Vistas a la página totales

lunes, 19 de febrero de 2018

10 de Febrero de 2018 - Mensaje de María y José a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 10 de Febrero de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:

www.apparitionstv.com



FIESTA DEL NACIMIENTO DE SAN JOSÉ
(Vidente Marcos): “Sí. Sí, hare sí. Haré sí. Sí, haré sí. Haré sí mi Señora. Haré sí. Sí, haré sí. ¿Con los mensajes de ella? Sí y la interpretación del mensaje de Lourdes. Sí, más cuatro. Sí, haré sí. Sí Madrecita, haré sí. Haré como quieras Señora. Sí, para ti Señora hago todos los favores que quieras. ¿Me estás pidiendo Señora para…? Sí, sí, haré sí. Haré sí, con todo el amor, con todo mi amor, sí.”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy víspera del aniversario de Mi primera Aparición en Lourdes, vengo nuevamente a ustedes para decirles: ‘Soy la Inmaculada Concepción, soy la propia pureza, soy la fuente de la gracia.’
La fuente que hice brotar en Lourdes es la imagen material de Mi Inmaculado Corazón, que es la fuente de la gracia de donde brotan las aguas vivas del Espíritu Santo de Dios. 
Todo aquél que tenga sed, venga a la fuente de Mi Corazón, beba en él y sacie su sed de paz, su sed de santidad, su sed de amor
Vengan a Mí todos los que andan sedientos en este mundo que se transformó en un gran desierto árido, frío y que sólo ofrece aguas envenenadas para las ovejas descarriadas, que andan lejos del rebaño del Buen Pastor. 
Sí, aquellas ovejas que se alejan del rebaño del Señor, de Mi rebaño, para beber de las aguas del mundo, morirán. Pero aquellas ovejas que permanecieren en el oasis de Mi Corazón Inmaculado, esas ovejas beberán de las aguas vivas del Espíritu Santo, que las harán cada vez más crecer en estatura y gracia, en santidad y amor. Y la sed del infinito, la sed del amor y paz, de alegría y felicidad de sus almas, en fin, será saciada. 
Vengan a Mí las ovejas que Mi enemigo envenenó poco a poco y que ahora se encuentran dolientes. Vengan a Mí, beban del agua viva y pura de la fuente de Mi Corazón y volverán a vivir. 
Vengan a Mí todas las ovejas que comieron el pasto envenenado, servido a ellas por Mi enemigo. Vengan ellas a Mí y les daré a pastar en los pastizales del Señor el buen pasto que hará con que sean ovejas fuertes, sanas, llenas de vida, gracia y amor. 
Vengan a Mí las ovejas que Mi enemigo engañó y condujo por caminos tortuosos, atrayéndolas para el abismo de la perdición. Vengan a Mí y Yo, la Divina Pastora, las tomaré en Mis brazos, las envolveré en Mi Manto, derramaré el bálsamo de Mi Amor sobre sus heridas, las cerraré y las llevaré de vuelta para Mi Señor, el Buen Pastor, donde ellas tendrán la vida eterna y vida plena en abundancia.
Vengan a beber de las fuentes de Mi Corazón que, aquí también en este lugar, que Mi Corazón eligió y amó, brota el agua viva para todos ustedes. 
Aquí como en Lourdes, les di una fuente milagrosa. A través de esas aguas, ustedes pueden beber las aguas vivas de Mi Corazón que derramo y comunico continuamente a esas fuentes, para que entonces, el cuerpo y el alma de Mis hijos puedan ser curados y ellos tengan plena salud física y espiritual conforme a la Voluntad del Señor. 
Sí Mis hijos, vengan a Mí, beban, beban de las fuentes de Mi Corazón y les prometo que sus corazones se llenarán de tanta alegría, tanto gozo del Cielo, tanta vida plena del Señor, que sus corazones por su vez, se transformarán en otras tantas fuentes que brotarán para el mundo el agua de Su Amor y de Su Gracia, transformando el desierto del mundo en un jardín verdoso de santidad. 
Aquí, Yo misma transformé a Mi hijo Marcos en fuente viva de Mi Amor para el mundo. A través de él broto las aguas de la gracia, de la santidad y de Mi Amor para que toda la humanidad beba. Sí, por medio de él ofrezco las aguas de Mi Amor, de Mi misericordia y de la salvación. 
Yo lo transformé en fuente viva de Mi Corazón, por donde las aguas vivas del Señor brotan. Y esas aguas recorriendo el desierto de este mundo por donde pasan, van transformando los desiertos en jardines verdosos de santidad y amor.
Ustedes también deben transformarse en otras tantas fuentes vivas. Denme el ‘Sí’ como Mi hijo Marcos dio y transformaré a ustedes en fuentes vivas como Yo hice con él y con Mi hijita Bernadette. 
