Vistas a la página totales

viernes, 30 de agosto de 2013

30 de Agosto del 2013 - Mensaje de la Virgen María a su amado hijo Marcos Tadeu

Jacareí, 30 de Agosto del 2013
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet a través de la WebTV mundial: www.apparitionstv.com

Mensaje de la Santísima Virgen María


"Mis amados hijos, hoy les invito nuevamente a que reflexionen sobre el gran amor de Dios, que les escogió y que les llamó para que conocieran la salvación y la gracia aquí, por medio de Mis Apariciones en Jacareí.

El amor de Dios por ustedes fue tan grande, tan inmenso, escogiéndoles como son, quitándoles del polvo, del pecado, del fango del pecado en el cual muchos de ustedes estaban, o entonces, quitándoles de las tinieblas de la indiferencia, de la insensibilidad para con Él, que les condenaría ciertamente, y el Señor les atrajo hasta aquí para que conozcan Mis Mensajes de gracia y de salvación.

¡Miren como el amor de Dios por ustedes es inmenso!
¡Amen éste amor! ¡Correspondan a éste amor! Y no sean más tan ingratos al Señor que tanto les ama y tanto quiere la salvación de ustedes.

¡El tiempo se termina Mis hijos! Y el plazo dado para la conversión del mundo por el Señor está terminando, si ustedes, si el mundo no se convierte y no atendie a Mis Avisos, el Omnipotente terminará por purificar éste mundo con gran un GRAN CASTIGO.

Yo no quiero verles sufriendo, por eso les pido, CONVIÉRTANSE SIN PÉRDIDA DE TIEMPO, acojan el amor de Dios en sus corazones, denle su "SÍ" a éste Amor, si ustedes acogen éste amor de Dios, si acogieran la gracia de Dios, verán que no necesitarán más de placeres mundanos y cosas vanas de ésta tierra, porque el corazón de ustedes estará tan lleno de la verdadera paz, de la verdadera alegría y gracia de Dios que no sentirá más la falta, ni  la necesidad de cosas vanas y placeres carnales.

Cuando el alma está llena del amor de Dios, ella no siente más la fuerza de los apetitos carnales, porque su corazón ya está lleno de felicidad y tiene todo, pues ella posee a Dios.

Yo deseo llevarles a esa plenitud de la posesión de Dios, por medio de la oración con el corazón, del amor y de la total entrega en las manos del Señor.

 A todos en éste momento bendigo generosamente de FÁTIMA, de LA SALETTE y de JACAREÍ.

¡La Paz Mis hijos amados!

La Paz a ti Marcos, el más obediente de Mis hijos, que hoy una vez más Me glorificaste haciendo un nuevo Rosario Meditado para Mí... en aquella hora las puertas de infierno fueron nuevamente cerradas, ninguna alma fue condenada, los demonios fueron paralizados y no pudieron hacer mal a las almas, no pudieron tentarlas y una lluvia de gracias descendió del Cielo sobre la tierra entera, por eso, ¡te quiero! ¡te bendigo generosamente ahora, amado hijo Mío!

(Marcos): "Hasta pronto"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario