Vistas a la página totales

jueves, 8 de febrero de 2018

03 de Febrero de 2018 - Mensaje de la Virgen María, San Rafael y Santa Lucía a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 03 de Febrero de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:



 (Vidente Marcos): “Sí… Sí, haré sí. Este primero que hice ¿Aprobaste Señora? ¿Te gustó Señora? Ah sí, es verdad, ya había olvidado. ¿Más dos? Sí, hago. Sí… proseguiré con su vida. Sí… Me alegra Señora que lo escogiste. Qué bueno que es próximo, haré.”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, Mi Llama de Amor debe ahora actuar poderosamente para llevar a toda la humanidad al mayor triunfo de Mi Inmaculado Corazón. 
Para tanto, Mis soldados deberán luchar bravamente y siempre, profundamente imbuidos del espíritu de sacrificio, del espíritu de donación, de olvido de sí mismos hasta el punto del sacrificio, para que Mi plan pueda realizarse. 
Exigiré siempre más de Mis soldados. Jamás permitiré en Mi ejército soldados mezquinos, egoístas y de poco amor. 
De aquellos que quieren ser Mis soldados, de aquellos que quieren hacer parte de Mi ejército de salvación, exigiré siempre más: más amor, más sacrificios, más olvido de sí, de las cosas mundanas y hasta de los suyos, para dedicarse a la gran obra de salvación de la humanidad. 
Fue eso lo que Yo siempre hice a lo largo de todos estos 27 años con Mi hijito Marcos, exigiendo de él: más amor, más olvido de sí, de su madre, de su familia, de sus intereses, hasta incluso de sus problemas, dejándolos sin resolver para dedicarse solamente a Mí, solamente a Mi plan de salvación y a las almas de Mis hijos que Yo tanto quería y quiero salvar. Y es así que conduciré a los otros soldados de Mi ejército también, exigiendo siempre: más amor, más renuncia, y dedicación a Mi plan de salvación.
Tengan por cierto Mis hijos que, cuanto más Yo exijo de ustedes, más también crece Mi Amor y el Amor de Dios por ustedes, cuando ustedes responden ‘Sí’. La corona de gloria que ustedes tendrán en el Cielo también se torna más bella y siempre la providencia divina cuidará de ustedes, no permitiendo jamás que ustedes desfallezcan en el camino de este amor.
Si ustedes tuvieren amor, todo será dado a ustedes, todo. Si ustedes buscaren el Reino de Dios en primer lugar, todas las cosas serán dadas en añadidura a ustedes, o sea, la fortaleza, el coraje, la perseverancia, la justicia, la piedad, la magnanimidad, todas las virtudes. Todo será dado, pero ustedes tienen que tener el amor para buscar el Reino de Dios en primer lugar. 
Entonces, todo se hará. Mi Llama de Amor irrumpirá poderosa a través de ustedes, para salvar a todos Mis hijos que están en las tinieblas del pecado. Conversiones sucederán, hasta de pecadores muy endurecidos e incluso gracias y milagros. 
Lo que impide a Mi Llama de Amor de hacer gracias retumbantes, milagros y otras bendiciones prodigiosas en la humanidad es que Yo no encuentre estas almas que se dediquen a Mí completamente, olvidándose de sí mismas. No hay almas que atiendan las exigencias de Mi Amor. Por eso, Mi Llama de Amor queda siempre más paralizada y represada en Mi Corazón. 
Pero, cuando encuentro un alma que verdaderamente atiende las exigencias de Mi Amor, que se dona ilimitadamente a Mí, olvidándose de sí misma, de los suyos y hasta de sus problemas como Yo encontré aquí en 1991, entonces verdaderamente, Mi Corazón puede realizar maravillas de gracia y llevar tanta luz, tanta luz a Mis hijos, amor, tanto amor a Mis hijos, tanta gracia, la salvación al mundo. 
Si ustedes hoy dijeren ‘Sí’ a Mi plan de amor, ello se realizará y a través de ustedes, muchas almas y hasta naciones serán salvas. Lo que Yo preciso son de almas completamente muertas para sí mismas y para el mundo, y completamente donadas, inmoladas a Dios en el altar de Mi Corazón Inmaculado.
Sí Mis hijos, déjense cargar en Mis brazos como Mi Hijo Jesús se dejó cargar por Mí hasta el templo de Jerusalén y así como Yo lo ofrecí al Señor como la víctima agradable, como la víctima dócil y obediente hasta la muerte, déjense también presentarse por Mí al Señor en el templo y en el altar de Mi Corazón como las pequeñitas víctimas: agradables, dóciles, obedientes a Dios, que están dispuestas a inmolar sus vidas por la salvación de la humanidad y así, alcanzar para el mundo entero: gracia, misericordia, de la copiosa Redención de Mi Hijo Jesús.
Entonces verdaderamente, el imperio de Satanás será derribado y el Corazón Inmaculado de Su Madre del Cielo levantará en este mundo la nueva civilización del amor y de la paz, el nuevo reino de la justicia y de la bondad, y entonces, surgirán para todos ustedes el nuevo mundo de la gracia, de la santidad y de la paz, completa y definitiva del Señor, trayendo para ustedes una nueva era de felicidad, amor, santidad y paz.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Con ello, siempre más sus corazones se disponen a ofrecerse a Mí como soldados dóciles, obedientes, abnegados, olvidados de sí mismos, como las víctimas agradables que Yo pueda ofrecer al Padre para salvar a tantas almas. Víctimas que, con sus vidas llenas de oración, sacrificio, penitencia y amor, expiarán los propios pecados, los pecados de la humanidad y alcanzarán para el mundo, nuevas gracias de misericordia, perdón y paz.
Así Mis hijos, cada día, en ustedes se cumplirá Mi materno designio de amor y en fin, el gran plan de la Santísima Trinidad será cumplido y todo el universo será finalmente liberado del dominio de Satanás y toda la creación, toda la tierra adorará, alabará la eterna, la augusta, la inmutable y la adorable Trinidad para siempre. 
A todos bendigo con amor y especialmente a ti Mi amadísimo hijo Marcos que, incluso todavía convaleciendo, hizo para Mí, hizo para Mi Hijo Jesús, esta linda Coronilla de la Misericordia. 
Y también te bendigo Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo. 
Así que llegaste aquí, Mi Corazón exultó de alegría. Las espinas de dolor, las espinas que los hombres Me clavan a todo momento, sin haber quién los quite, comenzaron a salir de Mi Inmaculado Corazón. Las espadas de dolor comenzaron también a ser retiradas y Mis lágrimas comenzaron a ser secadas. Mi Hijo Jesús también tan ofendido por los pecados del mundo, comenzó a sentirse consolado por tu presencia.
Gracias por haber venido. Gracias por cargar la cruz por Mí. Gracias por olvidarte también de ti mismo, para pensar en Mí y en Mi plan de salvación. Gracias por ser fuerte en las pruebas y en las tentaciones. Gracias por preferirme a Mí de que las criaturas. Gracias por ser Mi hijo obediente y el soldado con el cual he podido contar en estas horas en que tantos Me abandonaron y tantos soldados desertaron de Mi ejército, dando así la victoria a Satanás, a las fuerzas del mal y dando a ellos libertad para tentar, seducir y llevar a la perdición a tantas almas. Gracias por ser el soldado siempre vigilante, el centinela con el cual he podido fielmente contar. 
Yo te bendigo con mucho amor juntamente con Mi hija Lucía y también con San Rafael aquí conmigo. Y te doy hoy una vez más, Mi bendición de predilección y te señalo con Mi maternal señal.
A todos también bendigo ahora con amor: de FÁTIMA… de PELLEVOISIN… de LOURDES… y de JACAREÍ.”


