Vistas a la página totales

CASTIGOS SOBRE LOS PERSEGUIDORES DE LAS APARICIONES

CASTIGO A LOS OBISPOS Y SACERDOTES OPOSITORES DE LAS APARICIONES DE LA MADRE DE DIOS EN HEROLDSBACH
 
Las 8 niñas, videntes de Nuestra Señora de las Rosas de Heroldsbach


Observen como muchos eclesiásticos, que deberían ser instrumentos de la gracia divina, por incredulidad, orgullo y apostasía, se tornan opositores y hasta perseguidores de la misericordia del Altísimo.

"No extingáis el Espíritu; no despreciéis las profecías; examinadlo todo y quedaos con lo bueno. Absteneos de todo genero de mal." 1 Ts 5, 19-22

El texto abajo fue extraído del libro JESÚS RESPONDE A UN PADRE. Traducido del francés por el Sacerdote Aldemar Ferrari. Prefacio del Monseñor Antonio de Almeida Moraes Junior, Arzobispo de Niterói, Río de Janeiro/Brasil.

Desde el 09 de Octubre de 1949 al 25 de Julio de 1951, sucedieron las Apariciones de Nuestra Señora, Madre de Dios, a 8 niñas de una aldea de Baviera, ciudad vecina de Nuremberg, Alemania. (Apariciones en Heroldsbach)


Cuando eran justificadas las esperanzas de que todos recibiesen con gratitud los importantes Avisos de la Madre de Nuestro Señor, dados a conocer durante aquellas Apariciones (Avisos comprobados por conversiones y milagros ante millares de personas, como fue el caso del Sol, repitiendo el prodigio de Fátima). He aquí que una Comisión vino a estudiar los fenónemos, nombrada por la Curia de Bamberg, bajo la gerencia del Obispo Monseñor Landgraf.

La comisión  era compuesta de personas incompetentes en Teología. Se montó luego un mecanismo de inquéritos, precidida de cuando en cuando, hasta por el Juez de la Ciudad.

Finalmente, Monseñor Landgraf elaboró un resumen de las conclusiones, que presentó a colegas prelados de Alemania, para pedirles adhesión, y así, en un clima de oposición, encaminó al Santo Padre Pío XII, solicitud para interditar el lugar de las Apariciones en Heroldsbach y excomulgar a laicos o sacerdotes que por ventura se atreviesen a rezar en aquel local.

Multitud de personas presenciaron el Milagro del Sol 

Su Santidad Pío XII, confiado en la autoridad de los Obispos, ratifica y firma el INTERDITO y la EXCOMUNIÓN. El resto es fácil de imaginar.

Papa Pío XII, firmó el Decreto de Excomunión sobre Sacerdotes y laicos
que seguían las Apariciones y Mensajes de la Madre de Dios en Heroldsbach


¿QUÉ SUCEDIÓ?

Cardenal Michael Faulhaber 

Con excepción del Cardenal Faulhaber que llamó la atención del Papa Pío XII sobre el error consumado, los demás Prelados directa e indirectamente comprometidos en el caso, y llamados en poco tiempo al Tribunal de Dios, se acusan, después de la muerte, de haber cometido ofensa grave contra la Santísima Madre de Dios, en el caso de Heroldsbach. Declaran - es terrible escuchar eso - que no verían la Gloria de Dios hasta que el Decreto contra las Apariciones en Heroldsbach fuese anulado, reparándose la injusticia cometida.

CAMINOS DE LA MISERICORDIA

Dios escogió la persona de una alma víctima para ofrecer desagravio por los culpables. Se llama Teresa Obermayer, hermana terciaria Franciscana. Ésta como tantas otras almas reparadoras, cuando invitadas a percibir el amor  y las instancias de la bondad divina, difícilmente se rehúsan a aceptar el sufrimiento reparador exigido por Dios.

DIJO NUESTRO SEÑOR JESÚS A TERESA:

“De hoy en adelante estás clavada en Mi Cruz con clavos. Quédate atenta a Nuestras Voces que hablan en lo más íntimo del alma. Anota lo que escuchas. La Divina Providencia te llama para poner a prueba a Obispos y Sacerdotes.”

PALABRAS DE NUESTRA SEÑORA A TERESA OBERMAYER:

“En Fátima no fue prohibida la oración como fue en Heroldsbach, para grande mal de las almas. En Fátima, Mi Mensaje sólo se tornó evidente cuando explotó la Segunda Guerra.
Pues viene la Tercera Guerra peor que la anterior. En mi cuidado maternal vine (a Alemania), implorar, alertar. Pero, en vez de enmendarse, Me persiguen.
Hasta la alta Jerarquía Eclesiástica así procede. Sacerdotes y laicos, por causa de Heroldsbach, fueron castigados con penas canónicas, contra todas las leyes de la justicia. Tales medidas arbitrarias son rigurosamente sometidas ante el Tribunal de Dios. De eso dan claro testimonio los SACERDOTES QUE YA COMPARECIERON DELANTE DEL ETERNO JUEZ, pues ellos también descreyeron delante de Mí.”

¿QUIÉNES SERÍAN ESOS SACERDOTES QUE YA COMPARECIERON DELANTE DEL ETERNO JUEZ?

Son ellos: Obispo Auxiliar de Bamberg, Monseñor Landgraf, fallecido inesperadamente el 08 de Setiembre de 1958 y sepultado el 11 de Setiembre de 1958.
El 11 de Setiembre de 1958, dijo el Sr. Obispo fallecido a Teresa Obermayer:

Monseñor Artur Michael Landgraf (1895-1958)

“¡Alabado sea Nuestro Señor Jesucristo! Pide una audiencia particular al Arzobispo Schneider, de Bamberg. Yo, y no ustedes, merecía las penas eclesiásticas, pues en mi ambición incontenida, abusé de la función episcopal. La culpa principal cae sobre mí. Informé e influencié, engañando al propio Santo Padre en Roma. Todos quedarán sabiendo que el demonio actuó por mi intermedio. Tus sufrimientos y oraciones me libraron de las penas del infierno. Reza por mí. Dame mucha agua bendita con las oraciones de la noche. Escribe, por favor, al Santo Padre Juan XXIII, a través del Santo Oficio. Pide al Sr. Arzobispo Schneider que retire luego las penas canónicas injustas e inválidas, antes que sea tarde demás para él. De Dios y de Su Madre Santísima no se burla.”

El 16 de Setiembre de 1958 a las 15 horas, el Obispo Monseñor Landgraf viene a pedir otra vez que Teresa Obermayer escriba lo siguiente:

“¡Alabado sea Nuestro Señor Jesucristo!
Hago un pedido a todos los Obispos para que suspendan las Excomuniones inválidas, injustamente lanzadas sobre los peregrinos que creen en las Apariciones de la Madre de Dios, en Heroldsbach. Que ellos reparen el prejuicio causado a la Iglesia. Que organicen novenas de reparación. Yo practiqué culpa mortal intentando con todo arrasar Heroldsbach. Pero destruir la Obra de Dios es grave pecado contra el Espíritu Santo. Si los peregrinos no hubiesen rezado por mí, yo habría caído en el abismo eterno; y de la misma forma el Arzobispo Kolb. A través de registros inverídicos, hasta a Roma engañé, pues me dieron crédito, debido a mi autoridad espiscopal. Ojalá yo pudiese regresar a la tierra. Iría de rodillas a pedir perdón a todos.”



Arzobispo Joseph Otto Kolb (1881 - 1955)

El 06 de Enero de 1961:
El Cardenal Wendel, de Munich, falleció repentimanente, después de su alocusión de fin de año. Seis días después él comunicó:
Cardenal Joseph Wendel ( 1905 - 1960)

“Tengo que expiar en el Purgatorio porque combatí la honra de María Santísima, Madre de Dios, no creyendo y disuadiendo a otros a no creer en las Apariciones de Nuestra Señora en Heroldsbach. Engañado por las medidas equivocadas de la Diócesis de Bamberg, nada hice para saber la verdad. También Pio XII sufre con nosotros, porque, además de no creer, aprobó un infeliz Decreto sin conocer exactamente las cosas. Prestó más crédito al Santo Oficio que a los llamados que le fueron hechos.
Yo fui severamente juzgado. Mi purgatorio será duro y largo. Ahora tú di la verdad. Escribe y habla. Defiende con decisión el honor de María Santísima, Madre de Dios. Tus Mensajes a los Obispos y Sacerdotes traerán buenos resultados para la eternidad.”