Yo quiero el ‘Sí’ de ustedes, y si ustedes hoy Me entregaren ese ‘Sí’, Mi Llama de Amor podrá actuar poderosamente en las vidas de ustedes, transformándolas en verdaderos prodigios de la Gracia de Dios, donde prodigios sobre prodigios serán operados en el mundo y en la vida de Mis hijos. 
Crean. Por el ‘Sí’ de Bernadette Yo hice Mi magnífica obra en Lourdes que perdura hasta hoy. Por el ‘Sí’ de Mi hijo Marcos realizo aquí Mi obra comenzada hace 27 años atrás y que perdura hasta hoy. Por el ‘Sí’ de ustedes Yo también haré grandes obras de gracia y salvación en sus vidas que perdurarán, por medio de los cuales, Dios mostrará todo Su Amor y toda Su Gloria. 
Denme el ‘Sí’, respóndanme ‘Sí’ y Dios responderá ‘Sí’ a aquello que ustedes le pidan. 
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Con ello, siempre más daré a ustedes a beber las aguas vivas de la fuente de Mi Corazón y transformaré a ustedes mismos en otras fuentes vivas de amor. 
Recen a Mi hija Bernadette. Ella ama tanto a ustedes. Ella es el camino para que ustedes lleguen a Mi Esposo José y a Mí, como Yo soy el camino para que ustedes lleguen a Dios.
Ámenla y cuanto más ustedes la amaren y la imitaren, más ella les enseñará a amarme y más ustedes se aproximarán a Mí por las manos de ella. 
Ahora la Madre de Dios dirige sus palabras sólo al vidente y a su padre espiritual
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi amadísimo hijo Marcos. 
Mañana en la fiesta de Mi Aparición en Lourdes, recibirás gracias especialísimas por haber tornado tanto Mis Mensajes en Lourdes conocidos y vividos por tantos de Mis hijos. 
Sí, cuántos no conocían aquella Mi Aparición Mi hijo y que conocieron gracias a ti, por las películas que hiciste, por los cenáculos que hiciste, hablando de Mis Apariciones a Mi hijita Bernadette. 
Cuántos millares, incluso millones de almas que, al ver tus películas sobre Lourdes, tus cenáculos sobre Lourdes, tu amor a Mí en aquella Aparición, el amor a Mi hijita Bernadette, se enamoraron por Mí. Vivieron, obedecieron Mi Mensaje y dieron grandes frutos de amor, de oración, de penitencia como Dios deseaba.
Mañana, todo lo que Me pidas, Yo te concederé. Mañana te daré una bendición y una gracia especialísima desde Mi gruta de Massabielle en Lourdes, que podrás aplicar a la persona que quieras. Y tú, para quién dirijas los reflejos de luz de Mis manos sobre aquella alma, los rayos de luz de Mi Amor bajarán y operarán maravillas. 
Yo te bendigo y también te bendigo Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo. 
Cuánto orgullo siento por ti cuando hablas de Mi Aparición en Lourdes, cuando hablas de Mi hijita Bernadette en los cenáculos. Mamá queda muy tocada y conmovida, Mamá queda muy orgullosa de ti. 
Sigue en frente hijito Mío, hablando de Mi Aparición en Lourdes sin miedo, y haciendo con que Mis hijos cada vez más se tornen otras Berndettes que, respondiendo ‘Sí’ a Mi Corazón, Me permitan realizar una vez más las grandes maravillas del Señor, para la salvación de toda la humanidad. 
Ve hijo Mío, así como los padres de Bernadette fueron súper agraciados por Mí, por la hija de ellos que Yo escogí y que Yo transformé en un verdadero ángel de santidad, elevándola hasta las mayores alturas del amor, de la santidad y de la gracia. Así también debes sentirte extremamente amado por Mí, pues, te di un hijo espiritual que te ama como a un hijo verdadero. 
Y a través de los méritos de ese hijo, a quién uní a tu vida, recibirás no sólo el Cielo para ti, pero lo recibirás para muchos más de tu linaje y gracia sobre gracia a lo largo de toda tu vida. Sí, Yo te di a ese Mi hijo Marcos, no apenas para consolarlo, para curarlo y para darle un padre espiritual que lo guíe al Cielo, pero también lo di para tu salvación, la salvación de tu casa y para que, por medio de ti, también subas al Cielo como los padres de Bernadette subieron a través de la hija. 
Mi hijo Marcos es la escalera del Cielo que Yo te di para que tú y los tuyos puedan subir hasta el Señor, y subirán. 
