Vistas a la página totales

miércoles, 15 de noviembre de 2017

12 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 12 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Queridos hijos, hoy llamo a todos ustedes a pensar más en el Cielo.

Porque no meditan en el Cielo, ustedes se apegan fácilmente a las cosas mundanas que son pasajeras y que no pasan de un monte de polvo y ceniza.
Por causa de ‘Nada’, ustedes pierden ‘Todo’, ‘Todo’ que es el Cielo, que es Dios.
Paren y mediten, y vean que aquellas alegrías eternas, aquellas delicias eternas que esperan por ustedes en el Cielo, jamás acabarán.
La música de los Ángeles, Mi propio canto materno, la gloria, la belleza de Dios, también el brillo y la felicidad de los Bienaventurados.
Sí Mis hijos, todas aquellas alegrías, sobre todo, las revelaciones incesantes de Dios, de Sus misterios por toda la eternidad, que causan un éxtasis de amor sin fin en los Bienaventurados.
Todo esto es el premio que espera y que será dado a ustedes, si ustedes después de esta vida corta en la tierra fueren fieles a Dios hasta el fin y perseveraren en Su Amor.
Y acuérdense Mis hijos que allá en el Cielo, ustedes nunca más tendrán dolor, nunca más tendrán tristeza, ninguna lágrima más escurrirá de sus ojos, porque este mundo malo y viejo del pecado ya no existirá más para ustedes.
Allá en el Cielo también los Bienaventurados, de cuando en cuando, pueden ver los tormentos terribles de los condenados en el infierno. Y entonces conocen de qué tormentos pavorosos Dios los libró, Dios los salvó. Y entonces las almas de los Bienaventurados exultan de un amor, de una alegría, de una gratitud por Dios, de una felicidad indescriptible.
Por eso hijitos, hagan todo lo que puedan y más un poco todavía, para alcanzar aquellas moradas bellísimas que Yo preparo para ustedes en el Cielo.
Pero para que ustedes sean dignos de estas moradas, tienen que vivir el Evangelio, tienen que vivir los 10 Mandamientos, tienen que vivir las leyes de Dios Mis hijos.
Las leyes de Dios no pueden ser despreciadas ni cambiadas y, sobre todo, que vivan la Voluntad de Dios revelada a ustedes claramente cuando ustedes rezan profundamente y también en los acontecimientos de la vida que Dios les va mostrando. Y entonces, ustedes podrán cumplir el plan de amor del Señor y cumpliendo Su plan de amor, ustedes serán dignos del Cielo.
El Cielo sólo podrá ser poseído por aquellos que cumplen la Voluntad de Dios, por aquellos que, incluso perseguidos e incluso cargados de cruces pesadísimas, no desaniman y van valerosamente en frente hasta el fin como verdaderos héroes de la fe.
El Cielo sólo será de los héroes de la fe.
Por eso Mis hijos, recen para que ustedes tengan una fe fuerte y puedan ser dignos del Cielo que será reservado solamente para los héroes, para aquellos que fueren grandes en el amor, en la fe, en el sacrificio de sí mismos, en la generosidad, en la mortificación de la propia voluntad y, sobre todo, en la dedicación y obediencia a Dios en el amor.
Yo estoy aquí hace tantos años para ayudarles a tornarse fuertes en la fe, héroes en la fe, para que un día puedan ser coronados por Dios y por los Ángeles en la gloria eterna.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días.
El Rosario aumentará en todos ustedes el deseo del Cielo y al desear el Cielo y la salvación, las almas de ustedes sentirán la necesidad de amar más a Dios, de amarme más, de trabajar más por la propia salvación y la de los otros, y también ustedes se tornarán cada vez más fuertes en la fe.
Hagan los grupos de oración y los cenáculos que Yo pedí por todas partes, porque ellos son la última esperanza de salvación de la humanidad.
Mi Hijo Jesús aún hoy es condenado de nuevo todos los días, no más por los judíos, pero por ustedes mismos. Cada vez que ustedes desobedecen la Voluntad de Dios, cada vez que ustedes desprecian lo que Dios les dice a través de Mí aquí, ustedes condenan y crucifican a Jesús de nuevo.
Por eso pido a ustedes: ‘No condenen más a Jesús a muerte. No lo crucifiquen más despreciando el amor de Él y la Voluntad de Él, pero antes, desprecien y crucifiquen la voluntad de ustedes mismos. Hagan la Voluntad de Mi Hijo que le es revelada aquí por medio de Mí y ustedes encontrarán el camino de la felicidad ya sobre la tierra que los conducirá a la felicidad que nunca acabará en el Cielo.’
Yo bendigo a todos ustedes Mis hijos y pido: ‘Den 10 películas de Mi Aparición a Mi hijita Madre Mariana ‘Voces del Cielo número 16’ y 10 ‘Voces del Cielo número 17’ para Mis hijos, para 10 hijos Míos. Para que ellos conozcan lo cuanto antes los mensajes que di a Mi hija, se conviertan, hagan penitencia y Me ayuden a salvar esta pobre humanidad.’
También deseo que ustedes den 10 palestras de Mi hijo Marcos Tadeo del día 27 de agosto de este año para 10 hijos Míos. Para que ellos puedan verdaderamente corresponder a Mi Amor, abrir sus corazones a Mi Amor y así Yo pueda a través del conocimiento, triunfar en ellos con amor y en el amor.
Yo bendigo a todos y especialmente a ti Mi amadísimo Marcos.
No temas hijo Mío, Yo estoy contigo todo el tiempo, nunca te fallé y nunca te fallaré. Todo lo que sufras estos días servirá para convertir nuevas almas.
Y quédate sabiendo que ningún sufrimiento permitido a ti fue en vano. Tú debes acordarte que hace 21 años atrás una vez estuviste muy enfermo. Cuando Yo te pregunté si aceptabas una enfermedad para convertir y salvar almas, tú aceptaste.
Y entonces, muy enfermo, tú fuiste para el hospital con una fiebre altísima que ningún remedio podía bajar. Y entonces fuiste colocado sobre piedras de hielo, para que entonces la fiebre bajase. Tu cuerpo quedó todo de un color rojo. Tú no sabías más lo que estaba sucediendo a tu vuelta, ni oías más claramente a las personas y ni sabías más dónde estabas.
Realmente tuviste la impresión que morirías. Pues bien, todo aquel sufrimiento que ofreciste a Mí por las almas, sirvió para preparar las grandes gracias que ahora estoy concediendo a tu padre espiritual Carlos Tadeo.
Todo aquel sufrimiento ofrecido a Mí, Yo lo guardé y lo convertí en las gracias que ahora él está recibiendo. También sirvieron para conseguir para Mí la gracia de venir aquí, y al venir aquí, conocerme, amarme y ser marcado por Mí con Mi materna señal. También sirvieron para salvar las almas de Mis hijos Gabriel, Djallys y Michael.  
También tú debes acordarte que hace 20 años atrás, tú también un día tuviste un gran sufrimiento, uno de los más atroces, que verdaderamente hizo con que tú quedases enfermo sin voz durante toda una semana. Pues bien, todo aquel sufrimiento sirvió para salvar el alma de Mi hijo Edgar y también para atraer sobre la familia Yoshida las grandes gracias que durante todos estos años Yo les derramé.
También sirvieron para otras almas que a medida que el tiempo pase, iré revelando. Pero que tú sepas hijo Mío que estoy siempre contigo, siempre a tu lado y Yo nunca permitiré ningún sufrimiento sin razón.
Que tú confíes y sepas que el sufrimiento ofrecido con amor y generosidad, se transforma en gracias superabundantes, una lluvia de misericordia para muchas almas sobre la tierra entera.
Quédate sabiendo que Mi hijo Fray Joaquín del Monte Carmelo también te vio muchas veces en visión en la torre derecha de la Basílica vieja. Allí cuando a veces él contemplaba, gustaba de rezar y contemplar a lo lejos el valle del Paraíba, el río Paraíba.
Allí él te vio hijo Mío, y su corazón se rejubiló por saber que un día Yo suscitaría un apóstol que finalmente terminaría Mis planes comenzados allí. Y él siempre rezó por ti para que tú pudieses tener la fuerza de llevar la cruz hasta el fin, hasta la resurrección gloriosa, hasta Mi triunfo. Por eso no temas.
Cuanto más numerosos son aquellos que son por ti en el Cielo, de que aquellos que son contra ti en la tierra.
Yo te bendigo y bendigo a todos Mis hijos aquí presentes: de FÁTIMA… de APARECIDA… y de JACAREÍ.”