MENSAJE DE SAN RAFAEL ARCÁNGEL

“Amado hermano Carlos Tadeo, Yo, Rafael, Me alegro hoy por verte y darte Mi Mensaje. 
Yo te bendigo, no puedes imaginar cuánto amor Yo tengo por ti. Mis alas de luz están todo el tiempo sobre ti, cubriéndote como un escudo. No permitiré jamás que los dardos inflamados del enemigo te acierten, ni acierten aquello que amas. 
No tengas miedo. Yo soy a tu favor. Y si Yo soy por ti ¿Quién será contra ti?
Rece siempre Mi Coronilla que, sin embargo, breve, es muy poderosa. Por medio de ella, te concederé muchas bendiciones. Por medio de ella, alcanzarás grandes gracias. Por medio de ella, también daré otras gracias a otras personas. Y con esa Coronilla, serás invencible, porque Yo mismo te revestiré con Mi fuerza. 
Yo estoy siempre cerca de ti. No tengas miedo. Por más que el enemigo pueda intentar atingirte, Yo estaré siempre con Mis alas cubriéndote y él no podrá hacerte mal. El enemigo hace 10 planes por día para derribarte, pero Yo hago 100 para protegerte y salvarte. Por eso, no temas nada. Confíe siempre en Mí, conságrate a Mí y Yo Me haré presente siempre más en tu vida. 
Yo te amo y alégrate, porque todos los días tu nombre resuena en el Cielo, pronunciado por Mis labios, pues Yo, juntamente con los Santos y Ángeles, ruego sin cesar por ti al Señor, sobre todo, a las cinco de la mañana, que es la principal hora cuando Yo Me arrodillo delante del Trono de la Santísima Trinidad para pedir especialmente por ti.
Yo te bendigo con amor y te doy Mi paz.”


