Vistas a la página totales

viernes, 6 de abril de 2018

25 de Marzo de 2018 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Lucía a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 25 de Marzo de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:

www.apparitionstv.com

FIESTA DE LA ANUNCIACIÓN DE LA ENCARNACIÓN DEL HIJO DE DIOS


(Marcos): “Sí haré. Sí Mi Reina, sí haré. Sí Mi Reina, sí haré. Sí… haré también. ¡Que bueno que te ha gustado! Si quedó como querías es todo lo que importa para mí. Sí… sí… sí… sí haré.
¿Y cuántos quieres Señora? Sí haré Madrecita. Así que yo tenga las voces, yo también haré de Dios Padre, Jesús, el Espíritu Santo y los otros Santos también. Sí… sí Señora.
Ya que tú Señora lo quieres así, yo hago. Hago todo lo que quieras Señora, todo. ¡Eso no es nada! Por ti Señora quedo cuantos días fuera necesario sin comer, sin beber agua, sin nada, desde que yo consiga hacer las cosas para ti Señora, para hacerte conocida, amada y triunfar en la Tierra. Lo que importa conmigo y con mi cuerpo, lo que suceda no importa nada. Nada.
Sí, eso no es nada, Usted merece mucho más. Cuántas noches te quedaste sin dormir, sufriendo por la salvación de la humanidad, rezando por el mundo. Cuantos días quedaste sin comer en la Fuga para Egipto, o entonces, en los Viernes ayunando, en el Viernes Santo, en el Sábado Santo y ofreciendo todo por la humanidad. Un día sin comer por ti Señora no es nada. Nada en vista de lo que Usted ha hecho por mí, hiciste por el mundo.
Sí, lo haré”.
MENSAJE DE MARÍA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ


“Queridos hijos, Mis Planes Maternos deben proseguir. Estoy haciendo todo para que todos se salven.
Ya estoy salva, podría permanecer en el Cielo, en la Gloria, sin sufrir y sin preocuparme con nada. Pero, Soy la Madre, la Madre de todos ustedes, y por eso, vengo del Cielo ya hace 27 años aquí en Jacareí para llamarles de vuelta al Señor de la Salvación y de la Paz.

¡Hay muchas almas que salvar Mis hijos! Y por eso, ustedes deben ahora verdaderamente, ser los soldados valientes, céleres y rápidos que deben llevar a todas partes Mi Palabra.
Deseo que ahora todos los Sábados, ustedes vayan cada Sábado para un lugar diferente, para colocar esos Vídeos de Mensajes que Mi hijo Marcos hizo en las casas de Mis hijos.

Basta hacer eso y el resto Mi Gracia hará. Coloquen también Mis Medallas, coloquen también los Rosarios Meditados, coloquen las películas tanto lo cuanto fuera posible a ustedes para que Mis hijos conozcan la Verdad, sean liberados del pecado por la Verdad y salvos por la Verdad.
Ustedes deben ahora hijitos Míos, apresurar el paso, porque estamos en la última media hora del Señor que ya va encaminándose para el final.

Y Mi Hijo Jesús en breve volverá, y todo árbol que no hubiere producido buenos frutos, o sea, conversión en si y en los otros será cortado y lanzado en el fuego.
No quiero la Condenación de ninguno de ustedes, por eso les digo: ¡Trabajen! Porque ustedes ya perdieron mucho tiempo en sus vidas. Ya hablaron excesivamente y ya disiparon la vida excesivamente en las cosas mundanas. Y ahora es hora de producir por lo menos algunos frutos de conversiones y santidad para dar a Mi Hijo Jesús.

Yo deseo, que también, en el segundo Sábado de cada mes ustedes hagan algún cenáculo en algún lugar que nunca fueron. ¡Vayan Mis hijos! Vayan siempre a Mis hijos más alejados, den a ellos Mi Palabra. De esta forma, Mi Corazón Inmaculado podrá todavía salvar a algunos hijos Míos que están perdidos en este mundo y que todavía pueden encontrar la Luz a través de ustedes.
¡No pierdan tiempo!  ¡Corran! Sean como pájaros veloces, que van por todas partes esparciendo las semillas de Mis Mensajes.

Recen la Coronilla de Mis Lágrimas, antes de ir a hacer el Cenáculo o la divulgación y ustedes verán que los frutos serán mejores, porque Mis Lágrimas neutralizarán al Demonio y él no podrá impedir a las almas de recibir la Salvación y Mi Gracia a través de ustedes.
Yo deseo también Mis hijitos queridos, que en algún día de la semana a la noche, por lo menos dos veces por mes, ustedes también hagan eso. ¡Vayan! Y coloquen Mis Mensajes en la casa de Mis hijos, para que así ellos puedan conocerme.
Esos Videos-Mensajes que Mi hijo Marcos hizo tocan tanto Mi Corazón, Me conmueven tanto y quedaron tan agradables a Mí, que Yo imprimiré en ellos de tal forma Mi Gracia sumada a la Llama de Amor con que Mi hijo Marcos los hizo. Y esta Llama de Amor tocará, Mi Gracia tocará los corazones de Mis hijos y ellos vendrán a Mí.
¡Vayan Mis hijos, vayan! Ahora será nuestra última tentativa, será nuestra última ofensiva. Lacen las redes donde ustedes no lanzaron, y ahora, ustedes cogerán los frutos del trabajo de los Siervos del Señor.

Yo deseo también que ustedes monten secretariados en sus casas para poder enviar más rápidamente Mis Mensajes, repasen Mis Mensajes para Mis hijos.
Procuren conocer muchas y nuevas personas, y a través de los contactos envíen a ellos todos Mis Mensajes. De esta forma hijitos, ustedes podrán, verdaderamente, traer más hijos para Mi Inmaculado Corazón y Mi Plan finalmente se realizará y se concretizará.
Deseo también que ustedes, verdaderamente tomen el Libro de los Mensajes 18 y ustedes den para 20 hijos Míos. Este mes es necesario que Mis hijos conozcan aquellos Mensajes tan urgentes y que hasta hoy no fueron atendidos.

Deseo también que usteden den 10 películas ‘Voces del Cielo nº 20’ de Bonate. Porque todavía hay muchos de Mis hijos que no atendieron Mis Mensajes de Bonate y por eso los castigos caen y Yo lloro.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Con el Rosario ustedes todos los días adquirirán nuevos grados de Gloria en el Cielo y nuevos grados de Gracia Santificante en la Tierra. Y así, los corazones de ustedes se tornarán cada día más Llamas Incesantes de Amor.
Vivan la Virtud de la Obediencia, hoy es el día de Mi ‘Sí’, el día en que la Madre del Cielo dio el ‘Sí’ a Dios, que posibilitó al Verbo Encarnado habitar en Mi Seno Virginal, hacerse Hombre y redimirles y salvarles.

Sí, Mis hijos, con el ‘Sí’ de la Madre del Cielo, Dios pudo salvar a la humanidad, Dios realizó Su Plan de Salvación y de Amor. Y con el ‘Sí’ de ustedes hoy, Dios también, podrá realizar maravillas para tornar a ustedes santos y también tornar santos a todos aquellos que se aproximaren de ustedes.
Con el ‘Sí’ de ustedes Satanás será aplastado.
Con el ‘Sí’ de ustedes el pecado será poco a poco derrotado en las vidas de ustedes  y también en el mundo.
Con el ‘Sí’ de ustedes el mundo podrá ser transformado poco a poco en el Jardín de Gracia, de Amor y de Belleza de la Santísima Trinidad.
Con el ‘Sí’ de ustedes Yo podré transformar a ustedes y a todos los que estuvieren alrededor de ustedes, en verdaderas Rosas Místicas de amor perfecto, para dar a Dios, para dar a la Santísima Trinidad. Y así, agradar a la Trinidad Santa y dar a Ella Honra, Gloria y Alabanza.

Con el ‘Sí’ de ustedes finalmente Mi Corazón Inmaculado triunfará y Mis Secretos desde LA SALETTE, FÁTIMA, hasta llegar aquí, se cumplirán. Y finalmente, un nuevo y duradero tiempo de Paz vendrá para la humanidad. Todo comenzó, la salvación del mundo comenzó con Mi ‘Sí’, comenzó con el ‘Sí’ de María, María de Nazareth. Y ese ‘Sí’ abrió las puertas que estaban cerradas para el hombre, para que la humanidad pueda entrar en el Paraíso, pueda volver finalmente al Señor de su Salvación y de la Paz. Y así también, con el ‘Sí’ de ustedes las Gracias de Dios vendrán para el mundo, y también ustedes acompañados de muchos hermanos podrán finalmente ultra-pasar los Portales del Cielo, y así, encontrarse con el Padre, con el Dios de la Salvación de todos ustedes.
Todo comenzó con el ‘Sí’ de la Señora, de la Señora Mensajera de la Paz, de la Señora de todos los Pueblos que un día fue María de Nazareth. Y si ustedes hoy dieren el ‘Sí’ de ustedes también, este ‘Sí’ hará con que muchas almas finalmente consigan, alcancen la Gracia de la Salvación.