Después de tocar en los rosarios... 
(María Santísima): “Conforme Yo ya dije: ‘Adonde quiera que uno de estos rosarios llegue, allí Yo estaré viva con Mis Ángeles derramando grandes gracias sobre todos Mis hijos.’
A todos nuevamente bendigo, especialmente a ti Mi hijito Carlos Tadeo. Sigue en frente amándome y tornándome amada por todos Mis hijos. Sobre ti y sobre todos los que Me aman, baje ahora la abundancia de las gracias del Señor.”

martes, 14 de noviembre de 2017

11 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 11 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com





MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Amadísimo hijo Marcos, tú estás sufriendo grandes sufrimientos, tú estás pasando por grandes sufrimientos, por pesadas pruebas, para convertir a los pecadores, para expiar los pecados que cometieron contra Dios.
Por causa de los pecadores locos y culpables, un alma pura, un alma inocente como la tuya, que sólo hace el bien y sólo intenta salvar las almas de la humanidad, padece, sufre, sufre las consecuencias de la maldad de los hombres sin Dios.
Infelizmente eso hace parte de tu martirio silencioso. Eso hace parte de la cruz que los electos en este tiempo de la gran tribulación deben cargar. Y como Mi enemigo te odia mucho más que a todos los hombres de la tierra, él te persigue y procura hacerte sufrir, procura cansarte, sea atingiéndote directamente o atingiendo a las personas a tu vuelta por las cuales tú tienes amor, aprecio o cariño.
Él procura cansarte haciendo todos los días con que te sucedan muchas cosas desagradables, duras y amargas, para que tú pares con estos cenáculos, pares con los Rosarios Meditados, pares con estas oraciones aquí que, a lo largo de estos 26 años, lo molestaron y arrancaron de las garras de él, muchas almas.
Él se sirve hasta de personas que viven contigo en el día a día y que hacen cosas que te disgustan, que te desagradan y que te hieren, para cansarte, cansar tu amor, cansar tu perseverancia.
No te preocupes, porque todo esto Yo ya sabía que sucedería y a pesar de que Mi enemigo llegue muy cerca de ti, muy cerca de realizar sus planes malignos contra ti, Yo te he defendido y defendido aquello que está ligado a ti, Yo nunca fallé contigo.
Pero es preciso que tú sepas que estás sufriendo todo esto por el odio de Mi enemigo y también para expiar los pecados que los pecadores locos, ingratos y culpables, cometen contra Dios. Por causa de hermanos ingratos, un hermano puro, inocente y santo, tiene que padecer y sufrir por ellos para salvarlos.
Tanto es Mi hijo que tú debes acordarte que exactamente hace 20 años atrás, tú tuviste una enfermedad en la rodilla que te impedía de caminar correctamente. Pues bien, tú ofreciste aquellos grandes sufrimientos por la conversión de los pecadores y también por ciertas almas que Yo te dije que Yo conocía y que Yo quería aplicar los méritos de esos sufrimientos por ellas.
Pues bien, muchas de esas almas realmente se convirtieron y tu sufrimiento también sirvió para que Yo colmase de gracias y de bendiciones, protegiese y guardase a dos hijos Míos que están aquí, Mi hijo Vinícius y Mi hijo David.
Sí, aquellos grandes dolores que tú sufriste hace 20 años atrás, ofrecidas a Mí con tanto amor, fueron aplicadas por Mí en forma de gracias sobre esos Mis hijos, para que más tarde Yo pudiese atraerlos para Mi Corazón y hacerlos dar sus vidas para Mí aquí. Tú salvaste esas dos almas, tú abriste la puerta de la salvación para ellos.
Por eso tú no debes nunca imaginar que tus sufrimientos son en vano, porque todos ellos en el futuro desabrocharán en conversiones, en vocaciones santas y en santos, con los cuales tú y Yo poblaremos el Cielo, inclusive poblaremos los lugares que los ángeles que cayeron dejaron vacíos.
Por eso hijo Mío, aguanta con paciencia y lleve la cruz con amor, cierto de que, nunca te faltará Mi Gracia y Mi Amor de Madre.
Y cuanto a Mis hijos, continúen rezando Mi Rosario todos los días, porque sólo con ello acabará la violencia y el mundo tendrá paz.
Hagan los grupos de oración y los rosarios por todas partes, pues es la única cosa aún puede salvar el mundo.
Esparzan los Rosarios Meditados hechos por Mi hijito Marcos, esparzan las películas que él hizo, hagan con que todos la vean y con que todos recen el Rosario. Sólo así el mundo tendrá paz.
Mi Hijo Jesús está muy ofendido, porque aún hoy Él es condenado a muerte, crucificado, no más por Sus enemigos declarados, pero hasta por los propios cristianos que ya no rezan más y viven solamente ofendiendo Su Amor, pagando Su Amor con ingratitud.
Recen por la conversión de esas almas y hagan los cenáculos por todas partes, pues es la única cosa que puede disminuir el sufrimiento y la tristeza del Corazón de Mi Hijo.
Yo estaré con ustedes por todas partes y nunca los dejaré. Vayan y lleven Mis Mensajes, y piensen más en el Cielo que está tan olvidado.
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi hijito Marcos, y todos los que te ayudaron y se compadecieron de tu sufrimiento esta semana, sobre todos ellos baja ahora Mi bendición maternal: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “¿Tú Señora puedes por favor bendecir estos rosarios que nosotros hicimos para la protección y oración de tus hijos?”
(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios tocados por Mí lleguen, allí Yo estaré viva llevando las grandes gracias del Señor.’
Y acuérdense Mis hijos: ‘Si el pueblo no comienza a rezar como Yo siempre mandé, Satanás aumentará la violencia y Dios permitirá como un castigo, porque el pueblo no reza.’
Recen, hagan los grupos de oración por todas partes como Yo mandé. Hagan los cercos de Jericó, recen mucho, sólo la oración puede salvarlos ahora.
A todos nuevamente dejo Mi paz.”

