Vistas a la página totales

Coronilla de Santa Bernadette Soubirous

Coronilla de Santa Bernadette Soubirous


Vidente de Nuestra Señora de Lourdes (Francia-1858)

(La Coronilla consta de 8 misterios y se usa un rosario ordinario de 10 cuentas)


Señal de la cruz +

En las tres primeras cuentas:

“Oh María Santísima, mira para el amor de aquella que más te amó en el mundo y te ama más intensamente en el Cielo.”

En la cuenta grande:

“Oh María Santísima, mira para el amor de aquella que más te amó en el mundo y te ama más intensamente en el Cielo.”

En las cuentas del denario:

“Oh María, atienda nuestras súplicas, en virtud de los méritos y dolores de Santa Bernadette.”

Oración final:

“Oh Santa Bernadette, que tuviste la gracia de ver y hablar con la Santísima Virgen por 18 veces en la Gruta de Massabielle en Lourdes, que fuiste la que más amaste a la Madre de Dios en este mundo y por Ella sufriste todos los dolores y tristezas; nosotros te suplicamos, alcánzanos las gracias que te pedimos por esta Coronilla y también vivir y morir de amor por María Santísima, para que podamos contigo alabarla y amarla por toda la eternidad en el Cielo. Amén.”


Primer Misterio: Nosotros te contemplamos oh humilde Santa Bernadette en tu infancia, en Lourdes, pasada en extrema pobreza al lado de tus familiares, cuidando de ovejas, privada del estudio del catecismo en medio de tantas pruebas, humillaciones, dolencias y dolores.

Nosotros te pedimos el ejemplo de la humildad por los sufrimientos que tuviste, que nos alcances de María Santísima la gracia de la humildad, de los desapegos de los bienes terrenales y del amor a la pobreza cristiana. Amén.


Segundo Misterio: Nosotros te contemplamos oh felicísima Santa Bernadette yendo a la Gruta de Massabielle en Lourdes en el día 11 de Febrero de 1858, escuchando el soplo del viento que te hizo dar la vuelta para la Gruta de Massabielle y teniendo la primera de las 18 Apariciones que tuviste de la Santísima Virgen María.

Por la inmensa alegría que sentiste entonces, alcánzanos la gracia de una verdadera, ardiente y sincera devoción a María Santísima. Amén.


Tercer Misterio: Contemplamos a Santa Bernadette volviendo a la Gruta y recibiendo de María Santísima la misión de regresar por 15 días, rezando con Ella el Santo Rosario, recibiendo de Ella una oración, después tres secretos, recibiendo de Ella el Mensaje de penitencia y oración y en el día 25 de Febrero de aquel año encontrando la fuente milagrosa indicada por la propia Madre de Dios.

Y te pedimos por la alegría que invadió tu corazón en aquellos momentos celestiales, que nos alcances de María Santísima la gracia de la penitencia, de la oración y obediencia a Ella. Amén.


Cuarto Misterio: Nosotros te contemplamos oh gran mártir Santa Bernadette, sufriendo con tanta paciencia y mansedumbre, las humillaciones, ofensas, burlas, escarnios, desprecios, prohibiciones, ingratitudes, traiciones, interrogatorios policiales y eclesiásticos, amenazas de prisión y muerte, por las censuras y descréditos del Clero, por la soledad y abandono que sentiste de tus parientes, conocidos y vecinos, que te llevaron tantas veces a derramar lágrimas tan copiosas y sentidas.

Por los dolores que sufriste entonces, te pedimos que nos alcances la gracia de la paciencia en nuestros dolores. Amén.


Quinto Misterio: Te contemplamos todavía recibiendo de la Virgen Santísima la misión de decir a los Sacerdotes que construyesen una Capilla en la Gruta y siendo nuevamente despreciada y rechazada por ellos. Viéndote así, oh Santa Bernadette, abandonada por todos y sin condiciones de atender el pedido de Nuestra Señora que se edifique una Capilla en la Gruta.

Por los dolores que sufriste entonces, alcánzanos la gracia de soportar todos los desprecios y humillaciones que tengamos que sufrir por causa de los Mensajes y Apariciones de María Santísima. Amén.


Sexto Misterio: Te contemplamos oh Santa Bernadette recibiendo de María Santísima el 25 de Marzo, la revelación de Su Nombre en las Apariciones de Lourdes: “Yo Soy la Inmaculada Concepción.” Y recibiendo de Ella el milagro de la vela que no quemaba tus manos.

Te pedimos oh sierva obediente de la Madre de Dios, que alcances de Ella la gracia de tornarnos propagadores de la devoción y de los Mensajes de la Virgen Santísima al mundo. Amén.


Séptimo Misterio: Nosotros te contemplamos oh Santa Bernadette, ejemplo de fe, teniendo la última aparición el 16 de Julio, y algunos años después dejando Lourdes para siempre, para ir a un Convento en Nevers, donde sufriste tantos trabajos, pruebas y humillaciones, trabajando como enfermera, cocinera, limpiadora, criada y siendo tratada como inútil por todos.

Nosotros te pedimos por estos dolores que tan intensamente sufriste, que nos alcances de la Virgen Santísima la gracia de la paciencia, de la mansedumbre, de la perseverancia y de la resignación delante de los sufrimientos. Amén.


Octavo Misterio: Nosotros te contemplamos oh Santa Bernadette, ejemplo de perseverancia y amor, pasando varios años en cama, con fiebre y en estado de coma, sufriendo y expiando por los pecados del mundo y por la salvación de las almas. Te vemos agonizando el 16 de Abril de 1879, después de una vida llena de sufrimientos y trabajos por amor a la Santísima Virgen y por la salvación de los pecadores. A las tres horas de la tarde con tu cuerpo todo consumido por la tuberculosis, entregaste tu alma purísima a la Virgen Madre de Dios que te vino a buscar y llevar para la Gloria del Cielo.

Nosotros te pedimos por la alegría que sentiste en tu corazón al volver a ver a tu Reina e Inmaculada Madre y ver a Dios cara a cara, que nos alcances de la Virgen María y de San José, la gracia de la santificación, de la perseverancia y de la Corona de la Vida Eterna. Amén.



TESTAMENTO ESPIRITUAL DE SANTA BERNADETTE SOUBIROUS
(Escrita por Marcelle Auclair en honor a la Santa)
“Por la pobreza en la que vivieron papá y mamá, por los fracasos que tuvimos, porque se arruinó el molino, por haber tenido que cuidar niños, vigilar huertos frutales y ovejas; y por mi constante cansancio... te doy las gracias Jesús.
Te doy las gracias Dios mío, por el fiscal y por el comisario, por los agentes de policía y por las duras palabras del Padre Peyramale...
No sabré cómo agradecerte, si no es en el paraíso, por los días en que viniste, María, y también por aquellos en los que no viniste. 
Por la bofetada recibida, y por las burlas y ofensas sufridas; por aquellos que me tenían por loca, y por aquellos que veían en mí a una impostora; por alguien que trataba de hacer un negocio..., te doy las gracias Madre.
Por la ortografía que jamás aprendí, por la mala memoria que siempre tuve, por mi ignorancia y por mi estupidez, te doy las gracias.
Te doy las gracias porque, si hubiese existido en la tierra una niña más ignorante y estúpida que yo, tú lo hubieses elegido...
Por mi madre que murió lejos de mí. Por el dolor que sentí cuando mi padre, en vez de abrazar a su pequeña Bernardita, me llamó "Sor María Bernarda"..., te doy las gracias.
Te doy las gracias por el corazón que me has dado, tan delicado y sensible, y que me colmaste de amargura...
Por la madre Josefa que anunció que no sirvo para nada, te doy las gracias. 
Por el sarcasmo de la madre maestra, por su dura voz, por sus injusticias, por su ironía y por el pan de la humillación... te doy las gracias.
Gracias por haber sido como soy, porque la madre Teresa pudo decir de mí: "No sé cómo te las apañas para combinar tantos desastres.”
Gracias por haber tenido el privilegio de los reproches, por ser aquella de quien las otras hermanas de la comunidad decían: "Qué suerte que no soy Bernardita."
Agradezco haber sido la Bernardita a la que amenazaron con llevarla a la cárcel porque te vi a ti Madre... Agradezco que fui una Bernardita tan pobre y tan miserable que, cuando me veían, la gente decía: "¿Esa cosa es ella?" la Bernardita que la gente miraba como si fuese el animal más exótico...
Por el cuerpo que me diste, digno de compasión y putrefacto... por mi enfermedad que arde como el fuego y quema como el humo, por mis huesos podridos, por mis sudores y fiebre, por los dolores agudos y sordos que siento... te doy las gracias Dios mío.
Y por el alma que me diste, por el desierto de mi sequedad interior, por tus noches y por tus relámpagos, por tus rayos... por todo. Por ti mismo, cuando estuviste presente y cuando faltaste... te doy las gracias Jesús.”

“Dios ha escogido a la gente despreciada y sin importancia de este mundo, es decir, a los que no son nada, para anular a los que son algo.

(Primera Carta a los Corintos 1, 28)


SANTA BERNADETTE SOUBIROUS

LA SANTA QUE MÁS AMÓ A LA MADRE DE DIOS EN TODA LA HISTORIA

Jacareí, 25 de Diciembre de 1998

Mensaje de María Santísima

“Queda sabiendo Mi querido hijo, que de todos los Santos que ya hubieron sobre el mundo, nadie, ninguno Me amó tanto como Mi hijita Bernadette.

Sí, incluso mucho más que los Santos que escribieron o que predicaron sobre Mí, porque Ella fue simple, fue dulce, fue humilde e incluso siendo pobre, e incluso siendo muy pequeña y débil, pero en su corazón hubo un gran Amor por Mí tan grande, que superó la de todos los otros Santos y Santas que ya pasaron por este mundo.

Y es por eso que Su intercesión junto a Mi Inmaculado Corazón es como si fuese para Mí más que un pedido, una orden. Les suplico entonces que en sus oraciones invoquen la intercesión de Mi hijita Bernadette y es por eso que Yo deseo de ustedes: humildad, obediencia, prontitud, oración como la de esta niña…”

(Vidente Marcos): “Pero hubieron tantos Santos que son hasta más conocidos y ¿Por qué Ella es la Santa que más te amó Señora?”


(María Santísima): “Porque DIOS así lo quiso… Bernadette es para todos el modelo para aquellos que quieren amarme. Si quieren amarme verdaderamente, copien Sus ejemplos y entonces, Me amarán…”



No hay comentarios.:

Publicar un comentario