LA FALSA PRUDENCIA: IGNORAR Y AHOGAR PARA EXTINGUIR

El 19 de Setiembre de 1962, Jesús dijo a Teresa Obermayer
“Tratándose de autoridad eclesiástica, nadie debe practicar abuso contra Mis hijos videntes (confidentes).
También el Sr. Obispo de Leiria (Fátima), se encuentra todavía en el lugar de purificación. Él no creyó en el Mensaje de Mi querida Madre y Reina. Si Él hubiese actuado, la Segunda Guerra habría sido evitada. Todos habrían aceptado prontamente el grito de hacer penitencia.
¿Porqué sólo se acepta cuando viene el castigo? ¿Y porqué marchitó la Fe en el círculo de los Pastores? Una vez que el pueblo en sana razón está creyendo, ¿Porqué lo castigan? ¿Quién justifica delante de Dios tal procedimiento?
Es bueno hacer reparación aún en vida, y pedir disculpas por los grandes crímenes cometidos contra las órdenes y designios de Dios.”

Monseñor José Alves Correia da Silva (1872 - 1957)

El Obispo José Alves junto con la vidente
 de Fátima, Sor Lucía Dos Santos

LAS CONSECUENCIAS DEL DESACATO PARA CON LAS AUTÉNTICAS MANIFESTACIONES CELESTES.
(Apariciones, locuciones interiores y otras señales misericordiosas)

El 08/10/1961, entre las 14 y 15 hs, el Papa Pío XII, en el tercer aniversario de su fallecimiento, vino a decir:


Papa Pío XII (1876 - 1958)

“Oh, tú, querida hermana Terciaria Franciscana, que sufres y expías por mí, te será abundantemente acrecentado en el Cielo. Ofrece en la Santa Misa, sin desanimar. Ofrece la Preciosa Sangre de Jesús en favor de nuestros indecibles sufrimientos. Muchas pobres almas se dirigen a mí pidiendo que también te recuerdes de ellas. Como no las conoces por el nombre, ofrecerás acumulativamente por todas la Preciosa Sangre hoy en la Misa Vespertina; son numerosas. Acuérdate de las almas sacerdotales, pues soy el responsable por el sufrimiento de ellas, por causa del infeliz Decreto que yo aprobé sin el debido examen. El Obispo Auxiliar, Monseñor Landgraf, nos informó erradamente sobre este asunto. Él tendrá que expiar duramente por la gravísima culpa dentro de la Santa Iglesia, pues todavía los fieles continúan siendo perseguidos con penas canónicas injustas. Mi purificación se prolongará.”

El 09/10/1961,  a las 23 hs, el Papa Pío XII dijo:

“Carísima hermana, nunca olvidaré tu acto de caridad por haber ofrecido en mi intención, durante tres días la Santa Comunión y la Preciosa Sangre. Me juzgan, como Papa, que no necesito de oraciones. Por eso no las recibo, sin embargo, yo preciso de oraciones y siempre renovaré las súplicas para que no te olvides de mí. Tu responsabilidad delante del Señor es inmolarte por nosotros Sacerdotes. Vamos ayudarnos mútuamente. Llamé a los peregrinos de Nuestra Señora de ‘gente fanática’ (shwarmgeister), secundando el grupo ‘del contra’. No hice reparación en vida y por eso debo reparar en el Purgatorio. Aquella afirmación mía rebajó a los peregrinos. Cada cosa, por insignificante que sea, será examinada por Dios. Sin embargo estas faltas nunca podrán ser comparadas con las faltas de poco caso que se tiene para con las Apariciones de Nuestra Señora en el mundo. reza por los Obispos y Sacerdotes errantes y descreyentes, tanto en el Vaticano, como en el mundo entero. ¡Me arrepiento para siempre!
La Batalla de Lepanto fue un juego de niños en comparación.”



1 comentario:

  1. Nuestro padre Dios desde el principio de los tiempos se a comunicado con la humanidad enviándonos mensajeros apariciones de santos Ángeles recordando el antiguo Testamento encontramos diversas apariciones y en el nuevo Testamento las apariciones de los Ángeles en la anunciación a María en la transfiguración de Jesús en la resurrección en el santo sepulcro y otras muchísimas más por mencionar, en estos Últimos tiempos Dios nos a enviado a la Santísima Virgen María mediante las apariciones de NUESTRA SUBLIME REINA Y MADRE LA MENSAJERA DE LA PAZ PARA NUESTRA ALMAS ella cuida de los hermanos de su Hijo Jesús : nos dice haced penitencia y rezad el Santo Rosario por la conversión y salvación de todas las almas

    ResponderEliminar