Vistas a la página totales

jueves, 5 de abril de 2018

18 de Marzo de 2018 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Bernadette a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 18 de Marzo de 2018
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial:

www.apparitionstv.com



MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA
“Queridos hijos, hoy nuevamente llamo a todos ustedes a la conversión.
El mundo está a punto de ser castigado por sus crímenes y pecados.
Es preciso que haya almas llenas de amor que, con su vida repleta de sacrificio, de penitencia y de oración, aplaquen la Ira del Todopoderoso y obtengan por los méritos de sus sufrimientos, oraciones y sacrificios, la gracia de la salvación para tantas almas dominadas por Satanás y por el pecado. Almas que ya cometieron tantos crímenes, que ya hicieron tantos pecados casi imperdonables y que sin la ayuda de las almas buenas, no podrán obtener la gracia de la salvación, no podrán volver al camino de la gracia y de la salvación. Recen, recen, para que ustedes sean del número de esas almas.
Renuncien al egoísmo de ustedes que los lleva a pensar solamente en ustedes mismos y abran sus corazones a una gran capacidad de amar, de amar a las almas, de amar a la humanidad, de rezar, de sacrificarse y luchar, de donarse por la salvación de todos.
Mi plan debe ahora avanzar y por eso deseo que Mis hijos verdaderos, Mis pequeños soldados de amor, vayan por todas partes, haciendo Mis cenáculos. Y ahora deben mostrar a todos Mis hijos estos video-mensajes que Mi hijo Marcos hizo, estos Mis Mensajes en vídeo, con Mi voz hablando tiernamente a Mis hijos, Mis Maternas Palabras de Amor. Mis hijos deben oír Mi voz, Mis hijos deben conocer ahora Mis Mensajes, para que entonces, finalmente Mi plan pueda cumplirse.
Mi plan, sin embargo, camine para frente, porque es realizado por Dios, ha fallado en la parte que toca la correspondencia y al ‘Sí’ de Mis hijos. Es preciso que ustedes Mis hijos se levanten y cumplan Mi plan de amor, para que ello se realice lo cuanto antes en la tierra, y así Mi Corazón Inmaculado pueda finalmente triunfar.
Por causa de la desistencia de muchos, por causa de la vuelta de muchos a las cosas mundanas, por causa de la decisión de muchos de abandonarme y abandonar el servicio a Mí, Mi plan de amor está siempre más perjudicado, está siempre más estropeado y falla.
Si no hubiese tantas almas egoístas así, que sólo piensan en sí mismas y en sus placeres, Mi plan ya estaría realizado en gran parte de la tierra y el triunfo de Mi Corazón Inmaculado ya estaría sucediendo en muchas regiones. Pero, no hay almas generosas, no hay almas bondadosas, no hay almas capaces de donarse por la salvación de la humanidad. No hay.
Preciso de almas que se donen. Preciso de almas que se sacrifiquen. Preciso de almas que den su ‘Sí’ y que vayan por todas partes haciendo Mis cenáculos, por todos los lugares, anunciando Mis Mensajes y yendo de puerta en puerta, colocando en las casas estos Mensajes, estas películas que Mi hijo Marcos hace, estos Rosarios Meditados y oraciones, que son la única esperanza de la humanidad, que es la única chance de salvación de la humanidad.
Vayan Mis hijos, vayan deprisa y pido a todos ustedes: ‘Vayan ahora también haciendo la Coronilla de las Lágrimas de Sangre en las casas de Mis hijos, por lo menos dos veces por mes.’
Quiero que recen la Coronilla de las Lágrimas Meditadas y luego enseguida que ustedes coloquen uno de estos Mensajes que Mi hijo Marcos hizo en vídeo, para que Mis hijos vean. Y enseguida, ustedes deben explicar estos Mensajes para Mis hijos y deben también formar con ellos peregrinaciones, para que ellos vengan aquí. Ustedes tienen que traerlos, ustedes tienen que llamarlos, ustedes tienen que traerlos para cerca de Mi Corazón que es el refugio, el refugio que la Madre del Cielo preparó para Sus hijos.
Yo deseo también que en el penúltimo sábado de cada mes, ustedes también hagan un pequeño cenáculo para las almas que aún no conocen Mis Mensajes. Procuren casas adonde ustedes nunca fueron. Entren allí, lleven Mis Mensajes, recen la Coronilla de las Lágrimas, pasen para que Mis hijos vean uno de estos vídeos con Mis Mensajes que Mi hijo Marcos hizo. Para que así, Mi Llama de Amor pueda tocar los corazones de ellos y Yo pueda finalmente en esta última hora del día de Dios que aún falta, Yo pueda aún llevar a Mis hijos la gracia, la salvación, el amor de Mi Corazón Inmaculado y así salvar a Mis hijos en el amor y con el amor.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Quién reza el Rosario se salva, quién no reza el Rosario se condena ciertamente.
Por medio del Rosario transformaré a ustedes en Mis Rosas Místicas de Amor.
Vayan Mis hijos y hablen también más de Mi Aparición a Mi hija Amalia Aguirre. Son muchos aquellos que aún no conocen los Mensajes que di a ella, y muchos que conocieron gracias a Mi hijito Marcos, ya se olvidaron de esos Mensajes, ya se olvidaron de todo aquello que Yo di a Mi hija Amalia.
Vayan, lleven… lleven Mis Mensajes dados a ella, para que así, lo cuanto antes, el mundo se convierta y tenga paz.
Yo amo a todos ustedes. Continúen viniendo aquí para que Yo prosiga la conversión de ustedes. Vengan aquí cantando y rezando en procesión.
Trabajen rápidamente, sacudan la pereza, hagan los cenáculos que Yo pedí para salvar las almas de los hermanos de ustedes, porque salvando las almas de ellos, ustedes salvan las de ustedes. Dejando las almas de ellos perderse, ustedes pecan por omisión y se tornan reos de la condenación eterna.
A todos Yo bendigo con amor ahora: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”