lunes, 13 de noviembre de 2017

07 de Noviembre de 2017 - Mensaje de Jesús y María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 07 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
“Mis almas amadas, hoy Mi Sagrado Corazón se alegra al venir con Mi Madre Santísima en más un aniversario mensual de Nuestras Apariciones aquí.
Vengo del Cielo con Mi Madre para decirles: ‘Amen Mi Amor, pues, Mi Amor no es amado por ustedes.’
Amen Mi Corazón, correspondan al amor de Mi Corazón con obras de amor, con una vida de amor, con oraciones de amor, sacrificios de amor. Pues solamente aquél que se sacrifica por Mí, negándose a sí mismo y renunciándose a sí mismo todos los días, es que verdaderamente Me ama.
No miro para las palabras, miro para las obras y para los actos. Son ellos que Me dicen quién Me ama y quién no Me ama.
Por eso, vivan aquello que les dije hace 2000 años atrás: ‘Quién quiera venir tras de Mí, tome su cruz, niéguese a sí mismo y sígame.’
Sin negarse a sí mismo, sin renunciar a la propia voluntad, nadie puede ser Mi discípulo.
Recuérdense de aquello que les dije también: ‘Quién no renuncia a sí mismo, no toma su cruz y no Me sigue, no es Mi verdadero discípulo, no puede ser Mi discípulo.’
Sean, por lo tanto, Mis verdaderos discípulos, negándose a ustedes mismos, renunciando a su voluntad y siguiendo atrás de Mí, cargando su cruz todos los días con amor y probando su amor a Mí con obras.
Justamente ahora se completan los 100 años del inicio de la revolución comunista que mató a millones de personas en el mundo entero y a muchos siervos y santos Míos que Me amaban sobre la tierra y que fueron perseguidos por causa de Mi Nombre.
Yo les digo: ‘Ay de ustedes si no fuese Mi Madre.’ Ella apareció en Fátima para darles el arma invencible contra todas las fuerzas del mal, contra todos los planes y obras de Satanás, especialmente el comunismo, el arma que es el Santo Rosario.
Esta oración que aún hoy puede, debe y salvará el mundo, pues el comunismo, la cabeza del dragón que parecía herida de muerte, aún no fue definitivamente aplastada y siempre intenta levantarse aquí y allá en la humanidad.
Para aplastarla definitivamente, recen el Rosario de Mi Madre, vuelvan a hacer los cercos de Jericó que Ella pidió, rezando durante 7 días: 24 horas el Rosario de Ella, en grupos o individualmente, para que finalmente la cabeza del dragón sea aplastada.
Deseo que vuelvan a hacer aquí el cerco de Jericó del día 1 al día 7 de cada mes como Mi Madre pidió, cada uno en su propia casa. Para que así, verdaderamente del día 1 al día 7, muchas almas sean salvas a cada mes y los planes de Mi enemigo aquí en el Brasil y en el mundo sean por fin aniquilados.
Yo cuento con su oración para finalmente realizar Mis planes iniciados de acuerdo con los secretos de Mi Madre en La Salette, en Fátima, hasta llegar aquí.
Aquí en este lugar bendito de Jacareí, a través de la persona y del trabajo de Mi amadísimo hijo Marcos, finalmente aplastaré la cabeza de Mi enemigo. Y Mi Madre que de inicio era María de Nazaret y ahora es la Reina y Mensajera de la Paz, la Señora de todos los pueblos, finalmente triunfará y Ella dará la paz al mundo, Ella bendecirá el mundo, Ella dará al mundo un nuevo tiempo de santidad y paz.
Únanse con Mi Madre en la lucha contra las fuerzas del mal. Recen, divulguen los Mensajes de Ella, hagan los cenáculos y los grupos de oración por todas partes y, sobre todo, vivan de amor, sean amor e imiten el amor de Mi Santo Siervo Job, amándome y amando a Mi Madre con el amor puro, verdadero y fiel.
Sean fieles como Job Mis hijos, porque quién no fuere, no entrará en Mi Reino, no entrará en la gloria del Cielo.
Recen la Coronilla de la Misericordia todos los días, pero la Coronilla de la Misericordia Meditada hecha por Mi hijito Marcos, que es el que más Me agrada y los sumerge en los misterios de Dios y en la ciencia de Mi Sagrado Corazón, la ciencia de los Santos.   
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi hijito Marcos, el más obediente y dedicado de Mis hijos: de DOZULÉ… de PARAY-LE-MONIAL… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, cuando ustedes celebran aquí más un mes de Mis Apariciones y también recuerdan el gran milagro de la cruz luminosa en el Cielo, de la llama de la vela que no quemaba la mano de Mi hijo Marcos y del gran milagro del sol danzante del día 07 de noviembre de 1994, confirmando de una vez por todas Mis Apariciones con Mi Hijo y todo el Cielo aquí, Yo vengo nuevamente para decir a ustedes: ‘Yo soy la Reina y Mensajera de la Paz, y todo aquél que Me invoque con el nombre, con el título que escogí para Mí aquí, tendrá Mi consuelo, Mi confort en los sufrimientos, en las tribulaciones, tendrá Mi paz y también perseverará hasta el final en el amor de Dios y recibirá la corona de la vida eterna.’
Yo soy la Reina y Mensajera de la Paz, y todo aquél que obedezca Mis Mensajes aquí fielmente, no conocerá ni las llamas del infierno, ni las del purgatorio.
Yo Soy la Reina y Mensajera de la Paz, y todo aquél que Me busque aquí, recurra a Mí con fe, confianza y amor, recibirá las grandes gracias de Mi Corazón.
Abran sus corazones para recibir en ellos Mi Llama de Amor, que con fuerza violenta desea abrasar a todos ustedes en el amor de Dios.
Abran sus corazones para que ustedes tengan un amor fiel al Señor y a Mí como la de San Job, también como la de Mi hijito Marcos. Para que entonces, ustedes puedan verdaderamente dar el ‘Sí’ que Mi Hijo y Yo hace tanto tiempo esperamos, y Nuestro plan de salvación se cumpla fielmente en ustedes.
Que muchos jóvenes den su ‘Sí’ a Dios como Mi hijo Marcos, para amar al Señor como él, como el Santo hombre Job amó al Señor: con un amor total, completo, encima de todas las cosas y más fuerte que todos los dolores y sufrimientos. Para que aquí, finalmente el Señor reciba de Sus hijos el amor puro y verdadero que vino a buscar aquí.
Que muchos jóvenes entreguen sus vidas, consagrándolas a Dios y a Mí en la vida consagrada religiosa aquí, para, con su oración, su santidad y su amor, apagar una multitud de pecados, o sea, salvar a muchas almas y alcanzar para ellas las gracias, las bendiciones del Señor, envés de los castigos que merecían por sus pecados.
Y así, sobre toda la tierra pueda venir un nuevo tiempo de paz, de santidad, donde el Señor será de nuevo amado, glorificado, servido y adorado.
A ti Mi amadísimo hijo Marcos, el más dedicado y obediente de Mis hijos, a Mis hijos amados que Me dieron sus vidas aquí contigo y a todos Mis hijos que Me aman, que Me obedecen y junto contigo trabajan para tornarme conocida y amada, Yo bendigo: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días.”