MENSAJE DE SANTA LUCÍA
“Amados hermanos, Yo, Lucía, les pido nuevamente: ‘Recen Mi Coronilla.’
Den 10 Coronillas Meditadas Mías número 4 para muchos hermanos Míos, para 10 hermanos Míos que no conocen esta Coronilla. Es preciso que Mis hermanos conozcan esta Mi Coronilla. 
Deseo también que ustedes den 30 películas de Mi vida que Nuestro amadísimo Marcos hizo para Mí, para 30 hermanos Míos que no Me conocen. 
Porque el mundo no Me conoce, porque las almas no Me conocen, sufren solitas en vano y demasiado, y se pierden. 
¡Oh! Si las almas Me conociesen, recurrirían a Mí y con las gracias que Yo puedo alcanzar para ellas, no se perderían. Si conociesen Mi vida, cuántos jóvenes renunciarían al mundo y no sentirían el deseo de consagrarse totalmente a Dios y a Nuestra Reina Santísima en la vida consagrada y religiosa. 
Ya que el gran plan de Satanás para hacer con que la humanidad se hunda en la apostasía, ya que el gran plan de él para hacer con que la iglesia sea destruida, fue la retirada de los Santos de las iglesias, fue el ocultamiento de la vida y del martirio de los Santos
El antídoto para revertir y destruir todo el mal hecho por Satanás, es cada vez más, darme a conocer a todos, dar a conocer Mi vida, tornarme conocida y amada, principalmente por la juventud, para que así, muchos jóvenes también sientan el mismo deseo que Yo sentí, de consagrarse totalmente a Dios y a Nuestra Madre Santísima. Así, la fe católica será salva del desaparecimiento por la apostasía. Así, todo el estrago fatal causado por Satanás será verdaderamente destruido, todo el estrago será deshecho. 
Entonces, la fe católica brillará con un nuevo esplendor y entonces, muchas almas encontrarán el camino de la santidad y de la salvación. Vayan, tórnenme conocida y amada, recen Mi Coronilla todas las semanas y Yo les daré muchas gracias. 
Continúen rezando el Santísimo Rosario todos los días, porque las almas que rezan el Santísimo Rosario, ciertamente se salvan, pues, la Madre de Dios, Ella misma comunica Sus Gracias, Sus virtudes y Su Llama de Amor a las almas que rezan el Rosario, y las gracias de los misterios del Santísimo Rosario descienden silenciosamente sobre las almas que lo rezan, y contra esas gracias, el poder del infierno no tiene ningún efecto.
Yo, Lucía, amo a todos ustedes y verdaderamente guardo a todos ustedes. 
Ahora Santa Lucía se dirige sólo a Carlos Tadeo Nunes. 
Bendigo a todos y especialmente a ti Mi amadísimo hermano Marcos, y también a ti Mi amadísimo hermano Carlos Tadeo. 
Nunca te olvides de cuánto Yo sufrí por ti, especialmente cuando Me arrancaron los ojos. Si Yo fui capaz de un amor tan grande por ti y de soportar un dolor tan grande por ti en la hora de Mi martirio. Si Yo tuve ese coraje y tuve ese amor tan intenso y ardiente por ti ¿Yo podría después de eso abandonarte? Nunca. Yo que tuve ese amor tan grande por ti, nunca te abandonaré. 
Confíe en Mí, estaré a tu lado siempre para ayudarte y darte fuerzas para que lleves tu cruz hasta el fin, cumplir tu misión y entrar glorioso en el Cielo. Muchas cruces, muchas piedras del camino Yo removeré para ti y aquellas que Yo no pudiere remover, te daré pies tan fuertes, tan inquebrantables, que pasarás por esas piedras valerosamente y llegarás al fin de la caminata vencedor. 
Estoy contigo y toda gracia que Me pidas por el martirio del arrancamiento de Mis ojos, Yo te concederé si fuere conforme a la Voluntad del Señor. No temas, estoy contigo y en los días 13 de cada mes como te prometí, siempre derramaré sobre ti un diluvio de gracias y bendiciones. 
También en el aniversario de las Apariciones de este año, 7 de febrero, Yo estaré delante del Trono de la Santísima Trinidad pidiendo una gracia especialísima para ti. Alegra tu corazón porque grandes cosas están preparadas para ti. 
A todos Yo bendigo ahora con amor: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Puedes tocar Señora en estos objetos religiosos y rosarios que hicimos para la protección de tus hijos?”

(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios e imágenes lleguen, allí Yo estaré con San Rafael y Mi hija Lucía, llevando las grandes gracias del Señor.’
A todos nuevamente Yo bendigo con amor y dejo Mi paz.”

"Vidente Marcos (izquierda) y su padre espiritual Carlos (derecha) durante la Aparición. Sólo el Vidente puede ver la Aparición. Carlos fija su mirada sólo en el altar de la Madre de Dios."

No hay comentarios.:

Publicar un comentario