MENSAJE PRIVADO PARA CARLOS NUNES
“Querido hijo Carlos Tadeo. Yo te prometí un nuevo mensaje hoy a través de tu hijo Marcos.
Soy tu Madre. Sí hijo Mío, no puedes imaginar cuánto amor Yo tengo por ti.
Quédate sabiendo que, si fuese necesario, Yo volvería a la tierra y sufriría de nuevo todo lo que sufrí, sólo por amor a ti y para salvarte.
Por ti estoy dispuesta incluso a lanzarme en el fuego si eso fuese necesario para salvar tu alma.
Y aunque Mi Hijo Jesús, aunque fuese posible que Él no se dejase crucificar en la cruz para salvarte, Yo misma pediría a los soldados que Me crucificasen para morir por ti, para salvar tu alma.
Sí hijo Mío, Yo te amo mucho más que a muchas naciones y es por eso que tanto te he beneficiado.
Quédate sabiendo hijo Mío que, un día en Egipto, Mi Hijo Jesús que estaba jugando próximo a Mí, cayó. Yo corrí para socorrerlo y levantarlo, y cuando Yo lo volteé del suelo, lo levanté del suelo, vi que estaba todo bañado en sangre, con las manos y los pies llagados, sangrando. Y cuando miré en Sus piececitos, no vi allí la piel de los pies. En aquel momento Me fue revelado el tormento que Mi Hijo Jesús padecería en el calabozo, de tener Sus pies prensados en una chapa metálica calentada, que le arrancaría la piel de los pies, y que ese sufrimiento fue por ti.
Mi Hijo Me pidió en aquel momento que Yo Me uniese a Su dolor por ti, y que ofreciese el mismo dolor, sintiendo el mismo dolor en Mis pies todos los viernes en unión a Su Pasión, después de Su Pasión y muerte, hasta el fin, hasta Mi Asunción, por ti. En aquel momento acepté el pedido de Mi Hijo y dije ‘Sí’, aceptando sufrir todos los viernes en Mis pies los dolores que Él sintió en los pies de Él, de tener los pies quemados en la chapa súper calentada para ofrecer este sacrificio, este dolor por ti. Hice eso por amor, hice eso porque te amo mucho más que a muchas naciones. Hice eso para alcanzar gracia sobre gracia y bendición sobre bendición para ti, Mi hijo querido.
Quédate sabiendo también que, un día en Egipto, sentí un gran dolor en Mi Corazón, como si una espada traspasase Mi pecho. El dolor fue tan grande que no pude soportar y caí desmayada en el suelo. No grité para no alarmar a los vecinos y no llamar la atención. Y también no causar mayores aflicciones a Mi Esposo José y a Mi Hijo Jesús.
Aquel gran dolor que sentí en Mi Corazón Me fue dado por el Padre Celeste, para que Yo lo ofreciese por ti. El Padre Me pidió que todos los sábados ofreciese aquel gran sacrificio por tus intenciones. Acepté hijo y desde entonces, durante toda Mi vida hasta la Asunción al Cielo, todos los sábados ofrecía por ti aquel gran dolor en Mi pecho, que sentía como si Me rasgasen las carnes y se Me despedazase y reventase el Corazón. Todo eso acepté por ti, para alcanzar para ti las grandes gracias del Altísimo, para tornarte gran santo y para que puedas realizar la gran misión que te di: ser el padre de Mi hijo Marcos y también junto de él, hacerme triunfar en la tierra y en los corazones.
Y mucho más aún hijo, muchos más dolores Míos conocerás que padecí por ti. Y así, sabrás cuanto Mamá te amó, cuanto Mamá sufrió por ti y lo cuanto Mamá te ama y te espera ansiosamente en el Cielo, donde Ella te abrazará y donde Ella te guardará para siempre en Su Corazón, y donde descansarás para siempre, por toda la eternidad en Su regazo en el Cielo.
Mamá sufrió por ti toda la vida, y si fuese necesario, sufriría todos esos dolores de nuevo para darte gracia, para alcanzar las bendiciones del Altísimo, Su favor, Su misericordia. Ve en frente Mi hijo, haciendo Mis cenáculos y quitando las espadas de dolor de Mi Corazón.
Sí, así como la madre de Mi hija Santa Lucía fue curada y recibió gracia sobre gracia por causa de los méritos de la hija, tú también recibirás gracia sobre gracia por causa de los méritos del hijo que te di y al cual uní a tu vida, para que sean un solo corazón en el amor, en el dolor, en la gloria y también en las gracias.
Y así, todas las gracias que él reciba, también recibirás. Y así, como Eutiquia fue repleta de gracia por causa de los méritos, del amor y de la santidad de su hija Lucía, tú también serás repleto de gracias por causa de los méritos del hijo que te di, Mi hijo Marcos, que para ti fue la gran gracia y el gran don de amor del Corazón de Mi Hijo Jesús y también de Mi Corazón Inmaculado.
Yo te bendigo ahora: de FÁTIMA… de LA SALETTE… y de JACAREÍ.”

MENSAJE PRIVADO DE SANTA BERNADETTE
Amado hermano Carlos Tadeo, Yo, Bernadette, vengo hoy para darte Mi mensaje especial.
Sé llama de amor ardiente por la Madre de Dios, abrasando a todos los corazones de amor por Ella y haciendo así, con que la llama de amor de Ella cada vez más entre en los corazones de los hijos de Ella y transforme a todos esos hijos en otras llamas ardientes de amor.
Sé una llama ardiente de amor de la Madre de Dios, predicando siempre más el amor, la verdad de los Mensajes de Ella, anunciando todos los Mensajes que Ella da aquí por medio de Su hijo Marcos. Para que así, las almas de todos los hijos de Ella se transformen en los jardines de gracia, de belleza y de santidad que Ella vino procurar, que Ella vino buscar aquí en la tierra.
Sé la llama ardiente de amor de la Madre de Dios, llevando siempre más lejos, siempre a nuevas almas, los Mensajes de la Madre de Dios. Para que esas almas se transformen también en llamas y hornallas ardientes de amor, y sus familias se transformen nuevamente en tierras buenas, donde las semillas de santidad crecen y dan a todos, los más bellos frutos de santidad y amor para alegría y contentamiento del Señor.
Sé la llama ardiente de la Madre de Dios, haciendo siempre más la oración con el corazón, que abrasa los corazones de las almas de amor por la Madre de Dios, haciendo siempre la oración mental, que hace con que las almas salgan de la ceguera, de la ignorancia, del pecado y puedan finalmente comprender cuán grande es el amor de la Inmaculada por ellas. Cuán grande es también el dolor de la Madre de Dios por ellas, por encontrar tantos corazones duros y cerrados para Ella, para Su Amor.
Para que así, las almas, saliendo de las tinieblas de la ignorancia, de las tinieblas del pecado, de las tinieblas del hedonismo, de las tinieblas de los placeres mundanos, puedan finalmente entrar en la nueva vida de la gracia, del amor, de la santidad, de la belleza celeste que Dios quiere conceder a cada hombre, a todos Sus hijos.
Entonces Mi amadísimo hermano e hijo espiritual, finalmente sucederá el triunfo de la Madre de Dios, pues, todas las almas transformadas en otras llamas de amor, vivirán en santidad. Y el brillo de la santidad de sus vidas, unido al brillo de la Llama de Amor de la Madre de Dios, cegará a Satanás y lo paralizará, lo aniquilará para siempre y él no podrá más tentar a los hombres y hacer mal a la tierra. Entonces, sucederá el mayor triunfo del Corazón de la Inmaculada.  
Fuiste escogido por la Madre de Dios y unido a esta alma privilegiada, Nuestro amadísimo Marcos Tadeo, para juntamente con él, como padre e hijo, llevar la gracia del Corazón Inmaculado de María, la gracia de Dios a muchas almas.
Y así, con tu amor continuamente confortando, consolando, curando a Nuestro amadísimo Marcos y dándole fuerzas, y con su amor haciendo lo mismo contigo, los dos irán siempre más lejos, siempre más adelante, llevando la Llama de Amor de la Madre de Dios y Sus Mensajes para tocar y arrebatar todos los corazones de los hombres que están en poder del enemigo y devolverlos al Señor, a la Madre de Dios.
Por eso amado hermano, permanezca siempre más unido a tu hijo, pues, a través de su amor, serás curado y recibirás grandes gracias, y él también lo será a través del tuyo. Y así como Mis padres recibieron grandes gracias de la Madre de Dios por causa de Mi ‘Sí’, inclusive la gracia de Su visita en la hora de la muerte y de ser llevados al Paraíso. Tú también recibirás grandes gracias en la tierra por causa del ‘Sí’ de tu hijo. Y en el Cielo tendrás alegrías, visiones, iluminaciones y revelaciones infinitas del Amor de Dios, de la Gracia de Dios, de los misterios de Dios. Y una fruición profunda de la Santísima Trinidad, de Sus misterios y Su Amor para siempre, que te harán gozar y vivir extasiado de minuto a minuto en un éxtasis de amor que jamás tendrá fin.
Yo, Bernadette, te amo mucho y quédate sabiendo Mi amado hermano que ofrecí muchas veces por ti la crisis del asma que tuve después de las Apariciones, esa dolencia que tanto Me hacía sufrir. Cuántas noches no podía dormir porque estaba continuamente asmática, con falta de aire. Todas esas noches ofrecí por ti, para que cada vez más en el futuro recibieses bendición sobre bendición y gracia sobre gracia del Señor y de la Madre de Dios, para cumplir tu misión juntamente con el hijo que Ella te dio y que para ti es canal de las gracias de Dios.
Él fue colocado en tu vida para que la salvación del Señor entrase poderosamente en ella, para que la Madre de Dios se aproximase poderosamente de ti, y para que, a través de él, tu casa fuese socorrida y repleta de gracias. La Madre de Dios ya sabía todo lo que sucedería y por eso se anticipó, dándote el hijo que sería el canal de las gracias y de salvación para ti y tu casa.
Yo, Bernadette, siempre te acompañaré, siempre te protegeré, siempre te cubro con Mi Manto y nunca te dejaré.
En el próximo mes de mayo, deseo que juntamente con la vida de Francisco y Jacinta, nuevamente hables más de Mi vida, hables de Mis sacrificios, hables de Mis sufrimientos, hables de Mi obediencia amorosa a la Inmaculada.
La obediencia, esta virtud que salvó al mundo con el ‘Sí’ de la Inmaculada, con la obediencia de Ella hasta el fin a Dios, que trajo al Salvador.
La obediencia, la virtud que el Señor Jesús practicó hasta el fin, hasta la muerte en la cruz. Y con esta virtud Él redimió el mundo, Él reparó el pecado de la desobediencia de Nuestros primeros padres.
Esta virtud que Me llevó a dar Mi ‘Sí’ a la Inmaculada, que abrió las puertas de tantos milagros y tantas gracias para las almas en Lourdes.
Hable más de esta virtud Mi amado hermano e hijo, para que las almas comprendan el valor de la obediencia a la Madre de Dios.
Y que dando el ‘Sí’ a todo lo que Ella pide en Sus Mensajes, abren para sí y para muchas almas las puertas de la salvación y de las gracias. Y cuando los hombres son desobedientes, cuando dan su ‘Sí’ a lo que la Madre de Dios pide en Sus Apariciones, cierran la puerta de las gracias y de la salvación para sí y para muchas almas. Y así, se tornan dignos de la condenación al infierno, por su desobediencia a Dios y por las gracias que podían haber salvado a las otras almas y no salvaron, porque no dieron su ‘Sí’ al Señor y cerraron a Él sus corazones.
Hable de la virtud de la obediencia Mi amado hermano. Esta virtud que transforma al hombre en ángel, porque los Ángeles son los maestros en la obediencia al Señor, cumplen prontamente todas Sus órdenes sin demora, con exactitud, rapidez y amor. Y son siempre ‘Sí’ a todo lo que Dios pide.
Hable de la virtud de la obediencia que transforma el hombre en ángel. Y predique poderosamente contra la desobediencia, que transforma al alma en demonio, semejante a Lucifer, que tenía todas las luces y gracias de Dios, pero no cumplía la Voluntad de Dios, y por eso se transformó en demonio.
El alma que conoce la Voluntad de Dios y no lo obedece, no lo cumple, se torna semejante a Satanás.
Habla, habla contra la desobediencia, para que todos tengan horror a ella y busquen siempre más la obediencia a la Inmaculada que los llevará al Cielo y que transformará sus familias en un pequeño cielo ya en la tierra, donde reinarán el amor, la paz y la gracia de Dios.
Yo te bendigo con gran amor ahora: de LOURDES… de NEVERS… y de JACAREÍ.”

(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unas de estas imágenes o rosarios lleguen, allí estaré viva, llevando las grandes gracias del Señor.’
Mi hijito Marcos, por causa de estos vídeos con Mis Mensajes que hiciste a lo largo de toda esta semana, sufriendo tanto, sacrificándote tanto, esforzándote tanto, dedicándote tanto, al punto de quedarte sin comer y dormir algunas veces, Yo revelo solemnemente a ti: quitaste 900. 000 espinas que esta semana la humanidad clavó en Mi Inmaculado Corazón y con eso obtuviste muchos méritos para la vida eterna.
Y ya sé, ya sé que lo que estás pidiendo en tu corazón, que Yo convierta esos méritos en gracias nuevas y que Yo las derrame todas sobre tu padre Carlos Tadeo. Haré eso, haré lo que Me pides hijo Mío.
Y quédate sabiendo que, cada vez que haces nuevos vídeos de esos, muchas más espinas saldrán de Mi Corazón, muchos nuevos méritos obtendrás y mucho más lucrarás y esas gracias podrás aplicar a cuántos desees.
Yo, tu Madre, así remunero, para que Mis hijos sepan cuanto soy grata y reconocida a todo lo que es hecho por Mí. Si Mis hijos supieran cuanta alegría, cuanta satisfacción dan a Mi Corazón Inmaculado cuando trabajan por Mí, si supieran cuanto Me consuelan, cuantas espinas quitan de Mi Corazón, serían como tú: trabajarían noche y día para consolarme, para alegrarme y al mismo tiempo también para quitar espinas de Mi Corazón.
Si en el mundo hubiese más 100 como tú Mi hijo, regiones enteras de la tierra serían curadas, convertidas y salvas, y si Yo tuviese por lo menos 100.000 como tú, el mundo ya estaría salvo.
Yo te bendigo con amor y te agradezco Mi caballero, te agradezco viento de Mi Amor, viento de Mi Inmaculada Concepción.
Continúa, continúa soplando, continúa llevando Mi Amor y Mi Palabra a todos Mis hijos. Para que ellos Me conozcan siempre y cada vez más, y así, Mi Corazón triunfe en la tierra.
Deseo también que Mis hijos den 15, 15 de estos nuevos discos que hiciste con Mis Mensajes, para que así, Mis hijos puedan conocer siempre más Mi Amor y Mi bondad materna.
Vayan Mis hijos, lleven el disco número 3 de Mis Mensajes en vídeo. Den para todos Mis hijos. Cada alma que ustedes salvaren, será una espada de dolor que quitarán de Mi Corazón y serán un verdadero golpe fatal que ustedes darán en Mi enemigo, el dragón infernal.
A todos Yo bendigo con amor y a todos ahora dejo Mi paz.”


No hay comentarios.:

Publicar un comentario