Yo te amo tanto, tanto. Mamá está orgullosa de ti y te dice: ‘No temas, estoy oyendo tus oraciones y tengo Mis ojos bien abiertos para aquello que Me pides. En la hora exacta, Mamá se levantará y todo, todo, todo se tornará día.’
Yo te bendigo con amor y bendigo a todos Mis hijos aquí, que Me aman, que ayudan a Mi hijo Marcos a tornar también Mi Mensaje de Lourdes conocido y amado. 
Y también a ti Mi hijito Marcos, que tanto tornó Mi Mensaje de Lourdes obedecido. A ti a quién Mi Corazón debe por las almas de Mis hijos que recondujiste a Mí. Te bendigo con amor y a todos: de LOURDES... de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”
MENSAJE DE NUESTRO PADRE SAN JOSÉ
“Amados hijos Míos, Yo, José, les bendigo en esta noche santa.
Continúen rezando Mi Hora todos los domingos. 
Amo a todos. Cuido de todos. Protejo a todos y nunca los dejaré. 
Ahora San José se dirige sólo al vidente y a su padre espiritual
Bendigo a todos y especialmente a Mi hijito Marcos, por todas las lindas Horas que hizo en Mi honra. 
Hijito Mío, cuántas almas no Me conocían y no Me amaban, y ahora Me conocen y Me aman de corazón, verdaderamente. Por cada una de esas almas que vinieron a Mí, Me amaron y por medio de Mí se entregaron al Señor, tantas coronas de luz y de gloria Yo te daré en el Cielo. 
Te bendigo y también te bendigo Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo. 
Quédate sabiendo que, cuando Yo estaba con Mi Esposa Santísima María y el Niño Dios todavía en Belén, cierta persona que pasó por la gruta y allá Nos encontró, nos hizo muchas preguntas sobre de dónde éramos, lo que estábamos haciendo allí, quién era aquél Niño. 
Herodes ya procuraba al Niño para matarlo. En aquel momento, aquella persona desconfiando que el Niño era el Mesías, era el Salvador prometido, intentó denunciarnos para los soldados que ya estaban en Belén, aproximándose de Belén, procurando por todas partes quién era el Niño. 
Fui avisado por el Ángel del peligro que corríamos. Sentí mucho miedo y Mi Corazón fue traspasado por una espada de dolor. Hice altísima oración al Señor para que Él no permitiese que fuésemos descubiertos por Herodes y sus soldados. 
Entonces, avisado por el Ángel, dejé Belén y partí para Egipto con el Niño y Mi Esposa Castísima. Todo aquel dolor ofrecí por ti, que en el futuro deberías ser siervo del Señor, siervo de María Inmaculada, tan amados por Ellos, tan querido de Sus Corazones, siervo que traería a muchas almas para Sus Corazones Unidos. 
Ofrecí por ti hijo Mío, para que en el futuro tuvieses fuerzas, la fortaleza para perseverar en el servicio del Señor y de Mi Esposa Inmaculada sin desfallecer. 
Sí, ofrecí por ti y ofrecí también el dolor que Yo sentía en el camino a Egipto, padeciendo sed, padeciendo calor. Y también sufriendo por no saber hablar la lengua de los Egipcios y ni tener, cuando allá llegase, casa para abrigar a la Reina del Cielo y también al Salvador. Todo eso ofrecí por ti.
Por eso, no temas, Yo te amo tanto y si Yo que tanto te amé y sufrí, y ofrecí por ti durante toda Mi vida, si hice todo eso por ti, ahora no podré faltarte, no podré faltar a ti. Por eso, confía en Mi Amantísimo Corazón. 
Por ti ayuné durante toda Mi vida, todos los lunes y ofrecí por tus intenciones. Aquello que hice por ti en la tierra con tanto amor, con tanta generosidad, ahora continúo haciendo en el Cielo, rogando por ti, protegiéndote y abogando siempre más tu causa. 
No temas, no temas porque estoy muy cerca de ti. Yo te cubro con Mi propio Corazón y con él te guardo y te defiendo con celo.  
Yo te bendigo y bendigo a todos Mis queridos hijos que están aquí, a todos los que hacen Mi Hora de Oración con amor, a todos los que traen sobre el corazón Mi Medalla todos los días de su vida y también Me tornan conocido y amado, trabajando junto con Mi hijo Marcos, ahora bendigo con amor: de NAZARET… de JERUSALÉN… y de JACAREÍ.”
(Vidente Marcos): “Madrecita ¿Tú Señora y San José pueden tocar en estos rosarios y objetos que hicimos para la protección y la oración de tus hijos?”
(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unas de estas imágenes y rosarios lleguen, allí estaré Yo con Mi Esposo José viva, llevando grandes gracias del Señor.’
A todos nuevamente Yo bendigo y dejo Mi paz.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario