cual las almas deben venir a buscar Mis Gracias.
La Coronilla de la Misericordia es la llave que abre el cofre de oro de Mis Gracias y de Mis tesoros. Sí, bienaventurada el alma que rece la Coronilla de Mi Misericordia todos los días, pues, sobre esa alma Yo derramaré gracia sobre gracia, bendición sobre bendición, y en la vida de esa alma, Mi Misericordia triunfará siempre, realizando las mayores gracias de Mi Amor.
Por tanto, que ningún pecador tenga miedo de aproximarse de Mí si reza la Coronilla de Mi Misericordia con confianza. Prometo que no lo condenaré si Me pide la gracia de vencer el mal y el pecado en sí y en su vida, y fuere perseverante en la Coronilla de la Misericordia pidiendo eso. Prometo que le daré la gracia de la salvación. Prometo que no lo castigaré conforme merecen sus pecados, porque aquél que confió en Mí, YO LO LIBRARÉ, dice el SEÑOR.
Sí, que ningún pecador tenga miedo de Mi Justicia, porque a todos ofrezco Mi Misericordia. Sólo castigo y puno eternamente al pecador soberbio, orgulloso y obstinado que, hasta el último momento en la hora de la muerte, rechaza Mi Amor. Pero aquél que se vuelva a Mí con confianza en Mi Misericordia, ese pecador la obtendrá. Y el medio por el cual quiero conceder esa Misericordia, es a través de la Coronilla de Mi Misericordia, de la imagen que mandé a Mi hija Faustina hacer y también de Mi Madre Santísima, que es la obra magna de Mi Misericordia.
Sí, Yo creé a Mi Madre Santísima así tan bella, tan cariñosa, tan dulce, tan tierna, tan compasiva y misericordiosa para realmente atraer a los pecadores. Yo mejor que nadie sé que se agarran muchas más moscas y abejas con miel que con aceite. Por eso creé a Mi Madre Santísima toda bella, toda dulce, toda compasiva, toda cariñosa y tierna. Y por medio de Ella y de los dulces Mensajes que Ella da aquí, conquisto siempre más el corazón de todos los pecadores para Mí.
Sí, en Mi Madre Santísima, Yo expreso a todos ustedes Mis hijos, la grandeza de Mi Amor, la grandeza de Mi bondad.
Que nadie, por tanto, tenga miedo de aproximarse de Mí, porque para el pecador arrepentido Soy el padre más amoroso y misericordioso que ama al hijo. E incluso para el pecador que aún no consigue arrepentirse, para ese Soy también Salvador Misericordioso.
Las entrañas de Mi Misericordia se revuelven y procuran por todos los modos tocar su corazón, atraer su corazón, conquistar su corazón. Y es justamente eso mismo que hace muchos años he hecho aquí.
Viendo que muchos estaban lejos de Mí, viendo que muchos estaban tan alejados de Mí y con su corazón tan endurecido, viendo que no oían Mi Palabra anunciada hace 2000 años atrás y que nada sentían al oírla, Yo envié aquí a Mi Madre, Mi dulzura, Mi Misericordia en persona, para a través de Ella: conquistar, tocar, arrebatar, poseer sus corazones. Y logré éxito en todos ustedes Mis hijos, porque la dulzura de Mi Madre, nadie, nada puede resistir.
Vengan, por tanto, a Mí por medio de Mi Madre y Yo prometo que no les rechazaré. Vengan así como están y así como son. Denme apenas su ‘Sí’, o sea, den su deseo de ser Míos, el deseo de ustedes de arrepentirse, el deseo de ser mejores, de ser santos y no se preocupen con nada más, dejen que Mi Gracia actúe en su vida.
Sean apenas dóciles, obedientes a Mí y a Mi Madre, y el resto Yo lo haré, Yo todo moveré para su salvación. ¿No dijo Mi Apóstol: Todo concurre para bien de los electos de Dios, de aquellos que aman a Dios? Pues bien, dejen Conmigo, no se preocupen. Dejen su alma Conmigo que Yo cuidaré de ella y Yo haré lo mejor por ella. Yo llevaré su alma por el camino, por la senda de la salvación. Sean dóciles apenas y no resistan a Mi Voluntad y el resto Yo obraré en ustedes.
Oh Mis hijos, les amo tanto. Mis Apariciones aquí con Mi Madre Santísima son la mayor obra de amor de Mi Divino Corazón. Por eso, después de Nuestra Aparición aquí, nadie más puede dudar de Mi Misericordia.
Si Yo no los amase casi hasta la locura, no habría muerto por ustedes en la cruz. Si Yo no los amase y no quisiese salvarlos, a pesar de que Me han abandonado, de que han abandonado Mi Ley de Amor y después de 2000 años del anuncio de Mi Palabra y de la Buena Nueva, ustedes se alejaron de Mí y se tornaron un pueblo ateo, viviendo como los ateos. A pesar de eso, Yo y Mi Madre venimos aquí para salvarlos. Sí, después de eso, no pueden dudar de Mi Misericordia y ni del inmenso deseo que tenemos de salvarlos.
Sí Mis hijos ¿Cuántas veces ustedes traspasaron Mi Divino Corazón con sus pecados, con su traición a Mi Amor? Y a pesar de eso, Yo y Mi Madre venimos aquí y aquí permanecemos por tantos años hasta hoy, dándoles Nuestros Mensajes de amor. Ah, después de esa prueba de amor, nadie puede dudar ni de Nuestro Amor ni de Nuestra Misericordia. ¿Por qué dudan entonces? ¿Por qué tienen miedo de entregarse a Mí y dar el ‘Sí’ a Mí? ¿Por qué tienen miedo de entregarse a Mí y dar el ‘Sí’ de su alma a Mí?
Denme su ‘Sí’ y Yo haré en ustedes maravillas. Denme su ‘Sí’ y Mi Misericordia bajará sobre su vida, realizando obras maravillosas. Denme su ‘Sí’ y Mi Divino Corazón hará grandes cosas en ustedes.
Oh Mis hijos, no demoren más, pues, Mi Corazón ya está exhausto de su lentitud, de su acidia. Mi Divino Corazón ya está exhausto de su pereza y de su demora en responderme. En breve, Mi Padre decretará el fin del tiempo de la espera, y aquellos que despreciaron y se burlaron del Hijo de Dios, aquellos que se burlaron de la Madre de Dios que, aquí durante años y años llamaba a todos Sus hijos para entrar en la puerta de la salvación. Sí, aquellos que se burlaron de Nosotros, serán castigados por la Justicia de Mi Padre. Él es un Padre Misericordioso, es verdad, pero también es un Padre Justo y no permitirá que Su único Hijo Bienamado continúe siendo burlado por los hombres que desprecian Su Amor y pisan en Su Sangre Preciosísima.
No permitirá que el ser humano continúe burlándose de Mi Madre Santísima, de la Hija Predilectísima del Padre que, con Sus Dolores, Me ayudó a redimir a la humanidad y continúa sufriendo y llorando por Sus hijos ingratos que sólo la hacen sufrir. El Padre no permitirá que eso continúe indefinidamente. Por eso Mis hijos, es preciso que ustedes se conviertan deprisa y que respondan deprisa su ‘Sí’ a Nuestro llamado de amor.
Mi Corazón desfallece de añoranza de ustedes Mis hijos. Vengan a Mi Divino Corazón, vengan a Mí que ya no puedo más vivir sin ustedes. Quiero su corazón, quiero su amor. Tengo en Mi Corazón tantas gracias, tengo en Mi Corazón tantas gracias de salvación para darles y ustedes desprecian las gracias de Mi Amor.
Quiero hacer en ustedes maravillas, quiero derramar en ustedes las gracias de Mi copiosa Redención. Pero ustedes Mis hijos, ustedes Me desprecian, ustedes desprecian Mis Gracias. Para todo tienen tiempo, menos para venir a buscar Mis Gracias. Todo desean, codician y quieren, sólo no quieren Mis Gracias de Amor. Por eso, Mi Corazón Misericordioso está coronado, clavado de espinas y para quitarlos, pido a ustedes más amor y reparación.
Hagan por todas partes los grupos de oración que Mi Madre Santísima pidió. Recen la Coronilla de Mi Misericordia en esos grupos, meditada, que Mi hijito Marcos hace tan bellamente para ustedes. Por medio de esas Coronillas que son la mejor catequesis, la mejor aula de teología, por medio de esas Coronillas que son la mejor aula de Mi Amor, las almas conocerán Mi Amor, conocerán el Amor de Mi Madre, conocerán la verdad y la verdad los liberará de la ceguera del pecado y de la dominación de Satanás.
Vayan Mis hijos, vayan deprisa y no demoren. Hagan los secretariados de la paz que Mi Madre pidió, reuniendo a las almas para rezar con ustedes, formando los grupos, los equipos para divulgar más rápidamente los Mensajes de Mi Madre, de casa en casa. Y para hacer siempre más los Mensajes de Mi Madre llegaren más y más lejos, y también para traer más y más almas aquí, para que Yo y Mi Madre prosigamos la conversión de todos, pues, el tiempo urge Mis hijos.
Están en la última media hora de Mi día, y en breve se completará el día del Hijo del Hombre y ¡Ay! de los trabajadores perezosos y repletos de acidia que nada quisieron hacer. Mi Padre dará órdenes a los Ángeles y Ellos atarán a esos perezosos, a esos siervos malos y los lanzarán en las llamas eternas.
Apresuren su conversión Mis hijos, pues a cada día, Mi Padre Eterno está más impaciente, pues ve que Su Nombre es blasfemado, que el Nombre de Su Hijo es despreciado, que la Pasión de Su Hijo Predilecto y Bienamado es olvidada, es despreciada y hasta ridiculizada y Él ya no puede más tolerar esas cosas.
Apresuren su conversión, no quiero perderles Mis hijos. Por eso les pido: ‘Conviértanse sin demora.’ Mi Sagrado Corazón está listo a hacer todo por ustedes, si hoy Me dan su ‘Sí’ y sinceramente renuncian a todo lo que les aleja de Mí.
¡Oh vengan! ¡Oh vengan! Mucho más que el padre que desea abrazar al hijo querido y amado en los brazos, mucho más que el padre que hace muchos años no ve al hijo que está distante y cuando lo encuentra, lo abraza, e incluso desearía meterlo dentro de sí, dentro de su corazón. Mucho más que ese padre, deseo Yo Mis hijos, abrazarles, deseo meterles dentro de Mi Divino Corazón y ahí abrazarles con la Llama de Mi Amor, la Llama de Amor de Mi Madre.
Deseo llevarles hasta al Padre Eterno, deseo colocarles en los brazos de Él, para que Él les dé finalmente el beso del Eterno Amor. Vengan, por tanto, y no teman. Si sus pecados son grandes, mucho mayor es Mi deseo de apagarlos. Si sus culpas son grandes, mucho mayor es Mi Misericordia para hacerlos desaparecer. Y si los errores que ustedes cometieron en el pasado son grandes, mucho mayor aún es Mi Poder para enmendarlos y para deshacerlos. Sí, si su amor Mis hijos fuere grande por Mí, si su confianza fuere grande, Mi Misericordia actuará con poder en su vida y la transformará completamente.
Aunque sus pecados Mis hijos fuere del tamaño de este mundo, Mi Misericordia es del tamaño del sol y puede mucho bien hacer sus pecados desaparecer tan rápidamente, cuando el sol hace la noche desaparecer, o entonces, hace disiparse la neblina en la mañana. Por eso, tengan confianza en Mi Corazón, porque si es grande su culpa, mayor es Mi Misericordia. Si es grande su pecado, mayor es Mi Gracia. Y si grande es su tiniebla, mayor es Mi Luz. Por eso, vengan a Mí y no teman.
Aquí es la escuela de Mi Misericordia, aquí verdaderamente es el secretariado de Mi Misericordia, donde envío las cartas de Mi Misericordia y de Mi Amor a todos Mis hijos a través de los Mensajes que Yo y Mi Madre, y Mis Santos damos aquí.
Ahora el Señor dirige sus palabras al vidente y a su padre espiritual.
Marcos, secretario de Mi Paz, secretariado de Mi Amor, apóstol de Mi Misericordia, ve, ve con tu padre, Mi hijo predilectísimo Carlos Tadeo, que contigo también es el apóstol de Mi Misericordia de los últimos tiempos.
Ve anunciando siempre más Mi Misericordia y no dejes que ninguna criatura escape de Mi Misericordia. Sí, ninguna criatura por más que huya de Mí, podrá escapar de Mi Misericordia, porque ella perseguirá a todos ustedes Mis hijos hasta el fin. Y sólo desistirá cuando en el último momento resolutamente Me digan ‘No’.
Mi Misericordia les perseguirá con Mi Amor y Mis Gracias por todas partes, y no se cansará de procurar su salvación. Esta Misericordia que es también Mi Madre, que les ama ilimitadamente y nunca, nunca les abandona.
Ve Marcos, ve con Mi hijo predilectísimo Carlos Tadeo. Ve cazador de almas. Caza más almas y tráelas todas para Mi Misericordia, para la fuente de Mi Misericordia, que aquí brota infinitamente para tocas a las almas.
Yo te bendigo hijo Mío, muchas almas conocieron Mi Misericordia gracias a las Coronillas de la Misericordia Meditadas y también al vídeo que hiciste de Mis Apariciones a Mi hija Faustina. Millones conocieron Mi Misericordia, millones rezaron la Coronilla de la Misericordia que antes no conocían. Y a ellas Yo haré que sean cumplidas Mis promesas: salvaré a toda alma que rece la Coronilla de Mi Misericordia con confianza, aunque sea una sola vez en la vida.
Sí, Yo cumpliré Mi promesa y gracias a ti Marcos, gracias a ti, la Coronilla de Mi Misericordia está en las manos y en el corazón, en la vida de todos Mis hijos. Y puedo hacer llover sobre todos ellos Mi Misericordia como lluvia abundante de verano, como un diluvio de amor. Pero es necesario trabajar más, porque muchos de Mis hijos aún no conocen Mi Misericordia y no rezan la Coronilla de Mi Misericordia.
Ve y continúa llevando a todos Mis hijos Mi insondable Misericordia, porque cuanto mayor fuere el pecado del alma, mayor esa alma tiene derecho a Mi Misericordia. Así como mayores son las heridas de una persona accidentada, más derecho ella tiene a los medicamentos, a las cirugías y al pronto atendimiento, así también, cuanto mayores fueren las heridas del pecado en las almas, más derecho esas almas tienen a Mi Misericordia, más esas almas tienen derecho a las gracias de Mi Misericordia.
Por eso, ve Mi hijo y lleva a todos el remedio de Mi Misericordia, que hará con que todas las llagas por el pecado vuelvan a la vida y resuciten para una nueva vida en Mi Amor.
Yo te bendigo y bendigo también a ti, Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo, apóstol de Mi Misericordia.
Ama siempre más al hijo que Yo y Mi Madre te dimos, pues, así como Yo salvé a los padres de Mi hija Faustina por el ‘Sí’ de ella, por los méritos de ella, tú también que ya recibiste el Cielo que este hijo que te di transfirió para ti, muchas más gracias recibirás por causa del ‘Sí’ de él, de los méritos de él.
Y a medida que él fuere creciendo en el amor, en la santidad, en los méritos delante de Mí, muchas más gracias recibirás por ser el consorte de él, recibiendo así todas las gracias y bendiciones de Mi Divino Corazón.
Y así como la vida de los padres de Mi hija Faustina fue repleta de Mi Divina Misericordia, la tuya también será cada vez más, a medida que el hijo que Yo te di fuere haciendo, grabando nuevas Coronillas de la Misericordia y mereciendo, teniendo más méritos delante de Mí. Tanto más lucrarás, tanto más recibirás de Mi Divina Misericordia.
Deben ser uno, deben ser un solo corazón en Mi Misericordia, deben ser una sola llama en Mi Misericordia. Para que así, juntos puedan ser verdaderamente los rayos vivos de Mi Corazón que llevan a toda la humanidad la sangre y el agua que vivifican y purifican a las almas.
Yo te bendigo ahora y bendigo también a todos Nuestros hijos aquí presentes.
Sobre todos derramo Mi Indulgencia. A todos los que rezan la Coronilla de Mi Misericordia todos los días. A todos los que veneran todos los días la imagen de Mi Misericordia. Que divulgan la Coronilla de Mi Misericordia Meditada. A todos los que son apóstoles de Mi Misericordia, concedo ahora Mi Indulgencia Plenaria y también Mi bendición de amor: de DOZULÉ… de PLOCK… de CRACOVIA… y de JACAREÍ.”

Después de tocar y bendecir los sacramentales:
(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios, cuadros e imágenes lleguen, allí estaré viva, llevando las grandes gracias del Señor, juntamente con Mi Divino Hijo Jesucristo.’
A todos con Mi Hijo bendigo ahora solemnemente: de FÁTIMA… de BONATE… y de JACAREÍ.”