MENSAJE PRIVADO PARA CARLOS TADEO NUNES
“Amado hijito Carlos Tadeo, hoy es el día en que te envío, te doy un mensaje especial, helo hijo Mío.
Estoy contigo a todo momento y nunca te abandono. Cuanto más sufres, más te amo.
Cuanto más la cruz pesa en tus hombros, más estoy a tu lado para ayudarte a llevar tu cruz de cada día, para la salvación de muchas almas.
No es apenas en la oración y en los cenáculos que tú salvas almas, pero con el sufrimiento diario, muchas almas que están atribuidas a ti y que dependen de tu sacrificio silencioso y generoso, son salvas, son tocadas por la gracia de Dios, son despertadas del sueño mortal del pecado, son quitadas de la ceguera del pecado y ven la luz de la verdad, la luz del amor del Señor y entran en la luz, abrazan la luz y se tornan hijos de la luz, hijos del Padre de todas las luces: el Señor.
Hijo Mío, ve en frente, no tengas miedo nunca, porque Yo estoy siempre contigo.
Continúe haciendo los cenáculos siempre, anunciando Mis Mensajes y este mes aparte de todo, enseñando a Mis hijos quién era Job: su fe, su amor, su obediencia al Señor, su fe inquebrantable, su amor al Señor encima de la familia, de los hijos, de los bienes y de la propia salud, su fidelidad a Dios, incluso habiendo perdido a los hijos, la riqueza y la salud del propio cuerpo.
Para que Mis hijos finalmente salgan de la fe infantil, que apenas desea que Dios les dé todas las gracias, pero cuando viene la cruz y el sufrimiento, dejan la oración, murmuran, maldicen a Dios, se rebelan contra Dios y abandonan a Dios.
Ellos deben crecer para una fe adulta como la de San Job, porque ya no hay más mucho tiempo y en breve Mi Hijo vendrá para recoger las semillas que Él plantó y ¡Ay! De aquella semilla que no quiso crecer y tornarse un árbol grande y frondoso, o sea, ¡Ay! Del alma que no quiso crecer de la fe infantil, de apenas alabar y amar al Señor cuando todo va bien, cuando tiene todas las gracias y no quiso tener la fe fuerte de los Santos que continuaban amando, alabando y sirviendo a Dios, incluso perseguidos, incluso enfermos, incluso perdiendo los seres queridos, incluso siendo atacados, criticados y hasta martirizados.
Es preciso que Mis hijos crezcan en el amor, para que entonces, Mi Hijo pueda alegrarse con ellos, al ver la gran y frondosa viña que fue plantada por Mí a través de Mis Apariciones aquí y de Mi hijito Marcos.
Quédate sabiendo hijo Mío que cuando Yo estaba huyendo de Egipto, hubo un día en que el calor del sol era abrasador, no había agua y entonces Mi Esposo José y Yo comenzamos a temer por Nuestra vida y temer por la vida del niño, de Mi Hijo Jesús, sin embargo, tuviésemos fe y confiásemos en Dios.
Fue entonces que en el ardor de aquella gran sed el Señor Me mostró a ti y a las almas que también debían ser salvas a través de ti, y Mi Hijo Me pidió que ofreciese el sufrimiento de aquella gran sed por ti, por tus intenciones. Y entonces generosamente y con toda la claridad de Mi Inmaculado Corazón, Yo, José e incluso Mi Divino Hijo Jesús ofrecimos por ti aquella sed abrasadora y Nosotros con gran alegría y amor rezamos por ti durante la travesía del desierto.
Todo eso hijo Mío es para que verdaderamente tú fueses bendecido y colmado con las grandes gracias del Padre y pudieses cumplir perfectamente la misión que te fue preparada y confiada por el Señor desde mucho antes que vinieses al mundo.
Alégrate porque Nosotros durante toda Nuestra vida, muchos sacrificios ofertamos por ti, sobre todo, en los jueves, Nosotros comíamos pez y siempre ofrecimos renuncia por ti, por tu misión, para que cumplieses con perfección, dando siempre más honra y gloria al Señor y también salvando siempre más almas para satisfacción del Corazón Sagrado de Mi Hijo Jesús.
Ama a tu hijo Marcos, ama al hijo que ti. Él es la mayor gracia de tu vida entera, es la mayor gracia para tu salvación y la de tu familia. Él es verdaderamente la gran gracia, la gran tabla de salvación que la Providencia Divina y Yo preparamos para salvarte, a tu linaje y conducirte a la gran santidad que Dios desea de ti. Después de él, no hay mayor gracia de que sino la de verme, y esa gracia está preparada en el Cielo hijo Mío.
Por eso, alaba al Señor que podría haber dado esta gran gracia a un San Alfonso, a un San Gerardo, a un Ambrosio, a un Agustín, a un Francisco, a un Domingo, a un Luis Martín, pero quiso dar a ti. Por eso, exulta de alegría porque Mi hijo Marcos y el gran amor que él consagra a ti es también la gran señal de la predilección que el Altísimo y Yo tenemos por ti, hijo bendito y amado Mío.
Yo te bendigo con amor ahora: de NAZARET… de LOURDES… y de JACAREÍ.”

Después de tocar en los rosarios...


(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que uno de estos rosarios tocados por Mí lleguen, allí Yo estaré viva llevando y realizando las mayores gracias y bendiciones del Señor.’
Bendigo nuevamente a todos y especialmente a ustedes, Mi hijito Marcos de Paula, Leandro y también Vinícius. Por ustedes y por Mi hijo Marcos Yo ayuné siempre todos los miércoles e inclusive a agua, ofreciendo el sacrificio de la gran sed y hambre por sus almas y por la santificación y felicidad eterna de ustedes.
A todos dejo Mi paz. Queden en la paz del Señor.”

lunes, 6 de noviembre de 2017

05 de Noviembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 05 de Noviembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy una vez más invito a todos a la oración, al amor a Dios.
En estos tiempos en que el amor a Dios termina de desaparecer en los corazones, en estos tiempos en que la iglesia sumerge en la tiniebla más profunda de la apostasía, de la confusión y de la pérdida de la verdadera fe, en este tiempo en que el amor a Dios, a Mi Hijo Jesús y a Mí termina por enfriar en los corazones de los hombres, Yo vengo nuevamente llamar a todos ustedes al verdadero amor.
Sean llamas incesantes de amor, viviendo de amor, viviendo para amar al Señor, para amar a esta su Madre, a esta Madre de ustedes con todo el corazón, llevando la luz de Nuestros Corazones a todos Nuestros hijos que aún no conocen Nuestro Amor.
Sean llamas incesantes de amor, viviendo continuamente en la amistad, en la unión con Dios por una vida íntima de profunda oración, meditación y amor a Él.
Sean llamas ardientes de amor, viviendo aquí en la tierra como si ustedes no fuesen de la tierra y no apegándose a nada que hay aquí, pero viviendo con los ojos únicamente fijos en el Cielo.
Ahora quiero completar los planes de amor que comencé en Aparecida, París, La Salette, Lourdes y Fátima. Por eso quiero una respuesta de amor total de ustedes, definitiva. Quiero una renuncia completa a las cosas mundanas y de ustedes mismos. Quiero una conversión sincera. Quiero una vida de oración verdadera. Quiero un amor abrasado en todo lo que ustedes hicieren y muchas obras de amor a Dios. Quiero una vida totalmente vuelta para Dios, para el Cielo, de todos ustedes.
Así Yo podré imprimir en el alma de ustedes Mi materna señal delante del cual la estrella del abismo retrocederá impotente. Y entonces, finalmente podré precipitar Mi eterno enemigo en las llamas eternas de donde no más saldrá y el mundo será liberado de su yugo satánico, su imperio infernal caerá.
En este mes de noviembre deseo que ustedes mediten mucho en el Cielo y que ustedes deseen el Cielo sobre todas las cosas y con todas las fuerzas del corazón de ustedes.
Meditando en el Cielo, ustedes verán que verdaderamente es estúpido, tonto y locura apegarse a las cosas de la tierra que pasarán con la muerte y lo cuanto esta vida es corta en comparación con aquella del Cielo que dura para siempre.
Quiero que mediten en el Cielo, piensen en el Cielo y deseen el Cielo con todas las fuerzas de ustedes. En los cenáculos hablen del Cielo, muestren el Cielo a Mis hijos de acuerdo con la visión que Mis videntes dieron de él. Para que así, todos Mis hijos puedan desapegarse de las cosas mundanas y buscar tan solamente la santidad para tornarse dignos de entrar en el Cielo.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días, porque a través de ello, cada vez más haré sus corazones arder con Mi Llama de Amor.
Yo bendigo a todos y bendigo especialmente a ti Marcos, el más obediente, sacrificado y abnegado de Mis hijos.
Tú que tantas veces te olvidaste de ti mismo por amor a Mí y por amor a las almas. Que abrazaste una vida de pobreza, hasta incluso miseria, sufrimiento, sacrificio, para continuar aquí firme en Mi servicio, fiel a Mi Amor, impertérrito en tu trabajo de anunciar al mundo Mis Mensajes, aguantando firme todo el sufrimiento para mantener este Mi Santuario de pie, para que Mis hijos viniesen aquí y sean ayudados, bendecidos, agraciados y salvos por Mí.
Tú que aguantaste todo esto para hacer llegar a ellos Mi Mensaje de amor, Mi Amor, Mi Llama de Amor, Mi Amor Materno que salva. Quédate sabiendo hijo Mío que soy reconocida y grata por todo esto y cuanto más tú sufres por Mí, más Yo te amo.
Quédate también sabiendo que Mi hijo fray Joaquín del Monte Carmelo tuvo muchas visiones Mías allá donde hoy es la Capilla de Mi hijo en la Basílica vieja. Sí, Mi imagen milagrosa quedó allí mientras el altar era terminado, quedó allí por un tiempo.
Y allí donde él rezaba delante de Mí, él tuvo muchas apariciones y visiones Mías. Y en esas visiones Yo te mostré a él, mostré Mi futuro hijo predilecto, ardoroso apóstol, obedientísimo siervo Mío, que trabajaría muchísimo para tornarme conocida y amada, e instaurar Mi Reino en las almas, en los corazones y en el Brasil. Y él se alegró mucho al conocerte y dedicó las oraciones de toda la vida de él a ti.
Quédate sabiendo eso hijo Mío y agradece al Señor que siempre fue tan misericordioso, amoroso y generoso contigo, dándote la gracia de ver y hablar conmigo, la Madre de Dios y tu Madre también, y tantas otras gracias y dones.
Y no solamente allí en aquella Capilla, pero también en el púlpito superior derecho, allí también él tuvo muchas visiones Mías y en ellas Yo te mostré a él. Por eso recurre siempre a la intercesión de él que ahora en el Cielo junto de Mí y de Mi Hijo puede tanto, puede ayudarte tanto.
Y sé muy feliz porque si te falta el apoyo y la ayuda de los hombres, nunca te faltará la de los Ángeles, de los Santos, de los Bienaventurados, la Mía y la del Señor. Yo te bendigo mucho y bendigo también a ti Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo, Mi siervo dedicado a quién amo con todo Mi Corazón.
En este mes de noviembre aparte del Cielo, quiero que tú hables a Mis hijos resumidamente de la vida de Mi San Job, para que Mis hijos de Bahía también aprendan el verdadero amor filial que el Señor desea de todos Sus hijos.
Y así la fe de ellos crezca y se torne firme, inquebrantable como la roca, como la de San Job y así, Mis hijos puedan dar a Dios el amor filial abrasado y fiel que el Señor tanto procura y no encuentra en la tierra.
A ti Mi hijito amadísimo a quien aprieto con amor en Mi Corazón y que tengo siempre debajo de Mi Manto, sobre Mis manos, Yo te bendigo con amor ahora: de LOURDES… de FÁTIMA… de APARECIDA… y de JACAREÍ.
Bendigo a todos ustedes Mis hijos. Queden en la paz del Señor.”