¿No ven cuántos millones de peregrinos, de Mis hijos, consiguieron la Gracia de la Salvación en LOURDES, en FÁTIMA y en otros lugares donde aparecí, a través del ‘Sí’ de Mis videntes? ¿De los Pastorcillos? ¿De Mi hija Bernadette?
¿No ven cuántos pecadores fueron salvos por Mí en LA SALETTE gracias al ‘Sí’ y la obediencia de Mis Hijitos Maximino y Melania?
¿No ven cuántas almas fueron salvas por Mí gracias al ‘Sí’ de Mi hijo Marcos a lo largo de todos estos 27 años?
¿No ven las maravillas de Gracia que Yo y el Espíritu Santo producimos a través de Mi hijo Marcos y de su ‘Sí’ diario, continuo, constante?

Ah Mis hijos, como Me amaron esos Videntes. ¡Como Me ama Mi hijo Marcos! Deja incluso de comer para poder servirme y trabajar para Mí y hacer esos Vídeos de Mis Mensajes que tanto Me tocan, Me conmueven y que tanto muestran a Mis hijos cuanto es grande Mi Amor, Mi preocupación, Mi cariño Materno por ellos. Y si no fuese él, si no fuese el ‘Sí’ de él, nada de eso, nada de eso existiría aquí.

Mira, mira hijo Mío, mira lo que la Madre del Cielo hace a través de ti y lo cuanto a través de ti Ella muestra para todos Sus hijos Su Poder, Su Amor y que es Ella misma que aparece y actúa a través de ti. Sí, y mucho más aún Yo haré y Yo actuaré, y mostraré a Mis hijos Mi gran Amor para salvarles. Yo les venceré con la fuerza de Mi Amor.

Y así Mis hijos, si ustedes ayudaren a Mi hijo Marcos y fueren los soldados rápidos y veloces que llevan Mis Mensajes por todas partes, Mi Corazón Inmaculado finalmente va a triunfar. Y aquí, comenzando de la Tierra de Santa Cruz, a partir de Jacareí, tendré finalmente Mi Reino de Amor. Tendré Mi Jardín de Gracia, de Belleza y Santidad que se extenderá para el mundo entero.
¡Adelante Mis hijos! ¡No pierdan tiempo! Que Mi hijo, que Mi hijo Marcos necesita de la ayuda de ustedes. Ayúdenlo y Yo también ayudaré a ustedes.

Y con respecto a ti, Mi amadísimo hijito Marcos: Produce más Vídeos de todos Mis Mensajes para Mis hijos, porque Yo tengo prisa. Porque a cada hora que pasa un hijo Mío se pierde en el pecado y Yo ya no sé lo qué hacer para salvarlos, salvar a Mis hijos.

Produce, produce millares de esos Vídeos para que Mis hijos vean Mi Amor, sientan Mi Amor, conozcan Mi Dolor, sientan Mi Dolor. Y finalmente, Me den el ‘Sí’, el ‘Sí’ que unido al Mío, será un gran poder sobrenatural, que producirá finalmente en el mundo el Triunfo de Mi Corazón Inmaculado y la Victoria del Reino del Sagrado Corazón de Mi Hijo Jesús.
Y con respecto a los otros: ayuden a Mi hijo Marcos que no puede salir de aquí, porque aquí debe servirme y aquí debe producir estas maravillas para Mí.

Ayúdenlo siendo los pies de él, caminando por todas partes, por todas las sendas del mundo, llevando, esparciendo, divulgando las semillas de Mis Mensajes de Dolor, Amor y Salvación.
Yo, cuento con todos Mis hijos para que ahora, en el última hora, finalmente, podamos hacer la Luz y el Amor de Mi Corazón Inmaculado brillar en el mundo entero. Y Mi Llama de Amor finalmente producir el gran milagro de la transformación del mundo entero.

A todos, Yo bendigo con Amor ahora, de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ”

“Alégrate Mi hijito Marcos. Tú quitaste nuevamente ochocientas mil espinas de Mi Inmaculado Corazón ayer, haciendo esos Vídeos de Mis Mensajes. Continúa. Y no apenas tú, pero también Mis pequeños postulantes que trabajaron contigo, ayudaron a quitar esas espinas de Mi Corazón.
¡Ve! ¡Ve Mi hijo! Y continúa, continúa haciéndolos. A cada uno de esos Vídeos de Mis Mensajes que tú hicieres, verdaderamente, muchas espinas, muchas espadas de dolor saldrán de Mi Corazón”.

MENSAJE DE SANTA LUCÍA DE SIRACUSA


“Amados hermanos Míos, Yo, Lucía, Me alegro nuevamente por venir hoy. Sean los centinelas del Amor, vigilando continuamente junto a la Madre de Dios, con una vida de oración, de sacrificio, de obediencia, de servicio a Ella. Procurando hacer todo lo que pudieren para consolarla, para agradarla, para tornarla más conocida y amada y para traer hijos, almas a Su Inmaculado Corazón.
Sean los centinelas de Amor, vigilando todos los días en el portal de la casa de la Madre de Dios. O sea, siendo aquellas almas constantemente vigilantes: en la oración, en la meditación, en el  estudio de los Mensajes de Ella. Y también, manteniendo siempre más viva y encendida la Llama de la Fe de ustedes por la oración mental que tanto les eleva, que tanto les desprende de la tierra y que tanto les abrasa de la Llama de Amor de la Madre de Dios.

Sean los centinelas de Amor, dando a Ella todos los días los pequeños sacrificios, que reunidos forman una bellísima Corona Mística de Rosas Rojas. Que van sustituir las espinas de los desprecios, de los pecados, de las indeferencias y de las desobediencias con que el mundo tanto ofende al Señor y también el Corazón de Nuestra Reina Inmaculada.
Entonces, ustedes verdaderamente serán los centinelas que están continuamente vigilantes, atentos. Y que no son sorprendidos por el demonio, por los ataques del lobo, del dragón infernal. Y que saben repelir sus tentaciones, sus asaltos con la Fe, con el Amor y con la Oración.

Sean también, los centinelas de Amor, procurando todos los días, vigilar las ciudades de la Madre de Dios, o sea, las almas de los hijos de Ella. Para que entonces, trabajando continuamente por la conversión del prójimo, del hermano, vigilando continuamente esas ciudades, para que no sean destruidas, invadidas y arrasadas por los Invasores Infernales: Los demonios. Para que no sean arrasadas por los pecados, y así, vigilando de esta forma, ustedes, como verdaderos centinelas de Amor, puedan dar a la Madre de Dios el verdadero y el perfecto testimonio del Amor, de la Obediencia, de la Fidelidad que salva el mundo.

Practiquen la Virtud de la Obediencia, que la Madre de Dios practicó en tan elevado grado, y con el cual Ella salvó el mundo, ayudó a salvar el mundo, reparando la desobediencia de nuestros primeros padres.
Imiten también Mi Obediencia. Yo, que cuando conocí la Voluntad del Señor para Mí, dejé inmediatamente todas las cosas mundanas. Y renuncié Mi Voluntad completamente, para sólo hacer y obedecer la Voluntad del Señor. La Virtud de la Obediencia salva al mundo, salva a las almas de ustedes, y salva también las almas alrededor de ustedes.

(Santa Lucía se dirige al Sr. Carlos Tadeo, padre espiritual del vidente Marcos Tadeo y a un Peregrino y Amigo del Santuario, André Paiola)

Amadísimo hermano Carlos Tadeo: ama siempre más al hijo que la Madre de Dios te dio. Pues así como Mi Madre Eutiquia fue curada por Mis méritos, por Mi oración, por Mi Fe, por Mis Súplicas y fue colmada de Bendiciones y Gracias a largo de toda la vida de ella, y por fin, fue salva.
Tú también, a través del hijo que la Madre de Dios te dio, recibirás siempre más, Gracia sobre Gracia, para ti y para tu linaje.