martes, 31 de octubre de 2017

29 de Octubre de 2017 - Mensaje de la Virgen María y San Judas a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 29  de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, vine a Jacareí para llamar al mundo entero a la conversión por la última vez.
En el antiguo testamento, Dios intentó conquistar el corazón, el amor de Sus hijos, haciendo promesas, liberándolos de la esclavitud de Egipto, abriendo el mar rojo, mandando el maná y profeta tras profeta para anunciarles Su Amor y conquistar sus corazones. No sirvió. Después, envió castigos, la esclavitud del pueblo de Dios e incluso así no sirvió. Por fin, mandó a Su propio Hijo y ellos lo mataron.
Ahora, Dios envía a la Madre de Su Hijo, la Madre de todos ustedes, para intentar conquistar sus corazones por la última vez. Si ustedes no atendieren a Mis llamados y si ustedes frustraren la última tentativa del Señor de conquistar sus corazones, no habrá más remedio para el mundo y entonces vendrá el gran castigo.
Yo misma inspiré siempre a Mi hijo Marcos a decir esto y repito nuevamente: ‘Esta es la última tentativa de Dios de conquistar sus corazones y de salvarlos de los castigos por medio de Mí.’ Abran sus corazones y digan ‘Sí’ a Mis Mensajes, a Mi Amor, para que Yo pueda salvar a ustedes de los horrorosos castigos que están preparados y también del fuego del infierno.
Conviértanse sin demora, porque ya estamos en la última media hora del día de Dios. Prueben su amor por Dios y por Mí con obras, no con palabras y vivan en la verdad, porque todo aquél que no vive en la verdad, no entrará en el Reino de los Cielos.
Recen Mi Rosario todos los días, vivan de oración hasta que la oración se torne alegría y la fuerza del alma de ustedes. Recen, recen y recen.
En la oración, ustedes encontrarán o las respuestas que ustedes procuran o entonces por medio de la oración, Dios moverá a ustedes hasta las respuestas que ustedes procuran en los acontecimientos de la vida.
El Espíritu Santo siempre inspirará el corazón de aquellos que rezan y los conducirá por la vía cierta de la verdad que los llevará hasta Dios.
Deben ahora rezar más por la paz del mundo que se encuentra en gran peligro y vigilar y orar, porque el demonio desea ahora hacer caer a muchos en la apostasía. Por eso, recen, recen y recen.
Mi Rosario es la señal certísima de predestinación, o sea, de que un alma que lo ama, será salva. Récenlo, para que así, Yo pueda salvar a ustedes y conducirlos a todos en seguridad a Dios.
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Marcos, el más obediente de Mis hijos: de LOURDES… de APARECIDA… y de JACAREÍ.”

MENSAJE PRIVADO DE SAN JUDAS APÓSTOL
“Amado hermano Carlos Tadeo, hoy vengo a darte el mensaje que normalmente en los días 28 envío para ti.
Yo soy Judas Tadeo, siervo del Señor, siervo de la Madre de Dios, tu amigo, abogado y protector.
En Mí tú encontrarás siempre refugio, abrigo y aliento. Ven, apóyate siempre en Mí, recurre a Mí en todas las necesidades y verás que te ayudaré de la mejor forma posible.
Rece siempre Mi Coronilla que, también como el Santo Rosario, es una señal certísima de predestinación.
En verdad Jesús y María Me amaron tanto, tanto, que hicieron de la devoción a Mí, señal de predestinación, señal de los electos.
Cultiva, conserva, fomenta, haz crecer siempre más en tu corazón, el amor y la devoción a Mí, para que verdaderamente sobre ti sea confirmado el sello de los predestinados.
Y coloca también esta devoción en el corazón de todos, para que ellos también reciban la señal de la predestinación.
Sí Mi amado hermano, te amo mucho y te acompaño en todos los momentos de tu día. No te dejo nunca y no hay preocupación o aflicción que pase por tu corazón que Yo no perciba, no vea e inmediatamente no tome providencia de todo.
Quédate sabiendo que cuando Yo estaba predicando cierta vez en una Ciudad, los habitantes Me oían con atención, algunos estaban convirtiéndose y aceptando a Nuestro Señor Jesucristo. Pero los sacerdotes de una secta del local, enfurecidos y viendo que tendrían todos sus esfuerzos reducidos a nada, se amotinaron con algunos moradores perversos y decidieron darme muerte.
Ellos portando mazos, palos y otras cosas, Me cercaron y Me agredieron, hiriéndome tanto que los habitantes temieron que estuviese muerto. Con todo, algunas personas piadosas viendo que Yo aún respiraba, Me llevaron para sus casas y allá trataron de Mí. Después de dos meses Me recuperé.
En aquel momento en que Yo era agredido ofrecí todos Mis dolores y sufrimientos por ti, porque la Madre de Dios Me dijo que todo lo que Yo ofreciese como sufrimiento, como pequeño martirio, debería ser por toda la humanidad, pero en primer lugar por ti, para alcanzar para ti gracias copiosas de la bondad del Señor y para verdaderamente con los méritos de esos sufrimientos, obtener para ti la fuerza, la gracia, la sabiduría y el amor del Espíritu Santo para tu misión.
Por eso amado hermano, no sólo en aquel momento, pero aún hoy ofrezco los méritos de esos sufrimientos que soporté con paciencia por amor de Jesús, por ti y por tu misión. Por eso, no temas nada, grandes son los méritos que a todo momento son ofrecidos por ti delante del Altísimo para alcanzar misericordia.
Pide, pide siempre por Mis méritos y todo lo que fuere de la Voluntad del Señor, tú obtendrás. Yo te amo mucho, Yo te guardo debajo de Mi Manto y siempre te protejo.
Ámame y ama el hijo que Yo y la Inmaculada te dimos y que para ti será siempre causa de alegría, causa de gracia y causa de salvación. Él es la mayor gracia que Dios ya te concedió en toda tu vida.
Yo te amo y te bendigo ahora con todo Mi Amor, y bendigo también a todos Mis hermanos aquí presentes. Doy a todos ahora que rezan Mi Coronilla la Indulgencia que en Mi fiesta el Señor y la Madre de Dios Me concedieron.
A todos que rezan Mi Coronilla por lo menos una vez por semana, reciban ahora la Indulgencia Plenaria y las mayores gracias y bendiciones del Señor.”

martes, 24 de octubre de 2017

22 de Octubre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 22  de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, nuevamente llamo a todos ustedes al verdadero amor.
Imiten el amor de los Santos para que ustedes puedan tener por Dios el amor filial que Él desea.
Sus corazones hijitos aún tienen el amor interesado de los favores y gracias de Dios, y aún tienen el temor servil, o sea, sirven a Dios como esclavos que temen el castigo que puedan recibir de su Señor si no lo obedecen.
Ese amor y ese temor no son los perfectos.
El temor que Yo quiero de ustedes es el temor amoroso, el temor de Dios, el recelo de ofender y disgustar a Dios y perderlo por toda la eternidad.   
Y el amor que Yo quiero de ustedes es el amor filial, el amor que busca, que procura tan solamente amar al Padre, complacer al Padre, satisfacer al Padre y dar alegría y gloria al Padre por Él mismo.
Por eso, recen, recen, recen, para que los corazones de ustedes puedan crear ese verdadero amor y ese perfecto temor de Dios como los Santos tuvieron. Pues, solamente así, ustedes serán dignos del Paraíso y alcanzarán la perfecta santidad que agrada a Dios.
Recen por la conversión de los pecadores, pues, el tiempo se agota y el número de aquellos que se pierden aumenta día tras día. No descansen un minuto en la oración por la conversión de los pecadores.
Recen para que ustedes puedan recibir Mi Llama de Amor y con ella abrasar el mundo entero con el amor filial a Dios.
Recen Mi Rosario todos los días. El Rosario es la fuente de los Santos, la escuela de los Santos y la verdadera fábrica de los Santos.
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi amadísimo hijo Marcos. Mi hijito Gerardo en las noches que pasaba en las iglesias adorando a Mi Hijo Jesús en oración, te vio varias veces en visión. Y vio, sobre todo también, la película de él que tú harías.

"Película hecha por el Vidente Marcos."
Él en su época no sabía lo que era aquello y Yo le expliqué que era una invención moderna de estos tiempos, del Siglo XX, a través del cual él sería muy conocido y muy amado por muchas almas gracias a esa película que tú hiciste.
Él exultó y rejubiló de alegría por saber que la vida de él, incluso después de tantos siglos, sería de nuevo conocida y a través de ella, muchas almas se convertirían y se tornarían enamoradas por el Señor y por Mí.
Sobre todo, muchos jóvenes desearían seguir el ejemplo de Mi hijo Gerardo, viviendo en santidad y amor completo a Dios. Por eso hijito, Gerardo rezó mucho por ti, él te amó mucho incluso cuando ya estaba en la tierra.
Ve en frente Marcos y continúe mostrando y dando a todos Mis hijos la vida de Mi siervo Gerardo, para que muchas almas, especialmente muchos jóvenes, lo sigan por el camino de la santidad y del verdadero amor.
Yo te bendigo y bendigo a todos. Y también bendigo a Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo: de MATERDOMINI… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

miércoles, 18 de octubre de 2017

15 de Octubre de 2017 - Mensaje de la Virgen María y de San Gerardo a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 15  de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




FIESTA DE SAN GERARDO MAYELA
PATRONO DEL SANTUARIO DE JACAREÍ

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, cuando ustedes ya están celebrando aquí a Mi hijo San Gerardo, vengo a decirles: ‘Sean nuevos Gerardos, viviendo en continua oración como Mi hijo San Gerardo vivía, rezando el Santo Rosario todos los días como él rezaba, con un amor, una piedad y devoción angélicas.’
Sean otros Gerardos viviendo en la penitencia, en el sacrificio como él vivía, ofreciendo todo por la conversión de los pecadores y por la salvación de la humanidad. Para que así, con su vida de sacrificio y de amor, ustedes puedan aplacar la Ira de la Justicia Divina justamente inflamada por los pecados de la humanidad entera y así, puedan alcanzar para todo el mundo la misericordia y la paz.
Sean nuevos Gerardos viviendo una vida de verdadero amor como él vivía.
En verdad Yo digo: ‘En Materdomini, en Italia, no había nadie como Mi hijo Gerardo en su época. Él era un ángel de amor, su amor era tan grande que atraía a Mí y a Mi Divino Hijo a él. Y por eso bajábamos muchas veces del Cielo para deleitarnos en el amor del alma de él, para consolarnos en el amor de él, para descansar en la fresca brisa del amor sobrenatural de él y para, verdaderamente en él, encontrar el amor, encontrar la correspondencia, el cariño y la obediencia que siempre deseamos de todos Nuestros hijos.’
Viviendo como él vivió, amando como él amó, siendo como él fue, sufriendo por amor a Dios como él sufrió, ustedes verdaderamente serán nuevos Gerardos, que con su vida, darán a Dios y a Mí el verdadero amor que aquí vine procurar.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Por medio de ello, siempre cada vez más transformo a ustedes en nuevos Gerardos de amor y hago en ustedes verdaderamente crecer Mi Llama de Amor.
Practiquen las virtudes, sean humildes, renuncien a la vanidad, renuncien al orgullo, a la pereza, renuncien a toda soberbia de ustedes.
A todos Yo bendigo con amor en Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo."


MENSAJE DE SAN GERARDO MAYELA

“Amados hermanos Míos, Yo, Gerardo, vengo hoy hasta ustedes para decir con amor: ‘Sean llamas de amor vivo a Dios y a la Madre de Dios por una vida de verdadero amor, de verdadera oración, humildad, desapego de ustedes mismos y del mundo, una vida de verdadera ascesis, subida espiritual para Dios, procurando siempre más vivir en Dios una verdadera vida de amor.’
El amor es Dios y aquél que ama, vive en Dios y Dios vive en él. Pero para vivir ese verdadero amor es preciso primero desapegarse, deshacerse del hombre viejo y renacer del agua y del espíritu como una nueva criatura en Dios. Eso será hecho en ustedes si ustedes verdaderamente lanzaren fuera de sus corazones todo sentimiento de amor a las cosas mundanas y abrieren sus corazones al amor de las cosas celestes, a las cosas de la Madre de Dios. Entonces, verdaderamente, ustedes se tornarán nueva persona, nueva criatura.
La persona que ustedes eran ya no existirá más y entonces, Dios viendo que sus almas están llenas de amor por las cosas celestes, vendrá hasta ustedes, hará morada en ustedes, realizará grandes cosas en ustedes y por medio de ustedes iluminará con Su gracia y Su amor el mundo entero.
Yo, Gerardo, estoy junto de ustedes en toda tribulación, no teman nada porque Yo estoy con ustedes y por fin la Madre de Dios triunfará.
Recen el Santo Rosario todos los días para que el triunfo de Ella suceda en ustedes. Cuando ustedes quitan de sus corazones el amor a las cosas mundanas, cuando ustedes mueren para ustedes mismos y colocan en el corazón el amor a las cosas celestes y procuran hacer sólo la Voluntad de Dios y vivir para Él, el Corazón de María ya comienza a triunfar en ustedes.
Comiencen el triunfo, comiencen a rezar y el triunfo sucederá.
Yo, Gerardo, amo a todos y especialmente a ti Marcos, Mi más querido y amado hermano.
Quédate sabiendo que Yo también tuve muchas visiones tuyas en Materdomini. La Madre de Dios Me mostró muchas veces a ti allá, en el Santuario de Ella. Y en aquellas visiones Mi Corazón se llenó de gran alegría, por saber que en el futuro Ella tendría aquí, en el Brasil, el gran apóstol y Yo tendría un gran amigo.
Yo te vi haciendo Mi película, la película de Mi vida, que tanta luz, tanta gracia, tanto amor llevó a las almas. Y Mi Corazón rejubiló muy feliz por saber que un día Yo sería muy conocido gracias a ti, muy amado. Y por medio de Mí, Mi Reina, Mi Señora y Mi Jesús, también serían muy conocidos y muy amados.
Ve en frente Mi hermano, amigo y caballero de la Inmaculada, ve en frente. Ve en frente Mi zuavo, Mi soldado de amor. Ve y anuncia a todo el mundo Mi vida, muestra a todo el mundo Mi vida luminosa, para que todos Me conozcan y por medio de Mí, conozcan cuan bella es la santidad y muchos jóvenes deseen también como Yo, ser Santos.
Yo te amo mucho Marcos. En la hora de Mi muerte, la visión de ti fue Mi gran consuelo, fue verdaderamente para Mí un momento de amor y gratitud supremos a la Madre de Dios, por saber que Ellos en el futuro suscitarían un gran apóstol de Ella, un gran apóstol y amigo Mío.
Sí, Mis oraciones sirvieron para que la Madre de Dios te escogiese también, que Ella te tomase como Su siervo, Su apóstol y caballero, y por medio de ti hiciese grandes cosas en toda la humanidad. Mis oraciones también sirvieron para ayudar a la Madre de Dios a realizar Su plan de amor aquí. Sirvieron para alcanzar muchas gracias para todos estos Mis hermanos que están aquí y que Me oyen ahora.
Por eso, exulte tu corazón, rejubílese, rejubílese también porque Fray Joaquín del Monte Carmelo un día también tuvo una visión tuya en el coro de la Basílica antigua de Nuestra Señora Aparecida. Y allí, en aquella visión, él te vio haciendo muchos y muchos Rosarios Meditados para Ella, muchas y muchas películas para Ella. E incluso sin entender muy bien lo que sería aquello en el futuro, él comprendió que tú darías gran gloria a Ella y serías un gran apóstol y por eso él se sintió muy consolado en medio a la ardua empresa que él tuvo en la construcción de aquella gran iglesia para la Madre de Dios.
Alégrate porque tú fuiste un consolador de un gran Santo en el pasado. Alégrate porque tú fuiste también Mi consolador, eres el consolador de la Madre de Dios y todos aquellos que la amaren con la misma llama de amor que tú, también se tornarán consoladores de Ella, se tornarán llamas incesantes de amor.
Yo fui ángel de Muro Lucano y a ti Yo llamo ‘llama incesante de amor de la Madre de Dios de Jacareí.’
A ti y a todos Yo bendigo con amor: de MATERDOMINI… de MURO LUCANO… y de JACAREÍ.”

(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que uno de estos rosarios llegue, allí Yo estaré viva con Mi hijo Gerardo, llevando grandes gracias del Señor para todos.’
Vayan en la paz del Señor. A todos nuevamente bendigo, cubro con Mi Manto y dejo la paz.”