Tú inclusive, ya recibiste una Gracia de cura aquí, en este Santuario que nació del ‘Sí’ de tu hijo a la Madre de Dios. Y mucho más Gracias tú aún recibirás.
Ama por lo tanto al hijo que la Madre de Dios te dio, pues toda Gracia que él reciba, tú, consorte de él, recibirás. Y mucho lucrarás permaneciendo siempre unido a este hijo que la Madre de Dios dio, para ser para ti: bendición, socorro, luz, apoyo, amparo, cariño, refugio. Y también, para ser el Viento de la Inmaculada, Viento del Amor y de la Gracia, que siempre más te llevará para la Inmaculada, para los Brazos de Ella, y te mostrará el camino que a Ella conduce, y por Ella te lleva a Dios. Yo Lucía, te amo mucho y siempre estoy a tu lado.

Quédate sabiendo Mi amadísimo hermano, que en el primer sábado de cada mes, Yo, Lucía, te daré una bendición nueva y especial. ¿Porqué te doy tantas bendiciones? Para que seas feliz, muy feliz, ya aquí en la Tierra, y después mucho más en el Cielo. Con esta bendición, mucho crecerás en la Santidad, mucho crecerás en el Amor, en la Obediencia a Dios.

Déjame cargarte en Mis Brazos, como un niñito se deja cargar por su madrina, por su criada, por su tutora. Y déjame nutrirte como el niñito se deja nutrir por su ama. Quiero ser tu ama de Gracias. Quiero ser tu criada, que siempre cuida de ti, que siempre te proteje, que siempre te guarda, que siempre te mantiene en seguridad para entregarte siempre más bello, siempre más hermoso, siempre más perfumado de virtudes y santidad para tu Madre Celeste, que te guarda siempre con celos en Su Inmaculado Corazón.

Reza, reza siempre más Mi Coronilla. Por ello Yo te daré muchas Gracias, muchas bendiciones. Pide siempre las Gracias por el martirio de Mis Ojos arrancados que soporté y ofrecí por ti.
Todo aquello que fuera conforme al Sagrado Corazón de Jesús, te será dado. Y en cada día 13 de Diciembre Yo te daré una Bendición que doblará a cada año que pases en el servicio de la Madre de Dios.

Yo te bendigo y bendigo a todos Mis hermanos. También especialmente a ti Mi querido André. Soy tu Protectora. Yo Soy la Santa escogida y designada por el Señor para protegerte y para guardarte.
Cuando estuviste enfermo cuando eras niño, con cáncer, Yo estuve a tu lado, Yo te protegí, Yo te cubrí con Mi Manto, Yo te ayudé y la Madre de Dios también. Tú no La conocías aún, tú no sabías que Ella un día aparecería y te atraería aquí. Pero, Nosotras dos ya te amábamos, ya cuidábamos de ti y ya te habíamos escogido para estar aquí.
¡Por eso Tú fuiste curado! Por eso tú fuiste verdaderamente liberado de aquella cruz tan pesada. Nunca te abandoné y nunca te abandonaré.

En los momentos difíciles llámame, rézame, reza Mi Coronilla, y Yo realizaré grandes Gracias en tu vida y a través de ti para todas las personas por quien tú también Me pidas.
En el día 13 de Diciembre de cada año te daré una Bendición también especial, y siempre, siempre estaré con Mis Ojos sobre ti.

Quédate sabiendo, que Nuestro amadísimo Marcos también es una Bendición de la Madre de Dios para ti. Por medio de él tú también recibirás muchas Gracias y llegarás también a la gran santidad.
Déjate guiar, déjate conducir por medio de él a la Madre de Dios, y tú, también, llegarás seguramente al Refugio Seguro de Su Corazón Inmaculado.
A todos, Yo Lucía bendigo con Amor ahora: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ”.

(LUEGO MARÍA SANTÍSIMA Y SANTA LUCÍA TOCAN Y BENDICEN ALGUNOS OBJETOS RELIGIOSOS PARA LOS FIELES)

(María Santísima): “Conforme ya dije: Adonde quiera que una de estas Imágenes, Rosarios, Objetos Santos lleguen, allí Yo estaré viva llevando las grandes Gracias del Señor.
Mi hijo Carlos Tadeo: muchas gracias por los Cenáculos que hiciste recientemente para Mí. Tú quitaste 296.000 espinas de Mi Corazón e hiciste salir 499.000 almas del Fuego del Purgatorio.
¡Oh, cuantos Cenáculos tuyos alivian los Sufrimientos de las Almas del Purgatorio y abrevian el tiempo de Purificación y Sufrimiento de ellas en aquel fuego terrible.
Continúa, continúa haciendo esos Cenáculos, Mi hijo, y ofreciendo por Ellas, para que así Ellas puedan siempre más volar rápidamente al encuentro del Señor en el Cielo, y ser felices para siempre. Esas almas serán tus intercesoras en la Gloria Celeste”.
“Y con respecto a Mi hijo André, muchas gracias por haber venido de tan lejos para quedar Conmigo aquí en este fin de semana. Gracias por ayudar a Mi Monasterio. Gracias por estar aquí y por traer tanta alegría, confort y también amistad, cariño sincero a Mi hijo Marcos.
Bien unido a él, tú crecerás mucho en la oración, en el amor, en la santidad y en la Llama de Amor para Conmigo, y recibirás muchas Bendiciones de Dios.
Sea, sea siempre muy unido a Mi hijo Marcos, y así tú recibirás siempre más Mi Llama de Amor y crecerás hasta tornarte una bella Rosa Mística, de santidad para Mi Corazón Inmaculado”
“A todos Mis hijos que ayer vinieron para ayudar en los obras de Mi Monasterio, que vinieron para ayudar a Mi hijo Marcos: Yo agradezco profundamente de todo Mi Inmaculado Corazón.
¡Gracias! Por haberme colocado en primer lugar.
¡Gracias! Por haber colocado Mi Obra de Salvación y Mi Santuario en primer lugar.
¡Gracias! Porque cada gota de sudor que ustedes derramaron por Mí fue recogida por Mis 1000 Ángeles, y Ellos ofrecieron todo eso al Señor Conmigo y eso todo volverá a ustedes Mis hijos, un día, en forma de muchas Bendiciones en esta vida y también de Alegrías y de Glorias en el Cielo.
¡Oh sí! Ayer trabajando aquí en el sol ardiente en Mi Monasterio, ustedes juntaron mucho más méritos de que si hubiesen trabajado 1000 días en el mundo.
¡Sí! ¡Alégrense! Porque ayer un gran tesoro ustedes juntaron en el Cielo. Donde el ladrón no podrá robarlo, donde la herrumbre no podrá herrumbrarla y donde la polilla no podrá roerla.
¡Alégrense! Porque este tesoro está guardado Conmigo allí, y un día se transformará en una gran Corona de Gloria que Yo les daré en el Paraíso.
¡MUCHAS GRACIAS!
A todos Yo bendigo con gran Amor nuevamente y dejo Mi Paz”.

(Marcos): “Sí Madrecita, quería preguntar a Usted: estos días rezando la Coronilla de las Lágrimas de Sangre allá en la Basílica Vieja, miré en la iglesia y vi que allá hay dos tribunas: una próxima de donde la Imagen Milagrosa tuya quedaba, próxima al altar, encima del Altar, al lado. Y otra donde queda el pueblo, la nave donde queda el pueblo.
Y quedé en dudas, en cual de ellas Fray Joaquín del Monte Carmelo tuvo aquellas Visiones sobre Mí y sobre mi padre Carlos Tadeo y tus Apariciones.
¿Fue próxima del Altar o aquella encima de donde queda el pueblo?”

(Nuestra Señora respondió a Marcos)

(Marcos): “Yo sentí que era allá. Estaba bien. ¡Gracias! ¡Gracias!
Yo también quería saber de ti: en aquellas veces que la hijita de André estaba enferma y yo ofrecí mis méritos por ella. Sobretodo, en la segunda vez, cuando yo llegué a pedir para ti que mandaras a mú sufrimientos para ofrecer por la cura de ella, por la intención de ella. Yo yo llegué incluso a sentir, a tener mareos, y desmayar, caer en el suelo y Diego me socorrió.
¿Aquella vez fue Usted que mandó aquel malestar para Mí? ¿Fue aceptado aquel sacrificio mio o no tuvo nada que ver una cosa con la otra?”
(Nuestra Señora respondió a Marcos)

(Marcos): “Muchas gracias. Yo quería preguntar más… Está bien, pregunto otro día… No olvidaré no. Lo haré, sí, lo haré. Hasta pronto mi Amor del Cielo”.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario